#Internacional

Guatemala: La fuerza del no

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Foto


Algo digno de rescatar de esta saga de revelaciones de corrupción, lavado de activos, defraudaciones al fisco, asociaciones ilícitas, narcotráfico y financiamiento ilícito de campañas, entre otras, es la potencia inesperada del rechazo ciudadano. Hay un no rotundo y definitivo. Es un no a los excesos de quienes han manejado la cosa pública a su sabor y antojo, pero también un no contra su propia complicidad en ese juego que ha llevado al país a una de las peores crisis de su historia reciente.

EL QUINTO PATIO

Pasará algún tiempo antes de apreciar en su justa dimensión la potencia de los movimientos ciudadanos y los efectos de ese despertar de dimensiones planetarias. La incidencia de la tecnología en las comunicaciones —un elemento que hace apenas 10 años era incipiente— ha revolucionado el escenario político en muchos países, no sólo a nivel de inmediatez, sino también en cuanto a la manera de definir acciones, compartir posiciones y trazar estrategias con resultados masivos nunca antes vistos.

En Guatemala, por ahora, solo es posible observar cómo, a partir de la primera convocatoria para la manifestación del 25 de abril en la Plaza de la Constitución, los distintos actores involucrados en actos de corrupción se han ido decantando —cada uno en su propio espacio de influencia— hacia la defensa abierta de sus intereses, sin reparar en cómo se perciben desde otros ámbitos. Es decir, la guerra está declarada y la reputación es lo de menos cuando de proteger los privilegios se trata.

De ahí los movimientos arteros de quienes todavía sostienen, a duras penas, las riendas del poder. Mientras tanto, las figuras protagónicas se desgastan, pierden toda autoridad y parecen haber optado por la salida menos deshonrosa posible, haciendo esfuerzos titánicos para no caer con toda su humanidad en las garras de la justicia. Sin embargo, para la población esta no es una opción aceptable, desde el momento en que se acumulan las investigaciones, las demandas, las solicitudes de antejuicio y, como corolario, publicaciones de prensa cuyo impacto mantiene a la ciudadanía como espectadora de primera fila a la espera del desenlace.

Algo digno de rescatar de esta saga de revelaciones de corrupción, lavado de activos, defraudaciones al fisco, asociaciones ilícitas, narcotráfico y financiamiento ilícito de campañas, entre otras, es la potencia inesperada del rechazo ciudadano. Hay un no rotundo y definitivo. Es un no a los excesos de quienes han manejado la cosa pública a su sabor y antojo, pero también un no contra su propia complicidad en ese juego que ha llevado al país a una de las peores crisis de su historia reciente.

El poder del no es algo para tomar en cuenta, pero ese rechazo que se inició como un acto simbólico, tiene ahora la oportunidad de volverse un instrumento capaz de dar sentido a un cambio de reglas destinado a establecer un saludable equilibrio de poderes, limpiar a las estructuras actuales de toda la lacra que las ha invadido y, muy especialmente, garantizar un control estricto de los procesos de los cuales depende la institucionalidad.

Las iniciativas ciudadanas, sus propuestas de reformas —bien fundamentadas— así como el esfuerzo dedicado a mantener viva la llama de las manifestaciones, demuestran la existencia de una voluntad real de impulsar los cambios que el país necesita para recuperar su dignidad política. El potente llamado a rechazar las componendas de quienes aspiran a conservar sus cuotas de poder es señal de agotamiento de un modelo mantenido gracias al tráfico de influencias de grupos que, literalmente, se han apoderado tanto de las herramientas políticas como de los recursos económicos de la nación.

elquintopatio@gmail.com
Fuente de información: Prensa Libre.

TAGS: #Corrupción Movimientos Sociales Tecnología

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Existen pocos consulados chilenos en el mundo no obstante que la población mundial crece con rapidez y también el número creciente de compatriotas que parten al extranjero, especialmente estudiantes. En ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones y chilenos del exterior

Me gustaría ser idealista y pensar que tengo un sesgo facho, pero sinceramente creo que la ciudadanía está adiestrada para aplaudir a los idealistas y votar por los más preparados.
+VER MÁS
#Política

Del 19 de noviembre al 17 de diciembre

Cuando se conozca el próximo dictamen de la Contraloría, la Inmobiliaria El Golf SpA podrá solicitar un nuevo permiso de edificación, adscribiéndose ahora a la legalidad vigente y tan pronto el nuevo p ...
+VER MÁS
#Ciudad

El Mostrador y un proyecto inmobiliario trucho

Volvamos a que en las casas suene Queen, The Beatles, AC/DC, Jhony Cash, y ni hablar de los Chilenos, todos los Parra, Víctor Jara, Los Prisioneros, Chinoy, Alex (solo por nombrar algunos) y cuantos más n ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Música mainstream y la rebeldía perdida

Popular

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece