Columna en Internacional
3
Difunde: Whatsapp

En el Día Internacional de los Derechos Humanos, mostremos nuestra solidaridad internacional

ESCRIBE-POR-LOS-DERECHOS-EL-QUINTO-PODER

www.amnistia.cl

por Beatriz Martos, coordinadora de activismo de Amnistía Internacional Chile

Durante la primera quincena de diciembre, simpatizantes de Amnistía Internacional de todo el mundo nos volcaremos en la campaña Escribe Por Los Derechos, una campaña de solidaridad internacional a través de la cual sacamos a la luz graves vulneraciones de derechos humanos que se encuentran sufriendo personas individuales más allá de nuestras fronteras.


La campaña recibe el nombre de "Escribe Por Los Derechos" debido a que, además de recolectar firmas dirigidas a las autoridades de cada país como habitualmente realizamos, durante estos 15 días se anima a la sociedad a escribir cartas de solidaridad en apoyo a estas personas, aún cuando éstas se encuentren en prisión.

De esta forma, activistas de Amnistía Internacional Chile dejarán durante 15 días de dedicar su tiempo y esfuerzo a las campañas nacionales en las que nos hemos centrado durante todo el año, tales como “No más Justicia Militar para violaciones de derechos humanos”; “Todos Mis Derechos en la Nueva Constitución”; Chile No Protege a las Mujeres” o Mi Identidad No Se TRANSa”, para concentrar todos sus esfuerzos en mejorar la situación de Zeynab Jalalian, Shawkan y Máxima Acuña.

La campaña recibe el nombre de Escribe Por Los Derechos debido a que, además de recolectar firmas dirigidas a las autoridades de cada país como habitualmente realizamos, durante estos 15 días se anima a la sociedad a escribir cartas de solidaridad en apoyo a estas personas, aún cuando éstas se encuentren en prisión.

Para quienes no conocen a estas tres personas por las que este año trabajaremos, les quiero compartir sus historias. Zeynab Jalalian es una mujer kurda iraní apresada en 2008 y condenada a cadena perpetua bajo la acusación de “enemistad con Dios”, en relación a su militancia en un partido kurdo de la oposición. Zeynab efectivamente era activista del Partido para la Vida Libre del Kurdistán, donde militaba políticamente empoderando a la minoría kurda y, en particular, a las mujeres. A pesar de que esto no constituye ningún delito, usaron en su contra confesiones conseguidas bajo tortura, en un juicio manifiestamente injusto. Fue esta tortura la que, además, le provocó un problema ocular grave que le está dejando ciega. Zeynab necesita tratamiento médico urgente que las autoridades le están negando, por lo que nos estamos movilizando y recolectando firmas tanto exigiendo su puesta en libertad de forma inmediata, como la facilitación urgente del tratamiento médico que necesita.

En cuanto a Mahmoud Abu Zeid, más conocido como Shawkan”, es un periodista gráfico egipcio apresado, torturado y encarcelado en el año 2013 simplemente por hacer su trabajo, es decir, fotografiar la brutal represión que llevaron a cabo las fuerzas de seguridad egipcias el 14 de agosto de ese año, quienes dejaron al menos 1.000 víctimas mortales a lo largo de todo el país durante un solo día.  Tomar fotos no es un delito. En cambio, torturar y encarcelar bajo acusaciones falsas a una persona sí lo es, por lo que nuestra acción se dirige a las autoridades egipcias, para que pongan en libertad inmediatamente a Shawkan, preso de conciencia, e investiguen las torturas que sufrió bajo custodia.

Nuestro último caso es el de Máxima Acuña, campesina del norte de Perú.  Ella y su familia se encuentran en una disputa legal en relación a la titularidad de unas tierras con la empresa extractiva Yanacocha, una de las mineras de cobre y oro más importantes del mundo. Tanto la policía local como la guardia privada de la minera han atacado en más de una ocasión a Máxima y su familia, destruyendo su cosecha, parte de su casa y golpeándoles, en una campaña de acoso e intimidación que tiene por objeto hacerles marchar de esas tierras. A pesar de este hostigamiento, Máxima, que recibió el prestigioso Premio Goldman 2016 por su lucha en defensa del medio ambiente, está decidida a no irse de sus tierras hasta que se celebre el juicio que esclarezca a quién pertenecen esas tierras realmente. Con esta recogida de firmas exigimos al Gobierno de Perú que asegure la protección de Máxima y su familia frente a la violencia y la intimidación.

Por todos/as ellos/as, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, hacemos un especial llamamiento para que te sumes a la campaña y demuestres así tu solidaridad internacional, porque no sólo nos preocupa lo que sucede al interior de las fronteras chilenas. Firma nuestras peticiones online o bien acércate a uno de los numerosos puntos de la ciudad donde estaremos compartiendo estos casos y escríbeles una carta de apoyo. Te esperamos.

Aquí es posible apoyar los casos de la maratón de cartas

 

 

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Juan Pedro

10 de diciembre

Feliz de colaborar. Pongan el nombre de algún activista de derechos humanos de Cuba o Venezuela, y firmo de inmediato.

Ilsen

12 de diciembre

Puedes revisar la página http://www.amnistia.cl, ahí puedes encontrar el trabajo realizado por ambos países, incluso lo más reciente que se ha hecho por Rosmit Mantilla. Saludos

Servallas

14 de diciembre

En mi humilde opinión creo que una institución que se preocupe por los derechos humanos es una buena cosa, saludable, hay mucha injusticia, hay abusos por donde uno mire, estamos viviendo en medio de tanta maldad, la maldad tiene muchos agentes operando en el mundo, pero creo que esa institución que se preocupe de los derechos fundamentales debería intentar, al menos intentar, tratar aunque duela, ser apolítica, sé que eso es un sueño pero se debería intentar, de modo que así alcance una estatura ética y moral que la haga creíble, pero se ve con mucha pena que estas instituciones son colonizadas por las ideológicas duras, y así se transforman en instituciones funcionales a ….., de modo que la visión sobre los derechos humanos se vuelve tuerta, en esa lógica algunos tienen derechos humanos, los otros no, no son considerados humanos. Quizás evolucionemos y algún día no necesitemos que alguien nos recuerde que existen los derechos humanos, es mi deseo…. como humano.