#Internacional

El Rugido del Ratón: el conflicto entre Corea del Norte y EEUU

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En 1959, un joven Jack Arnold, junto al  reconocido comediante Peter Sellers, compusieron una película del mismo título de este artículo, que nadie hubiera podido presagiar lo apegada a la realidad que se encontraría 58 años más tarde, donde el escenario internacional pareciese una película sacada de la ciencia ficción; tenemos al actor principal del orden liberal de las relaciones internacionales, y a un minúsculo país, preocupación principal de Estados Unidos: Corea del Norte. 


A pesar de la amenaza, y la condena que hay en ella, debemos analizar cómo este pequeño país, pasó de un Estado imperial y autoritario hace muchos años, a estar en boca de todo el mundo, como la gran amenaza de este.

La película se desarrolla entorno a un pequeño ducado europeo, bastante atrasado y con costumbres medievales para el proceso del mundo hasta ese entonces, el cual, ve afectada su economía producto de la astucia de Estados Unidos: Le quita su único producto de exportación, y crea uno nuevo más barato. Por esto, el pequeño país le declara la guerra a Estados Unidos, con el plan de aprovecharse de adquirir réditos del Plan Marshall impulsado por Estados Unidos a sus habitantes.

Hasta ahí, ¿No suena parecido? Ciertamente, suena como si la película se estuviera replicando en lo que conocemos como uno de los conflictos que hace recordar las competencias nucleares, los intervencionismos imperialistas, y la cara triste de una guerra tensionada y fría.

Corea del Norte es precisamente ese ducado pequeño, donde viven apartados de todo lo que conocemos como este mundo globalizado, tratando de desembarcar en Estados Unidos, no en barco como lo hizo Peter Sellers en la película, si no, queriendo llegar en forma de cohetes a Norteamérica. Es una alerta casi mundial lo que hoy está haciendo Corea del Norte, pero, ¿Alguien se hace la pregunta del porqué de tanta atención a norcorea, del país más preparado militar y nuclear en el mundo?, ¿Cómo un pequeño país es capaz de apoderarse de toda la agenda internacional de Donald Trump? Pues todos sus discursos y sus amenazas van directamente a Corea del Norte, sin tapujos ni pasividad.

A pesar de la amenaza, y la condena que hay en ella, debemos analizar cómo este pequeño país, pasó de un Estado imperial y autoritario hace muchos años, a estar en boca de todo el mundo, como la gran amenaza de este. Y en ese trabajo, está la forma fría de pensar las cosas: ¿Acaso esta es la estrategia para poder competir y negociar con los más poderosos?. Muchos realistas de las relaciones internacionales sitúan la rebeldía norcoreana como la consecuencia de una política hostil sistemática durante mucho tiempo.

Es así, entonces, como este diminuto país, incomprendido por el orden democrático liberal imperante en gran parte del mundo, con príncipes, reyes y monarcas alabados como dioses, que se posicionó por encima de cualquier problema del país más poderoso –hasta ahora- que conocemos en el mundo, que con todas sus fuerzas aliadas, ha intentado castigar a través de políticas económicas, y paquetes de sanciones a Pyongyang, se convirtió en el principal dolor de cabeza de todos los países alineados.

Y aquí va lo cómico de todo este asunto: En la película, el pequeño ducado, gana la “guerra” contra Estados Unidos, ya que consigue su objetivo de adueñarse de los beneficios y réditos de su mismo sistema. Algo así como ganarle al dueño del propio juego. ¿Esto pasará esta vez? Ciertamente es improbable el destape de una guerra nuclear que no beneficiará a ninguna de las dos partes (ni el resto del mundo), pero si tensionar hasta el punto de exigir ese perdón norcoreano que tanto le reclaman a Estados Unidos. Si tan cerca estamos de la ficción , a estas alturas, todo es posible.

TAGS: #CoreaDelNorte #EEUU

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

A Chile no le hace bien que nuestros argumentos base sean las descalificaciones, que a final de cuentas, poco impactan en la intención de voto.
+VER MÁS
#Política

La eterna contradicción del voto informado

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.
+VER MÁS
#Salud

Cáncer de mama: detectarlo a tiempo

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena