#Internacional

El Rugido del Ratón: el conflicto entre Corea del Norte y EEUU

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En 1959, un joven Jack Arnold, junto al  reconocido comediante Peter Sellers, compusieron una película del mismo título de este artículo, que nadie hubiera podido presagiar lo apegada a la realidad que se encontraría 58 años más tarde, donde el escenario internacional pareciese una película sacada de la ciencia ficción; tenemos al actor principal del orden liberal de las relaciones internacionales, y a un minúsculo país, preocupación principal de Estados Unidos: Corea del Norte. 


A pesar de la amenaza, y la condena que hay en ella, debemos analizar cómo este pequeño país, pasó de un Estado imperial y autoritario hace muchos años, a estar en boca de todo el mundo, como la gran amenaza de este.

La película se desarrolla entorno a un pequeño ducado europeo, bastante atrasado y con costumbres medievales para el proceso del mundo hasta ese entonces, el cual, ve afectada su economía producto de la astucia de Estados Unidos: Le quita su único producto de exportación, y crea uno nuevo más barato. Por esto, el pequeño país le declara la guerra a Estados Unidos, con el plan de aprovecharse de adquirir réditos del Plan Marshall impulsado por Estados Unidos a sus habitantes.

Hasta ahí, ¿No suena parecido? Ciertamente, suena como si la película se estuviera replicando en lo que conocemos como uno de los conflictos que hace recordar las competencias nucleares, los intervencionismos imperialistas, y la cara triste de una guerra tensionada y fría.

Corea del Norte es precisamente ese ducado pequeño, donde viven apartados de todo lo que conocemos como este mundo globalizado, tratando de desembarcar en Estados Unidos, no en barco como lo hizo Peter Sellers en la película, si no, queriendo llegar en forma de cohetes a Norteamérica. Es una alerta casi mundial lo que hoy está haciendo Corea del Norte, pero, ¿Alguien se hace la pregunta del porqué de tanta atención a norcorea, del país más preparado militar y nuclear en el mundo?, ¿Cómo un pequeño país es capaz de apoderarse de toda la agenda internacional de Donald Trump? Pues todos sus discursos y sus amenazas van directamente a Corea del Norte, sin tapujos ni pasividad.

A pesar de la amenaza, y la condena que hay en ella, debemos analizar cómo este pequeño país, pasó de un Estado imperial y autoritario hace muchos años, a estar en boca de todo el mundo, como la gran amenaza de este. Y en ese trabajo, está la forma fría de pensar las cosas: ¿Acaso esta es la estrategia para poder competir y negociar con los más poderosos?. Muchos realistas de las relaciones internacionales sitúan la rebeldía norcoreana como la consecuencia de una política hostil sistemática durante mucho tiempo.

Es así, entonces, como este diminuto país, incomprendido por el orden democrático liberal imperante en gran parte del mundo, con príncipes, reyes y monarcas alabados como dioses, que se posicionó por encima de cualquier problema del país más poderoso –hasta ahora- que conocemos en el mundo, que con todas sus fuerzas aliadas, ha intentado castigar a través de políticas económicas, y paquetes de sanciones a Pyongyang, se convirtió en el principal dolor de cabeza de todos los países alineados.

Y aquí va lo cómico de todo este asunto: En la película, el pequeño ducado, gana la “guerra” contra Estados Unidos, ya que consigue su objetivo de adueñarse de los beneficios y réditos de su mismo sistema. Algo así como ganarle al dueño del propio juego. ¿Esto pasará esta vez? Ciertamente es improbable el destape de una guerra nuclear que no beneficiará a ninguna de las dos partes (ni el resto del mundo), pero si tensionar hasta el punto de exigir ese perdón norcoreano que tanto le reclaman a Estados Unidos. Si tan cerca estamos de la ficción , a estas alturas, todo es posible.

TAGS: #CoreaDelNorte #EEUU

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Pero en la sociedad hay una fisura, hay monopolios y hay resistencia al cambio. Hay demasiada desigualdad. No hay suficiente meritocracia. Demasiados apitutados e hijos de papá sin talento. También la lib ...
+VER MÁS
#Cultura

Teatro: Entrevista a Omar Pérez Santiago por su obra 'Te Rogamus. Papa Francisco escúchanos'

Motivados por ideales de izquierda, pero con los pies incrustados en el suelo -determinante diferencia con el socialismo o comunismo-, este grupo da ejemplo de política moderna bien entendida.
+VER MÁS
#Política

Afírmense dinosaurios

Nuestro cometido es denunciar los "errores involuntarios", usando el término de aquellos acostumbrados a sacar ventajas en sus negocios, reconociendo que la Contraloría, conforme al mandato de s ...
+VER MÁS
#Ciudad

Los 'errores involuntarios' son recurrentes

Este domingo nos jugamos algo importante, no estamos hablando de una elección universitaria, de centro de estudiantes, o de un tongo cuasi salfatiano.
+VER MÁS
#Política

El idealismo ético, como lastre político

Popular

Mi conclusión es que Sebastián Piñera en materia de educación defenderá los intereses de los nodos principales de su red: sostenedores privados y Ues privadas.
+VER MÁS
#Educación

Red de Piñera en educación: sostenedores privados, Elige Educar y Ues privadas

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Imagínese no sólo no ser reconocido como trabajador por su empleador, sino que, además, se le obliga a usted a cumplir con obligaciones que le corresponden a él. Así, usted se enfrenta a la posibilidad ...
+VER MÁS
#Política

La última oportunidad de ser consecuentes

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?