#Internacional

El río Silala y la bolivianidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Las relaciones entre los estados de Bolivia y Chile, que se vienen judicializando en la Corte Internacional de Justicia de la Haya, ofrecen múltiples perspectivas analíticas. Unas van desde las necesidades que tiene Bolivia para consolidar los Proyectos Políticos de Desarrollo Nacional gestionados por un gobierno de turno, en esta oportunidad, el de Evo Morales, hasta las referidas a los nacionalismos chovinistas que se encuentran en la sociedad boliviana, como también en la nuestra y cualquiera.


Chile no se equivocó en su demanda contra Bolivia por Silala, porque es una oportunidad para discutir y explicar desde lo particular en instituciones multilaterales e internacionales, cómo la política exterior de Bolivia ha sido agresiva con la chilena que siempre ha estado abierta al diálogo.

En estas posibilidades de análisis, hay una que interesa, y es el referida a la necesidad permanente de lograr una bolivianidad que se construya desde la toma de razón de una Conciencia Nacional que coloca en entredicho, sino toda, una gran cantidad de acciones de tipo político, económico y cultural de Bolivia, previa a la Guerra del Chaco (también su historiografía), entendido como Momento Constitutivo inicial de Conciencia Nacional. Dicho momento, tendría traducción política efectiva en la Revolución Nacional del año 1952, la cual sentaría las bases para replantearse la historia y todo lo que con ello involucra, desde la política, la cultura y el fenómeno económico. Desde ahí entonces, pareciera ser, existiría una fundada necesidad de redimensionar lo que fue Bolivia en su integralidad, entre ellos, los temas limítrofes-territoriales, ya que los mismos no responderían a una bolivianidad genuina, sino a los intereses oligárquicos-burgueses mineros y terratenientes nacionales e internacionales.

Este hecho de la década de los 50’, retomaría nuevos bríos, a propósito de las acciones que emprendió el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) boliviano, el cual tuvo y tiene aún una fuerte imbricación entre las definiciones propias de la mayoría poblacional boliviana, representada en pueblos originarios y mestizaje (campesinos y mineros) que proyectan una cosmovisión particular de sociedad que se imbrica con los clásicos discursos nacionalistas propios de las sociedades occidentales, los que posibilitaron la configuración de los Estados – Nacionales como se conocen, sin perjuicio de las tensiones que evidencian en momentos de Mundialización/ Globalización.

En esta línea, entonces, la solicitud de Chile al Tribunal Internacional de la Haya para que determine la significación del Silala (Manantial o Río internacional), no hace más que ser coherente con la definición que busca una bolivianidad en Conciencia Nacional, donde, cada una de las acciones que el Estado Nacional boliviano tomó hasta antes de las década de los 50’, deben ser revisadas y colocadas en el nuevo contexto nacional a propósito del Proyecto Político de Desarrollo Nacional; proyecto vigente y sostenido por una correlación de fuerza que se encuentra sometida a los embates del ejercicio de la política. Si se instalase otra correlación de fuerza, de signo distinto, quizás las definiciones de Política Exterior variarían, postergando la vigente, pero no necesariamente el sustrato político ideológico inaugurado en la década de los 50’, el cual imprimió un imaginario nacional demandante de revisión de los acuerdos internacionales, prioritariamente con Chile.

En este marco, ¿Chile tenía margen para no hacer lo que hizo respecto del Silala? Chile, en el entendido que comprende esta situación político cultural identitaria de Bolivia ¿se equivocó con la demanda? La respuesta a ambas preguntas debiese ser un ¡depende! Si el análisis se realiza desde cómo operan las Políticas Exteriores de los Estados, las cuales tienen efectos en la política interna en el corto plazo, Chile no se equivocó, ya que, según encuestas realizadas, un importante número de nacionales de Chile, ha evaluado, satisfactoriamente la acción. ¡Hasta cuando se aguanta tanto a Evo Morales! Bachelet, sin perjuicio de sus equívocos, representa la institución de Presidente de la República.

Por otra parte, si el análisis se realiza desde la Política Exterior como expresión de acción concreta en la comunidad/sociedad internacional, tampoco se equivocó, ya que hay una oportunidad de polemizar en instituciones multilaterales para explicar desde lo particular (Silala), cómo la política exterior de Bolivia ha sido agresiva con la chilena, la cual siempre se ha mostrado proclive al diálogo y en el respeto del Derecho Internacional, el cual, una vez más, consagra por medio de este acto.

Mientras, de paso, algunos Estados tomarán nota para defender los procesos de integración regional desde el respeto de los límites.

TAGS: Bolivia demanda Silala Política Exterior

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroeconómicas en azul, sino también y más que nada se mida en que la distribución del ingreso sea equitativa y alcance a todas/os."

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Una vez que la violencia ha comenzado no va a disminuir, sólo irá incremento, hasta que el miedo nos paralice y nos impida salir de la situación.
+VER MÁS
#Género

Violencia en pareja, que el amor no te mate

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?