#Internacional

El río Silala y la bolivianidad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Las relaciones entre los estados de Bolivia y Chile, que se vienen judicializando en la Corte Internacional de Justicia de la Haya, ofrecen múltiples perspectivas analíticas. Unas van desde las necesidades que tiene Bolivia para consolidar los Proyectos Políticos de Desarrollo Nacional gestionados por un gobierno de turno, en esta oportunidad, el de Evo Morales, hasta las referidas a los nacionalismos chovinistas que se encuentran en la sociedad boliviana, como también en la nuestra y cualquiera.


Chile no se equivocó en su demanda contra Bolivia por Silala, porque es una oportunidad para discutir y explicar desde lo particular en instituciones multilaterales e internacionales, cómo la política exterior de Bolivia ha sido agresiva con la chilena que siempre ha estado abierta al diálogo.

En estas posibilidades de análisis, hay una que interesa, y es el referida a la necesidad permanente de lograr una bolivianidad que se construya desde la toma de razón de una Conciencia Nacional que coloca en entredicho, sino toda, una gran cantidad de acciones de tipo político, económico y cultural de Bolivia, previa a la Guerra del Chaco (también su historiografía), entendido como Momento Constitutivo inicial de Conciencia Nacional. Dicho momento, tendría traducción política efectiva en la Revolución Nacional del año 1952, la cual sentaría las bases para replantearse la historia y todo lo que con ello involucra, desde la política, la cultura y el fenómeno económico. Desde ahí entonces, pareciera ser, existiría una fundada necesidad de redimensionar lo que fue Bolivia en su integralidad, entre ellos, los temas limítrofes-territoriales, ya que los mismos no responderían a una bolivianidad genuina, sino a los intereses oligárquicos-burgueses mineros y terratenientes nacionales e internacionales.

Este hecho de la década de los 50’, retomaría nuevos bríos, a propósito de las acciones que emprendió el gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS) boliviano, el cual tuvo y tiene aún una fuerte imbricación entre las definiciones propias de la mayoría poblacional boliviana, representada en pueblos originarios y mestizaje (campesinos y mineros) que proyectan una cosmovisión particular de sociedad que se imbrica con los clásicos discursos nacionalistas propios de las sociedades occidentales, los que posibilitaron la configuración de los Estados – Nacionales como se conocen, sin perjuicio de las tensiones que evidencian en momentos de Mundialización/ Globalización.

En esta línea, entonces, la solicitud de Chile al Tribunal Internacional de la Haya para que determine la significación del Silala (Manantial o Río internacional), no hace más que ser coherente con la definición que busca una bolivianidad en Conciencia Nacional, donde, cada una de las acciones que el Estado Nacional boliviano tomó hasta antes de las década de los 50’, deben ser revisadas y colocadas en el nuevo contexto nacional a propósito del Proyecto Político de Desarrollo Nacional; proyecto vigente y sostenido por una correlación de fuerza que se encuentra sometida a los embates del ejercicio de la política. Si se instalase otra correlación de fuerza, de signo distinto, quizás las definiciones de Política Exterior variarían, postergando la vigente, pero no necesariamente el sustrato político ideológico inaugurado en la década de los 50’, el cual imprimió un imaginario nacional demandante de revisión de los acuerdos internacionales, prioritariamente con Chile.

En este marco, ¿Chile tenía margen para no hacer lo que hizo respecto del Silala? Chile, en el entendido que comprende esta situación político cultural identitaria de Bolivia ¿se equivocó con la demanda? La respuesta a ambas preguntas debiese ser un ¡depende! Si el análisis se realiza desde cómo operan las Políticas Exteriores de los Estados, las cuales tienen efectos en la política interna en el corto plazo, Chile no se equivocó, ya que, según encuestas realizadas, un importante número de nacionales de Chile, ha evaluado, satisfactoriamente la acción. ¡Hasta cuando se aguanta tanto a Evo Morales! Bachelet, sin perjuicio de sus equívocos, representa la institución de Presidente de la República.

Por otra parte, si el análisis se realiza desde la Política Exterior como expresión de acción concreta en la comunidad/sociedad internacional, tampoco se equivocó, ya que hay una oportunidad de polemizar en instituciones multilaterales para explicar desde lo particular (Silala), cómo la política exterior de Bolivia ha sido agresiva con la chilena, la cual siempre se ha mostrado proclive al diálogo y en el respeto del Derecho Internacional, el cual, una vez más, consagra por medio de este acto.

Mientras, de paso, algunos Estados tomarán nota para defender los procesos de integración regional desde el respeto de los límites.

TAGS: Bolivia demanda Silala Política Exterior

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Un diálogo temprano, planes de relacionamiento comunitarios inclusivos y pertinentes, evidentemente deberán anticipar y/o prevenir efectos adversos en los territorios, y por ende evitar remediar “malas ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Diálogo y remediación

Cabe preguntarse si el nuevo “estándar ético” del que habla la senadora Goic solo es aplicable a episodios de violencia intrafamiliar, como el protagonizado hace 15 años por el diputado Ricardo Rinc ...
+VER MÁS
#Política

Insulza: ¿Arica, siempre Arica?

Así fue como vimos entrevistas y reportajes de niños, niñas y adolescentes cruzando el río Bravo o aventándose el desierto entre Sonora y Arizona. Mediatizando esta tragedia se acuerpaba la denuncia de ...
+VER MÁS
#Internacional

Niños, niñas y adolescentes migrantes: carne de cañón

Si todas las víctimas de incesto hablaran, el coro sería ensordecedor. Quienes se han atrevido a exponer públicamente su tragedia resultan ser una minoría insignificante en comparación con quienes la o ...
+VER MÁS
#Internacional

El incesto, un delito oculto

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Enarbolar la pureza como un objetivo a conseguir, debe ser tal vez la gran evidencia de la carencia de un real proyecto transformador.
+VER MÁS
#Política

La impura política de los puros

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen