#Internacional

El lulismo, en rumbo de colisión con uno de sus aliados

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La pregunta del millón es si Campos se atreverá finalmente a concretar el distanciamiento tantas veces anunciado. Dentro de su sector, hay quienes lo empujan a romper el statu quo y el paradigma de la dicotomía PT-PSDB, que lleva ya 20 años instalado en la política brasileña. Otros, por su parte, preferirían que fuera más cauteloso y tratara de renegociar la baraja dentro del actual pacto de gobierno.

La separación ya es un hecho: el Partido de los Trabajadores, de Lula y Dilma Rousseff, ya está durmiendo en camas separadas con el Partido Socialista Brasileño, presidido por el gobernador de Pernambuco, Eduardo Campos, y sólo falta el anuncio oficial de la desvinculación definitiva de estas fuerzas políticas.

Los motivos de la ruptura son claros. Campos, que es un viejo aliado del PT (el PSB acompaña a Lula desde su primera candidatura a jefe de Estado, en 1989), se habría cansado de jugar roles secundarios y estaría dispuesto a enfrentar el gran desafío de ser candidato a Presidente de la República en 2014, lanzando un reto a la posible continuidad de Dilma por otros cuatro años.

Para cumplir su propósito, juega con los tiempos. Ya ha declarado, por ejemplo, que es un socio fiel hasta 2013, pero que no podría prometer lo mismo para el 2014. El umbral de tiempo está determinado por experiencias previas, ya que fue entre marzo y abril de 2010 que el PSB decidió que no llevaría como abanderado a Ciro Gomes y que apostaría, en cambio, por Rousseff, la candidata impuesta por Lula a las bases petistas.

Entretanto, la convivencia se hace difícil y no es imposible prever que la pareja PT-PSB se disuelva antes de llegar a este horizonte prefijado de ruptura. Por lo pronto, Campos se ha lanzado a coquetear, de una forma nada discreta, con el PSDB (Partido Social Demócrata Brasileño), que es la cabeza de la oposición de centroderecha al lulismo. Hace poco se reunió con José Serra, el ex gobernador de Sao Paulo que disputó los comicios en 2010 a Dilma, y que es una figura prominente de los “tucanos”, cuya mayor fuerza está en el sur del país.

“Afinidades” con el PSDB

No sólo eso: declaró, además, que con Serra tenía muchas más afinidades que con buena parte de la base aliada del gobierno, donde los principales partidos, aparte del PT, son el PMDB, el PC do B, el PDT (el ex partido de Dilma) y (por lo menos, hasta ahora) el PSB, que tiene 26 diputados y gobierna seis estados. La mayoría de ellos, en el nordeste, donde está Pernambuco, el estado de Campos.

El gesto del pernambucano despertó preocupación en el PT, pero también en el PSDB, donde el candidato ya virtualmente proclamado para bregar por la Presidencia el año próximo es AécioNeves, nieto de Tancredo Neves, quien debió ser el primer presidente civil tras el final de la dictadura, en 1985, pero falleció en el período en que estaba electo. Campos descartó que este encuentro molestara a  Aécio, diciendo que pronto ambos (Neves y Serra) también se reunirían.

Y arguyó que su abuelo, Miguel Arraes, quien fue también fue gobernador de Pernambuco, antes y después del régimen de facto, y figura histórico del PSB, había apoyado a Serra cuando éste se postuló, en sus años mozos, a presidente de la Unión Nacional de Estudiantes(UNE).

Como sea, los guiños de Campos hacia el ex gobernador de Sao Paulo generaron una notoria molesta en el PT, que no se calló su disgusto y por boca de la propia Dilma salió al cruce de las tentaciones rupturistas. El lunes 25 de marzo inauguró obras en Pernambuco y anunció otra serie de grandes inversiones por un monto de hasta US$3.000 millones en la región, con el fin de evitar que Campos alegue malos tratos de parte del gobierno federal. Pero marcó territorio al decir que las obras respondían a una iniciativa de Brasilia. Y que “no solamente no debemos olvidarnos de dónde venimos, como no podemos olvidar los compromisos políticos”. Un mensaje destinado, sin duda, al gobernador que la acompañaba en la tribuna, que debió sonreír, imperturbable, ignorando el recado que se le enviaba en público. Lo cual reforzó, de algún modo, lo ya dicho por Lula, a comienzos de marzo, cuando indicó que “quien quisiera romper con nosotros, que rompa”.

“Defiendo la libertad incondicional de cada partido de hacer lo que bien entienda. Si no fuese así, el PT no habría llegado a la Presidencia. Por lo tanto, yo jamás tomaría cualquier actitud para impedir que un compañero fuese candidato a Presidente. Lo que tenemos que ver es si, estratégicamente, es importante para nosotros colocar en riesgo una cosa que ha funcionado en este país, que es la alianza histórica entre PT y PSDB”, señaló.

Punto de quiebre

Con las cosas amenazando llegar a un punto de quiebre, ¿cómo se ven, sin embargo, los aprontes con vistas a las elecciones de 2014? Se observa una notable ventaja de Dilma sobre sus dos competidores ya en carrera: Aécio Neves y Marina Silva, la candidata ecologista, quien renunció al PT en 2009 y que un año más tarde obtuvo un sorprendente 19,3%, en la primera ronda electoral por el Planalto.

Las últimas encuestas indican que Rousseff concita un 58% de apoyo –lo que le daría el triunfo en primera vuelta-, contra un 16% de Silva; un 10% del actual senador Aécio Neves, que gobernó Minas Gerais por espacio de ocho años (de 2002 a 2010), y apenas un 6% de Campos, según Datafolha (marzo de 2013). Con Dilma al alza y Neves a la baja, comparados con una medición anterior de la misma encuestadora.

Otro sondeo, el de Ibope, referido a la posibilidad de crecimiento del voto y realizado en igual fecha, mostró que Rousseff tiene un 76% versus un 40% de Silva. Y que el potencial de la Presidenta es tres veces mayor que el de Neves y siete veces mayor que el de Campos.

Estas cifras parecieran no aconsejar una aventura personal, como la que se apresta a ensayar Campos. Pero, desde su punto de vista, hay otras razones que lo impulsarían a dar el salto. En las municipales de 2012, el PSB fue el partido que más creció en las nueve mayores regiones urbanas (un 141%).  La oposición “tucana” está dividida en varias facciones y no levanta cabeza. Y Brasil enfrenta dos acuciantes problemas: un crecimiento débil (0,9%, en 2012) y un pacto federal que está enfrentado a serias posibilidades de desgarros, a partir de la lucha desatada entre los estados para ver cómo se reparten las regalías del petróleo descubierto en el “pré-sal”.

Eso ha hecho que muchos empresarios vean en Campos una alternativa competitiva frente al PT, y que no arrastre detrás suyo una trayectoria de grandes concesiones al modelo neoliberal, como ocurrió durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, otra figura consular del PSDB. Y, en consecuencia, le hayan ofrecido todo el dinero que necesite para armar una campaña electoral con opciones de éxito.

La pregunta del millón es, sin embargo, si Campos se atreverá finalmente a concretar el distanciamiento tantas veces anunciado. Dentro de su sector, hay quienes lo empujan a romper el statu quo y el paradigma de la dicotomía PT-PSDB, que lleva ya 20 años instalado en la política brasileña. Otros, por su parte, preferirían que fuera más cauteloso y tratara de renegociar la baraja dentro del actual pacto de gobierno.

Los primeros piensan que si llega segundo el próximo año se consolidará como la principal carta opositora para el2018, y le quitaría al PSDB el rol de líder en ese ámbito. Los que prefieren que se tome las cosas con calma creen que no está descartada la posibilidad de ser tercero o cuarto, con menos del 10% de los votos, puesto que si bien el PSB es fuerte en el nordeste, no alcanza todavía la implantación de un partido a nivel nacional. Lo que postergaría por muchos años, y hasta quizás en forma indefinida, su ambicioso sueño presidencial.

Columna publicada originalmente en América Economía

—–

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de abril

Estimado Carlos: primero felicitarte por tu notable visión panorámica de la realidad política brasileña actual que, efectivamente, se vive día a día en los noticiarios regionales y nacionales en todo Brasil.

Como chileno residente en Brasil, me han llamado la atención varias cosas de este país, que no puedo dejar de comparar con Chile.

Primero, la constante propaganda de los partidos políticos en TV como si fueran productos de consumo. Al constante bombardeo de proselitismo que busca el PT y el PSDB fuera de plazos de campaña, últimamente hasta el Partido Comunista brasileño ha lanzado modernos spots publicitarios que confunden bastante al extranjero residente.

Si en Chile vivimos un cierto desconcierto respecto a qué corriente representa hoy cada partido, en Brasil esto es aún más fuerte. Todos los partidos parecen ser iguales, no hay movimiento social alguno de la ciudadanía para contrarrestar la inmensa maquinaria propagandística de los partidos, y nadie parece preocuparse realmente de los destinos del país.

Veo en el pueblo brasileño mucho de pasividad y resignación frente a los que controlan el destino de este enorme territorio. Me da la impresión que los partidos no gobiernan realmente, sino que están ahí para darle cierto barniz de modernidad a una sociedad que, en su conjunto, se sigue rigiendo por arcaicas y francamente molestas figuras religiosas y oligárquicas que recuerdan a siglos pasados.

Tu debes saber, por ejemplo, que en los pobres estados del Nordeste existen sátrapas de la talla de los infames ex Presidentes Collor de Melo y Sarney, quienes son dueños y señores absolutos de los destinos de electores que dicen representar. Lo mismo sucede con la familia Magalhaes en Bahía, verdadera dinastía de coroneles que se han repartido tierras y bienes a destajo sin que nadie haga nada por impedirlo. Todos ellos se encuentran por encima de la administración federal, se la “echan al bolsillo”.

Como chileno, no puedo entender cómo Collor de Melo no fue inhabilitado de por vida y sigue descaradamente encumbrado en el Senado Federal. Respecto al escándalo de corrupción generalizada del “Mensalão” – que involucra a altos jerarcas del PT y PSDB por igual, y que mancha incluso al intocable Lula – dudo sinceramente que se llegue a buen término en el corto plazo. Tengo la sensación de que se va a empantanar y va a quedar ahí, en el olvido que dará paso al Mundial de fútbol y los próximos carnavales.

La única señal de esperanza de cambio en el sentir popular no lo veo en los partidos, más bien en el tibio, pero creciente descontento de varios sectores de la ciudadanía a la hipocresía, intolerancia y poder económico desenfrenado de los poderosísimos televangelistas.

Notable ha sido, por ejemplo, la reacción contra el nombramiento del pastor y diputado federal Marcos Feliciano, quien comanda hoy la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados, pese a ser un demagogo peligroso, homofóbico y racista. Pero no da para esperar grandes cambios por parte de una ciudadanía dormida, mucho menos de la clase política.

Saludos!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional