#Género

Una sociedad enferma

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No pretendemos conformarnos en una sociedad en la que se promueve el enriquecimiento individual por la explotación del resto de personas. Pensamos que nuestra inadaptación, es la mayor oportunidad para darnos cuenta de qué es lo que en esta sociedad no funciona.

Mientras en el Congreso Nacional se debaten las distintas reformas que el actual Gobierno ha impulsado y que en gran medida beneficiarán a la ciudadanía, muchos parlamentarios discuten si serán estos cambios beneficiosos en la realidad, especialmente los de los partidos de la Alianza, quienes en su anterior gobierno no realizaron ningún cambio que efectivamente trajera un alivio a la gran carga económica y emocional que hoy llevan las familias chilenas.

Durante mucho tiempo la clase media de este país ha sido sobrecargada y abusada por la clase empresarial, que ha visto en ella un instrumento de enriquecimiento. Los abusos de las farmacias, bancos e instituciones financieras y el retail, se han transformado en un dolor de cabeza de muchos compatriotas que día a día y con mucho esfuerzo salen a trabajar para llevar el sustento a sus hogares, pero con la demanda permanente de adquisición de bienes y servicios, para el mejor bienestar de sus familias, viven en un stress constante, que está provocando que hoy la sociedad se encuentre enferma.

Es evidente que en nuestra sociedad existen muchas cosas que no van bien, por ejemplo: la desigualdad social, la violencia y el abuso de agentes externos e internos que afectan al individuo, ya que el estar bien adaptados a una sociedad enferma, no es nada saludable, ya que hace que creemos máscaras y corazas de espinas para protegernos y no mostrarnos tan vulnerables ante otros. No pretendemos acomodarnos a una sociedad que nos cosifica y excluye por sistema, trastocando nuestra naturaleza.

No pretendemos conformarnos en una sociedad en la que se promueve el enriquecimiento individual por la explotación del resto de personas. Pensamos que nuestra inadaptación, es la mayor oportunidad para darnos cuenta de qué es lo que en esta sociedad no funciona. Sin embargo, este dolor puede llegar a ser insoportable.

A veces, y especialmente cuando es vivido en soledad, nos impide descubrir el origen que lo genera y acabamos pensando que nosotras somos las únicas culpables de nuestros malestares y ansiedades.

Tomar conciencia de la falsedad de este engaño, nos aísla del resto de la gran masa de alienados y hace que aparezca la angustia de un vacío tan insondable, que abre la puerta a la más profunda desesperación existencial, a la locura, al desvarío o a las más increíbles fantasías para el suicidio.

—–

Foto: Marta Farràs Drago / Licencia CC

TAGS: Abusos Desigualdad Social

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

27 de agosto

Si vivimos en una sociedad enferma por la desigualdad, por la falta de justicia, porque el sistema de valores todo el tiempo nos insiste en los bienes materiales para de esa manera convertirnos en consumidores patológicos, para que así además quedemos al servicio del retail y en general de los grandes negociados que existen en Chile, si este régimen político autoritario, antidemocrático, violento y machista nos produce una gran carga emocional y económica que de hecho hoy llevan la mayoría de los trabajadores y sus familias, y si finalmente somos flexibilizados en nuestros derechos de forma que los sueldos son mínimos, al servicio de los intereses de la patronal y no de las demandas de bienestar de los sectores populares, entonces decir “No” a este orden de cosas es muy saludable.

Bajo los parámetros de una sociedad de deprimidos, de personas con ataques de pánico, de frustrados, de pobres, de excluidos y marginados es un gran mérito, una actitud revolucionaria inclusive, concluir que el origen de lo que nos genera depresión, ansiedad, angustia y malestares varios no es nuestra responsabilidad, que no tiene que ver con una actitud individual sino con los parámetros que rijen al neoliberalismo gobernante. Desde esa perspectiva se impone la urgencia de reafirmar la idea de un “No hasta vencer” la herencia de la dictadura, este sistema político increíblemente segregacionista que nos condena a transformarnos en una simple mercancía al servicio de los dueños de Chile.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La propuesta de un mecanismo de justicia transicional es la genuina alternativa a la propuesta de "Paz para la Araucanía" que recoge el Plan Araucanía del gobierno, la cual reitera las propuest ...
+VER MÁS
#Política

Justicia transicional sin mano dura en Araucanía: la solución política

"Es claro que un candidato a las primarias presidenciales pudiera en segunda instancia, solicitar una prioridad con razones y argumentos válidos sobre un territorio."
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: una crisis, una prueba

La poca o nula conciliación entre un Chile del pasado más bárbaro de su historia, coronado en su Constitución con un TC politizado y una propuesta de modernidad democrática, representado en las reforma ...
+VER MÁS
#Política

Constitucionalidad: un desencuentro lleno de futuro

Con este raciocinio, el atropello en Barcelona sería no solo responsabilidad del grupo terrorista islámico que se lo adjudicó, sino que también de “muchos lados”. Entre esos muchos lados podríamos ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y el atentado en Barcelona

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

La broma de Piñera daña, estigmatiza y, lo que es peor aún, podría afectar la vida de un niño, niña o adolescente que está en espera de una familia que lo acoja. ¿Quién podría sonreír al drama qu ...
+VER MÁS
#Política

Los chistes de Piñera

Porque no hay que olvidar que nuestro enemigo es el capitalismo y no sólo hay que cambiar la forma en que producimos y distribuimos los alimentos, sino que también todos los productos que consumimos a dia ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un año de vegetarianismo, un año de aprendizaje