#Género

Por favor ¡no se te ocurra ser lesbiana!

148 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El origen del problema con el lesbianismo está en la ideología básica y fundamentalista que cruza todo nuestro sistema de vida: el patriarcado heteronormativo. El sistema patriarcal en el que vivimos nos impone una heterosexualidad obligatoria. Esto, más que una orientación sexual, es una manera de pensar y una institución de la cual deriva la organización social.

Regularmente me encuentro en la vida con personas que cuando se enteran que soy activista por los derechos de la mujer y feminista me preguntan: “Vanessa, ¿eres lesbiana?”. También me pasa que cuando algún macho o alguna defensora paupérrima del patriarcado pretende violentarme con insultos o desautorizar mi opinión, comienza a llamarme “¡lesbiana, lesbiana!”, como quien anuncia la llegada de la Máscara de la Muerte Roja.

Recuerdo que cuando quedé embarazada de mi única hija, una de mis tías consolaba a mi papá diciéndole: “Bueno, por lo menos no vino diciendo que era drogadicta, prostituta o lesbiana!”. A lo que mi padre contestaba: “Tienes razón, hay cosas peores que ser mamá soltera”. Luego, con los años, cuando me convertí al Islam y llegó el momento de anunciar mi decisión a mis cercanos, algunos ponían cara de terror y me decían: ¡Por favor, no me digas que se te ocurrió ser lesbiana!

Me ha tocado estar en debates con otras feministas donde la pregunta: “¿Algún problema con la identidad sexual?” dicha con cejas levantadas y mirada acusadora, surge cada vez que menciono que el matrimonio es una institución patriarcal. ¿Cuál es el problema con las lesbianas? ¿En que nos puede afectar que existan mujeres que aman a otras mujeres? Vamos por parte.

El origen del problema con el lesbianismo está en la ideología básica y fundamentalista que cruza todo nuestro sistema de vida: el patriarcado heteronormativo. El sistema patriarcal en el que vivimos nos impone una heterosexualidad obligatoria. Esto, más que una orientación sexual, es una manera de pensar y una institución de la cual deriva la organización social.

La heterosexualidad obligatoria no pasa sólo por los genitales, es la manera como el patriarcado organiza la sociedad; se basa en la jerarquía de lo masculino por sobre lo femenino y en dicotomías binarias: hombre – mujer; activo – pasiva;  fuerte – débil; valiente – cobarde; con opinión – silenciosa; dominante – sometida; en la calle – en la casa; independiente – dependiente; muchas parejas – el hombre de la vida, etcétera.

Entre otras ideas asociadas al patriarcado encontramos que las mujeres deben casarse y tener hijos, por  tanto deben ser netamente heterosexuales (si no, no son mujeres o peor ¡son lesbianas!), que solo pueden sentirse realizadas cuando aparece un hombre, un príncipe azul que le dé sentido a su vida y que si desafían este orden pueden y deben ser castigadas por la “autoridad jerárquica”. Esta última idea sirve de argumento para normalizar todo tipo de violencia contra todas las mujeres. El patriarcado excluye a quienes se salen de esta dicotomía porque no son funcionales y los declara “anormales”. Estimula el odio y la reprobación hacia ell@s, disfrazado de moral, de principios y corrección. En este “deber ser” está el germen de la violencia y la fobia contra, por ejemplo, la mujer que ha decidido no formar pareja, aquella que no puede o no quiere tener hijos, la que vive sola, la divorciada o viuda alegre con múltiples amantes, la mujer que se enfoca en su carrera, la que opina de todo y no se calla nada, la de espíritu indomable y contestatario. Todas ellas son indignas de la confianza del sistema porque su manera de pensar, estilo de vida y deseos “desafían el orden natural”.

El patriarcado excluye, violenta y demoniza especialmente a aquellas mujeres que cuestionamos y queremos desmantelar su ideología, como las feministas y aquellas a quienes no les interesa alternar sexualmente ni reproducirse con la figura máxima de autoridad del sistema. Usar la palabra “lesbiana” como ofensa, es signo de podredumbre mental. A nivel simbólico, el uso de la persona lesbiana para insultar, desautorizar y etiquetar como “sospechosa” a alguien, no tiene nada que ver con las lesbianas en sí, sino con la neurosis, miedos y trastornos generados por una sociedad donde la heterosexualidad es obligatoria y se valida a sí misma mediante el odio hacia quienes no lo son. 

La misma gente que usa el término “lesbiana” como insulto, usa gordo, mongólico, negro, sudaca, terrorista, marginal etcétera, como argumentos para reafirmar su propia identidad. No obstante, lo único insultante en estos casos no es tener determinada apariencia o pertenencia a un grupo étnico, social o identitario, sino la profunda intolerancia, odio a la diferencia y rabia contra sí mism@s que sienten.

Aquellos que condenan la orientación sexual de otr@s solamente revelan la ausencia de profundidad y significado en sus propias vidas. Porque quien ha conocido la máxima dimensión de la alegría de vivir y la experiencia de amar, esa donde la vida y el sexo comienzan y terminan en el alma, saben que el género es totalmente irrelevante, porque el alma no sabe de genitales ni partes corporales, solamente ama lo que ama.

Pero igual, ¡no se te ocurra ser lesbiana!

¿Por qué no? A mí, que me gustan los varones como compañeros sexuales, pero estoy totalmente fuera y auto-segregada de los binarismos patriarcales y no pretendo incluirme en ellos nunca jamás, se me ocurrió ser feminista, mamá soltera, profesional, musulmana y activista. Por la misma época, me descubrí prostituta, bruja y loca. Hace tiempo que tomé conciencia de que yo era la víctima de violación que espera justicia, la mujer que trabaja más horas por menor pago, la empleada doméstica en situación de servidumbre, la joven tratada por miles de dólares desde Buenos Aires a Dubai, la inmigrante que cruza la frontera buscando un mejor futuro y la refugiada que arrancó con lo puesto, del horror. Soy la adolescente casada muy temprano en Irak y una niña mutilada en Somalia, una figura anónima bajo una burqa en las montañas de Afganistán; una marea de mujeres hazaris resistiendo la exterminación por motivos religiosos al sur de Pakistán. Soy la mujer que vive dentro del cuerpo de un hombre y la campesina que nos mantiene con la barriga llena; la que tuvo que recurrir a un aborto clandestino y la mujer mapuche, llena de memoria, que se resiste a desaparecer bajo el discurso hegemónico de “pacificación”.

Por favor ¡sí! que sí se nos ocurra ser lesbianas y ser todas las mujeres cuyos derechos e identidades son excluidos, instrumentalizados, atropellados o ignorados por el patriarcado heteronormativo capitalista; que se nos ocurra ser todas nuestras hermanas disidentes, oprimidas o emancipadas y aquellas que viven y mueren peleando, denunciando y resistiendo.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Carolina

22 de abril

Estimada: Maravilloso artículo.

22 de abril

Muchas gracias Carolina. Saludos cordiales @DivinaFeminista

mary

30 de abril

Muy buen artículo. Comparto tu punto de vista , YO también soy heterosexual y siempre que opino,salen con las misma pregunta.Es algo realmente irritante. Simplemente por pensar diferente y no cuestionar las sexualidad de los demás estamos mal en este sistema, lo que rescato es que no todos pensamos igual

22 de abril

Te felicito un artículo muy bien desarrollado, lamentablemente a nuestro país le falta mucho para entender pero sobre todo educación.

22 de abril

Muchas Gracias Miguel por el feedback. Saludos @DivinaFeminista

Yuki

22 de abril

“Porque el alma no sabe de genitales ni partes corporales, solamente ama lo que ama.”

Es una hermosa frase. Tengo amistades lesbianas y yo mismo soy trans, así que comprendo el dolor de no encajar en la dualidad que se nos presenta como obligatoria a seguir.

Excelente artículo. Saludos 🙂

23 de abril

Gracias por tu comentario y tu sinceridad Yuki. No es fácil estar fuera de la heteronorma en nuestro pais, esta heteronorma donde además tienes que ser católica apostólica romana para estar dentro de la normalidad, porque fuera de eso sólo hay prejuicios y estereotipos.
Lo importante, creo yo, es que mientras desmantelamos este binarismo y las exclusiones a las que da origen, no debemos hacernos cargo de las etiquetas a las que esas exclusiones dan origen: No hay minorias sexuales, de género, religiosas o etnicas, El Patriarcado ha minorizado a ciertos seres humanos, que es distinto, no somos menores, somos diversos y hay que hablar desde ahi, desde nuestra humana diversidad. Saludos Yuki @DivinaFeminista

23 de abril

Gracias Marcelo por tu comentario y por el feedback. Sigue apoyando a tu hija sin importar lo que haga en su vida privada, como dices, porque lo que pasa en los genitales nunca puede explicar lo que pasa en el espiritu. Saludos @DivinaFeminista

Marcelo

23 de abril

….lo lei a través de un link de mi hija….no sé de su vida privada, pero me da igual, amo lo q veo de ella y lo q hace….es mi orgullo tal como es, asi q lo demás da lo mismo….éxito feminas!!!!

23 de abril

Gracias Marcelo por tu comentario y por el feedback. Sigue apoyando a tu hija sin importar lo que haga en su vida privada, como dices, porque lo que pasa en los genitales nunca puede explicar lo que pasa en el espiritu. Saludos @DivinaFeminista

Tania Gissel

23 de abril

Me encantó el artículo, pero si creo que podría hacerse una versión con un lenguaje más sencillo para difundirlo a todas las personas. Muy bueno!

23 de abril

Hola Tania: Gracias por tu feed back. Si me dices que conceptos encuentras dificiles, puedo compartirte información. Saludos @DivinaFeminista

23 de abril

Muy buen artículo Vanessa. Impresiona cuán vigente está el patriarcado y obliga a la clarificación y desmantelamiento de las raíces que lo fundan.

Un abrazo,
Andrés

23 de abril

Gracias Andrés. Mientras allá capitalismo habrá patriarcado. No se puede desmantelar uno sin el otro. Saludos @DivinaFeminista

Rodrigo

23 de abril

Nadie esta ni ahi, esto es Chile, la gente con suerte se saluda, nadie esta ni ahi con las desiciones sexuales de la gente, o que comen o a quien le rezan o con quien se acuestan, a nadie le importa, esto es Chile no el medio oriente.

23 de abril

Pues que comentario más inapropiado. Primero, la verdad es que en Chile a la gente sí le importa la sexualidad de otra especialmente cuando son LGTB: Se te olvidó Daniel Zamudio? Y el joven que murió hace poco luego de estar mucho tiempo en el hospital, al cual atacaron por gay? Se te olvidó que la jueza lesbiana Karen Atala le ganó un juicio al estado chileno ante la Corte Internacional de Derechos Humanos por discriminación? La segunda parte de tu comentario confirma lo dicho: El patriarcado heteronormativo no sólo impone un modelo de sexualidad sino que educa en la discriminación: Que tiene que ver el medio oriente en esto? Sólo en el medio oriente hay homofobia? O fue un comentario dicho con intención de discriminarne debido a mi condición de musulmana? No soy árabe para que sepas. Hay 3000 y tantos chilenos musulmanes que tampoco lo son.

23 de abril

¿Y los cientos de casos de personas homosexuales que nunca han sido agredidos por nadie y que viven su vida sin que a nadie le importe un pepino? Ah, claro, esos no sirven, vamos a estar con lo de Daniel Zamudio hasta el fastidio, cuando la verdad es que en Chile a la mayoria de la gente le importa un cuerno la opcion sexual de los demas y la mayoria de los homosexuales no han sido agredidos nunca por nadie, ni siquiera por sus familias. Fue gracioso lo de Nelson Mauricio Pacheco, declarando ser gay cuando todo Chile lo sabia hace años (y a nadie le importo salvo por lo gracioso de la situacion). Es cosa de pasearse por varios parques de este pais, para darse cuenta que hay varias parejas homosexuales que se besan en publico, que se toman de la mano y nadie les dice nada, ni los miran. De hecho, y es increible pero cierto, he visto muchisima menos homofobia aqui que en España, que se cree tan liberal. En Madrid es todos los dias, todos, que homosexuales son agredidos de manera brutal. En Chile no, porque en Chile prima una mayoritaria indiferencia. Otra cosa es la cuestion de ciertos derechos y obligaciones en las que prima una discriminacion de sexo (porque nuestros politicos tienen la neurona del tamaño de un mani), pero en la diaria convivencia la verdad es que ser homosexual en Chile es muchisimo mas facil que en casi toda Latinoamerica e incluso que en Europa.

A una mujer en Chile no se la insulta diciendole “lesbiana”. El tipico insulto en Chile es “histerica”. Y aun cuando entraramos en la lid de los insultos, quienes mas discriminan y quienes mas agreden a lesbianas no son heteros, son gays. Porque el problema no es lo del “patriarcado heteronormativo” sino la “homonormatividad”.

La indeferencia mayoritaria molesta mucho a cierto sector homosexual. Les gustaria mas problemas, mas escandalo, mas alarde, para autoreivindicarse, para reafirmarse como grupo regido por la homonormatividad que bien describe Lisa Duggan en “The Twilight of Equality?: Neoliberalism, Cultural Politics, and the Attack on Democracy”, «a post-Fordist sexual quietism that binds U.S. queers to global consumption, neoliberal ideals of free market capitalism, and political assimilation», o sea, mantener y seguir parámetros heteronormativos en las vidas homosexuales, sobre todo aquellos ligados al neoliberalismo. Es cosa de mirar a Iguales y al Movilh: homonormativos, o sea racistas, clasistas y discriminadores, y para colmo neoliberales. El fanatismo en la idea de casarse no es porque sea un derecho, es por el show: el del vestido, los invitados, la ceremonia… Sex and the city 2.

Tu articulo destila heterofobia y no es por lo del “patriarcado heteronormativo”, sino porque te has llenado de prejuicios de tanto ir a seminarios y conferencias con otras feministas. Es un articulo de una feminazi.

23 de abril

Marcela Castro: Tu odio a la diferencia no honra tu nivel educativo. Con todo ese conocimiento y todo lo que has publicado en este sitio, esperaba un comentario tal vez siempre desde el privilegio y la mirada hacia abajo sobre los demás, pero sin los insultos.
Tienes la suerte de estar ajena a los problemas de los demás, no necesitas agredir. Llamarme feminazi? No lo tomo a la personal, yo sé que no ser lesbofóbica no es igual que apoyar el exterminio de 5 millones de personas en las cámaras de gas. Eso está en tu imaginación.
No obstante, tu comentario es educativo: Permite entender a quien lo lea que la educación de calidad no hace la calidad de la persona y que declararse progresista o anti-dictaduras no quiere decir en lo absoluto que se tenga la intención de ser inclusivo, respetuoso ni menos de renunciar al poder para dañar a otros desde el discurso.

Lesbiana Valpo

23 de abril

para marce-la-castr-adora, aprende de las que saben más que tú sin tener tantos titulos porque estas gravemente afectada de analfabetismo cognoscitivo. No sé en que parte del articulo leiste que la autora se declara en contra de que a las mujeres les guste acostarse con hombres, aunque no sé realmente que tiene eso de interesante y satisfactorio. Ella misma es heterosexual o sea, le gusta tener sexo con hombres, lo cual es una lastima realmente, porque en la foto se ve muy atractiva. Lo que el artículo describe de manera tan clara y genial es que el heteropatriarcado no solamente enseña comportamientos sexuales sino también nos enseña a odiar y discriminar a quienes se salen fuera de esa norma, lo cual es bien patente en tu caso, eres una hija sana del heteropatriarcado, llena de fobias. Por eso al final ella hace un llamado a vernos a nosotras mismas en las que sufren todo tipo de discriminación por salirse de las normas de su sociedad, por quedar marginadas y resistirse a ello. Si eso es ser feminazi, pues creo que todas las personas deberiamos considerar serlo ya que nos falta mucha empatia y nos sobra soberbia en este mundo, lo cual tambien queda comprobado en tu comentario.Ser menos homofobica no te hará menos heterosexual, odiar menos mejorará tu vida sexual, en serio te lo digo.

25 de abril

Vanessa

¿Alguna vez has leido a Sheila Jeffreys? ¿No? Escribio un libro bien interesante: “La herejía lesbiana: una perspectiva feminista de la revolución sexual lesbiana”. Deberias leerlo. Porque lo que es ser feminazi es ser una de esas feministas que se ha ido al lado oscuro, o sea, las que cayeron en las fuerzas reaccionarias de la supremacia masculina y se han puesto con la tonteria del patriarcado y blablabla.

Tu discurso feminazi es de feminismo lesbiano, que persigue la creación de un mundo donde puedan vivir las lesbianas porque en ese mundo todas las mujeres serán libres. ¿Y por qué crees que todas las mujeres queremos eso? ¿Por que crees que las que no queremos eso somos victimas del patriarcado?

Eres una feminazi, o sea una persona a la que de tanto ir a congresos de feministas le ha sorbido el sentido comun que no se da cuenta de las tonterias que dice o escribe y que cree que todo el que no comparte su discurso es porque es malvado o es porque esta cegado por el “heteropatriarcado”.

No he dañado a nadie con mi discurso porque no he ofendido a nadie con el (porque el que seas una feminazi no es una ofensa, es tu problema). He dicho con claridad que los heteros no somos el problema ni los mas discriminadores de las lesbianas. Son los gays.

¿Alguna vez en tu vida has trabajado con colectivos homosexuales? No gays, sino de lesbianas, trans, travesti, prostitutas/os. ¿Lo has hecho? Yo sí, y las quejas no eran contra los heteros. Eran contra los gays. Los gays han monopolizado todo el discurso LGBTI, y lo han empapado de homonormatividad, y lo que ha hecho un daño tremendo a esos colectivos. Es lo que se llama “endodiscriminación”, que es infinitamente menos perdonable que la que algunos heteros pueden tener contra los homosexuales. Porque los heteros que discriminan no lo hacen por odio, lo hacen mas bien por no comprender qué es ser homosexual o por miedo (un miedo inculcado), mientras que los homosexuales cuando discriminan lo hacen por poder y primacia. Porque los gays discriminan a todos, sobre todo son crueles con los gays afeminados (yo lo he visto y no ha sido agradable), las lesbianas son agresivas con los travesti, los trans estan en la ultima fila en el colectivo LGBTI, junto con los bisexuales…

¿Decir eso me hace lesbifobica y no inclusiva, o mas bien o que estoy denunciando es una situacion terrible sobre la que muy pocos hablan? Porque eso fue lo que escribi, bien clarito.

Estoy harta de que los males del mundo se atribuyan a estupideces como “patriarcado” o “heteronormativa”. Porque eso excluye la respuesta mas simple: las personas discriminan porque siempre lo haran, y los que mas discriminan son precisamente aquellos que se sienten discriminados, porque discriminar a otros a los que consideran inferiores los hace sentir superiores.

Pero tu no ves nada, porque eres una feminazi. Estas viendo un monton de monstruos donde no hay, porque eso es lo que hacen las feminazis: todo es malo, todos los hombres tratan a las mujeres como trapo, todo es un patriarcado, todo es negro, todo es miserable, todo tienen que explicarlo con basura de conceptos que ni siquiera entienden y que es palabreria barata sacada de libros de autoayuda.

Si no sabes lo que es la heterofobia, deberias investigar porque estas enferma de eso. Si no sabes lo toxico que es la homonormatividad deberias investigarlo. Si no sabes di “no se del tema”, no me trates a mi de ignorante. Dejate de lanzar conceptos que ni entiendes ni sabes como usar, dejate de ir a tonterias feministas que aturden el cerebro y convierte a las personas sensatas en acolitas de una secta nefasta que daria vergüenza a Simone de Beauvoir, respira aire, oxigena tu neurona, y te daras cuenta que nada de lo que dije ni es ni remotamente lesbifobico, mientras que lo tuyo esta impregnado de prejuicios y discriminacion hacia los heteros. Un tipico discurso de una feminazi.

Lesbiana Valpo

“Lo que el artículo describe de manera tan clara y genial es que el heteropatriarcado no solamente enseña comportamientos sexuales sino también nos enseña a odiar y discriminar a quienes se salen fuera de esa norma” NO.

Decir eso es heterofobia, porque estas poniendo a los heteros como gente que odia y a los pobres homosexuales como victimas, cuando no es cierto. Si tu odias, no odias porque haya un heteropatriarcado. Lo haces porque eres tu y te enseñaron a odiar. Tu mama, tu papa, tu familia te enseño a odiar. No por ser lesbiana eres mejor persona, o mas tolerante, o mas agradable. Si eres una mierda como ser humano, lo seras ya sea que se acuestes con hombres, mujeres o con ambos. Eso es lo que de pronto a los homosexuales se les ha olvidado, porque se han creido la mentira de que solo los heteros odian y que los homosexuales son blancas palomas.

Las lesbianas son gente que odia, porque antes que ser lesbianas son personas, y las personas que aman tambien pueden odiar. Y cuando una lesbiana decide dejar de serlo y estar con un hombre, las lesbianas son realmente crueles y tratan de lo peor a esa mujer. A mi vecina le paso. Mi vecina, que durante muchos años fue lesbiana, se dio cuenta que en realidad no lo era, y en patota fueron a agredirla otras lesbianas, le destrozaron el auto, la dejaron aterrada, tuvo que llegar carabineros a poner orden. Y otras lesbianas han sufrido las mismas agresiones, una compañera de trabajo sin ir mas lejos. Lesbianas la acosaron hasta llevarla a la depresion porque se enamoro de un hombre. Acoso bestial, nunca habia visto tanto ensañamiento.

Ya basta de creerte el cuento de que por ser lesbiana de pronto te llenas de virtudes. No es cierto. Yo he visto las peores actitudes humanas en lesbianas: lesbianas que han golpeado a sus parejas, lesbianas que han agredido de manera insoportable a otras mujeres, lesbianas que han matado a sus parejas. Dime ¿como llamarias a esas mujeres?

Lesbiana Valpo

25 de abril

marce-la-castr-adora querida el dedito ese con el que me apuntas usalo para hacer un rito de psicomagia, metelo en una jarra de miel y sobate el clitoris hasta el orgasmo. veras como se te pasa toda la bronca. no toda la sabiduria viene de los libros, deja de refugiarte en ellos para reafirmar tu persona. toxica.

25 de abril

Que respuesta tan educada. Digna de la clase de lesbiana que estaba hablando

25 de abril

Marcela: A ti te salva que tienes privilegios. No sé porque eres tan ofensiva, pero lo que seas que pienses que soy, me alegra no ser tú, no necesitar etiquetar a nadie ni ofender para sentirme mejor.

Alejandra

26 de abril

Tienes mucha razón en algo. Aquí la gente no te webea por tu vida, por lo menos eso sería aceptable, que la gente diga lo que le molesta, asi sabes quienes son y con quien te metes, pero en Chile las personas te ignoran, te ponen bonita cara, y cuando te das la vuelta o creen que no estás te pelan. Es muy poco eso de que ataquen a los homosexuales en la calle y todo eso, es una cantidad de casos muy mínima, pero las palabras feas y las burlas pasan entre 4 paredes entre los amigos, y para todo, no sólo con la homosexualidad. Basta con ser moreno, flaco, alto, pobre, gordo, rico o con vestirte como quieras para que te saluden y te sonrian y cuando creen estar solos entre ellos comentan. Por último a la gente le falta decir más lo que creen, aunque sea con agresividad pero puta que se den a conocer. El mal de este país no es ser de mente cerrada, ni vivir según el patriarcado, el mal es que todos dan caras falsas y pocos se atreven a ser como piensan sin importarles si se vería feo o no.
Para mí siempre es más valorable ser transparente que si lo que se piensa es correcto o no, bueno o malo.

Gabriela Santiago

26 de abril

Marcela Castro, respecto a tu primer comentario:
Qué suerte. Qué suerte que no tenemos casos como los de Daniel Zamudio todos los días. Y qué suerte que cuando tú vas a parques y plazas, ves a parejas homosexuales besarse y darse la mano sin que nadie les diga nada ni los miren. Y qué suerte que creas que en Chile “la mayoria de la gente le importa un cuerno la opcion sexual de los demas y la mayoria de los homosexuales no han sido agredidos nunca por nadie, ni siquiera por sus familias”. De verdad me alegra mucho que creas que esto es así, porque significa que el trato a los homosexuales en nuestro país está cambiando, mejorando. Pero te cuento que no siempre es así, no es así para todos, no en todas partes. En las comunas pobres, en los liceos de número y letra, en los colegios particulares subvencionados, en las universidades privadas, en los trabajos donde se paga el mínimo, en los pueblos chicos y en muchísimos lugares más, a la gente SÍ LE IMPORTA si eres gay, lesbiana, bisexual o trans. Le importa porque le da miedo y asco, y las masas están siempre atentas para apuntar con el dedo, alienar y discriminar, no sólo a las personas que se saben y se declaran no-heterosexuales, sino que también y especialmente a aquellos que están en duda, en proceso de averiguar su identidad sexual y de género. Para todas las personas que están cuestionándose sus orientaciones es peligroso estar en un ambiente donde hay cero visibilidad de personas con sexualidades alternativas porque no hay ningún modelo a seguir, se desconoce cómo viven, no hay normalización. Yo lo sé porque he estado en esos lugares y me he sentido perdida y sola. En Chile sí hay discriminación. Está en los lugares de trabajo donde el jefe de sección no sabe cómo deshacerse del “flaquito medio fleto” porque el mando medio es homofóbico, está en los liceos donde las profesoras les dicen a las niñas que no anden de la mano, está en los liceos de hombres donde los jóvenes no tienen una manera segura y sana de explorar sus sexualidades, está en las parejas que se sientan juntas en la micro y para darse la mano se tapan con una chaqueta. Tal vez (y, nuevamente, por suerte) no todas esas situaciones terminan en violencia física y jóvenes en el hospital, pero siguen siendo situaciones violentas, siguen siendo situaciones en donde ciertas personas no pueden sentirse igual de seguras e igual de libres que otras personas.

Respecto al segundo comentario: Me parece muy bien que creas que porque has trabajado con un par de colectivos LGTBI, seas una gran conocedora de las minorías sexuales. Me parece muy bien también que relates un par de experiencias personales cercanas con personas LGTBI. Lo que no me parece bien es que saques conclusiones, generalizaciones y estereotipos a partir de tus experiencias. Alguien con un doctorado debería saber que las experiencias personales son solo éso, anécdotas. Yo tuve una muy buena amiga, ella era historiadora de la U de Chile, pero ella me traicionó, presentó un trabajo académico mío como si fuera de su autoría. Y a una compañera de universidad le pasó algo parecido, un joven estudiante de historia le copió en una prueba y los dos fueron castigados. Y también he escuchado comentarios de profesores de historia, sobre lo difícil que es tomar pruebas a los futuros historiadores porque todos se copian y usan torpedos. En base a esas tres “evidencias”, ¿puedo decir que todos los historiadores de la Universidad de Chile son personas deshonestas? NO.

Y por otro lado, no puedes desestimar una doctrina y una línea de estudio completa como “basura de conceptos que ni siquiera entienden y que es palabreria barata sacada de libros de autoayuda”. Sorry, pero en ninguno de tus comentarios te explayaste razonablemente sobre algún argumento para explicar tu posición sobre el feminismo y sobre las “feminazis”. Cuando seas capaz de hacerlo sin insultar, serás bienvenida.

27 de abril

Cito a Marcela Castro diciéndole a Vanessa: “oxigena tu neurona”
¿Qué clase de presuposición pragmática se hace aquí?
Que el interlocutor es ignorante/tonto o que no ha sabido argumentar inteligentemente.
Cito nuevamente: “Que respuesta tan educada”
¿Que figura retórica se está usando aquí?
Es una ironía, ya que Lesbiana Valpo insultó diciendo “tóxica”.

¿A qué viene todo esto?
Hay un dicho bíblico que reza más menos “No mires la paja en el ojo ajeno, si no miras la viga en el tuyo” y es algo extenuante ver como una conversación que podría ser altamente productiva (Vanessa y Marcela son ambas, según curriculum, personas fuertemente preparadas) degrada de una manera en la cual ninguna explicita los conceptos básicos (feminismo, patriarcado, etc) que, me parece desde mi opinión, son el origen del desacuerdo.
Acertadamente Gabriela Santiago observa que existe una generalización apresurada en ambas y que parece ser ese el origen del desagravio, pero también a mi me parece que hay un uso malicioso del lenguaje escrito.
Decir “oxigena tu neurona” ¿no es acaso un insulto? o el apelativo de “feminazi” que es defendido como de contenido neutral ¿no es acaso de uso peyorativo? O decir “payasadas” o “basura de conceptos” ¿no es una forma de agresión verbal y de ninguneo del otro? Creo que todas las preguntas son respondidas con un “si”.

Para mí fue obvio que la columna escrita por Vanessa está escrita no desde la supuesta heterofobia que ella tendría, sino que desde el reclamo de la igualdad. Por lo menos la gran parte de los lectores, por lo que he leído en sus opiniones, tienen la misma impresión que se desprende de la lectura del texto.
Creo, que lo más triste de leer todo esto, es que ni siquiera se está conversando ni practicando lo verdaderamente importante que es la tolerancia, ¿acaso es mucho pedir el dejar de lado la argumentacion ad hominem?

Felipe Karim

23 de abril

Y somos muchos los árabes que vivimos en américa latina que no somos musulmanes. alguien tiene que cuestionarse sus estereotipos

23 de abril

Bueno felipe, es lo que todavía muchas personas, incluso algunas que han comentado aquí, no entienden: No se trata de los genitales sino de la manera de ver el mundo y los modelos que nos imponen y como esa manera de ver nos impone conductas, maneras de pensar y también, junto con definir que es normal o no, nos enseña a quienes excluir, quien es feo y quien es linda, con quienes ser racista, clasista y a quienes odiar. Todo eso es el heteropatriarcado relacionado con el capitalismo neoliberal, pero eso es para la otra columna.

Michelle

23 de abril

Hey muy buen articulo,solo una cosa,muchas mujeres no son gay por decisión propia,ya vienen biologicamente así,entonces,lo único que no me agrada del todo es la frase de !Ni se te ocurra ser lesbiana! es muy atacante,como si realmente fuera algo malo,pero ojala y las demás personas,puedan entender que no lo es,y pues quizá artículos como el tuyo ayude a eso,Congrats!!

23 de abril

Hola Michelle: Está hecho con esa intención. El titulo es justamente lo que las personas tienden a decir desde el prejuicio y el desconocimiento, porque se tiende a hablar de las lesbianas y los LGTBQI en general desde el privilegio que da el ser heterosexual. Las identidades van más allá de los genitales, tienen que ver con maneras de ver el mundo y ver a los demás. Ser lesbiana es una condición obviamente, así como la transexualidad. Y no tiene nada de malo. Saludos @DivinaFeminista

María Guadalupe Vargas Lerma

23 de abril

Muy buen articulo lastima que en México no exista la cultura o educación en base a estos temas desde pequeños por eso muchas personas tienen miedo a salir del closet por temor a que los lastimen y no solo verbalmente sino físicamente. Ojala y esto cambiara.

23 de abril

Maria si vives en México y te interesan los temas de educación en género y desconstrucción de los roles con miras a una vida social con mayor inclusión te puedo dar el dato de algunas compañeras que no pertenecen al feminismo institucional pero están haciendo un trabajo muy bueno y “se la pelan” a favor de una ciudadanía plena para tod@s. Si quieres contactame a través de mi página en Facebook o en twitter

Karina

23 de abril

Yo creo que también se debe a que la mayor parte de la sociedad se ve bombardeada por los estereotipos de sociedad que vemos todos los dias dentro de los medios de comunicacion, que crean modelos de vida con muchos aires de la forma de pensar de los años cincuenta.

Muy buen artículo no había visto las cosas desde esa perspectiva.

23 de abril

Muy buen punto Karina y ahi es donde te das cuenta de que no tiene nada que ver con las preferencias sexuales sino con la manera de ver el mundo y a los demás. Los medios reproducen incluso maneras estereotipadas de ser homosexual o lesbiana. Si te fijas, en las novelas, en la publicidad, incluso a nivel de lideres de opinión, hay un estándar educacional, socio económico y también simbólico (maneras de ser, vestirse, hablar, etc) que si bien visibiliza a los LGTBQI lo hace en un modo donde muchas maneras de asumir identidades y orientaciones sexuales desaparecen también.

Luis Albornoz

23 de abril

Buen artículo, y tambíen he escuchado a modo de ofensa la palabra feminista, tipico cuando una persona identifica a otra como machista por su conducta realmente machista, la respuesta más común, es que tú, quién defiende los derechos de la mujer eres feminista, pero no debiese haber comenzado así, no estás al otro extremo de la balanza, solo al medio, ya que el otro extremo sería igual de pernicioso. también con mucho pesar, he oido gay como ofensa, e inclusive nana ( asesora de tareas domesticas en mi pais). La mentalidad se nota en nuestro uso y abuso de conceptos, saludos.

23 de abril

Ah si, todo lo que salga de la norma sirve para insultar: Negro, guatona, “vivis de plaza italia p’a abajo” y tanto discurso de exclusión que no vemos porque miramos desde él, lo tenemos introyectado. No es casualidad que seamos un país tan desigual en la distribución del ingreso: esto se corresponde con una realidad social, una manera de pensar y organizarse. Por eso el capitalismo se sirve tanto del Patriarcado.

A.S. González

23 de abril

Me siento algo ignorante entre tantas respuestas tan bien planteadas, pero me alegra reconocer que no soy de esas personas armadas de odio.
Vale la pena leer cada una las cosas que haz escrito en este artículo (:

23 de abril

Pues mira que ya tienes el 90% del camino hecho. Lo demás es leer y poner ideas en común con otras personas, estoy segura que encontrarás el tiempo y la ocasión para hacerlo. Si lo deseas puedes comunicarte conmigo a través de mi página de Facebook o twitter y con gusto puedo alcanzarte libros en pdf sobre temas que sean de tu interés.

Ignacio Salfate Neira

23 de abril

Interesante su articulo, coincido con usted sobre lo que llama el patriarcado, sólo quisiera acotar que lo que usted sufre o distingue por genero como la ofensiva palabra “lesbianismo” algunos hombres, y me enfrento al anatema pasamos por lo mismo en el riesgo de ser calificado “gay” por tanto le expreso, que frente al patriarcado con el que usted se empeña va para ambos géneros básicos, no obstante, conozco a gente que si es gay, y si se pregunta por como los conocí, resulta que participan en la pastoral de la iglesia que acudo, y pese a saberlo, nadie se los recrimina, no obstante algunas veces si, en mi caso pues soy un hombre de piel (heterosexual) pero que aprecia tanto a la mujer cómo me lo permiten las costumbres, pero cuándo una dama, y quisiera llamar a esto “matriarcado silente” (porque ante la resistencia del patriarcado,o la tendencia extremista que se llame, siempre habrá resistencia, extrinseca o no), suele fijarse y armar sus propios prejuicios, y yo que tengo buen oido lo sé, la mujer siempre ha sido libre sexualmente, tanto como el hombre, y no concibo en mi mente que solo nosotros los hombres tengamos relación con quién se nos de la gana (lamentablemente no es mi caso, soy un retrogada que espera al amor de su vida), pues para sentir y hacer el amor, se necesitan por lo menos de dos personas, pero dama, querida y respetada, si debe viajar hasta el fin del mundo, y encontrarse y demostrar al mundo lo que la sociedad debe aprender a hacer, hágalo, considero que su articulo está muy bien redactado y da un carácter muy necesario para enfrentar al mundo de hoy, humildemente sólo quiero acotarle, que no es una cosa de género, sino de cultura, atte: un caballero extraviado en el siglo XXI

23 de abril

Sabrá que no soy una dama ni me interesa serlo 🙂 yo quiero ser sólo una mujer que hace uso de su libertad de expresión. Yo personalmente no sufro porque usen contra mi la palabra lesbiana como ofensa, porque ellas son también personas con derechos igual que yo. Obviamente hay muchos gays que viven en secreto su homosexualidad y sin problemas, pero ahí está justamente el problema: ¿porqué el secreto? Que no se discrimine a los gays en una comunidad, lo cual me parece muy bien, no va en contra del hecho de que exista una mentalidad discriminatoria hacia la diversidad en general. Yo quise tomar esta vez el tema de las lesbianas, pero podría haber hablado de los inmigrantes de paises limitrofes, de los mapuches, de los que viven al sur de santiago y asi.
No estoy de acuerdo en que la mujer siempre ha sido sexualmente libre como el hombre: En la historia, hemos sido las mujeres a las cuales se nos ha puesto cinturón de castidad, a las que se ha esclavizado, vendido o dado en matrimonio, quisiéramos o no. Actualmente es a nosotras a las que se nos mutila los genitales, se nos niega el derecho al aborto y se nos viola como estrategia de guerra.
El género es parte de la cultura: La cultura define que deben hacer las mujeres y que los hombres asi como el valor de cada uno. Mire, le cuento algo curioso, en la cultura Taquile del lago Titikaka en Perú son los hombres encargados de tejer y el más viril es el que teje mejor y más bonito. Esto, en un país donde la masculinidad está definida por otros factores, como la fuerza o el dinero, daría lugar a burlas.
No desconozco que hay comunidades donde la realidad puede ser otra, pero viendo la situación de la discriminación de géneros en una perspectiva global, no podemos decir que hemos superado algo. Y en esto creo que no está mal ser radical, que no es lo mismo que extremista. Ser radical es aspirar a la solución definitiva de la violencia y discriminación de la mujer.

Tzii Tzii

23 de abril

Hola Vanessa apenas termine de leer tu gran escritura y quede perpleja, me encanta que exista personas con tu mentalidad… si, lamentablemente muchas de nuestras mujeres sobre todo Mexicanas, digo nuestras por mi Madre, mi hermana e incluso abuela, han querido vivir día a día con una mirada hacia abajo, siendo sumisa.
hasta hace poco pensé que la sociedad ya estaban asimilando que existen personas ”diferentes” pero porque lo pongo entre comillas?, simplemente porque no somos diferentes, se refieren a nosotros así, por el simple hecho de que no llevamos la misma vida que todos, no nos conformamos con este patrón que la misma sociedad nos otorga, pero porque la sociedad debería de otorgar estos patrones, si la que decide vivir la vida es uno mismo, ellos nunca vivirán, no amaran ni sentirán por uno.
No me considero Lesbiana porque considerarme así es darle gusto a la sociedad, es dejar que ellos me etiqueten, dejar que me vean diferente, simplemente me gusta amar a mi similar y eso seria un delito? si no hacemos daño a nadie, solo somo ella y yo.
Estudio la universidad y llevo 3 años amando a una persona maravillosa, a mi no me importaría gritarle al mundo de lo que nuestros corazones sienten… de lo que nuestras miradas dicen y a la vez no la dicen… disculpa por todo este rollo 🙂 jeje en fin… nunca me ha importado lo que piensen de mi, ni siquiera lo que dicen mis padres, por que ellos me educaron para amar y nunca para juzgar, ni rechazar.
a lo que quería llegar, hace unos días llegue a salón de clase y uno de mis compañeros grito, ”ahí viene la vato” . no te voy a mentir, son cosas, son comentarios que aunque uno no quiera lastima.. porque a estas alturas donde se supone que estamos ”madurando” .
Recordé ese momento de enojo con tus lineas ”Usar la palabra “lesbiana” como ofensa, es signo de podredumbre mental”
y me encanto tu espacio 🙂
Saludos.

23 de abril

Tzii gracias por compartir tu experiencia con tanta sinceridad. Es importante no asumir las etiquetas y categorías del patriarcado y si hemos de hacerlo, que sea para desconstruirlas y reformularlas, asi como propone judith butler sobre los insultos sexuales (perra, puta, etc). Aceptarnos como minoría, como cualquier minoria, es asumir que las jerarquias patriarcales están correctas, y eso opera en contra de nosotrxs mismxs. No hay que aceptar jamás ser minoria sino denunciar lo que realmente pasa, cual es, que hay grupos que en una sociedad son minorizados, que es diferente, minorizados porque vivimos en un sistema donde reconocernos como igualmente diversos no es funcional, porque para poder oprimir y explotar a los seres humanos, se necesita que algunos de ellos sean alterizados.

Lesbiana Valpo

25 de abril

valiente tzi tzi muy valiente y con dos ovarios

23 de abril

El problema es tan simple que resultan irritantes los comentarios que nos tratan de mostrar a los chilenos como “liberales/apáticos” (Rodrigo, Marcela Castro) siendo que la verdad es que aun es común la burla como forma sublimada de la violencia latente.
Quizás el modo de desenmascarar el argumento de la supuesta “homonormatividad” que hoy (según cierta gente) sería más fuerte que el patriarcado es tan sencillo como contra preguntar “¿cuántos heterosexuales han sido golpeados hasta la muerte SOLO por el hecho de ser heterosexuales?”. No tengo recuerdo de si ha existido tal caso en el país.
Los fenómenos de discriminación deben ser vistos en el contexto más amplio de la historia y no meramente como que “ahora que ya no hay discriminación, entonces los que siguen con la cantaleta de la “heteronormatividad” son todos unos extremistas o nazis de género”. Una vez que existe el cese de una conducta social violenta hacia los derechos humanos de las personas debe existir una REPARACION social del daño históricamente hecho. Eso significa crear ACTIVAMENTE una nueva conciencia social lo que se traduce en la aceptación total del otro.
Tolerancia no es meramente un aguantar al otro. Es más que eso. Es aceptar, es convivir, es respetar, es querer!
Finalmente creo que la lectura correcta no es el hembrismo que varios opinantes han achado al artículo, sino que el feminismo bien entendido como igualitarismo, como búsqueda de la igualdad en derechos con el resto.
Como escribió Lesbiana Valpo “Por eso al final ella hace un llamado a vernos a nosotras mismas en las que sufren todo tipo de discriminación por salirse de las normas de su sociedad, por quedar marginadas y resistirse a ello. “

23 de abril

El tema del privilegio generalmente no se toca, porque nos hemos acostubrado a que los problemas son de otrxs y de otrxs el deber de ponerles solución. La apatía y el “aquí no pasa nada, ya lo superamos”, son expresiones de privilegio. El privilegio es creer que algo no es un problema porque no es tu problema. Ojalá podamos construir un nuevo sentido de pertenencia basado en -como decia Mario Benedetti- reconocer al otro o la otra como el próximo projimo, e involucrarnos en las soluciones por otrxs y con otrxs, en vez de definirnos como parte de una sociedad en función de nuestro poder adquisitivo e

Cris

23 de abril

Muy buenoo me gustó mucho.
Lo lésbico sólo es aceptable en el consumo masculino (porno, herotismo, imaginación, sexualidad) pero fuera de ese imaginario social y dentro de la realidad no es aceptable, es un repudio. He ahí el asunto. :/

23 de abril

Bingo! mientras sea para consumo masculino es aceptable y hasta se lo motiva; pero cuando es muestra de autonomía e identidad, es el problema.

24 de abril

soy hombre y feminista (otro binarismo poco convencional) y me encantó tu artículo. saludos 🙂

24 de abril

Muchas gracias! Saludos cordiales @DivinaFeminista

Janis

24 de abril

Un artículo muy bueno que en pocas palabras dice muchísimo.Gracias

24 de abril

Muchas gracias Janis

marcela

24 de abril

Muy buen articulo, tngo amigas lesbianas y amigos gay… Y no son bichos raros… Lo que si me puedechocar es cuando veo una lesbiana cn actitudes de macho alfa y a gays cn actitudes de hello kity. El amor no tiene genero!!!!

Bory Aguilera

24 de abril

Wow, me has dejado sin palabras, excelente artículo. Donde puedo seguirte y leerte?

24 de abril

Bory, puedes seguirme en twitter @DivinaFeminista o en mi página de Facebook que está en mi perfil de El quinto poder. Saludos

Lesbiana Valpo

25 de abril

me siento sapiosexual. me enamore de la inteligencia de esta ser humana mujer. descubri su blog y estoy aprendiendo mucho http://vrdelafuente.wordpress.com/

indira mahadma

24 de abril

Excelente articulo..adelante.saludos.

25 de abril

Muchas gracias Indira. Saludos

Brenda

24 de abril

Super interesante.el artículo, seamos felices! Solo se Vive una vez!!

25 de abril

Gracias. Que tu también seas muy feliz. Saludos!

Dulce

24 de abril

Apoyas al masculinismo?

Lesbiana Valpo

25 de abril

Peor que ser tonta es hablar y demostrarlo, dijo.

24 de abril

La protesta desde tu experiencia es legitima, y la apoyo. El feminismo es machista en algunos casos, y la sociedad actual obliga a la gente a una heterosexualidad obligatoria. Etica y moralmente estoy totalmente deacuerdo contigo, tu protesta.

Pero no estoy muy deacuerdo en el punto, que la “heterosexualidad obligatoria” sea algo propio del patriarcado. Y tampoco que el matrimonio sea propio del patriarcado. El patriarcado es institucion que sustenta la ideologia machista, dandole empoderando a los hombres sobre las mujeres (sin importar si esto es una ventaja o no para los hombres, como es el caso de morir obligatoriamente en la guerra).

Si lo vemos como un tipo ideal, el machismo y al patriacado, si han tolerado la homosexualidad, en algunas sociedades. Un conocido ejemplo son los griegos. El patriarcado es una institucion extremadamente antigua en el viejo mundo (europa, asia y norte de africa), de hecho , tan vieja y antigua, que ya parece ser natural e intreseca en una civilizacion (podemos decir que antes que existese la excritura, ya el patriarcado era dominante sobre las sociedades “civilizadas” o “sociedades sedentarias”). estamos datando que el patriarcado tiene almenos 6mil años dominandonos, y este ha sobrevivido a mas cambios que el capiatlismo. Si bien han habido sociedades matriarcales o con paridad de genero, como las Amazonas del viejo mundo, estos son parentesis en la historia.

No quiero decir que el machismo es natural. No hay pruebas cientificas para apoyar esa hipotesis, especialmente con los ultimos observaciones de los primates primos Bonobos, que poseen sociedades matriarcales.

El patriarcado, como una institucion de ese calibre de antiguedad, es una institucion estructural, de hecho basica. Por asi decirlo, el patriarcado es tan importante en la constitucion de sociedad como lo es el lenguaje, el estado, y la familia.

Cómo eliminas una institucion tan basica y antigua? En la serie futurama se muestra algo, que es terrible. Que es que en el año 3000, el mundo es mas machista que el actual, pero la diversidad sexual es aceptada en todo su exprecto (de hecho al limite de lo ontologicamente impensable), y el matrimonio si bien existe, es en la practica inexistente.

Esto no es solamente un chiste de matt greoring, puede pasar. No se si has leido, por ejemplo de la homosexualdad entre soldados, o la homosexualidad en los circulos academicos (caso de Keynes, en su circulo social “since [their] time, homosexual relations among the members were for a time common”).

Le estas dando una caracteristica inmanente al patriarcado. Pero es una grave error, es una generalizacion apresurada.
Ojala que tengas cuidado con eso, por que, tu crees que atacando a la homofobia estas dandole a dos pajaros de un tiro. ESO ES FALSO. Por que la homofobia (una institucion en la sociedad occidental relativamente con 1500 años, impuesta por el cristianismo, y el islam), es mas facil de erradicar. Y derrepente, sin darte cuenta , te puedes encontrar en un mundo como el de futurama.

Gracias por leerme.

Fede Holzmann – sociologo

25 de abril

Gracias por darte el tiempo de comentar, encima a esta hora. Lo que dices es Interesante. No sé a que llamas mi experiencia, pero es obvio que hablo desde mi experiencia, sino desde dónde? Toda persona se sitúa desde su realidad y contexto creo yo.
YO sé que erradicando la homofobia no se erradica el Patriarcado. lo que yo escribi fue como la heteronorma educa en conductas y en exclusiones.

No obstante ,para mi si existe un heteropatriarcado, de lo contrario nadie hablaria de los LGTBQI como diversidades sexuales o minorias sexuales. De hecho, si no existiera una heteronorma, nadie hablaria de eso, no seria tema, no necesitariamos leyes zamudio ni nada de eso. No hablariamos de tolerar siquiera. No hablariamos, asi de simple.

Que el patriarcado tenga 6 mil años de antiguedad o un millón no quiere decir que no pueda desmantelarse o que sea legitimo ni valido. La pregunta es porqué seguimos reproduciéndolo? porque se trata de descolonizar la mente antes que las instituciones. Creo que el estado, como lo conocemos, esta obsoleto en una época donde las comunicaciones y los movimientos de personas son transnacionales. Lo mismo que la familia tradicional y Chile como pais católico, realidades que existen solo en el papel ya que la vida cotidiana es muy diferente,

Me voy a salir un poco del tema para aportarte algo. Sobre lo de la homosexualidad y el Islam, te puedo decir que el Coran ni siquiera menciona la palabra homosexualidad en el árabe original y en este aspecto, la hexégesis sobre la aleya de Lot que supuestamente la condenaria, es la misma que han propuesto para la biblia autores como John Boswell respecto a la misma historia en dicho libro.

Asi que eso de que el Islam impone la homofobia por la fuerza ES FALSO. Por ejemplo, hasta 1972 la homosexualidad no era castigada en marruecos y en algunos paises con amplia población musulmana no es un delito. La poesia homoerotica musulmana también es bien conocida. Por lo tanto no se puede establecer una relación directa entre una y otra cosa.
el Islam como creencia espiritual no es lo que las elites gobernantes de paises de mayoria musulmana – que no islamicos ya que no cumplen con los requisitos del corán del buen gobierno- hacen de él para interés propio y de sus socios, y hay que analizar además, en cada caso, la implementación del fiqh o derecho islámico, que tiene varias escuelas de pensamiento y el factor colonial, lease puritanismo cristiano anglosajón y su influencia sobre las concepciones de la sexualidad en el mundo oriental. Como en este lado del mundo, hay variedad en la manera que se socializa la creencia religiosa y en la manera en que los individuos viven el hecho religioso.

Gracias por leerme

simone pavin

25 de abril

Encuentro genial que la columnista sea parte del debate. Por lo general los que escriben columnas prontamente se desentienden del debate que se genera y justamente terminando el articulo viene lo más importante. Saludos por eso.

27 de abril

Muchas gracias por apreciarlo. Saludos cordiales

leonardo cabrera

25 de abril

Muy interesante y digno de ser compartido. Hay mucho ppr reflexionar y cambiar en nuestra sociedad como agentes sociales.

25 de abril

de verdad te convertiste al islam?

Lesbiana Valpo

25 de abril

eso importa? se trata del articulo o de su vida privada. la vas a invitar de vacaciones a turquia? he visto su blog y no solo es musulmana conversa, con una vision muy interesante sobre el feminismo, sino que deberia estar en el sernam. ha dejado el nombre de chile en alto en el extranjero. junto con preguntarme que le ve a los hombres, con lo aburridos, cabeza hueca y machistas que son en este pais, me pregunto a que volvio si aqui inteligencias como la de ella solo reciben preguntas idiotas y cuestionamientos . ya, educate un poco http://vrdelafuente.wordpress.com/

C Johana

25 de abril

No estoy de acuerdo con el hecho de ser madre soltera como una elección… no conozco tu historia de vida, si es algo que sucedió celebro que hayas salido adelante con tu vida para criar a tu hija y eso es muy loable. Pero como elección, privar al niño de su identidad porque “decides” ser madre soltera es muy egoista a mi entender. Y eso no tiene que ver con la orientación sexual de la persona, muchos niños son adoptados por parejas o personas heterosexuales y también se les oculta su identidad verdadera. En estos tiempos en los que tanto se reivindican los derechos del niño, eso me parece fundamental. Igualmente insisto, no sé si es tu caso porque no te conozco. Saludos

Lesbiana Valpo

25 de abril

claro, como no es tu vida y no conoces la de ella, callate la boca y mete tus narices donde te corresponde que es, en tus ovarios y tus asuntos. Hasta cuando el mandrilismo por dió! vas a ayudar con la crianza? si ella decidio tener un hijo a pesar de la gente como tu que siempre esta lista para juzgar a los demas o se insemino en un banco de esperma qué? no se te ocurre pensar que a lo mejor ahi hay algun padrecito ausente a los que nunca se les culpa de ser abandonicos? pero vamos a darle con juicios y recomendaciones a la mujer, que para eso es mujer y tiene siempre la culpa de todo.

Fernando García-Huidobro

25 de abril

Muy bueno y lamentablemente muy cierto

Carolina G.

25 de abril

Es tan terrible ver que gente como tú tenga esta visión tan amplia de las cosas, tan natural, tan propia de una persona inteligente y que se toma en serio estos temas. Absolutamente distinta a la realidad de este país, plagado de simios que, solo por dar un ejemplo, les calienta tanto ver porno lesbico, pero que al momento de ver dos escolares de la mano en la calle, les gritan SUÉLTENSE MARICONAS (experiencia propia)

Me da mucha pena pertenecer a esta asquerosa sociedad plagada de hueas TAN injustas, ni siquiera por el hecho de ser cola, sino que solo por el hecho de ser mujer.

Mis felicitaciones a tu artículo, que lo encontré demasiado bueno y preciso en todas sus formas.

Saludos!

Mercedes Amarilla

25 de abril

Me encantó leer tu artículo! Hay que ponerse en el lugar del otro antes de juzgar, y no me refiero solamente a los LGBT, sino en general. Hay muchos problemas sociales y debemos afrontarlos, sin miedos, con convicción, depende mucho de la educación que recibamos y de nuestra autonomía.
Gracias por una lectura tan satisfactoria. Saludos desde Paraguay.

Dani Duarte

25 de abril

Buenísima nota!! me encantó!! es una lástima que como mujeres tengamos que estar en la obligación de “seguir un patrón” establecido por el patriarcado, cuando me preguntan “tienes hijos?” y respondo “no, estoy estudiando y quiero trabajar” se sorprenden tanto y me preguntan constantemente que cuántos años tengo, que a qué edad quiero ser mamá porque se “me pasará el tren”, es una pena que no todos acepten que tenemos distintas metas o pensamientos, y que no por ser mujer debo cumplir por un ideal impuesto. Nota compartida y super recomendada! besitos!! 😀

25 de abril

En una oficina de no mas de 20 personas, en las cuales al menos 8 eran lesbianas ¿sabes quienes eran las mas agresivas, las que mas atacaban a las lesbianas? Las mismas lesbianas. Con golpes, cachetadas, insultos de grueso calibre…

““¿cuántos heterosexuales han sido golpeados hasta la muerte SOLO por el hecho de ser heterosexuales?””

No, aprendi conviviendo con esas lesbianas que la pregunta es “¿cuantos homosexuales agreden a otros homosexuales?” Porque cuando acusas a los heteros de agredir a homosexuales y vamos con el patriarcado y payasadas, ¿como explicas entonces que las peores agresiones que han sufrido homosexuales hayan sido a manos de otros homosexuales? ¿Sabias que gays golpean hasta la muerte a los que son gays afeminados, o que lesbianas golpean hasta la muerte a las lesbianas que son mas femeninas, o trans que han sido golpeados hasta la muerte por travestis? Hay varios asesinos en serie gays, que matan a otros gays ¿eso es porque estan afectados por el heteropatriarcado o porque son unos sicopatas por meritos propios?

Y tal vez no se publican muchos casos de homosexuales golpeando hasta la muerte a alguien por ser hetero… pero ¿y que pasa con otras discriminaciones? Cuando hay mas homosexuales en un lugar de trabajo que heteros, los heteros son agredidos. Los grandes acosadores laborales actuales son homosexuales, y atacan sin piedad a los heteros. Es muy facil acusar a un hetero de discriminar y que se le despida, lo dificil es acusar a un homosexual que discrimina. La heterofobia es una enfermedad psiquiátrica grave, igual de grave que lo es la homofobia, pero a nadie le importa, porque es mas “in” ir de “yo no discrimino a los homosexuales” que decir “nadie debe discriminar a nadie”.

Acusar a los heteros de discriminar como si fueran exclusivamente los unicos que lo hacen, es negarse a ver el problema. No son los heteros los que discrimina, SON LAS PERSONAS.

El problema es que las personas discriminan, no los sexos. Los heteros discriminan a los homosexuales, los gays discriminan a los demas homosexuales, las lesbianas a los travesti, los travesti a los trans, porque todas esas personas se sienten mejor discriminando, se sienten superiores.

Explica ¿por qué como hetero tengo que tolerar a alguien que no tolera a otros y que incluso no me tolera a mi? ¿Crees que es simpatico o gracioso que se haya instalado el discurso de que uno es hetero por miedo a ser diferente, y que por ser hetero uno tiene que asumir culpas y que es casi satanas, y uno no se pueda defender sin que se le trate de homofobico? ¿Por que tengo que asumir, por ser hetero, reparacion por un daño que los mismos que se consideran victimas provocan a aquellos que consideran como inferiores?

¿Por qué llenarse de indignacion moral contra la homofobia, cuando cada vez hay mas homosexuales heterofobicos? ¿Porque ver solo un lado de la moneda de la discriminacion, cuando NADIE debe discriminar a nadie y TODOS debemos tenernos respeto?

Piensa en eso. Piensa que lo que dije no tiene nada que ver con ser liberal/apatico, sino con decir que el discurso feminista lesbiano de este articulo, teñido de heterofobia, cae exactamente en lo mismo que critica, o sea, discrimina en su discurso centrandose en los heteros, cuando el problema es un poquito mas serio que eso. No hay que ser solo antidiscriminacion de heteros contra homosexuales, sino contra toda forma de discriminacion, sea quien sea que la ejerza.

25 de abril

Marcela: Yo creo que moderas el tono, en serio. No entiendo porqué te enoja tanto que no estemos de acuerdo. Yo no sé porqué asumes que yo soy heterofóbica. Tengo que entender que asumes que soy lesbiana? Te repito, no odiar a los lgtb no implica odiar a los heteros. Y tener autocritica para asumir que asi como nos enseñan el valor de la maternidad, nos enseñan a mirar feo a quien se salen de la norma no es ser heterofobica. En eso no nos podemos mentir. Ahora bien, la homofobia es mas que una cuestión de genitales, es una manera de ver y de verse. Claro que hay gays que odian a otros gays, que son racistas, etc. He visto feministas discriminar transexuales y mujeres indigenas. Asi como hay mujeres machistas y judíos que apoyan el genocidio de otros seres humanos, lo cual no cambia que golpear a las mujeres y exterminar personas por cuestiones etnicas o religiosas, sea bueno y deba ser aceptado como normal. El patriarcado es un hecho social y una introyección. Hay que cambiar mentalidades para cambiar la sociedad, pero para eso se necesita autocritica y perder el miedo a estar equivocados. No se trata de competir por quien sabe más sino de socializar el conocimiento que pueda llevar a comprensiones profundas de las problemáticas para encontrar posibles soluciones. Tampoco se trata de ganar en ver quien es más opresor, sino en pensar como podemos ser todo más libres, menos discriminadores, menos prejuicios, más empáticos.

jimena

25 de abril

me encantó <3

25 de abril

Hola!

Admito que esta columna me tiene un poco desconcertado. Para que decir de los comentarios, interperlaciones y contrastes; estar desconcertado no es en ningún caso algo que desvirtúe o mire en menos las ideas de Vanessa, si no que más bien nos ayuda a darle vuelta de tuercas a algunos conceptos preconcebidos, unos marcados de absoluta ignorancia y otros sobreraificados en valores académicos.

Primero, es algo que me había dado vueltas mucho tiempo en la cabeza y que este articulo me ayudó mucho a despejar: La lógica moderna de clasificado y considerado en lo binario declarada en crisis hace ya hartas ediciones también puede instalarse en la “heteronormatividad”. Es interesante ver que los cambios sociales y conceptuales de las últimas decadas obligan a descartar la idea de un patriarcado ordenatorio, casi construyendo un muro entre unos y otros, y comienza a instalarse en una lógica simbólica más profunda. Quien haya leído a Jameson o a Zizek podría entenderlo; quien no podríamos decir que la “heteronormalidad” dejó de administrar cuerpos y empezó a pelear por el dominio de los conceptos, en cierta forma para reproducirse con una latencia que podría pasar desapercibida en los actos pues se apropia del sentido común para un futuro oportuno y una sobrevivencia ad-hoc.

Una de esas es como entendemos el lesbianismo. Socialmente comienza a aceptarse; hablamos de una apertura cultural al tema y de que “paseen en nuestros parques”, que “se besen como nosotros” y que hagan “familia por igual”. Pero entremedio, aunque no se quiera, ¿estamos preparado para NOSOTROS ponernos en el lugar? La heteronormalidad como forma de inclusión es una rara forma de valorar sin aceptar, de administrar sin juntar.

Hoy todos hablan de “mi mejor amigo gay”. Todos dicen que no tienen problemas en ir a bares gay. Todos leen a la Susan Sontag. Artistas, musicos, intelectuales y tantos otros rasgan vestiduras sobre la inclusión, la igualdad y la diferencia. Bien por ellos. El problema radica en que la revisión interna, las lógicas de como actuamos y decimos, están llenas de heteronormalidad. Nadie puede negar que las academias se sujetan a eso. Hemos desarrollado una “tolerancia” a raíz de lo heteronormativo y no desde la reivindicación de la libertad.

Veamos por ejemplo quienes hoy en Chile tienen la bandera de la reivindicación homosexual. La fundación Iguales mostrando un estereotipo higenizado del homosexual o lesbiana que ante todo quiere triunfar en el modelo (en manos de hombres, por supuesto). Reivindica su vida en relación con un modo hacer que es lapidario y profundamente normativo; es el trunfo del modelo pues, en el fondo, busca ser integrado, igualado, sin ser un agente de cambio. Historicamente la historia gay de Chile ha sido construida en marginalidad, para que decir la del lesbianismo, aún más escondida que cualquier otra ya sea desde el relato social hasta el académico.

25 de abril

Hola. muy acertado todo lo que has dicho. Sobre todo el ultimo párrafo. Yo tengo la impresión que un gay pobre no tiene la misma visibilidad o atención que uno de la farándula y lo que dices me hace pensar en ello. Tienes alguna manera de contactarte?

25 de abril

Por el twitter. @esprobable

paul

25 de abril

Que artículo mas certero y realista de mi chilito querido , donde hasta quien le falta un botón de la camisa es criticado , descriminado, denigrado, humillado , etc… espero que esto Vanessa sirva para hacer conciencia de una vez por todas y que chile sea un país más humano , culto , y más sensible , porque esto ya no puede seguir así !!! Amar es aceptar a lo demás tal cual son !!! Y se supone que chile es um país tan cristiano !!!! Saludos y mucha suerte en tu lucha totalmente necesaria !!! Felicitaciones !!!!

NATALIA CASTRO

25 de abril

CADA UNO ES DUEÑO DE ELEGIR LO QUE QUIERA SER, SIEMPRE Y CUANDO RESPETE A LOS DEMAS, SUS FORMAS DE PENSAR, SUS CREENCIAS, DESEOS, DERECHOS, ETC.

Paulina Bello Bravo

26 de abril

Gracias por tu artículo inteligente y apasionado!

Jose Aguilera

26 de abril

que el Creador del Universo tenga misericordia de ti, si en verdad conocieras a Dios, jamas dirias estas cosas, pero tu sigues los designios de tu mente cauterizada por el enemigos, Jesus un dia dijo vosotros sois de vuestro Padre del Diablo, por que las obras de vuestro, y tu piensas que estas obrando correntamente y conforme a la justicia, a la verdad y a la misericordis, pero no es asi, un feto, o niño, no tiene la oportunidad de defenderse, y yo defendere a los que no se puedan defender, es mi labor aca en la tierra, y quiero que sepas estop a mi quien me detiene es Dios y con el es quien te la vas a ver pronto, por que tu daras cuenta, por cada una de las cosas que escribes aca en este lugar, Dios te bendiga, yo dire palabras fuertes, esas palabras que nadie escuchar, por que a nadie le gusta que le digan la verad y la verdad es que tu estas siendo intrumento del mismo satanas, un vil titere de la ideologia de genero, esa triste ideologia desarrollada por satanistas de muy alto nivel

Melquiades

26 de abril

Esta no es la iglesia de pato frez. Vaya a decirle a su pastor que le haga llover oro y compre una vida en el persa bío bío. Al menos la señorita no nos revienta los oídos cada domningo de madrugada gritando sus opiniones con un megáfono. Si usted no quiere leer, no lea. No les gusta la libertad de expresión pero bien que le joden el fin de semana a la gente.

Laura

26 de abril

Jajajajaja pero que hay gente desocupada en este país. Cállese la boca, usted y sus religión que vive de meterle miedo a la gente con el infierno para sacarle plata.

Lesbiana Valpo

26 de abril

ah no, pero esta gente no pierde oportunidad de derramar su gracia y misericordia entre quienes nos importa un carajo. Su labor acá en la tierra, por dios, búsquese un trabajo serio.

Felipe Karim

26 de abril

Señor José: No ofenda a Dios ni a sus hermanos con sus faltas de ortografía. Dígame donde le mando la brújula que esta columna no es sobre el aborto.

Alvaro H.

26 de abril

Al menos la ideología de género como la llama usted, ha logrado describir problemas sociales y proponer soluciones. Usted es un títere de un ser cuya existencia no está comprobada. Siempre para condenar, nunca para aportar; que vida más amargada debe tener usted y como le deben dar miedo las mujeres que piensan por si mismas y deciden libremente sobre su vida, su cuerpo, su maternidad y su sexualidad que la única forma que usted se siente tranquilo en si la imagina ardiendo en fuego. Y se llena la boca hablando de un supuesto Dios de amor.
Como hombre, mis felicitaciones para Vanessa que siendo heterosexual se compromete con la no discriminación de los que no lo son, exponiendose con ello a la misoginia de algunos buenos cristianos.

27 de abril

Por favor, personas que han respondido a este comentario en particular, aprecio que ustedes estén de acuerdo con mi opinión, pero no caigamos en reproducir estereotipos sobre las personas por razones de creencia. Si el señor recurre al escarnio, que sea su opción, pero respondamos con altura de miras o mejor no responder. La mejor bofetada es la que no se da.

Jean

17 de julio

Don José, la respuesta está en su mensaje: Cuando usted esté frente al Pulento, y le tenga que dar explicaciones, Él lo va a medir con la vara que usted ha medido a todos. Ahí lo queremos ver.

anonimo

26 de abril

El tema es simple.
Jamás he visto a un hetero hacerle asco a un homosexual.
El odio es entre ellos mismos. A la mayoría de los heteros nos importa un rábano que hagan los demás con sus genitales.

27 de abril

No ver algo no es igual a que no exista. Que a la mayoria le importe un rabano no es suficiente, porque aquellos a los que les importa, les importa para discriminar. Saludos

Hertruestory

26 de abril

Me encanto el articulo, es realmente interesante no solo para los homosexuales sino para los heterosexuales ya que todos deberían ser mas consientes sobre ser feministas, dejar a un lado el machismo y el hembrismo. Ya que no importa lo que seas con tal de que respetes a todo aquel que te rodea y aceptarlo como es único y especial.

27 de abril

Muchas gracias por tu comentario. Espero que sirva para que todos seamos más empáticos y conscientes de nuestra tendencia a discriminar aprendida, porque la sociedad cambia si la manera de pensar cambia

César

27 de abril

Estimada Vanessa.
Encontré este artículo por casualidad en la internet y sólo después de haberlo compartido varias veces en las redes sociales con diferentes amigos, caí en la cuenta que conocía a la autora del mismo hace mucho tiempo, desde la época de la universidad.
Felicitaciones por tu valentía, tu militancia, tu fe musulmana y por tu claridad de conceptos, tan bien vertidos y maravillosamente expuestos en tus palabras. Un abrazo y hasta la próxima.

27 de abril

Estimado César:
¿Tu fuiste mi compañero en la U de Concepción? Wow, que sorpresa. No eres por casualidad el César con el que estudiábamos juntos y era fan de The Beatles? De todos modos muchas gracias por acordarte de mi y pasar a saludar. Un abrazo y que estes muy bien

cindy-iriarte

27 de abril

Bravooooo!! Vanessa Rivera de la Fuente! Para colgarse la etiqueta de feminista hacen falta los que se le hechan al rompope! Pero desde mi realidad homosexual te aplaudo!

Marina Lizárraga

27 de abril

Bravooooo!! Vanessa Rivera de la Fuente! Para colgarse la etiqueta de feminista hacen falta los que se le hechan al rompope! Pero desde mi realidad homosexual te aplaudo!

Ro

27 de abril

Hermoso :’)

majo

27 de abril

No es fácil ser y reconocerse ante la sociedad chilena…. Pero uno debe ser fiel y leal con uno mismo.
Gracias….Bello artículo!

Myrrha Yglesias

27 de abril

Vanessa
Muy acertado tu texto. Lo disfruté mucho. Expresaste lo que yo hubiese querido decir porque únicamente lo había pensado.
Gracias.

Víctor

28 de abril

Me has ayudado a crecer. Puede que ya lo sospechara, pero tu entrada me hizo reflexionar el hecho de que este patriarcado llame “puta” a la mujer que disfruta de su sexualidad tanto como al hombre que llama “chingon”. Al mundo le queda por crecer y este aporté tuyo es sólo una gota, que te aseguro me ha llegado por lo menos a mi. Saludos desde México 🙂

xavier briceño

28 de abril

interesante articulo, me pregunto, tu feminismo no entra en conflicto con el islam? saludos

28 de abril

No, para nada. Mi feminismo entra en conflicto con la ignorancia y los prejuicios de la gente sobre el Islam pero no con el Islam que yo he estudiado y aprehendido como fe, que no es lo que se ve en cnn ni lo que enseñan en la escuela.

Danali

28 de abril

Wn!!! NO-TA-BLE!!!! no he leído discurso mejor respecto de la igualdad. Gracias!!!

28 de abril

Muy bueno este artículo nos da que pensar en quiénes somos y qué queremos en nuestras vidas, en nuestro actuar y cómo enfrentarse a una sociedad tan pacata .

Alejandra Macedo Salcedo

29 de abril

¡Guau! Realmente estoy con la boca abierta con lo que acabo de leer. La forma en que lo redactas tan sutilmente y tan claro me hace comprender realmente lo que expresas. Yo, soy una mujer de 24 años, lesbiana y segura de mi orientación sexual; y efectivamente, pienso igual que tú; las personas que agreden a los homosexuales y los ofenden, no han llegado a sentir esa “experiencia cumbre” (como diría Abraham Maslow) en el amor, o en la vida misma. Y eso no es precisamente malo, el hecho de que todavía no experimenten eso no los hacen malas personas, pero sí los hacen incapaces de SENTIR con el alma, sí los hacen incapaces de ver más allá de sus narices y PENSAR que hay todo un mundo allá afuera que no precisamente deben comprender, pero SÍ respetar porque es algo que les es totalmente desconocido. No sé si me explico claramente, pero agradecería muchísimo una respuesta de tu parte, porque para mí se necesitan muchas como tú para que este mundo sea mejor ! 🙂 bonita vida !!

Ale Macedo.
Puerto Vallarta, Jal.

29 de abril

Hola Ale. gracias por tu comentario. Es curioso lo que ha sucedido con esta columna. Muchas personas han asumido que “sali del closet”, lo cual me da toda la razón cuando digo que la socialización heterosexual, más que sobre preferencias sexuales, valga la redundancia, es sobre validación y exclusión con respecto al “Nosotros” y “Otros”, a quien se deja afuera, a quien se odia y a quien se invisibiliza.
No ser homo. lesbo o transfóbica, me pone inmediatamente. de manera simbolica, fuera de la categoria hetero, independiente de mis definiciones sexo afectivas.
Hay quienes me etiquetan de “heterofobica”, lo cual nuevamente prueba mi punto acerca de la relación neurotica entre orientación sexual y discriminacion/odio establecida por la heterenorma.
Como se puede ser social, emocional y sexualmente plenx de esa forma no sé y me siento afortunada de no saberlo.
Yo siempre he vivido fuera del closet, en lo que respecta a todas mis decisiones y opiniones. Me gustan las relaciones sexuales con varones, pero no me considero heterosexual en lo social o normativo, no me veo reflejada en los roles, obligaciones, expectativas e instituciones que reproducen la socialización hetero, a saber: Matrimonio, dependencia del varón, sumision de lo femenino a lo masculino, maternidad obligatoria, sexualidad controlada por otros, desempoderamiento sobre la identidad, enfoque en el hogar, etc entre otros factores.
Especialmente, porque, a un nivel existencial, descarto como innecesarios el odio, la desconfianza, el miedo, el cuestionamiento, el prejuicio y el ñoñerismo inclusive, en la percepcion de la “diferencia”. Mas aun, descarto como innecesarias las definiciones sexuales rigidas como requisito para disfrutar nuestra sexualidad. Saludos

Arturo Uribe

29 de abril

No vivo frente al mar y me afectan los maremotos, no soy homosexual y apoyo la diversidad sexual porque nadie elige su sexualidad; es una condición y no una elección . Gracias por leerme.

Valeria

29 de abril

Disculpa por mi ignorancia en el tema que te quiero consultar, de verdad no tengo idea de lo que religión musulmana implica, pero superficialmente siempre ha sido asociado a practicantes machistas (al menos esas es la idea que yo tenía, como te decía, sin conocimiento de causa), ¿cómo se vive el ser musulmana y feminista? Mi primera impresión al leer que eras musulmana y feminista es una búsqueda por provocar, para mi es difícil entender que alguien busque la libertad y que practique a la vez una religión. Saludos!

23 de junio

Las religiones no siempre oprimen. Hay un porcentaje importante de feministas musulmanas, google es tu amigo en este caso =) Te hago la tarea más corta con esto http://es.wikipedia.org/wiki/Feminismo_isl%C3%A1mico

Sergio A.

30 de abril

el típico discurso de “las lesbianas somos oprimidas, los gays no tiene problemas porque son hombres y ellos solo tienen privilegios”

Lesboterrorista

01 de mayo

Otro mas que piensa con las gónadas. Mi teoría es que como el glande tiene un solo ojo, no entienden bien lo que leen, si a eso le sumamos que el único ojo está lleno de odio y misoginia, peor. A ver genio, la autora no es lesbiana, es heterosexual, o sea, se arriesga cada dia a encontrarse involucrada con tipejos como tú en su vida sexual. Y asi, a leer de nuevo.

Ana

01 de mayo

Muy acertada tu propuesta, mas aun cuando entre mas pasa el tiempo suponemos encontrarnos en una sociedad distinta pero difícilmente avanzamos en el respeto, la tolerancia, el compromiso.
Me quede fría cuando dijiste que eras musulmana, me imagino que es algo personal y respetable. Pero como cualquier otra religión se invento para reproducir el imaginario de la dominación del hombre sobre la mujer. Cuidate

AnaBelén

01 de mayo

Me encantó 🙂 !!

Anny Morales

01 de mayo

Excelente artículo, me encanto. Te felicito, ojalá todas las personas pensaran así , sobre todo las mujeres. Saludos

Santiago Salazar

03 de mayo

EXCELENTE.

Mr X

04 de mayo

mucho color con su enfoque moral, el homosexualismo es ecologicamente inviable de ahi que Dios lo considerara una desviación, si no fuera asi no hubiese sido necesario ser una especie dioica, la mayoría de los principios biblicos tienen puntales ecologicos. el homosexualismo no es digno de juzgar ni de discriminar pero tengan mas que claro que no es una conducta normal o mas bien geneticamente superior, niuna especie viva tendra tentendica a reducir su propia aduecuacion biologica es antinatural.

Effe

05 de mayo

Apelar a Dios. Signo de una mente brillante.

23 de junio

Lee un poco. La homosexualidad es natural y propia de muchas, muchas especies mamíferas, las cuales se siguen reproduciendo. La homosexualidad no tiene nada de “ecológicamente inviable”. Y tampoco me parece válido usar las creencias religiosas como base de un debate sobre sociedad. Y por último, tu apelación a la antinaturalidad de la homosexualidad se pierde todo el contenido del artículo.

Gabriela Paz

05 de mayo

Hola, Me parece bastante bien como abordas el tema en el sentido de la tolerancia cómo das a conocer tu punto de vista (con el que puedo estar o no de acuerdo en algunas cosas)
Desde mi experiencia me ha tocado estar en espacios de mujeres que feministas, en donde por expresar una opinión diferente que apunta a posicionar al feminismo desde un sentido solidario y de clase, he sido atacada y hasta me he sentido violentada, a través de la censura y el poco compañerismo presente, falta de tolerancia al pensamiento distinto dentro de lo cercano que es. Sinceramente he sentido como se reproduce la dominación en aquellos espacios a los que dejé de asistir por lo mismo.
Como feminista creo, que nuestro rol está en cuestionarnos las lógicas de dominación en nuestra sociedad, aparejadas a las lógicas de explotación y todo tipo de opresión colectiva o individual que sintamos de quién sea que venga, pero a la vez distinguir de donde viene, es decir, todos/as nosotros/as tenemos conductas patriarcales por vivir en una sociedad profundamente machista, entonces desde mi forma de comprender el feminismo, éste no debe cerrarse o encerrarse en las mujeres, lesbianas, o cualquier persona de la diversidad sexual, sino que debe centrarse en la construcción de una sociedad igualitaria (o como se quiera llamar) que deje de lado ese tipo de opresión, es decir trabajar la tolerancia, trabajar conductas no sexistas, no discriminatorias, en todo sentido, desde la cotidianidad y desde espacios masivos, porque queremos que esto deje de ser un problema de la academia, o simplemente de a mujer, sino que pase a ser un problema del pueblo en su conjunto, que éste aumente sus niveles de conciencia y que no se comprenda este tema como un conflicto parcializado de la realidad, sino parte fundamental de su transformación.
Por lo tanto trabajar en la problemática, implica cambiarnos a nosotros/as mismos/as y nuestro entorno. No se puede criticar la intolerancia, con intolerancia, especialmente si viene de gente común, como cualquiera de nosotros/as, familia, amigos, vecinos y aunque no fuesen conocidos/as, sino gente que no comprende o que por su formación, nunca ha tenido posibilidad de abrir su mente a lo diferente.
Mientras que a los poderosos (quienes a la larga son quienes gozan de la existencia de esta dominación para su beneficio) no se les toca ni un pelo en la critica de este entramado que significa el patriarcado y su relación estrecha con el capitalismo.

Saludos y gracias por el espacio a la discusión fraterna.
No digo que no seamos críticos/as con nosotros/as mismos/as, solo pido dejar de lado los niveles de violencia que veo para con nuestra misma clase, pues es fácil atacarnos/as cuando reina la ignorancia, y nuestros grandes educadores son los medios de comunicación.
Soy un poco dispersa, espero se haya podido entender a lo que apunto.

23 de junio

Estoy muy de acuerdo contigo! La base y objetivo del feminismo es construir una sociedad que no haga distinciones de género, y el ser feminista por lo mismo nos obliga a no culpar exclusivamente a los hombres por una sociedad que está instaurada en todas las personas del género que sean, de la identidad sexual que sea (aún en las relaciones homosexuales siempre está “el hombre” o “la mujer” de la relación para referirse a dominante y sumiso, así como las nociones de “afeminado” o “machorra”). Una de mis luchas más grandes dentro del feminismo es hacer que los demás comprendan esto mismo, no queremos destruir y aplastar al hombre, sino crear una sociedad igualitaria.

Cote

05 de mayo

Pregunta sin intención de insultar: ¿Cómo puedes ser feminista y al mismo tiempo Musulmana? El Islam es una religión que ve a la mujer como una cosa, sin derechos. Me llama bastante la atención esta combinación.

29 de mayo

Tu pregunta es insultante, porque esta hecha de tu nulo conocimiento sobre el Islam y de los estereotipos sobre las mujeres musulmanas. Admitamos eso. No es una pregunta, es una afirmación: “Yo creo que el Islam es de gente machista y de mujeres pasivas, no me cabe en la cabeza que una mujer pueda pensar y/o tener opciones con esa identidad espiritual”. Y Yo no soy una cosa.

23 de junio

Vanessa: si los prejuicios están basados en la ignorancia, y una persona realmente se pregunta cómo puede ser, su intención claramente no es insultar. Al menos se sabe ignorante sobre el tema y por eso pregunta. Y Cote, a tí te cuento que puedes averiguar un poquito en google sobre movimientos feministas y vas a adarte cuenta de que hay un porcentaje importante de feministas musulmanas.

elida aponte sanchez

07 de mayo

yo soy lesbiana y he sufrido mucho por eso. elida aponte sanchez

vicente

10 de mayo

no entiendo eso de que te volviste musulmana o sea ¿como se puede ser musulmana y feminista al mismo tiempo?

29 de mayo

La pregunta insulta por la cantidad de estereotipos y prejuicios que revela

23 de junio

Si averiguas un poco, te darás cuenta de que existe un movimiento feminista musulmán bastante potente. La manera que tiene esta religión de ver a la mujer, aunque no sabría si calificarla como sexista o machista o nada, es muy, muy distinta a la occidental.

Edith Méndez

09 de junio

Y bueno, si no eres timada de lesbiana eres feminazi, contreras, amargada o insatisfecha sexual. Siempre bajo estándares heteronormativos, androcéntricos y patriarcales.
Buen artículo! Felicidades desde México.

23 de junio

No me dio el cuero para leer toda la tira de comentarios, pero tengo dos cosas que decir: uno, que la tal Marcela parece que viviera en otro país cuando dice que en chile no existe discriminación hacia los homosexuales. QUería comentar que sí, es efectivo que las personas LGBT también se odian y discriminan mucho entre sí. Sin embargo, conociendo a no pocas personas con opciones sexuales no heteronormativas, tiendo a creer que esto se debe a esa misma cosa que nos han metido en la cabeza de que uno tiene que ser o lo uno o lo otro (que no sé si será objeto del patriarcado o del machismo, pero sí tiene que ver con una moral muy conservadora),que si eres lesbiana es deplorable que también te gusten los hombres o que te des cuenta de que no lo eras, o que si eres gay te insulten otros gays por ser afeminado. Tiendo a creer que eso también es como una discriminación sexista, que no puede aceptar que la identidad se puede desarrollar de formas muy variadas sin importar quién te atraiga como pareja sexual.

Por otro lado, sus acusaciones de feminazi me parecen muy basadas en el odio. Creo que no es posible negar que sí existe un patriarcado que oprime tanto a hombres como a mujeres. Tampoco me parece válida su acusación de lavado de cerebro, ni la de odio a los hombres. Aunque sí le creo todos los argumentos sobre la discriminación homonormativa, sus acusaciones contra el feminismo me parecen infundadas y exageradas. No culpamos de todo al patriarcado, pero al ser la base de la estructura social actual, sí tiene consecuencias en muchas áreas de la vida.

Y como punto dos, me gustó mucho el artículo, creo que coincidimos mucho en la forma de pensar.

claudia hernandez

01 de julio

excelente articulo, y de gran inspiracion 🙂

02 de julio

Muy buen articulo,me RECordo a gente que insultaba a amigos que tienen otras preferencias sexuales!

Johana

04 de enero

Felicito a Marcela Castro que dejó sin palabras a la autora del artículo, no pudiendo responder a nada de lo que ella cita, situaciones muy reales, por cierto.
Me sorprende como se esconde Lesbiana Valpo, defendiéndose con insultos en lugar de admitir esa verdad, lo he visto, se discrimina entre gays más que heteros a gays y es obvio, pocos admiten sus errores, claro es más fácil estar de acuerdo con la autora no?

jessica

01 de febrero

No soy lebiana ni hetero ni bi a mi me gustan algunas mujeres.Muy buen articulo.

01 de febrero

Oh, entonces yo debo ser casi hétero, pues me gustan casi todas las mujeres.

01 de febrero

Ahora el capitalismo persigue a las lesbianas. Es lo que faltaba.

Daniel

26 de junio

Con todo respeto, el origen del problema no es “el patriarcado heteronormativo”, el patriarcado heteronormativo es una consecuencia (nótese: no el origen) de la falta de pensamiento crítico que existe en la ciudadanía no solo en Chile, sino en el resto del mundo. Esa falta de pensamiento crítico – el origen de todo esto – se expresa cuando la gente confunde el feminismo con el lesbianismo, o cuando la gente tilda a una determinada preferencia sexual como ‘moral’ o ‘inmoral’. Esta misma falta de pensamiento crítico se expresa tambien cuando alguien trata de conjugar locuras como el ‘feminismo islámico’.

Marcos

12 de julio

muy bueno el articulo, es más estoy de forma muy modesta escribiendo un trabajo sobre la lucha de la mujer chilena por sus derechos políticos y civiles, contra la discriminación, desde luego tomando en lo que más pueda sobre las primeras mujeres destacadas en la historia, desde Tegualda, Guacolda, Fresia ect. pasando por la Pampa Salitrera, el Mench, hasta los tiempos nuevos, donde están la Mistral, la Violeta, la Gladys etc.

Alejandro Mario

14 de agosto

Me da lastima leer estos articulos, que desafortunadamente estan acabando, estrangulando la paz de esta tierra, que estan destituyendo el nucleo familiar y que distorsionan la percepcion de los generos, estas personas que apoyan las aberraciones sexuales, por personas como tu mi hijo que tanto quise, cuide y trate de hacer un hombre de bien, se convirtio en una aberracion sexual, por personas como tu, mi esposa fue asesinada por grupos radicales, era la mujer perfecta, pero fue asesinada por protejer los principios del matrimonio, fue golpeada, masacrada por un grupo de feministas por expresar su opinion de la fundamentacion de una familia

Angie

13 de octubre

Porque mejor no te dedicad a ser feliz si tu eres lesbiana ok normal pero no trates de meternos tu idea a todas las chicas ..pasa que para las feministas todo los hombres son mounstros y no se que mas ..pero no Es así . .señorita toda niña que va creciendo se enamora de un hombre por su propia cuenta nadie le obliga ….para usted la sociedad le obliga .? Esta mal la verdad ….esperó que nunca progrese su ideología ….y además no creo porque mientras halla militares esa agrupación hembrista no va llegar a ningún lado

johana

23 de octubre

ooohh, querida feminazi.. ¡¡me encanto tu articulo!! debe ser intenso y digno de orgullo luchar por la justicia en un mundo en el que las lesbianas son perseguidas por las fuerzas militares en la vida cotidiana, quemadas en la hoguera y humilladas socialmente en plazas publicas a base de latigazos. ademas recordemos que no se les permite comprar en ningun supermercado, tener derecho a salud ni estudiar… es que de verdad eres un puto heroe.

por favor, dime donde puedo seguirte para seguir leyendo como tratas de trabajar las mente de la gente y pintar mas mundos inhabitables llenos de rencor y odio hacia las lesbianas…

apss .. ¡¡y si eres lesbiana ni se te ocurra mencionarlo!! podrias ser ejecutada hoy mismo, no olvides que las cosas son taaaaan malas en este mundo opresor…

23 de octubre

PUTA en ese caso mi querida amiga. Que no es nada vergonzoso ya que tambien son personas con derechos. Y no, no soy lesbiana. No necesito serlo para darme cuenta de como te molesta que existan. Y si, hay violencia, como la que veo en tus palabras, llenas de odio misogino. Por eso espero que seas un tipo escondido detras de un nombre femenino, porque seria lamentable que una mujer maneje tanta misoginia internalizada. saludos

Matias Tobar

18 de junio

jajaja no los puedes culpar por eso, muchas feministas son lesbianas o lame alfombras como me gusta llamarlas jajaja, ademas se sabe muy bien que su movimiento es misandrico a mas no poder y victimismo al extremo tambien

Matias Tobar

18 de junio

Aparte es muy bien sabido que las lesbianas resentidas con los hombres se unen al feminismo para joderle la vida a los hombres, aprovechando que este seudomovimiento causa estragos a estos, si yo fuera una mujer y odiara a los hombres creeme que mi primer objetivo seria apoyar dicho movimiento anti hombres pro igualdad jajaja(igualdad de un solo lado XD)

06 de enero

El problema es ocultar la desviación. La lesbiana debe salirse de toda relación que la mantenga atada a un hombre y hacer su vida lésbica muy lejos de lo que nos dictó la naturaleza. No hay problema si busca su felicidad sin salirse de la tangente.

pedro

18 de abril

las lesbianas son seres humanos , pero son personas enfermas. no traten de presentar el lesbianismo como de lo mas normal. a mi me basta que dios las condene para sentir repulsion de ellas. son una amenaza cotra la familia. es muy probable que estas mujercitas enfermas tengan las mil y un razones para defender su orientacion sexual , harta palabreria y apoyo cientifico, pero -al final- son personas enfermas .

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si en el primer gobierno de la Presidenta, tapó de termoeléctricas Chile, en el segundo se alzó con un sello ecológico, ¿Porque es la única con posibilidad de aprender del pasado?
+VER MÁS
#Política

Vergüenza ajena

Cabe destacar que el tema de los derechos humanos y los ex soldados conscriptos, es una deuda pendiente y una responsabilidad que el Estado de Chile ha evadido, con un sector de la sociedad de más 7.000 ex ...
+VER MÁS
#Justicia

Segundo gobierno de Presidenta Bachelet no reparará a ex soldados víctimas de abuso

No hago encuestas por teléfono a personas que quieren cortar pronto la llamada, no relleno cuadernillos con estadísticas ni leo los diarios para copiar lo que otros dicen.
+VER MÁS
#Política

Segunda vuelta: no es lugar para débiles

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco