#Género

Mujer y aborto: A recuperar nuestros derechos

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

"(…) nadie tiene el derecho moral ni religioso de decidir sobre el conjunto de las mujeres, pero si tienen la obligación de respetar el derecho de cada una de nosotras a decidir sobre nuestro cuerpo y a permitirnos comenzar a replantear el rol histórico de la mujer en la sociedad."

Hoy Chile se enfrenta a un debate histórico acerca del proyecto de ley que permitirá despenalizar el aborto en tres causales: caso de riesgo de vida de la mujer, violación e inviabilidad del feto.

Si revisamos la historia del aborto en Chile, podemos ver que la concepción que se tiene de este método, ha tenido matices ideológicos de acuerdo al contexto social de la época. De acuerdo a la investigación de Claudia Dides, “Aporte al debate sobre el aborto en Chile: Derechos, género y bioética”, en los años previos a 1930, “cuando el aborto tuvo el estatus de grave problema de salud pública y se autorizó en caso de grave riesgo para la vida o la salud de la mujer, a través del Código Sanitario, el aborto inducido había permanecido en el ámbito de la vida privada y no constituía preocupación de la opinión pública, de las autoridades ni de otras instituciones”. Posterior a 1930, con la primera propuesta de legalización, el debate respecto al aborto se trasladó al ámbito de lo público.

En 1935, se planteó que habían razones legítimas para interrumpir el embarazo, como la violación, el incesto, la pobreza o inviabilidad fetal. En ese sentido, la propuesta daba un paso significativo en cuanto al aborto terapéutico como procedimiento clínico que, según el Código Sanitario de 1931, podía realizarse “sólo con fines terapéuticos (…) y para proceder a esta intervención se requerirá la opinión documentada de dos médicos cirujanos”

De acuerdo a lo expresado por la historiadora, María Soledad Zárate, al finalizar la década de 1950, la alta tasa de mortalidad en mujeres producto de abortos provocados, pasó a ser considerada una epidemia que el Servicio Nacional de Salud intentó combatir a través de un aumento en la cobertura del control prenatal, del parto y también incrementando los subsidios materiales para las mujeres.  De las políticas puestas en marcha, el Programa de Planificación Familiar impulsado en 1964, aportó de manera relevante en el propósito de reducir las tasas de aborto y de mortalidad de la mujer, destacándose a nivel mundial.

Este contexto, señala que la discusión sobre el aborto, fue materia de un debate histórico que cruzó poco a poco la frontera hacia lo público y que nunca cuestionó la existencia del aborto terapéutico, más bien potenció la discusión sobre las políticas de educación sexual y de acceso a métodos anticonceptivos en una época en que los debates en relación a la identidad de género, la sexualidad o los derechos reproductivos, por ejemplo, no estaban siendo objeto de debate para la opinión pública.

El 24 de agosto de 1989, pocos meses antes de la retirada militar, la dictadura de Pinochet prohibió el aborto terapéutico reemplazando hasta en ese entonces vigente Artículo 119 del Código Sanitario por lo siguiente: “No podrá ejecutarse ninguna acción cuyo fin sea provocar un aborto”. Sin embargo, desde 1994 se han presentado diversos proyectos de ley que tienen por objetivo restablecer la política de aborto terapéutico.

Dentro del momento histórico en el cual nos encontramos, la puesta en marcha de proyectos de ley que apunten a resolver este tema desde el punto de vista de la salud pública, debe responder a pisos mínimos en cuanto al respeto de los derechos humanos de las mujeres y a garantizar el acceso a estos métodos y procedimientos de manera igualitaria e inclusiva, dónde el foco no esté bajo ningún punto de vista en el nivel socioeconómico.

El aborto como un tema de salud pública y de derechos humanos, pone sobre la mesa los aspectos centrales que se deben atacar: disminución de centros de abortos clandestinos, muerte por precarios procedimientos abortivos, mortalidad por embarazos riesgosos y el castigo social hacia la mujer por su decisión de abortar.

En este debate, las perspectivas conservadoras, moralistas o las visiones históricas religiosas no tienen cabida, puesto que nadie tiene el derecho moral ni religioso de decidir sobre el conjunto de las mujeres, pero si tienen la obligación de respetar el derecho de cada una de nosotras a decidir sobre nuestro cuerpo y a permitirnos comenzar a replantear el rol histórico de la mujer en la sociedad.

TAGS: Aborto Terapéutico Derechos de la Mujer Políticas de Salud

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

04 de agosto

Está buenísima Barbara!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La Agenda 2030, si no involucra al poder económico, representado por las Grandes Empresas y Grandes Inversionistas, tiene poco que hacer convirtiéndola en una declaración de buenas intenciones, pero sin ...
+VER MÁS
#Chile 2030

Agenda 2030: falta un actor importante

Se requiere un Consejo Nacional de Inteligencia que esté por encima de las figuras enclenques y populistas de políticos que no se atreven a hacer cambios porque no son capaces de pronosticar los resultado ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Educación, vacaciones y lluvia

Las luchas anteriores por la filiación, el divorcio y la píldora fueron apenas el comienzo de nuevas luchas. El aborto en 3 causales, el matrimonio igualitario y la identidad de género son las banderas d ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La militancia joven y los cambios que vienen

El fenómeno de la migración ha ido en aumento en la última década y es consecuencia propia de la realidad de Sudamérica, de sus procesos políticos, su desarrollo económico y de la globalización. Ant ...
+VER MÁS
#Sociedad

Inmigración en Chile: la Norma vigente y su enfoque de seguridad nacional

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable