#Género

La soledad extraña del puerperio

66 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Antes de empezar esta escritura, me he quedado diez minutos mirando a mi hijo y a su padre dormir. Tengo la idea en la cabeza, sigue aquí, yo lo sé. En estos últimos diez minutos me he dado cuenta de que son las 00:28, debo levantarme a las 07:30 y yo aún no duermo, y ni luces de eso porque voy a escribir. Me acordé de que hoy a las 08 y pico, cuando mi hija mayor y mi pareja salían de casa al colegio y trabajo respectivos, yo me prometí dormir temprano esta noche, ahora estoy intentando asumir las consecuencias de otra contradicción. Y es que en estos últimos cuatro meses la palabra CONTRADICCIÓN es casi un comodín válido para todos los sentires y los pensares.
¡Que fuerte y que revelador puerperio!


No quiero ser dramática, pero la verdad es que después de ser “un chiche” durante la gestación (a las embarazadas todos nos quieren) después de recibir muchas visitas durante las primeras semanas postparto, quedarte sola es duro.

Estoy redactando esto con la intención de publicarlo para ver si existen mujeres que viviendo lo mismo se animen a expresarlo, sé que puede que haya justo en este minuto otra mujer sintiendo que su lucidez se pierde por algunos días entre la influencia hormonal, la demanda constante de cuidados por parte de sus hijos y la soledad; esa soledad que no se ajusta a la definición del diccionario.
Quizás alguien recuerde que soy Matrona (en la primera columna eso quedaba claro) hoy ese título está anulado casi por completo, no hay conocimiento riguroso de la bioquímica que me acompañe, ni tipificación científica que me consuele. Me voy al fondo y subo igual que todas las mujeres, el conocimiento que durante un tiempo de mi vida veneré, esta vez no me ha salvado.

Soy Madre por segunda vez, hace 4 meses que vivo sumergida, atrincherada y apartada involuntariamente del vertiginoso mundo, yo, ya sabia del dormir poco, de lo duro que se hace a veces que otro dependa 100% de ti, de las horas sin comer… Lo nuevo es el aislamiento.
No quiero ser dramática, pero la verdad es que después de ser “un chiche” durante la gestación (a las embarazadas todos nos quieren) después de recibir muchas visitas durante las primeras semanas postparto, quedarte sola es duro. Lo complejo es que es un “sola” a medias, que en realidad es: sola con tu mente que no te da tregua, que te muestra tus luces y tus sombras, o más bien dicho te muestras tus sombras, sombrías, sombritas, sombrotas y tus luces, y es a la vez una sola con tu hijo/a, que no te habla pero ahí está comunicando todas sus necesidades y vaya que las cumplimos, porque podemos estar a oscuras de tanta sombra pero el hijo/a es cuidado, es amado tanto como podemos. En fin, qué soledad más extraña.
Los primeros meses yo no sabía qué era esto, me sentía mal solamente y me repetía que la culpa no era un sentimiento apropiado, que debía alejarla si se aparecía pero siempre llega igual, si no eres tú es otro el que te ayuda a echártela encima, y nos volvemos a sentir culposas… En mi caso, sintiendo que amo a mis hijos, que me gusta cuidarlos pero que no me estoy cuidando yo, y un día de repente apareció el concepto. Me sentía sola, pero sola sin adultos, esa es la soledad que vivo hoy. Hay días en que quiero llorar cuando mi compañero se va y yo me quedo con mis pensamientos, con esas ganas de conversar tanto, hay momentos en los que creo que si no digo todo lo que siento, pienso y quiero: enloqueceré.

Este puerperio me ha enseñado que quedarse en la casa a cuidar de los hijos es lo más difícil que he hecho en mi vida. Después de años de vida profesional muy activa, con un trabajo en el que me siento validada y reconocida, llena de actividades… Siento que parí y me pusieron de golpe en una isla, un mundo alterno sin vida social, sin visitas, sin tantos amigos, con escasos panoramas. Y en ese escenario, busco soluciones; y aparezco anclada al teléfono, algunos días comentándolo todo en las redes sociales, respondiendo mensajes, correos atrasados, queriendo ser parte del mundo que parece que siguió sin mí, sin nosotras. Hay días en que le pido a mi mamá que venga lo más que pueda, que nadie la detenga, (…) invitándome sola a toda once y almuerzo posible en la casa de mis viejos, y es gracioso porque para la mujer que se jactaba de su independiente vida y del amor a la soledad es una medida desesperada tener que “invitarse sola”.
He aprendido también a cerrar la boca con quienes no estén interesados en mis procesos, o sea, la gran mayoría, si uno no quiere ser tildada de alaraca, quejona y adjetivos varios hay que saber a quién exponer la novela personal. Por otro lado ha surgido el hallazgo de qué decir que me canso por “solo” cuidar a mis hijos es muy mal visto, y es también un pecado considerando que antes el postnatal era corto y las mujeres no podían disfrutar de esta maravilla. Además hay mujeres que tampoco pueden “descansar” en la casa como yo.
Y vuelta la culpa: Seré yo la madre deficiente, la que se cansa, la que se siente sola teniendo tanto contacto en Whatsapp… Y no, hoy estoy segura de que no. La sociedad anula sentimientos válidos en las mujeres que maternamos, nos considera “cachos” solo por ser mujeres y embarazarnos (tiempo perdido laboralmente) desmerece el cuidado de los hijos, desvaloriza el trabajo que significa estar en la casa cuidando de otros, y lo más triste es que a veces son otras mujeres las que lapidan con un “siempre ha sido así” y las que estuvieron antes que tú no se cansaron. Creo muy personalmente que generaciones de mujeres callaron estas cosas, para vivir las consecuencias hoy con sentimientos de desvalorizacion, y a veces esas frustraciones por haber aguantado cargas tan pesadas sin chistar hace que arremetan furiosas cuando hay alguna que resista el mandato de madre abnegada casi con aura de santidad. Maternar sola no es sano, ni bonito, ni óptimo.

Si pudiera dar algún tip, sería este: Griten a tiempo! No nos volvamos locas de tanto pensar solas. En estos meses para mi el tener amigas con hijos pequeños como el mío ha sido un salvavidas tremendamente necesario para volver a la superficie cuando los días se volvían muy grises. “Las puerperas no debemos estar solas” me dijo una de ellas y cuánta razón tiene, otra me dijo que si yo estaba loca, ella también porque sentía lo mismo que yo, y es muy raro que existan 2 locuras identicas verdad? (creo que esa pregunta fue un poco riesgosa… Jajaja)
Gracias amigas! El ciber mundo con las ciber tribus también ha sido un gran aliado.

Ciertamente esto pasará, como todo proceso, como toda etapa, pasará; y yo volveré a bañarme como de costumbre, a vestirme decentemente todas las mañanas, quizás tenga suerte y alcance a maquillarme, voy a poder ir al centro sin susto de que mi hijo se agarre los bichos del invierno y podré seguro tomar todos los cafés que durante estos meses he postergado. Mientras tanto me sigo colgando de cuánto almuerzo dominguero exista para que esta soledad rara cada vez se sienta menos.

TAGS: #Maternidad #Posparto #Puerperio

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Betania

30 de septiembre

Fui madre el 10 de agosto de este año, tengo 23 años y tanbien soy matrona. Al leer tu articulo me siento muy identificada es hermoso ser madre y tener alguien que depende 100% de uno pero esa soledad que hablas la siento todos los dias en mi departamento, las unicas salidas son exactamente las mismas los almuerzos familiares de los dias domingos y esas once a las cuales me invito sola, es impresionante como uno deja todo de lado y me agrada leer que tampoco soy la unica. Tambien espero que en un tiempo pueda alistarme levantarme temprano o al menos dormir seguido aunque sea un dia.
Saludos

30 de septiembre

Te abrazo! Para mí también ha sido bello saber que no soy la única, nos acompañamos en el sentir a la distancia, recibe saludos de vuelta cargados de energía.

Rebeca

30 de septiembre

“Lo complejo es que es un “sola” a medias, que en realidad es: sola con tu mente que no te da tregua, que te muestra tus luces y tus sombras”

A pesar de amar la maternidad y haber pasado por mis dias de bebes pequeñas hace ya varios años ,el saber que no fui la unica y que tampoco seré una de las “pocas” con esas crisis escondidas, por que a pesar de que en muchos casos queramos creer que varios podran empatizar sigue siendo una “crisis” silenciosa…Me alegra saber que no fui la unica…Gracias por acercar esto, se que a varias les servira.
Un abrazo Apretado!!!

30 de septiembre

No eras la única! Somos muchas en este camino y si nos iluminamos juntas será siempre más facil.
Gracias por tus palabras!!! ❤️

Helein

30 de septiembre

Nico… justo hoy estaba pensando en algo muy parecido a lo que escribiste…. miraba la pregunta de face que dice ¿en que estas pensando?…. sabia que culpa… o cansancio… o cualquier otro adjetivo podria ser tildado de alaraca… o de mala madre…. pero la verdad es que es mal visto “quejarse” del cansancio y ” soledad” de la maternidad…. ese sentimiento de aislamiento y “cacho social” lo vivi en mi primer embarazo, donde ya estaba activa laboralmente, y ahora a portas de que llegue mi segundo hijo, sé la abalancha de emociones que se me viene…. es un proceso interno tan profundo, de luz y sombra, que no hay una palabra que lo defina como tal…… al leerte recordé tantas cosas ….. un abrazo

30 de septiembre

Gracias por compartir también tu experiencia, es llamativo que siempre nuestras calidad quejas sobre procesos tan profundos para las mujeres sean cuestionados y silenciados. Creo sin dudar que la única manera de vivirlos en forma saludable es precisamente hablando y aceptando que entre mujeres nos necesitamos para hacernos el camino más fácil.

Nico

30 de septiembre

Gracias por tu columna. Es algo q te hace sentir comprendida y cuerda. La soledad de la q hablas es así, un escenario perfecto para q aparezcan todos los fantasmas q por lo general no tienen lugar en el día a día “normal”. Los míos van por el lado de la salud de mis hijas, de su seguridad y bienestar.
Mis días en la rutina de madre han logrado alimentar estos miedos, bloqueándome (aunque racionalmente sé perfectamente lo q pasa), me tira para abajo y hace cuestionarme más de una vez si puedo compartir lo q me pasa porque no quiero ser alaraca, exagerada, miedosa, histerica, etc. Aunque en el fondo al parecer lo soy, con un toque de cordura q me tranquiliza.
Cariños para ti, compañía a la distancia y espero que pronto podamos leer esto sintiendonos mucho mejor.

30 de septiembre

Date permiso para ser alaraca, quejona y alarmista, ya eres valiente con ver con tanta claridad cuales son tus miedos y hacerles frente.
Espero lo mismo que tú, y sé que llegará el día en que mirando hacia atrás podamos dimensionar cuán grande ha sido nuestro aprendizaje.
Saludos!

Soraya

30 de septiembre

Hola colega!
Me sorprende que no sea algo que hayas podido ver venir, porque siempreeee escucho a mis pacientes decir lo mismo, y veo como andan con sus guaguas colgando corriendo a la hora de regulación para evitar otro embarazo… Y se sienten mil responsable de evitar repetirlo en tampoco tiempo.
Yo admiro realmente a las mujeres que se atreven con la maternidad, que trabajan, que tienen más hijos! Yo por lo mismo no estoy convencida de ser madre, pero trato de aportar con mi granito de arena y tomo a sus guaguas para hacerles el control, no me enojo porque las traen… Muchas llegan con vergüenza por llevarlas consigo. No lo entiendo, y tampoco veo mal llevarlas a un almuerzo con amigas… Creo que nos falta empatia como sociedad… Joder! Todos fuimos guaguas y queríamos tomar pechuga!… Porqué excluir a las madres??

30 de septiembre

Cada puerperio es tan distinto querida colega, que aunque te lo cuenten cuando el deseo de ser madre es real se asumen los costos para llevarlo a cabo dignamente, para mí eso tiene mucho que ver con transmitirlo, con visibilizar sentimientos que a ratos se esconden. Las madres no nos aislamos solas, y lamentablemente la sociedad no siempre tiene tu apertura y las guaguas, o las quejas válidas de una madre, si molestan.
Un abrazo!

Jacquelinne

30 de septiembre

Ufff!!! Cuanta sincronía en tus palabras…He pensado durante 2 meses que soy una exagerada, un tanto incompetente por sentir que me canso de cuidar mi bebe. Que me encanta verla, soñarla e imaginarla paseando escribi, pero en ese mismo instante quiero salir de estas cuatro paredes, sin miedos, ver gente, hablarles, contarles…pero no. Aun no puedo…y vuelvo aquí al celular leyendo a otras madres y pienso a qué hora llega mi compañero? Cuantas horas faltan….
Pero…hehehe..no estoy sola, no me he vuelto loca ni soy exagerada, hay otras madres como yo sintiendo como yo….
Abrazos puerperales, gracias por escribir.

30 de septiembre

Gracias por compartir también tu experiencia, me has transmitido la misma alegría que sentí yo cuando al conversar con mi amiga me di cuenta de no era yo la única que enloquecía!
Un abrazo puerperal de vuelta!!

Miroslava

30 de septiembre

Creí que sólo yo sentía esto, pero somos muchas las que tenemos este tipo de locura idéntica como mencionaste en el escrito.

30 de septiembre

Siiiiiiiii! Somos muchas y ya saberlo nos aliviana la carga, gracias por compartir tu experiencia.

Marian Arriagada Pinto

30 de septiembre

Una mirada liberadora…!!! me permito recordar, mientras leo reavivó muchos episodios de mis puerperios, pasa el tiempo y olvidamos los detalles, pero estas palabras hacen renacer desde lo más profundo, tal primavera, distintos sentimientos, que intento canalizar y recepcionarlos como los que me entregaron aprendizaje, madurez, energía y amor para superar cualquier situación o prueba que te depare la vida.

30 de septiembre

Que bellas palabras Marian, espero poder mirar atrás con la claridad con la que hoy tú miras tu propio proceso, es reconfortante saber que a ti te entregaron tanto aprendizaje!
Un abrazo!!

Maria Eujenia

01 de octubre

Me identifican tus palabras…pero mi pequeño aun no nace y ya siento esa soledad…me angustia pensar en ese proceso que me espera..intento aprender a vivir con esto y controlar mi mente…aunque que me digan que sera por un tiempo y despues todo vuelve a la normalidad eso no me deja en paz….en fin .. saludos y un gran abrazo! ..gracias por compartir tu vivencia…

01 de octubre

En vez de atormentarte lo que se viene, permitirme aconsejarte que sabiendo a lo que te diriges sientas que corres con ventaja, te mantendrás más atenta, sabrás que la culpa no te ayuda pero que si ayudara buscar lo necesario a tiempo.
Ten la certeza de que hay días grises pero también hay días multicolores, y lo más importante, que la sonrisa de nuestros hijos es capaz de correr el velo más pesado.
Animo bella, saldrás adelante!
Un abrazo fuerte.

Andrea

01 de octubre

Y en la soledad de la noche, cuando ya me dispongo a dormir toda doblada y con dolor de espalda por cargar a mi hijo durante el día, al leer esto, sentí un abrazo de tu parte. Soy parte de esto, de eso que describes tan perfectamente igual a lo que siento día a día. Ha sido difícil, mi primer hijo, mi primera experiencia, mi primer puerperio. Es duro, pero se puede. En silencio, sin quejarse. Porque sino nos tildan de flojas; que estamos de vacaciones.
Hay que estar en el pellejo de una para poder hablar con propiedad.
Gracias por este párrafo. Un abrazo
🙂

01 de octubre

Que bendición es entonces poder empatizar juntas, poder liberarnos y reconocer que sentimos ese cansancio extraño que aunque vencida por el sueño te hace levantar rápido si tu hijo/a te necesita. Somos poderosas y si o si este caminar se vuelve más ligero cuando sabemos que somos muchas las que respiramos este puerperio abrumador que a la vez es compasivo y nos muestra nuestras sombras.
Mucha luz para ti!

Fer

01 de octubre

Me imagino que es dificil la soledad el lidear con tantas responsabilidades el que esta sociedad aun no esta enfrentada para poder ser madre y ser trabajadora activa al mismo tiempo , tambien siento esa soledad pensando que este año sera mi cumpleaños 36 y aun no puedo ser madre que alguien me dijo que los hijos te eligen y pienso todas las noches por que a mi no…
Tambien duermo hasta tarde viendo mi celular pensando que mi vida esta bien que he logrado lo que queria pero aun en silencio me siento tremendamente sola…

01 de octubre

Llegará el momento bella, si lo deseas ese día ya llegará. Te abrazo a la distancia.

Naty

01 de octubre

Gracias por compartir esta experiencia. Estoy sola con mi hija. Su padre voló. Durante el embarazo me sentía tan empoderada y segura… luego de parir comenzaron a llegar las sombras; la rabia, sobretodo contra él y la sociedad tan egoista que nos juzgan por todo pero que poca ayuda ofrecen. Me aleje tambien de gente por sentir que no me apañaban como verdaderos amigos, mas venían a dejar su basura que a echar una mano. La mayoría no entiende, y creo que muchas mujeres parece olvidar lo que fue. Practico meditación, intento ir a clases de danza afro con mi beba en la mochila ergonomica, y sigo con 2 ramos en la u, iendo con mi bebe a clases (menos de 3 horas a la semana). Tambien intento quedarme con mi familia en Stgo los mas días que puedo. Pero el vacío me sigue. Antiguamente se criaba en tribu, hoy tenemos que sacar fuerza de la profundidad de nosotras mismas. Ya no lucho contra mi soledad ni doy cuerda a la rabia. Acepto mi vacío. Es dificil de expresar… pero en el momento que dejo de luchar contra él y de elaborar pensamientos negativos, me doy cuenta que en el fondo existe un miedo terrible a enfrentarme conmigo misma. De aceptarme. De ver lo real interior y no lo que los demas esperan de mí. He visto esas sombras con formas de dependencia hacia los hombres, y lo peor de ellos lo ví tambíen en mí. Asi me he ido tomando este tiempo como una pausa en la vida para limpiar adentro, abrir el cuarto oscuro y sanar. De a poco y con mucho amor por nosotras mismas, crecemos.

01 de octubre

Seca!!!!!
Gracias por compartir, me parece maravillosa tu experiencia. ❤️

Nicole

01 de octubre

Fuí madre por segunda vez , hace unos cuatro meses . Tengo 27 años , y me sentía tranquila por que tenía mi experiencia anterior , bastante “buena”,pero cuando tienes otro hijo te das cuenta de que es otro mundo! Como cuando la matrona te dice que ; “cada embarazo es diferente”. Un mundo de diferencias! dificultades y sentimientos que son tan de uno, difíciles de hacer entender al resto , que sólo una Mamá que este pasando por lo mismo puede entender. Compartí todo sentimiento al leer tu experiencia! Y vendita red social para sentir algo más de conocimiento y apoyo! Un abrazo .

Maya

01 de octubre

Me encanto leerte, me siento 100% identificada aunq yo me arriesgue a tener 3 hijos y la verdad q el tercero esta siendo agotador asi q x lo menos me alivia saber q no soy la unica q se cansa x cuidsr a 3 enanos.

Ma. Elena

01 de octubre

He leído tu blog y confirmo algunas ideas que me daban vueltas hace mucho. La soledad sin estar solas, la desvaloracion que sienten mujeres que no tuvieron más opción que sólo criar,el que seamos cachos. Tantas ideas que desarrollaste en tu escrito que nos llegan muy directo y permíteme agregar también la forma negativa evidente en que nos ven en el trabajo. Porque por las enfermedades de un hijo uno debe ausentarse para cuidarlos. Pero los colegas en su mayoría ya madres/padres (por alguna extraña razón) han olvidado lo que es el estar comprometido con el cuidado de un hijo y juzgan nuestras ausencias sin informarse previamente. Piensan que uno está de vacaciones, cuando de verdad uno pasa las noches durmiendo con un ojo abierto y otro cerrado para estar a tiempo a la hora del vómito y del cambio de pañal para que ni de broma se les hiera la pompa!
Gracias por compartir tus ideas y permitir abrir éste tema que a muchas “con la misma locura” nos da vueltas.

Sofia

01 de octubre

Hola queria sin lugar a dudas una se siente identificada con tus plantas el puerperio nos llega a todas de la misma forma e igualmente solas. Lo distinto es como lo enfrentamos la culpa es el yugo que nos para desde siempre a todas, nacemos con culpa, crecemos con culpa, parimos con culpa y ya es hora de liberarnos!!!!
De dejar la culpa a un lado y no juzgar a nuestras pares por que somos buenas para juzgarnos entre nosotros.
Yo decidi volver a trabajar a los 8 meses de mi bebe y todas me hablaban con pena como si no hubiese sido dificil dejarlo en la sala cuna y resarle al universo porque las tias se enamoraran de su sonrisa seductora y me lo trataran bien. Ademas tenia que convivir a diario con el “pobrecito si es tan chiquitito” hasta que un dia ya arta de este tipo de comentarios a una compañera de trabajo le dije “por que pobrecito? No lo deje amarrado a la pata de la cama ni al cuidado del perro! Lo deje en una super buena sala cuna con mujeres super capaces las que adoran lo que hacen”
Y como que el exteriorizar lo que venia repitiendo en mi interior desde que comense a trabajar me ayudo a liberarme de la culpa fue magico me senti liberada.
Muchas gracias por tu columna fue un agrado leerte y saber que este proceso es totalmente transversal lo importante es vivirlo sin culpa

Anita

01 de octubre

Que palabras más ciertas, me siento plenamente identificada. Soy Tens y activa en mis funciones; después de 15 años decidí volver a ser madre y la verdad ha sido bien difícil, primero, porque desde el momento en que uno comunica el embarazo en el trabajo hasta las propias colegas cuestionan y critican siendo poco solidarias con el género, como si el derecho a ser madre fuera algo que merece pedir un permiso especial, con todo eso luego en el puerperio, para la sociedad, al menos yo siento esa presión, tenemos que ser súper mamás y estar 24/7 al 100%.
Yo , además por muchos problemas en mi puerperio, mi hijo tiene 17 días, me siento demasiado cansada sumado a que estoy ahora con anemia por una hemorragia post parto, dolores horribles e intermitentes, me he aislado del mundo, no quiero hablar con nadie, mis dudas y temores los mantengo en mi cabeza y veces algo sale en una conversación con alguna de mis hermanas porque son ellas quienes llaman.
También, cada vez que tengo algún tiempo, leo cada spot que aparece donde alguien comenta situaciones similares y, al menos con ello, me siento identificada y no tan sola en este proceso tan complejo, caótico y maravilloso a la vez y alguna respuesta a mis dudas.
Un abrazo a la distancia.

Carolina

01 de octubre

Gracias por estas palabras. Me hicieron llorar. Por que yo tambie me siento loca a veces.
Gracias por publicarlo

Candelaria

01 de octubre

Tres! Ja exactamente igual… Un beso grande!!!,

Paula

01 de octubre

Guau! Tu historia me ha llegado, mi hija nació el 10 de agosto y es la primera. A veces siento que me volveré loca con tanto pensamiento, soledad y encierro en mi casa. Mi embarazo se complicó cuando tenía casi 6 meses y tuve que pasar el resto de mis días encerrada, dependiendo de otras personas cuando tenía que salir a control. Posterge todo lo que hacía en mi vida, hasta el día de hoy, ya que cuidar a una personita que depende 100% de ti es super demandante. Me pasa igual que a ti, vivo leyendo blogs, historias, viendo grupos de tribu para no sentirme tan sola y a veces me doy el ánimo de decir “mi vida ya jamás será la misma pero este mal momento pasará”. Es y ha sido un camino muy duro de recorrer cuando sientes que tus días pasan muy lento en plena soledad. Solo nos queda esperar que pasé!!.
Te mando un fuerte abrazo, te seguiré leyendo y comentando.

Bárbara

01 de octubre

Uffff… no sabes que identificada me siento con tus palabras. Mi bebe tiene 2 meses y me encanta todo lo que estamos viviendo con el, sus sonrisas y sonidos guturales, me enamoro todos los días de mi hijo.
He podido salir (al medico) y mi pareja se ha quedado con nuestro hijo, pero aún así una no está tranquila. Llegar a casa es un alivio y poder verlo, pero también sabes que esas 4 paredes te están esperando y se forma un rechazo a ellas. También me autoinvito a la casa de mis papas durante la semana.

Chechi

01 de octubre

Por yisus cuanta verdad en esto!! Tengo 37 años ,madre primeriza …imagínate mi desicion de ser madre fue x sorpresa …viaje,lo pase chancho y trabajo…después de que nació Felipe me he sentido más sola q nunca y agotada a morir…me quiero subir al mundo de nuevo!!! Pero eso no quiere decir q no ame a mi hijo ,la maternidad no es tan perfecta como lo muestran en la tele …hay q ser más realistas,ya no lucho con la culpa …porq es una la q está día a día con su hijo ,es súper fácil opinar desde fuera y siendo hombre! Porque al final en esta sociedad aún predomina lamentablemente el patriarcado q nos impone ser madres abnegadas y perfectas ! Algo q es utópico!!!

Erika

01 de octubre

Cuanta verdad en tus palabras… soy madre al igual que tú por segunda vez. Mi hijo tiene casi 4 meses y me siento aislada,sin tiempo para mí,vestida a puro buzo y cansadísima.
Soy médico y estaba haciendo mi especialidad cuando me fui de prenatal. Veo los mails,twitters,whatsaps y me siento tan ajena y perdida que creo que volver será todo un suplicio.
Es bueno expresar estos sentimientos y ver que somos muchas que pasamos por lo mismo,somo incomprendidas y juzgadas superficialmente sin saber lo que hay detrás de la maternidad.

Muchas gracias por compartir tu experencia.
Saludos

Gio

01 de octubre

Pensé que era la única que sentía esto, soy madre primeriza, mi bebe tiene 3 meses y yo 37, creía que yo era la mala madre, porque me sentía cansada, sola, el primer mes fue peor, mi hija se ponía a llorar y yo me sentía tan ofuscada que me ponía a llorar con ella, hay veces que aún lo hago, tuve que pedirle auxilio por así decirlo a mi suegra, porque o si no me volvía loca, y mi madre ni hablar pensé que iba a ayudarme pero desilusión a venido a mi casa 2 veces a vernos, de vez en cuando le tiro los palos, pero al parecer no se da por aludida, ya gracias me desahogue!!

Kuyen mari!!

01 de octubre

Me llegó al corazón, tuve a mi cachorra en abril con 23 años, quede embarazada sin planearlo deje todo atrás postergado mis sueños, metas, viajes, vivo con mi compañero en una ciudad donde no conozco a nadie con suerte le digo HOLA a los vecinos cuando debo ir a comprar, antes no veia tele y hoy las comedias son mis compañeras, en verdad es una soledad extraña, con su lado B presente, y las cosas maravillosas también, cuando debo viajar a la ciudad donde nac, en la cual está mi familia, amigos, se me hacen los días cortos, pasó todo el día afuera vivistando hasta los vecinos con los que ni compartia tanto!! Ay bella te entiendo tanto y te abrazo con el corazón y mi alma, muchos cariños y amor al corazón!!

makivari

01 de octubre

hola pensé que era la única que me estaba volviendo loca con una adolescente dos nenas de 2 años y un bebe de 4 meses he llegado a pensar que sufría de crisis de pánico por hablar sola y sentirme vulnerable
es que lamentablemente la sociedad te muestra prototipos de mujeres esbeltas con bebes magníficos que no se enferman no lloran ellas sonrientes dignas siguen con su vida social ….. y la realidad no es así o por lo menos un 90 % no es así mamas tristes gordas angustiadas y silenciosas…… se que todo pasara porque amo a mis hijos dejare de sentir culpa por todo y retornare al mundo laboral pero debo reconocer que es un periodo sicologicamente terrible y sentimentalmente maravilloso la conjunción de dos sentimientos tan extremos es extraña y agotadora.
pero muy cierto es que una puerpera no debe estar sola porque se marchita.

01 de octubre

Mujeres bellas me han retroalimentado tanto, es tan Bello sentir que lo que me pasa es parte de todas en cierta forma! Pienso con el corazón y el alma que si sana una de nosotras gracias a esta contención, vamos sanando todas en ella.
Por esta magia ocurrida sin esperarlo, se me ocurrió ceder el espacio en mi blog por si alguna lo necesita… Les dejo el link y las espero con el corazón abierto. Muchas muchas gracias a todas!!
https://www.facebook.com/NuevaAuroraChile/posts/1089303174482500

maria etcheverry

01 de octubre

Hola, me pasó como a ti, con la misma mismísima intensidad pero no fue la soledad lo que me hizo sentir mal, para mi fue una limpieza. Lo que me sucedió tiene que ver con el uso de mi tiempo, después de extrañar tanto pero tanto no disponer de mi tiempo, todo pasó a ser banal al cuestionarme todo lo que hacía con mi tiempo antes del puerperio, porque pucha que me daba rabia no poder retomar mi actividades y terminé dándome cuenta que hasta antes de del puerperio sólo había tirado mi tiempo, que estuve por años haciendo cosas que no quería, fue entrar en un caos y salir a un nuevo orden más auténtico. Lo maravilloso es que se sale. Por ejemplo, abandoné un doctorado con el 30% de la tesis lista y qué liberador ha sido. En el puerperio estamos obligadas cada una a ver lo que no queremos ver, se nos restrega en la piel y en todas las emociones. Y a buena hora. A lo mejor en ti tiene que ver con las relaciones, con la soledad, con soltar, con aprender a estar sola. Te mando un abrazo!!!

01 de octubre

Siiiii, y también un poco con ese reordenarse, el cuestionamiento ha sido a todo nivel, pero hoy con claridad veo esto que acabo de transcribir. Sin dudar tus palabras me servirán también de guía. Gracias por compartir.

Dary Muñoz

01 de octubre

Gracias Nicole por estas palabras, que verdad hay en cada una de ellas.Llevo un puerperio solitario mas de 5 años y voy por mas embarazada nuevamente (decidimos tener a los 3 seguidos) pero no tenia ni la menor idea de que todo seria asi. Es difícil y muy solitario hay meses que paso totalmente sola, no veo amigos desde hace años, conoci a 3 madres maravillosas en un taller que hicimos en mi casa y me han acompañado bastante y se los agradezco en el alma.Yo no tengo almuerzos ni once familiar una vez cada tantos meses viene mi suegra y tratamos de hacer algo solo salgo a hacer vida social para el dia del niño,navidad y bueno vienen para los cumples de las niñas. Mi vida es realmente solitaria con mis pollos y creo que ya me acostumbre a vivir asi. Algun dia todo cambiara las niñas crecerán y ya no necesitaran de mi. Amo la vida de mama me encanta la maternidad pero la soledad me tomo totalmente por sorpresa los primeros años ahora solo la abrazo….

01 de octubre

Que grandeza existe en aceptar cada proceso! Dejarse fluir, y abrazar cada etapa, a mí contar con todas estas palabras de vuelta sinceramente me hace tener aún más fe en que todo pasa ha su debido momento!
Graciaaaaaaas

Gabriela

02 de octubre

Gracias por conpartir! A la bloguera y a las comentaristas.
Bueno, mi historia es algo diferente; por amor me vine a vivir a un pequeño poblado de 300 personas en la zona norte de la región de Aysén. En Stgo tenía una vida social rica, con amigos del alma. Llevo 4 años acá y he llorado de soledad, mucho. Las cosas con mi pareja no han sido como se esperaba y he estado muy sola. Tanto que ahora que estoy con mi pequeño que ya casi tiene 10 meses me siento plena! Es que estaba taaaaaan sola!!! Tuve trabajo en la oficina municipal de acá, soy socióloga de profesión y me dejaron sin pega (estaba a honorarios). Ahora tengo lucas gracias a que una amiga me asesoró para que hiciera una demanda laboral. Y acá estamos, dándole al proyecto de un localcito para turistas, les dejo mi web para que conozcan islaaustralchile.com
Ahora cuando llegué de estar con mi familia, antes del 18, llegué y estuvimos los dos enfermos… Y solos!!! Y fue horrible, la peor crisis desde que nació. Pero me aferré a Dios, como a un madero en el mar y se fue la angustia de la soledad, finalmente nos mejoramos y acá estamos!
Un abrazo a todas! ( pensé que iba a llorar si escribía, pero acá estoy impeque…jajaja)

Gabriela

02 de octubre

Gracias por compartir! A la bloguera y a las comentaristas.
Bueno, mi historia es algo diferente; por amor me vine a vivir a un pequeño poblado de 300 personas en la zona norte de la región de Aysén. En Stgo tenía una vida social rica, con amigos del alma. Llevo 4 años acá y he llorado de soledad, mucho. Las cosas con mi pareja no han sido como se esperaba y he estado muy sola. Tanto que ahora que estoy con mi pequeño que ya casi tiene 10 meses me siento plena! Es que estaba taaaaaan sola!!! Tuve trabajo en la oficina municipal de acá, soy socióloga de profesión y me dejaron sin pega (estaba a honorarios). Ahora tengo lucas gracias a que una amiga me asesoró para que hiciera una demanda laboral. Y acá estamos, dándole al proyecto de un localcito para turistas, les dejo mi web para que conozcan islaaustralchile.com
Ahora cuando llegué de estar con mi familia, antes del 18, llegué y estuvimos los dos enfermos… Y solos!!! Y fue horrible, la peor crisis desde que nació. Pero me aferré a Dios, como a un madero en el mar y se fue la angustia de la soledad, finalmente nos mejoramos y acá estamos!
Un abrazo a todas! ( pensé que iba a llorar si escribía, pero acá estoy impeque…jajaja)

Viviana

02 de octubre

Al leerte fue verme a mí en estos momentos. Me han preguntado siempre como me siento estando en casa y siempre respondo que me siento sola (pero no ese sola que todos conocen), que tengo la necesidad de que alguien me venga a ver y espero siempre ansiosa a que llegue mi marido para poder conversar y al mencionarlo me siento culpable, por que quizá me verán como loca, o piensan que si estoy con la bebé no lo estoy, pero es distinto es obvio que por mi bebé nunca más estaré sola (no lo entienden) pero me gusta y agrada sentir que hay alguien más (adulto), si bien amo infinitamente a mi bebé la disfruto día a día, es inevitable que aparezca aquella emoción. Nadie cuenta eso o a nadie se lo había escuchado antes, por lo mismo es gran alivio entender que lo mío es un sentimiento natural y que no soy la única, sobre todo por que soy primeriza

Ana

02 de octubre

Hace casi ya 3 semanas fui madre por tercera vez, y amo a mi bebe, pero esto me está matando, pensé q era yo solamente q se sentía así, muy sola! Ya es el tercero pero es como si fuera todo nuevo… Creo q el mayor consuelo ante esto es lo q tú dijiste ahí, ya pasara, solo es un periodo, una etapa, así como lo viví con mis otros bebés también ya pasara este, solo hay q ser paciente, intentar de no perder la cabeza, aunque cueste, y hacer de alguna u otra forma vida social, ya sea invitando gente a tu casa o intentado de salir, pero para mí ir al negocio de la esquina de mi casa ya es lo mejor XD saludos, muy buena nota, y no estamos solas!!

Erna Segovia Payeres

02 de octubre

Como te entiendo! tenemos cosas en común,tambien soy Matrona y en el puerperio de mi tercer hijo ,me sentía muy extraña,siendo de un carácter alegre me volví triste y quejosa ,sola con mi marido e hijos en una ciudad nueva a la que nos habíamos trasladado,y lo peor era que no me daba cuenta de lo que me pasaba ,solo a través de los años pude percatarme de la depresión por la que pase ,eran otros tiempos en los cuales no existía esta preocupación actual por la salud mental de las madres ,así que colega como ves totalmente identificada con tu relato.

03 de octubre

Es el precio de estar entre los paises “progresistas”. y modernos de hoy. Todod tiene un precio y el vivir hoy dia al ritmo de los demas que nos rodean, exigen un trabajo, esfuerzo y soledad dificil de superar. Hoy estas sola porque todos trabajan para estar a flote del nivel de vida en el que te ubicas. y solo pocas horas quedan para preocuparse de dar apoyo y compañia. Hemos cambiado la simplicidad de vivir sin tanto, con tranquilidad y hasta humildemente para entregarnos a la voragine del consumismo, en donde los chiquillos se hacen a la carrera y sin pensar que ellos seran los mas afectados porque no todos podran contar con la madre que esta a su lado pero alejada de lo que hacen los demas. Realmente no se si tener pena por ustedes las mamas o por esos niños que creceran muy pronto sin la dedicacion que tuvimos los mas viejos.

06 de octubre

Gracias por tu mirada, tienes mucha razón. Lamentablemente dejar este sistema y dedicarse a los hijos también nos deja muy pocas opciones de desarrollarnos profesionalmente, sobre todo al inicio. Creo por algo en algunos países desarrollados los permisos de maternidad son mixtos y por mucho más que los 5,5 meses que hoy tenemos en Chile; creo que de esta manera equilibran de buen modo la vida familiar, el desarrollo de los niños que necesitan a sus padres y la vida profesional de las mujeres.
Ojalá podamos algún día llegar a eso para así dejar de sentir pena por mujeres y niños.

Kanes

03 de octubre

Por fin alguien habla de esto.,hay que dejar de santificar solo los actos de heroísmo que significan domar leones e ir a la guerra. No conozco a una sola mujer que no sea valiente en alguna medida.

06 de octubre

Muchas gracias!
No puedo evitar pensar que lo que señalas es una secuela pura del hoy manoseado patriarcado.

Carla

03 de octubre

Que regalo leerte, siento lo mismo

06 de octubre

Gracias por compartir ese sentir!

Jacqueline

06 de octubre

Lloré… por Dios que todo lo que dices es verdad. Ya mi pequeña tiene dos añitos, pero recordaré por siempre esa felicidad mezclada con soledad.

06 de octubre

Gracias por compartir, me llena el corazón saber que somos tantas las que sentimos tan parecido.
Creo firmemente que la solución está en parte en volver a unirnos y a solidarizar entre nosotras.

fernando viveros

07 de octubre

Querida Nicole
me pongo a la cola de esta extensa innumerable maravillosas conversaciones que
ha hecho posible tu columna del puerperio
me gustaría decirte que tienes estilo
tu escritura tiene forma particular
y en verdad dice cosas
Encuentro que lo bello òcurre cuando comentes, algo así como
“errores de una redacción correcta”
Al principio, molesta. Después encanta.
Yo también estoy menos solitario de esa soledad
después de encontrarme contigo
Fernando

tu escritura es bella

fernando viveros

07 de octubre

¡Puchas!
he cometido un error sutil y muy grande
te he dicho que siento menos la “soledad extraña”
pero esa soledad de madre solamente la pueden conocer entre mujeres
La soledad que sentí alejada por tus palabras es una soledad
de hombre
Y me pregunto si existirá una soledad como equivalente entre nosotros
¿Cuál es la soledad que nos regala un hijo a su padre?
Porque lo que me acuerdo es que yo me enamoré de mis hijas con solo verlas,
a la primera vista
y, como dice el bolero, encontrarlas en algo de su rostro un reflejo del mío propio
Tu columna puede generar un lugar de encuentro también entre hombres
o mejor, entre hombres y mujeres
Chao

10 de octubre

Muchas gracias por tus comentarios, me encanta escribir y lo hago desde el corazón así que no hay mucha consciencia de algún estilo en particular pero es bonito leer que lo aprecias de ese modo.
Con respecto a la soledad… creo que si ha soledad homologable a la nuestra, he visto hombres padres que se han quedado sin amigos cuando se han decidido a cumplir su rol paterno activamente, cuando su familia es priorizada he visto núcleos de amigos reírse del hombre que escoge criar, y darle rienda suelta a su sensibilidad de padre. En una sociedad de sentimientos castrados, de mandatos con respecto a roles tan pero tan poderosos todos aquellos que veamos belleza en amar en alguna de formas, y escojamos un camino relacionado a esto en algún momento hemos sido aislados.

Solo me queda escribir que es una verdadera alegría haber encontrado tanto amor en mi camino.

10 de octubre

No sabes como me interpretas. Siendo yo una profesional prestigiosa y exitosa, a los 40 años decidimos con mi pareja tener una hija, mi vida cambio en un túnel sin salida. Hoy a 12 años de ese hecho aún no logro organizar ni mi closet ni mi tiempo para poder acostarme temprano, arreglarme las uñas, ir a depilarme, etc. Todo es en el tiempo que ne sobra para mi y ese casi no existe y ne da mucha pena. Y ne pregunto que será de las que tienen 2 ó más hijos. Dejé de ser la profesional exitosa y aunque mis resultados eran buenos las mismas colegas te empiezan a calificar nal porque como ya todo depende de ti te pasan diariamente percances llegas tarde te retan te quedas dormida en cualquier parte y te hacen bullying en mi caso término en moobing y termine a 10 años retirandome de la empresa. Por otra parte la incomprensión de la pareja que se fue alejando sin entender que había tanto que hacer en la casa y con la guagua que apenas si podía respirar porque además tuve licencia 1 año, 1 año sola en casa por la salud de la hija. El salía a la casa de su mama y yp sola con mi hija sin vomita, sin tiempo de prepararme yo comida porque la enfermedad me copaba todo el tiempo. Al ver tus palabras recuerdo que muchas veces me senté gasta en el suelo a llorar agobiada. Una vez lo converse con mi mana, y le reproche que nunca se quejara o nunca pidiera ayuda, que eso era un mal ejemplo porque yo me sentía incapaz y me dijo que sacaba si las cosas había que hacer las igual nomas.

13 de octubre

Muchas acarreamos ejemplos de conducta que nos han hecho pésimo, todas esas generaciones que se guardaron tanto nos dejaron la vara alta y mal puesta y varias sucumbimos a ratos pensando que éramos nosotras las deficientes.
Creo que nos ha tocado complejo, la conciliación trabajo-maternidad no es apoyada por las instituciones ni por la sociedad y eso nos obliga a un aislamiento peligroso que algunas veces he visto, termina culpando a los hijos por lo que dejamos atrás.
Un abrazo grande y mucha fuerza, espero que hoy tu vida esté más sana y feliz.
Gracias por compartir tu experiencia.

Cin

11 de octubre

Uffff colega!! Tu post me llegó en el momento preciso… Ya me sentía culposa de tanto sentimiento extraño, de esta montaña rusa de hormonas y del extraño sentir con este segundo puerperio! Y al compartirlo me di cuenta que somos varias, y no sólo varias mujeres, sino que vaeias colegas con el mismo sentir, claramente me di cuenta que tanto en el embarazo como puerperio y crianza, dejamos nuestra profesión de lado y nos volvemos una usuaria más, llena de dudas, temores y sentimientos contradictorios… Gracias por compartir tu experiencia! Cariños

13 de octubre

Qué feliz me siento al leerte, a veces sentía un peso tan grande por “desteñir” frente a circunstancias que se supone yo sabía que vendrían si o si… gracias por tu empatía y por compartir tu propia vivencia, coincido contigo en todo lo manifestado.
Un gran abrazo colega!!!

Romina

14 de octubre

Soy una mas de las que siente esta extraña sensación de soledad, con un hijo de 6 años, un marido que trabaja lejos de casa y lo veo cada 10 dias y un bebe de a pens un mes, a sido dificil no sentirme sola, especialmente por que antes de tener a mi bebé, mi casa estaba rodeada de amigas, ricos almuerzos, conversaciones y miles de mensajes pr washapt, pero desde que me converti en mamá eso desaparecio por arte de magia! Mi unico compañero es mi bebe cuando mi otro peque asiste al cole, y la verdas es estar dedicada a el al 100 x ciento, por que un bebé requiere de toda tu energia y tiempo, y hay es cuando mas necesito una mano que me ayude, siquiera para poder comer y no hay nadie!!!
Leo sus testimonioa y no dejo de sentirme identificada, y me tranquiliza en parte saber que no soy la unica que pasa x esto.

Gloria

10 de noviembre

No creí que lo que sentía fuera tan común, fui mamita hace dos meses,feliz,ya que era algo que quería hace mucho tiempo y me habían dicho que no podría serlo. Bueno,llegó mi Anto y todo fue felicidad,hasta que ya no pude darle de mamar,me decían tantas cosas y no pude evitar sentir culpa,yo no vivo solo con mi pareja,vivo con mis padres y en una casa continua mi hermana mayor,pero a pesar de que estoy rodeada de gente,me he sentido sola,he sentido muchas culpas de todo,pero la que más me ha dolido es el cambio de mi cuerpo,nunca he sido una mis universo,pero nunca tuve estrías,pero no me siento cómoda expresar mi molestia al verlas,amo a mi hija y la esperé tanto tiempo,pero me siento culpable pensar y decir que no me gusta como quedó mi pancita,leí tu enlace y me atreví a echar afuera lo que siento,tal vez es tonto,pero lo necesitaba…

Danny

23 de agosto

Que bueno saber que no estamos solas. Es un proceso hermoso, pero a la vez es tremendamente demandante, lo peor de todo es que hay personas que ni comprenden este período y te hacen sentir más sola que nunca!!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Debemos entender que el individualismo está subyugado a lo colectivo y si queremos algo, debemos ver cómo encajaría dentro del ideario de las propuestas de otras personas, a veces tan alejadas de lo que ...
+VER MÁS
#Política

Sobre qué prioridades y una reflexión sobre Venezuela

La derecha “cavernaria” y la derecha “liberal” se unifican en la estrategia de control, ambas apuntan a mantener un statu quo mediante la articulación de un discurso conservador que se muestra como ...
+VER MÁS
#Política

La falacia de la libertad

El ex presidente Mujica, tal cual lo refirió en sus ruedas de prensa en Chile, repartió lo que había entre aquellos que entendió más lo necesitaban y muchas veces lo dispuso excediendo sus atribuciones ...
+VER MÁS
#Política

Hay que complejizar más la figura de Pepe Mujica

Guiller hizo lo correcto al no comprometerse con un eventual abrazo de oso por el FA, no pueden ofrecer coherencia como bloque, por cuanto su identidad está en formación, no han matado a ningún padre
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: al centro de una izquierda vacía

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka