#Género

La caza de brujas. La persecución a las mujeres feministas

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En el siglo XVI y XVII, en época de transición de un sistema económico feudal a uno capitalista, cualquier forma de asociación del bajo pueblo fue criminalizada, debilitando sus formas de organización con el fin de expropiar las tierras al campesinado, proceso fundamental para dejarlos sin sus medios de producción y sujetarlos a las nuevas formas de producción capitalista. Dicho proceso de formación de un nuevo sistema económico necesitó de la transformación del cuerpo a una máquina de trabajo y el sometimiento de las mujeres a la reproducción de la fuerza de trabajo. Sujeción que solo fue posible con la destrucción de toda expresión de poder por parte de las mujeres.


Hoy tras siglos de silenciamiento las mujeres nos levantamos y exigimos que se respeten nuestros derechos fundamentales como seres humanos, el ‘’feminazismo’’ es la expresión del miedo al poder de las mujeres.

Las brujas eran mujeres que tenían control sobre la natalidad, su sexualidad y conocimiento de métodos abortivos. Eran ante todo, dueñas de sus cuerpos, pero dada la disminución de la densidad poblacional producto de la Peste Negra, los incipientes Estados en formación consideraron que una forma de regenerar el proceso de acumulación de capital era el aumento de la fuerza de trabajo, proceso que solo era posible con el aumento de la población. Para lo cual fue necesario penalizar toda forma de control de la natalidad y de la sexualidad sin fines reproductivos. La caza de brujas no solo es la expresión de un holocausto medieval, sino que fue también la forma que tuvieron los Estados de sujetar a las mujeres a funciones reproductivas, es luego de esto que surge la imagen de la mujer pasiva, cauta y ligada al espacio privado.

El lastre histórico del desprecio a toda forma de organización entre mujeres, o a toda forma de emergencia de estas en los espacios públicos, no es algo nuevo. El constante rechazo por parte de hombres –y mujeres- a la demanda #NiUnaMenos, no tiene nada que ver con las buenas intenciones de querer detener la violencia en un mundo corrompido, sino que tiene ver con una invisibilización de un problema público que surge producto de una cultura patriarcal que sustenta y se ancla en nuestro sistema económico actual. Las mujeres que fueron asesinadas sin duda no eran brujas, pero si fueron asesinadas por el simple hecho de ser mujeres y ser consideradas un sexo secundario, las mujeres feministas –brujas- amedrentadas por las redes sociales por pedir que nos dejen de matar no son amedrentadas porque proliferen una ideología fascista, sino por ser mujeres actoras de la sociedad civil que encarnan todos esos valores demoniacos que expresaron las brujas en la edad media. Hoy tras siglos de silenciamiento las mujeres nos levantamos y exigimos que se respeten nuestros derechos fundamentales como seres humanos, el ‘’feminazismo’’ es la expresión del miedo al poder de las mujeres.

MUJERES DEL MUNDO UNIOS, YA NO SOMOS EL SEGUNDO SEXO.

TAGS: #NiunaMenos #Violencia a la mujer

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
El Burrito

19 de octubre

Wait, me he perdido, creo que has confundido las cosas…muchisimo

Una mujer feminista (de las de verdad) jamas es criticada, de hecho es admirada, especialmente por los hombres, una mujer que se educa en ciencias o humanidades de verdad, que con su intelecto ilumina las mentes que le rodean, capaz de debatir, que puede dar un argumento solido y respaldarlo con bases reales, es un ejemplo a seguir ya lo fueron madame curie o simone de bouvoir en epocas mucho mas opresivas

Las feminazis en cambio responden con violencia inmediatamente ante cualquier pensamiento que diste ligeramente del propio, que se siente una guerrera pero jamas estaria dispuesta a poner un pie en territorio musulman, que suelta cifras inventadas como economista pero con suerte sabe sumar

luego intentan hacer un tema de genero algo que es un problema social, un tipo mata a su señora…” machista, pena de muerte” luego se dan cuenta que estaba borracho sus padres lo golpeaban de pequeño y siempre era violento, se veia venir y podia haber matado a cualquier persona, luego entiendes que es una persona enferma que necesita tratamiento, pero te venden que es un machista y merece la muerte, sin embargo si la victima fuese cualquier otro pues si merece el debido tratamiento. Se indignan porque les gritan cosas en la calle, pero no se indignan al ver que en las escuelas primarias corren armas y los niños con suerte aprenden a leer y contar hasta el 10
Es la raiz el machismo o la falta de educacion?

20 de octubre

Las cosas como son:Feminazi es un apodo a las feministas fanáticas sin recepción a la crítica ni capacidad de llegar a entendimiento, tal cual un SS.Afirmar que ese apodo es producto del miedo al poder de la mujer es un arreglo afin de tu interpretación. A esas personas las van a seguir llamando feminazis, y no por miedo.
Hablando de intransigencia, el rechazo a #NiUnaMenos por parte de hombres y mujeres, tiene que ver con un proceso de reflexión al entender que el énfasis que se le da a los problemas de una categoría no constituye una toma de consciencia total, por el simple hecho de que se anula al resto de la sociedad. Esta misma reflexión coaguló en la fórmula más amplia #Nadiemenos. Sin embargo, según noté en las redes sociales, esos hashtag fueron entendidos como “producto de una cultura patriarcal”, tal como lo dices tu. Yo creo que el rechazo y la invisibilización no corrió por cuenta precisamente de ellos. Los medios de comunicación cubrieron la marcha y denostaron tanto como estimaron estas otras posturas. Esto me devuelve a mi premisa inicial:el fanatismo ante incluso posturas más progresistas, que por el hecho de no alinearse a ese narcisismo hecho ideología, se les hace ver como posturas retrógradas.
Por último, hablemos de Revolución con mayúscula. Si el Feminismo pretende hacer algún cambio de verdad sustancial, es mejor que deje de mirarse el ombligo, las mujeres son la mitad de la sociedad y las interesadas en hacer la revolución, son la mitad de abajo.

Agustín Negrete

07 de noviembre

Basta navegar un poco por redes sociales para darse cuenta que la palabra es usada incluso contra mujeres que ni siquiera se consideran feministas, ni presumen serlo ni tienen siquiera intenciones de serlo.

Pese a ello, una mujer pide respeto, “¡Es feminazi!”. Una mujer entra en desacuerdo, “¡Es feminazi!”. Una mujer apoya a otra mujer, “¡Es feminazi!”. Una mujer critica algo, “¡Es feminazi!”. Una mujer habla de política, “¡Es feminazi”.

Hace poco, una amiga y unos conocidos estábamos platicando muy amenamente. Ella dijo algo bastante interesante, sobre un tema político no relacionado en nada a los asuntos de género. Cómo sonó “muy intelectual”, uno de los presentes dijo: “Alto, alto, jejeje, que estás sonando como una feminazi”.

“¡Qué tristeza!”, pensé, no poder escuchar a una mujer decir algo sin tacharla de “feminazi”.

Al principio creí que era cosa de adolescentes que les hacía gracia callar a sus compañeras usando una palabra con la terminación “-nazi”, tan “cool” para ellos; pero se ha extendido tanto que ya es utilizada por individuos – hombres y mujeres – que la han hecho parte de su ideología.

Y esto lo digo como hombre, a quién le gustaría mayores derechos para los hombres sin que ello implique denostar a las feministas que luchan por los de las mujeres. Como si por buscar lo mismo tuviéramos que ser enemigos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hoy los partos de inmigrantes se están atendiendo de la misma manera que a la mujer chilena, ya que a nivel de formación no contamos necesariamente con la información de las prácticas o creencias que ca ...
+VER MÁS
#Salud

Partos en Chile: ¿Cómo nacen los hijos de inmigrantes?

Debemos preguntarnos si es posible seguir con esta débil capacidad estatal de ejecución y confiar casi dogmáticamente en algunas empresas privadas para atender situaciones críticas en un país sometido ...
+VER MÁS
#Economía

¿Distribución eléctrica a manos públicas?

"En la actualidad no existen lideranzas capaces de unir al país en torno a un objetivo y formatear la estructura productiva, industrial, social y cultural del país, en pos de regiones propias y con p ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La batalla de las regiones por una representación honesta

Vale decir, es un sistema donde en vez de coartar al individuo para ejercer su libertad y establecer límites materiales, económicos y de consumo, lo que hace es promover estos factores, donde finalmente n ...
+VER MÁS
#Política

Psicopolítica, otra forma de dominación social

Popular

Hay graves antagonismos incluso entre las propias mujeres, aunque muchas veces se nos intente demostrar que son parte de una misma vulnerabilidad. Porque negar que en este caso en particular también se enf ...
+VER MÁS
#Sociedad

El aborto en Chile es una cuestión de clase

La escuela debe construir el nuevo paradigma mirando hacia la felicidad. Es decir, el aprendizaje debe estar cimentado en los gustos, deseos, intereses, habilidades y talentos de los aprendices.
+VER MÁS
#Educación

La reforma educacional pendiente

Llevo años trabajando en salud y educación y tengo claro que todos los esfuerzos realizados son cosméticos. En Chile 8 de cada 10 mujeres son tratadas verbalmente mal por sus parejas, 7 de cada 10 adoles ...
+VER MÁS
#Género

Violando a Chile

En la carta de presentación al Consejo de Monumentos se destaca que “…en 1972, el gobierno del presidente Salvador Allende construyó este conjunto habitacional en el corazón de Las Condes. Sus vivien ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Villa San Luis y el sueño de un país con mayor inclusión