#Género

El acoso callejero: violencia cada vez más visible

36 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estamos hablando del acoso callejero, una forma de violencia contra las mujeres que ha permanecido silenciada durante demasiado tiempo y que, finalmente, está rompiendo las barreras culturales que lo han permitido.

No importa la edad, la condición social, la actividad que se realice o el lugar. Puede ser con un seudo piropo o directamente una agresión sexual. No existen las mujeres que, en nuestro país, no hayan sido violentadas por un desconocido, solo o acompañado, en una calle, en el transporte público, en una escalera mecánica, a la salida de un banco, en una plaza.

Estamos hablando del acoso callejero, una forma de violencia contra las mujeres que ha permanecido silenciada durante demasiado tiempo y que, finalmente, está rompiendo las barreras culturales que lo han permitido. Si bien éste es un problema social grave que afecta a más de la mitad de la población, en nuestro país comenzó a salir en la agenda pública y cobrar mayor importancia social en las primeras semanas del Transantiago, cuando la propia Presidenta de la República advirtió acerca de estas agresiones. Sin embargo, la situación parece no cambiar porque la naturalización de la violencia contra las mujeres está tan arraigada que, incluso, la publicidad puede permitirse usar las agresiones contra las mujeres como estrategia de ventas.

La aparición del Observatorio contra el Acoso Callejero ha vuelto a instalar el tema en los espacios públicos, especialmente en las redes sociales. Son miles las mujeres que apoyan esta iniciativa y que han entregado sus testimonios. Un valioso instrumento es la encuesta que este Observatorio realizó que reveló que más de 95% de las mujeres encuestadas, entre 12 y 64 años, ha sufrido alguna vez algún tipo de acoso sexual callejero. Además se consignó que el 25% de las encuestadas entre 13 y 18 años, sufre acoso callejero dos veces al día y que el 71% de las encuestadas dice haber sufrido una experiencia de acoso callejero de carácter traumático.

Las mujeres agredidas en el espacio público nos sentimos doblemente vulnerables y violentadas. Por un lado, está la agresión, de palabra o física, que deja marcas. Por otro, está la impunidad en que queda esta agresión. Una impunidad que también es doble: no existe sanción social y menos una sanción penal. En definitiva, sólo queda el acompañamiento que pueden dar otras mujeres.

En la Nueva Agenda de Género del gobierno de la Presidenta Bachelet, la violencia contra las mujeres es una materia central que debe ser enfrentada por la sociedad en su conjunto. Por eso, como Servicio Nacional de la Mujer hemos convocado a todas las instituciones del Estado, organismos internacionales y representantes de organizaciones de la sociedad civil a trabajar en un Plan Nacional de Acción Contra la Violencia hacia las Mujeres que nos permita avanzar en prevención, coordinar esfuerzos, capacitar a funcionarias y funcionarios del Estado y configurar un sistema de información.

Asimismo, en un plazo acotado tendremos que proponer al país modificaciones a nuestra actual legislación que se haga cargo de las distintas formas de la violencia contra las mujeres, más allá del ámbito familiar. Como se sabe, los derechos de las mujeres contra la violencia sólo están reconocidos en la ley de violencia intrafamiliar, dejando de lado las demás situaciones como el acoso callejero, por ejemplo.

Es cierto que no basta con las leyes para cambiar los comportamientos aprendidos en una cultura machista. Pero, sin duda, que las éstas crean el marco necesario para que las agresiones contra las mujeres no queden impunes o ni siquiera tengan nombre. Al mismo tiempo, tenemos que trabajar, con urgencia, en promover relaciones de respeto, sin discriminación ni violencia, entre mujeres y hombres. La reforma educacional es una oportunidad para promover, desde el jardín infantil el respeto a esas “otras”, a las mujeres. Por otro lado, los medios de comunicación, en sus programas de entretención, junto a la publicidad, pueden jugar un rol relevante en la prevención de la violencia contra las mujeres a partir de configurar mecanismos de auto-regulación para evitar la mantención de estereotipos y comportamientos sexistas.

Es importante que la voz de las mujeres se haga sentir cuando estemos debatiendo este tipo de reformas legales: los cambios tienen que hacerse incorporando las perspectivas de las mujeres, para construir un Chile más justo, menos desigual y comprometido con el derecho que las mujeres tenemos a vivir libres de violencia.

Imagen

TAGS: Acoso Callejero Derechos de la Mujer

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de agosto

En un spot de TVN en el que se muestra como somos los chilenos, se muestra una situación de acoso callejero a una joven, y se hace aparecer como algo divertido, me parece que así el canal estatal contribuye a naturalizar este problema.

El Renegado

29 de agosto

Que paja weon, el feminismo culiao llegó a Chile.

kena

01 de septiembre

Ya, ahora vas a decir que para qué usamos faldas y weás, y que nos buscamos el acoso. Por favor, todos tienen el mismo cuerpo, y defenderlo contra su intento dr hacerlo y mero objeto no es feminismo a secas, es sentido común y empatía con las mujeres del país.

Sofia

13 de noviembre

Feminismo es no querer que viejos se queden pegados mirándote? Es acaso que desde los camiones te griten weas que son asquerosas? Que paja tu y apuesto que eres hombre y le gritas a una mina que anda en short… Pobre Weon

30 de agosto

Distinguida Ministra:

Me gustaría poder comprarle “la pomada” “de una”, a la primera oferta; a la suma total de sus declaraciones, quiero decir, pero, vaya que las mismas son sexistas. Parecen las mujeres que han abierto una ventana al poder desde la que pueden, ahora más que nunca, jugar a los títeres con las marionetas que habitan en cada cerebro de los habitantes de Chile. Parece todo esto una moda, casi similar a cuando un poder poder político toma el poder y pinta cuadros y escenarios a su manera. Ejemplos típicos de ellos son la toma del poder por parte de la extrema izquierda, tal como en tiempos de Allende, para clarificarlo mejor, o bien cuando el poder lo tomaron los militares y así la extrema derecha… Ellos pintaban el mundo cómo les parecía… Ahora, las mujeres hacen lo mismo…

Intentaré explicar mi visión… Primero, no tenemos por qué hablar de una lucha contra la violencia que sufren las mujeres, porque si de maltrato se trata o de faltas de respeto, sólo para colocar un ejemplo en torno a escolares y lo que se pueda inculcar “desde el jardín infantil”, utilizando sus palabras y el sentido de sus expresiones, le recuerdo que existen numerosos niños chilenos que son violentados en el colegio, ya sea por niños que son más fuertes que otros, o bien que se jactan de ser “materia cool”, o personas populares, según nos pinta el cine actual estadounidense, para clarificar mejor a qué me refiero. Lo mismo sucede con las niñas. Muchos le llaman bullying.

Si queremos ahondar en el problema del acoso a la mujer y a las niñas, tanto como al maltrato o a las faltas de respeto que sufren, creo que más bien debiéramos ahondar en el problema en torno a al ser humano, ya sea un niño o una niña; un joven o una jovencita; una mujer o un hombre… El problema de fondo es la falta de respeto de unos hacia los otros…

De igual forma usted habla de una “sociedad machista” y con ello pareciera querer crear campos llanos en los que se abran nuevas oportunidades a las formas en que evoluciona la sociedad, sin embargo, flaco favor le hace a la causa que promueve, porque, “al lugar donde debiera llegar con amabilidad y cordialidad”, en busca de ellas, porque eso es lo que busca, usted llega con un fósforo y bencina… “Ustedes son machistas”, le declara y enrostra a los hombres (sociedad machista, se entiende), de forma que su mirada no es amable. Es confrontacional y no obedece a lo que ha sido la evolución de la sociedad, porque si machismo quiere decir “actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres”, primera definición que encontré Google, expresión bajo cuyo velo se denota “dominio del hombre sobre la mujer”, le recuerdo que el hombre domina sobre todas las especies de la tierra y que ese dominio también lo ejerce sobre la mujer (obviamente no como una especie distinta), no porque mi visión sea la de un machista, sino porque lo que digo es realista, es decir, apegado a los hechos… Esa es nuestra realidad… Luego, el problema no es cómo vemos a la sociedad, sino cómo podemos mejorarla…

Comprendo que ambos hilos que acabo de expresar son de una fragilidad muy delicada, a la que cualquier primera reacción ante ellas que este en su contra, yo la entendería porque hay que hilar muy finito para darle cabida a mi razonamiento sin aplastarlo o sin darle oportunidad de explicarse y, más aún, de darle cabida de forma que, a más de su explicación, se comprendan los mismos y que ello detone en una forma posible de sostener un diálogo que sea conductivo hacia alguna posibilidad que represente una real mejora a la forma de apreciar el problema…

Como usted es una Ministra y yo apenas un usuario de una red social, comprendiendo que nos separa un planeta y medio de importancia, trecho en el que sucede que usted actúa bajo “parámetros gubernamentales”, que conllevan una realidad y estatus político que mantiene sus declaraciones o posiciones aún contra viento y marea y que al mismo tiempo empuja “hasta los carros más imposibles”, sólo me atrevo a hacerle notar que, como típico usuario sin valor, espero, tal como muchos otros chilenos seguro lo hacen, que no sea parte usted de una nueva clase de transantiago en torno a la materia que acá promueve, porque, es de considerar que si habrá nuevas leyes y esfuerzos para castigar, se subentiende, al delito callejero acá especificado, espero que tenga las cárceles dónde hacer ese castigo de forma ejemplar y sin dañar más a los posibles reos de lo que ellos dañan a la sociedad. No olvide que hay delitos mayores que otros y que la cárcel es una escuela de delincuentes… Tal vez usted no se ha pronunciado en torno a un delito penal, pero, por eso digo que, al no especificar usted de qué se está hablando en realidad cuando menciona que “nuestras leyes” serán modificadas, espero que al referirse al tema, sea más transparente, de forma que entre la sociedad y el mundo gubernamental, que es como de otro planeta al menos para mí, se produzca a tiempo este baile-diálogo que nos hace evolucionar como sociedad, sin que haya mini transantiagos…

También, en torno a su expresión final, con la que usted promueve, lo mismo que la pancarta mejor fraguada de todo el gobierno y los políticos que se suben al carrito este, “un chile más justo y menos desigual”, quisiera hacerle ver que acaba de tirar usted un camotazo al tablero de básquetbol… Es decir, no le apunta al tarrito con este eslogan para quién se dé cuenta que la promoción de las políticas gubernamentales son más blablabeo que realidad, porque de si Chile justo y menos desigual se tratase lo que realmente quisieran hacer, le aseguro que tendrían excelentes herramientas con qué lograrlo, pero, se comprende que realmente no desean hacerlo, sino que nos quieren vender la típica liebre de cola larga para que seamos tierrita fértil a sus eslóganes al momento en que evaluamos nuestra aprobación o desaprobación a la gestión gubernamental y la acción de cada político del gobierno y de la…. bla, bla, bla, el típico tema de las encuestas con las que nos venden más y más personajes políticos, sin darnos la posibilidad de hablar de políticas…

Si usted quiere indagar más en “a lo posible a lo que pudiera estarse refiriendo este sujeto que le escribe” (y no quiero decir que piense que usted se quiere tomar esta incómoda molestia), puede revisar los links a los que le lleve mi seudónimo, o bien consultármelo directamente acá, cosa que comprendo que usted no querrá-podrá hacer, porque, ya sabe, .. esta todo ese tema de la imposibilidad de ministros hablando con seres humanos comunes y corrientes con los que no vale la pena perder su tiempo, mientras lo pueda usar con gente de sus propias afinidades y tareas políticas, bla-bla, con las que sí tiene cosas importantes de las que hablar…

Para finalizar le quiero contar una pequeña anécdota-situación. Le pregunté a dos señoras qué opinaban del acoso callejero que sufrían las mujeres y me dijeron: “mira cómo se visten algunas mujeres. ¿Cómo no las habrían de acosar, si así se visten?”, y me dieron algunos ejemplos que no viene al caso especificar… Dicho esto, y comprendiendo que el sexismo y la posible violencia sexual callejera en torno a la mujer es un hecho influenciado por nuestra televisión y así programas de canales nacionales y extranjeros, al mismo tiempo que además lo impulsan actitudes principalmente varoniles que florecen al amparo de lo que la Biblia llama “las perversidades del vicio”, en torno a lo que se incluye la influencia del consumo excesivo de alcohol, mismo que misma explica cómo altera el comportamiento del ser humano, le pregunto, ya que viene al caso, debido a que habrá una comisión especial para el tratamiento “del problema”, ¿qué medidas concretas cree usted que pueden ser tomadas para limitar las fronteras que se permite la televisión chilena en torno a esta materia y de qué forma podría limitarse también el uso del alcohol en nuestra sociedad?… Además de ello, ¿cree usted que las mujeres debieran ser algo más recatadas en su vestimenta de forma de no provocar a estos “animalitos enfermos llamados varones que relinchan detrás de ellas”, tal como lo señala usando la palabra relinchar también la Biblia?… ¿Cree usted que ellas estarían dispuestas a hacer un esfuerzo en esta materia, no olvidando el hecho de que en antiguas sociedades las mujeres llevaban un velo en su rostro para no provocar a los varones con apenas los atributos de su imagen?…

Lo que usted quiere lograr, señora Ministra, misma cosa que desean muchas otras mujeres y que yo comparto en su razón y sentido, es muy difícil de conseguir, sin embargo, como persona que desea el bien de nuestra sociedad y a pesar de todo lo dicho, le deseo el mejor de los éxitos en su cometido…

jfhdghdf

F.

31 de agosto

Que manera de escribir tanta mierda! Mi cerebro estuvo a punto de explotar.

wichipirichi

31 de agosto

Su gran opinión sobre el acoso callejero se basa “refuerza” en la opinión de 2 personas?…..

Usted escribe bien bonito, pero le falta algo…..empatia, mirar mas allá de sus vivencias y entender las de los demás.

Saludos

Ariana

02 de septiembre

Jajajaja , concuerdo con F. ¡ qué manera de escribir tanta estupidez ! Sólo citaré algo que demuestra que NO eres un Hombre , porque hay hombres y HOMBRES.

“el hombre domina sobre todas las especies de la tierra y que ese DOMINIO también lo ejerce SOBRE LA MUJER”.
¡¡ ESTO ME PARECE SATÁNICO, MAQUIAVÉLICO !!

Un hombre de verdad seguro empatizaría con las mujeres. ¿Tienes idea de cómo nos sentimos las mujeres cuando en la calle , supermercado o centro comercial, un tipejo que va con su mujer al lado, babea mirando a otras ? Lo he vivido , me pasa frecuentemente. Y no voy por la calle mostrando escotes ni me visto siquiera de manera sugerente.
¿Qué te hace sentir superior a la mujer como para irrespetarla o sentirte dueño de hacer y deshacer? Si tienes mujer, no quisiera ni imaginar estar en su pellejo . Porque seguro eres de ésos que su mujer es suya , su propiedad y ningún hombre tiene derecho a mirarla siquiera. Pero tú sí tienes derecho a mirar , babear y decir algo así , solapadamente a la pasada, a una mujer que llame tu atención .
No se trata de cómo se vista una mujer. Cada quien tiene sus preferencias . El que las chicas se vistan acorde a su edad, mostrando una linda figura , NO lo hacen para llamar tu atención o la atención de los hombres . Lo hacen porque se sienten cómodas , a la moda y punto.
Te diré algo que seguramente Ignoras. LOS ¿HOMBRES? tienen la convicción de que nosotras nos cuidamos y arreglamos para llamar su atención y NO es así .
Cuando nos vestimos y sentimos bonitas y seguras, lo hacemos para llamar la atención de las mujeres . Se siente bien que otras nos miren y nos comparemos . Eso es algo ustedes No entenderían ni aunque se los explicásemos con peritas y manzanas.

Pero yendo a tu básico comentario , ¡ dime OH tú mi Magnificencia ! ¿ cómo te sientes cuando alguien mira a tu mujer? ¿ tienes hijas? ¿ te gustaría que otros las irrespetaran diciéndola alguna vulgaridad ? o si eres bien hombre ¿ desearías poder hacer algo para defenderlas de un baboso machista que se cree con el Derecho, sólo por ser hombre y porque toda la vida ha sido así, de pasarlas a llevar ?
Somos mujeres, madres, amigas, hijas, nietas… nosotras los parimos . ¿ No merecemos un mínimo de respeto ?
Yo que tú, me lo pensaba antes de seguir hablando tanta barbaridad.

02 de septiembre

Ariana, qué manera de faltarte chauchitas para el peso. Me pregunto si esto es normal en ti o siempre “te le van” arrancando las tortugas del canasto…

Según tu extraña forma de razonar, existen hombres y HOMBRES, por lo tanto, existen, obviamente, mujeres y MUJERES… Según yo, respecto a esto y siguiendo tu razonamiento, existen, bajo la mirada que yo llamo animalista, hembras y HEMBRAS… Según la mirada de la cordura y la sabiduría, para mí existen mujeres que merecen ser alabadas y weonas locas… Un tiro al aire, las pobres… ¿Cómo te clasificarías tú?…

El dominio del hombre sobre la mujer está bastante fundamentado en la Biblia, aunque tal vez tú no concuerdes con ello, pero, es así. Además, .. pertenecemos a una sociedad de personas en la que por siglos se ha ejercido ese dominio, en las diferentes culturas de la tierra… Lo curioso de esto, es que yo no hago de ello una zamba y canuta descerebrada como la que tú has hecho… A partir de ese comentario que copiaste, “te juiste por las ramas, como vil cabra de cerro”… Hiciste una serie de comentarios que nada tienen que ver con lo que yo expongo… “A ti te le ocurrieron no má” y te pasaste el medio rollo… Yo creo que tú estás fumando algo raro… Es con gente como tú con la que creo que no vale la pena conversar. No te confiaría a ti nunca nada, ni siquiera lo más mínimo…

No pierdas el tiempo y trata de hacerte ver lo más pronto posible por un especialista…

Lorena Victoria

03 de septiembre

ZZZZZzzzzzz… llegó pock al Quinto Poder. Qué manera de cantinflear este señor y, como todo buen cantinfleo, sin aporte real alguno. Señor, si Ud. tiene problemas para entender lo que le sucede diariamente al género femenino, no se meta a opinar, por favor. Deje que las personas que sí tienen cosas concretas para mejorar esta sociedad, lo hagan tranquilas. Ud. a lo suyo, que si no anda acosando a las niñas y a las mujeres, nada le pasará.

03 de septiembre

Bravoooo !!!… Por fin llegó Lorena Victoria al Quinto Poder… La jueza democrática hija “de mi General”… Ella, con su criterio maravilloso, decide qué cosa es cantinfleo y qué cosa no lo es, pero, como hablamos de Lorena Victoria, la diva de los razonamientos, no tiene por qué argumentar lo que dice… Total, es Lorena Victoria… Si ella dice que alguien tiene problemas para entender algo, por favor, que nadie se lo discuta…. Si ella dice que no opinen, por favor, no lo hagan… Ella sabe quiénes tienen “cosas concretas para mejorar la sociedad” y a quienes ella designe, ojalá nadie las o los moleste, para que estén tranquilas o tranquilos… Así, cada quien, váyase a la chucha, perdón, digo, a lo suyo, a lo de cada quien, y vivan tranquilos, porque, si no andan acosando a las niñas y a las mujeres, nada les va a pasar, porque ella no los va a acusar con su papi, el General…

Ya sé que te preguntas, ¿quién es Lorena Victoria?… A mí me da la impresión que a alguien se le quedó el candado suelto y una tal Lorena Victoria salió a pasear sin su cadena y lo peor es que cree que puede morder a quién se le plazca sin que nadie le diga nada y, como es Lorena Victoria, no tiene por qué dar explicación alguna… Yo al menos no necesito explicación de quién pueda ser Lorena Victoria. Primera vez en mi vida que leo semejante nombre. Lo único que tengo claro, es que el aludido participa en este sitio hace más de tres años y se le puede seguir el rastro hasta una década atrás… Y que yo sepa, el pobre cabro ése sí tiene algunos aportes hechos con los que, entre otras cosas, la causa de las mujeres acosadas, así como otras muchas causas, podrían facilitar su tramite, si se hiciera lo que él propone…

((( Señorita o Señora Lorena Victoria: lo que me queda claro, al leerla, es que usted no tiene un buen criterio para hacer declaraciones. Tampoco conoce el sentido de la democracia y además parece que cree que puede actuar de forma matonezca… Le sugiero que no se exponga de esa forma, para que nadie le falte al respeto… )))

Ines

30 de agosto

Peón, es de mi menester señalarte que aunque mostraste un empeño DESCOMUNAL en esbozar tus argumentos sobre el acoso callejero y el tema hombre-mujer, asoma notoriamente entre ellos un DESCONOCIMIENTO profundo de varios temas. Además, me gustaría hacerte ver que tu empecinamiento en referirnos a la biblia o TU INTERPRETACIÓN de ella, puede en muchos casos repeler la aceptación de tus ideas más que persuadirnos a considerarlas, puesto que, y confío en que lo tienes claro, las historietas de la biblia no son guía ni fuente de sapiencia para cierto número de personas, entre las que me encuentro yo.

Pues bien, partamos:

1. De tu conversación con unas vecinas o lo que sea, me parece que DOS señoras es una MUESTRA de la población de tamaño demasiado PAUPÉRRIMO como para aventurarse a GENERALIZACIONES sobre la incidencia de la vestimenta de las “acosadas” en el acoso. Entiendo tu entusiasmo, pero te informo que el “copuchenteo” de las antes mencionadas no esclarece de manera alguna por qué mujeres “forradas” hasta el cuello con ropa suelta (ya que sugeriste volver a los “tiempos del VELO sobre el rostro”) son también acosadas en la calle, no pocas veces, por sujetos de “cuello y corbata”.

2. Los “acosadores” no están GENERALMENTE bajo la influencia del alcohol y tal vez te sorprenderá saber que los silbidos, “mijitas-ricas”, gruñidos, aspiradas ruidosas entre dientes, “ricuras”, etc. que podríamos señalar entre las expresiones más “benevolentes” de acoso, en comparación a los punteos, agarrones, locaciones, agresiones verbales, etc., no son raros, digamos un día lunes por la mañana tipín 7:00 entre las gentes que se dirigen a sus respectivos trabajos o casas de estudio.

3. Le criticas a la ministra una actitud CONFRONTACIONAL, poco amable, belicosa, etc, pero en cambio TÚ TE PERMITES, sobre no sé qué base bien racionalizada, AGREDIR Y PROVOCAR al afirmar que “el hombre domina sobre todas las especies de la tierra y que ese DOMINIO también lo ejerce SOBRE LA MUJER”. Como dije anteriormente, citas la biblia, y yo te recuerdo que a muchos otros y a mí, MANÍ 🙂

30 de agosto

Dear Inés:

La experiencia me ha enseñado que no hay quién considere las ideas o planteamientos de los ciudadanos comunes y, si es que se hace, no me considero en ningún caso dentro de ese grupo de afortunados, así es que el que tú o alguien vaya a considerar lo que haya dicho es algo que no espero que suceda… Menos lo esperaría aún de alguien que probablemente ni siquiera ha leído la Biblia o que da claras muestras de no comprenderla, si es que la ha leído, tal como se evidencia que es tu caso… Disculpa que no considere tu posición como algo importante para mí. La respeto, pero, difiero ampliamente de ella. Por su puesto no viene al caso referirme a los detalles.

Respecto a 1., no he pretendido realizar “generalizaciones”, pero, claramente se comprende que la posición existe y por lo tanto, dado que, según la Ministra, “la voz de las mujeres debe ser considerada y oída con fuerza” (o alguna chuchoca semejante), esa opinión sí debe ser considerada, y lo comenté para hacerle una pregunta a la Ministra a la que dudo que tenga una respuesta… Por otro lado, no he sugerido volver a los tiempos “del velo”, sino que preguntaba si acaso las mujeres “estarían dispuestas a hacer un esfuerzo en esta materia” (respecto a su vestimenta), para mostrar lo complicado del tema, ya que por más que para ti no explique el acoso de mujeres “forradas hasta el cuello”, si incide una vestimenta que para muchas personas, incluidas mujeres y por su puesto varones, resulta provocativa, o bien que realza atributos de las mujeres hasta un punto en el que se puede sostener que algo parece excesivo o insuficiente en su forma de vestir… Esos son simplemente los hechos o la realidad…

Respecto a 2., no he dicho que los acosadores estén bajo la influencia del alcohol cuando acosan, sino que he procurado expresar que el consumo de alcohol, y especialmente uno desmedido y persistente a través del tiempo, daña la perspectiva de lo prudente y razonable que existe en el criterio humano, para dar paso a permisividades en el uso del lenguaje que pueden manifestarse como enojos, faltas de respeto, agresiones y otras conductas humanas tales como robos o agresiones sexuales, entre otros casos… No olvides que han existido “fiestas del alcohol” en sociedades antiguas que terminaban en orgías, las que con el paso del tiempo fueron prohibidas… Esto muestra a qué nos lleva el consumo del alcohol e, igualmente como en los dos casos anteriores, digamos explicaciones, lo comenté para mostrar otra raíz del problema que es difícil de abordar, sino acaso imposible…

Respecto a 3., no hay mucho que decir, porque así son las cosas. Hoy podemos ver que existe un replanteamiento de cuál debe ser el balance que debe existir entre el hombre y la mujer, referida a respeto y consideraciones, tanto como a oportunidades y otras cosas, pero, no siempre ha sido así… A mí me parece que deberás seguir comiendo maní (sin ánimo de ofender, sino que sólo por jugarte una broma utilizando tus dichos), respecto al tema de la Biblia, porque ella seguirá allí con sus dichos y expresiones, mostrando diversa clase de hechos a su manera que para muchas personas en el mundo tienen un sentido muy profundo de el que, más que cuestionarlo o no aceptarlo, conviene aprender… No olvides que “la sabiduría es justificada por sus hijos”, dicho de el que se desprende que la tontera también es justificada por quienes la practican…

Estimada Inés:

A mí me da la impresión que leíste muy a la ligera lo que escribí y que no lo has reflexionado lo suficiente. Más bien parece que te clavaron una agujas que te han hecho reaccionar más con efervescencia que con la razón… No tengo por qué criticar “ese entusiasmo tuyo”, porque comprendo que no todos reflexionamos de igual forma las cosas. De hecho, te cuento, antes de hacer un comentario en este artículo, lo leí como cuatro veces y no seguidas, para hacer un aporte consciente de el que me pueda hacer plenamente responsable, porque comprendo que el tema es delicado, especialmente vía redes sociales donde existen muchas personas que han sufrido maltratos que odian tener que soportar, motivo por el que cualquier comentario disidente que pueda recibir lo trataré con la debida consideración y respeto, aunque sea muy distinto al mio, y al mismo tiempo por el que pido disculpas en cada respuesta si resulto medio pesadito o irónico, porque, en el fondo, es la razón la que debe primar…

Ines

30 de agosto

Peón:

1. Esa “posición” de “dominio del hombre sobre la mujer” que defiendes con tanta certeza se llama PATRIARCADO y es justamente lo que ha creado las inequidades por las que tú mismo alegas. Y vaya que sí está bien presente su defensa en las “fantásticas” escrituras bíblicas que a mí, francamente, poco o nada me convencen.

2. Evidentemente el alcohol, las drogas y el fanatismo religioso pueden influir en la percepción de la realidad de las personas, ya sea en el momento inmediato de su consumo como a través de la herencia genética de anomalías tanto físicas como psíquicas. Sin embargo, sería de ciegos desconocer que la cultura del país de que se trate o su nivel de civismo puede tener una influencia mayor sobre la conducta de las personas. Me atrevería a decir que no hay país en el mundo que no cuente el alcoholismo entre sus problemas sociales y sin embargo, encuentras en países en que la mirada hacia la mujer no es “hacia abajo” que el acoso callejero a las mujeres no se manifiesta o es anecdótico. Así que, me temo que la tesis de la influencia del alcohol no es plausible en todos los casos. Lo mismo el tema de los trapos. En países como Alemania, por ejemplo, chicas con atuendos pequeñísimos se desplazan tranquilas sin ser “molestadas” por personas del sexo opuesto.

3. Acepto tu sugerencia a seguir comiendo maní, ya que soy afortunada de no sufrir reacciones alérgicas a este nutritivo fruto. Y sí, tú lo has dicho “que la tontera también es justificada por quienes la practican”, como sucede con el acoso callejero.

4. No necesitas disculparte acerca de la ironía, la practico en más de alguna oportunidad y soy inmune a ella. Y no, no sentí las “agujas clavándome” que mencionas tal si se tratara de un muñeco vudú. No creo en pechoñerías y menos en brujerías 🙂

30 de agosto

Mejor entonces, pues, Inés, que tengas el pellejito duro frente a las ironías, porque de esa forma creo que podremos tener una conversación más fluida. A veces cuestan más caracteres las prevenciones que las curaciones en esta materia, todo por salva guardar la integridad emocional de quien nos pueda leer… Seguro me comprendes…

Por mi parte creo en realidad no defender una posición de dominio del hombre sobre la mujer, tal como creo que supones, porque .. tampoco defiendo la posición de dominio del hombre sobre los peces, las aves o diversa clase de animales. El hecho simplemente está ahí y no pretendo maltratar a ninguno de ellos, tal como si fuera algo que pudiera disfrutar. Lo mismo me pasa con las mujeres. Procuro seguir el consejo de la Biblia que dice que las mismas deben ser tratadas “dándoles honor como a vaso más frágil”, lo que para mí en parte significa un trato más delicado que aquel que pueda tener con otros varones… Ahora como tu comentario en general se me hace vago, y discúlpame si mi talento de comprensión lectora no es capaz de seguir al tuyo, no veo qué relación pueda haber entre “un trato delicado y gentil hacia las mujeres”, con las “iniquidades” “por las que alego”… Hasta estas se me han confundido cuáles son, o más bien creo no comprender cuáles entiendes tú que son, o a cuáles debiera comprender yo que te refieres… De hecho, si fuera “inequidades por la que alego”, la RAE no me ha querido explicar el significado de esta palabra… Insiste en decirme que no está registrada en el diccionario… Tal vez me puedas ayudar con esto… Si hay algo por lo que yo alego, es por la falta de democracia, porque con ella y el advenimiento de la herramienta que la consolide, podríamos encontrar mejores soluciones a los problemas y diferencias que tenemos como la sociedad… Seguro piensas parecido…

Dicho esto, imagínate lo perdido que me encuentro al intentar comprender cuál es esa defensa que está presente en las Escritura bíblicas que a ti poco o nada te convencen… De hecho, no sé qué cosa de ellas es la que no te convence. Para mí la Biblia es el libro más hermoso que se haya escrito jamás y está lleno de una lógica muy intensa que pienso que toca el alma de las personas como ningún otro libro lo ha hecho…

Por mi parte, sigo pensando que el alcohol trastoca los valores humanos y me cuesta creer que haya lugares en los que una mujer que transite con “atuendos pequeñísimos” no sea observada un segundo demás por alguno que otro varón…. Ya sabes, ese segundo que a veces se hace incómodo para ustedes y eso sin contar los casos en que un segundo se convierte en muchas otras cosas… Pero, en fin, si así sucede en otros lugares, bien por nosotros si lográsemos aprender tal conducta y si lográsemos vivir con ella no cómo si fuera un saco de plomo con el que debamos bailar, comer y cantar, sino que cómo una conducta arraigada que a nadie incomodase…

Respecto a maníes y brujerías, poco o nada sé de ello. Recuerdo haber plantado alguna vez maní en una huerta y me encontré con una planta de muy hermoso aspecto que me causó una excelente impresión, porque no vi en ella depredador alguno que la maltratase… Sus hojas eran de un verde muy intenso y redondeadas en sus puntas… Sus ramas de altura media y de suave y firme desplazar con la briza del viento…

Respecto a brujerías o incluso adivinaciones, de las que son tan populares las lecturas de cartas de tarot (entre gente ignorante o contumaz), no es algo que practique o que resulte de mi interés. Mi interés lo constituyen la verdad, la razón, la justicia, la humildad, el amor, el juicio y la misericordia… Respecto de todo ello, la Biblia es la mejor luz que encontrado para caminar por esas sendas… Que haya alguien que diga que los razonamientos de la Biblia son injustos me causa una profunda pena, porque quien lo dice, no ha comprendido las cosas cómo debiera comprenderlas. Peor aún si antepone prejuicios a la suma de los razonamientos que esa cosita linda y maravillosa expresa con tanta claridad y evidencia…

Que la comprensión sea contigo…

Saludos…

Enrique Escobar Fernandoy

30 de agosto

Querida Ministra o Ministro: da lo mismo. Primero que todo voy a comenzar acosándola, y en este acoso epistolar ninguno tiene la culpa, pues usted tiene derecho a ser bella y yo a expresarme. De partida me parece que el autor de la carta anterior es tan viejo como yo, se le nota en el estilo. Tengo la impresión de que el acoso 50 años antes era mucho mayor, pero en gran medida no se denunciaba porque la mujer estaba mucho menos empoderada, pero en todo caso existen consideraciones biológicas, el hombre nace mas hecho para atacar que la mujer, él lleva su arma en ristre, mientras la mujer se defiende más mediante la astucia. Creo que el acoso ha mermado como consecuencia de una mayor apertura de la sociedad al tema sexual y creo que también en buena medida porque ahora los colegios son mixtos, así que los muchachos no tienen que andar a la caza de las niñas como pasaba entonces, de hecho a menudo sucede al revés y ese mayor contacto entre sexos favorece la amistad. El acoso por parte del hombre tiende a ir disminuyendo en la medida que envejece, no obstante existen muchos adolescentes eternos y estos sí que son más peligrosos. Pero primero deberíamos definir que constituye acoso, pues no me parece que un piropo simpático, ingenioso, no construido por pura genitalidad burda, ,corresponda a un acoso y puede dar lugar a una sonrisa femenina, mientras que en el otro extremo una violación constituye un caso extremo de acoso y exige la mayor pena de cárcel que esté presente en la legislación. Lo que sí le concedo al anterior comentarista es que la televisión chilena es una mierda que degrada a ambos sexos, aunque mucho más a la mujer. La televisión cumple el tremendo papel reaccionario de fomentar la estupidez, la banalidad y a una sociedad tipo cloaca, para que hablar de su papel fundamental en el fomento del consumismo atroz que remata en un atentado contra la ecología. El comentarista anterior parece tener razón en que se trata de un territorio vedado y amparado por el poder político, porque al menos la televisión estatal debería tener un poco más de altura de miras y no mostrar como deseable a mujeres repletas de anatomía plástica, con prótesis de la más variada naturaleza y un cerebro de mosquito, las que pueden ganar 100 veces más que un honrado trabajador. ¡ Cuando será el día en que la televisión nos incite a nacionalizar el cobre! o se trata de sólo contraponer a los sexos para que la expoliación de nuestra principal riqueza económica pase piola para la cobardía de nuestros gobernantes. El acoso y el bullyng forman parte de una sociedad furiosa por la inequidad.
Reciba querida ministra un abrazo y beso respetuoso y cariñoso de
enesfer25@hotmail.com
Enrique Escobar F.

Ines

30 de agosto

Enrique, con tus DOS PRIMERAS LÍNEAS te encargaste de hacer lo que sociedades machistas como la sociedad chilena vienen haciendo desde hace tiempo y lo cual es, en el fondo, la esencia del acoso callejero: poner a la mujer en su lugar ¿Y cómo lo haces o intentas hacer? Nada más ni nada menos que invisibilizando de entrada el discurso de la ministra, claramente expresado en su artículo, para recordarle que ella está aquí para ser admirada por sus dotes físicas, por el sexo opuesto. Si no te habías enterado a eso le llamamos sexismo y muchas veces se expresa, como es tu caso, en ese “tonito” de nada más importa si no es “lo linda que eres”.

Por otra parte, y esto sí que es peor que lo anterior, le expresas a la ministra con “gran soltura de cuerpo” que la vas a ACOSAR, minimizando así el cariz de violencia que dicha palabra representa en el CONTEXTO discutido en el artículo. Nuevamente, invisibilizas e ignoras el discurso de la ministra, específicamente el tema del acoso callejero. De alguna manera le dices “que le está poniendo poniendo mucho”.

Por último, en vista que te reconoces “viejo”, te sugiero que modernices tu antigua definición de “acoso callejero” en la que atribuyes a los piropos una NATURALEZA BENIGNA per se. Te sorprenderá saber que en el espacio público, hasta la frase más poética y galante, lanzada a una desconocida que sólo busca transitar libremente sin tener que enterarse de opiniones sobre su aspecto físico, puede crear un rechazo de magnitudes. Y ya que frecuentas El Quinto Poder, te señalo que en este espacio puedes encontrar artículos sobre el tema en cuestión de autoría del Observatorio contra el acoso callejero Chile. Saludos.

Enrique Escobar

31 de agosto

Inés: No hay que gastar pólvora en gallinazos ni gallinazas, así que no te molestes en seguir hablando paja pues no te voy a contestar más. Una de las características de las mentalidades fanáticas es la ausencia de sentido del humor y de las manifestaciones de simpatía. Por cierto te fuiste por la forma, pero del contenido de mi artículo no dijiste una palabra. Te recomiendo que te acerques a los testículos de jehová, ahí vas a encontrar almas gemelas. Por último, yo me identifico con mi nombre completo y tú no. No te saludo pues eres capaz de considerarlo un acoso

Ines

31 de agosto

Ja,ja,ja… claro, claro, tú me dices a mí lo que hacer o no hacer. Te picaste parece, pero usaste tu pensamiento lateral en una prosa bastante creativa por lo demás ¡Saludos! 🙂

01 de septiembre

Estimada pobre gente:

Todos ya saben lo que pueden hacer con la punta de sus manitos rojas… Metérselas en los ojos, para que limpien las basuritas que les impiden razonar adecuadamente…

“Partamos”:

En primer lugar tenemos a la clon señorita “Ines” que, creyendo que tenía argumentos en contra de lo que dije, sólo se dio unas vueltas locas y quedó más mareada que peo de culebra… Sin embargo, la felicito señorita… Ha sido usted la persona más valiente en este artículo al intentar enfrentarme… Lamento decirle que sólo le queda este premio de consuelo, de todas formas loable… Mi sugerencia para usted es que no discuta con otros cristianos con la tan pobre información que maneja…

Respecto a la clon señorita F, !pobrecita¡, tal vez debiera leer Condorito y sólo algunos chistes por día para que no se le achicharre el cerebro tratando de procesarlos todos al mismo tiempo… Mejor no piense, para que no la cagué, porque a todas luces su cerebro parece conectado vía satélite con el poto…

En cuánto a la clon señorita Wichi, primero, lo curioso es que con sólo haberle consultado a dos personas acerca del tema, ellas me salieron “con esa empanada”… ¿Debo desecharla?… Por su puesto que no, porque es una realidad que, si apareció con las dos primeras personas consultadas, claro que se magnificaría en una muestra estadística mayor… Además de ello y en cuánto a la misma pregunta relacionada que le hice a “la clon Sra. Ministra”, es obvio que las mujeres hacen algo por recatar sus vestimentas, porque si no, un día de calor con más de 30 grados celsius de temperatura, la mayoría de las mujeres jóvenes preferiría andar casi en traje de baño por la calle, con apenas unas chalitas y una cómoda maleta donde colocar “una manta por si se pone a llover”… El asunto es: ¿queremos o podemos hacer público el hecho de la influencia en el acoso callejero derivado de la vestimenta de la mujer, que pueda ser provocativa a los machitos relinchantes, de forma que debatiendo el hecho de forma pública se aconseje alguna conclusión?… Sencillito de comprender, ¿verdad?… El tema es que lo están obviando y no debieran hacerlo, porque, si nos roban, colocamos rejas y candados, si nos atropellan cívicamente, protestamos, si nos maltratan gravemente, denunciamos, entonces: ¿cómo no sería necesario tomar medidas por las propias afectadas del acoso callejero para que no sufran agarrones o escuchen ordinarieces?… Claro, se entiende que se pretenden tomar, pero, no se ha planteado el tema públicamente y la señora Ministar obviamente no lo menciona para no quemarse, pero, “si nuestras dos señoras de la muestra lo plantearon”, entonces el hecho es una realidad y no debiéramos dejarlo de lado. Debemos enfrentarlo, conversándolo, por sobre la actitud de las mujeres de “no ir desnudas por la calle”. Ellas hacen algo por el tema, quiero decir, pero, ¿deben estar m´ças conscientes aún de ello?… La respuesta es sí, porque, por algo sociedad más antiguas cubrían todo en la mujer, a excepción de sus ojos, porque ellas, entiéndalo señoras y señoritas, “son demasiado hermosas” a los ojos de los varones… No olvidemos que, según mi amada Biblia y “odiada porquería” contra la que no tienen argumentos para ustedes, incluso los ángeles que entendieron el poder de la magnificencia de la santidad del Todopoderoso, prefirieron hacerse hombre para aparearse con las mujeres… !!!!. !Cuánto más creen ustedes que la tropa de borrachines reales y mentales, que las ven todos los días y las escuchan y las olfatean no quieren aparearse con ellas¡… Luego las miradas, luego los insultos, luego las tocaciones, .. luego relinchos… Comprendamosnos… Somos animales si no actuamos bajo el criterio de la santidad… Punto…

En cuanto al segundo punto, señorita Wichi, créame que si considero la posición de los demás y la comprendo mejor de lo que usted se imagina, pero, el asunto es: esos demás pensantes ¿comprenden lo que yo dije?… Entiendo que medio mundo no toma a la Biblia como la brújula de su vida, pero, el asunto es por qué procede así… La mayoría no la ha leído, y la gran mayoría también prefiere vivir en un mundo donde no se sienta acosado por la sabiduría de la Biblia… Pregúntele eso a quien tenga desviaciones sexuales y les aseguro que no dormirá con la Biblia, lo mismo los borrachitos, los agoreros y adivinos, los mentirosos, los asesinos y los que lastiman a otras personas… Somos malos y no queremos ser reprendidos; no queremos ser enseñados, ni corregidos, porque preferimos la maldad de nuestra conducta y así el consejo, tan sabio, de la Biblia es desechado y toda ella en su conjunto es puesta cómo escoria, siendo todo lo contrario; la escoria es nuestra forma de vida, y así y todo somos tan estúpidos que pedimos igualdad, justicia y equidad de esto o aquello, pero, !somos tan pobres razonando lo que es justo y necesario¡ que somos incapaces de encontrar los medios para alcanzarlo primero en nuestras cabecitas…

Renegado se merece un aplauso aparte…!Qué estupenda capacidad de síntesis, compadre¡… Enséñame a hacer esa güea, loco… Añadiría que al feminismo sordo o sin razones, lo sigue la idiotez… Seguro la mayoría de los varones que leímos este artículo nos cagamos de la risa con su comentario…

Ahí lo tienen, señoritas, vestidas de antifaces digitales, incapaces de dar la cara, incapaces de esgrimir argumentos en mi contra….

De churretes, no má p’… !!!!

😉

cony

01 de septiembre

En realidad me sorprender bastante, tal como dijo Nicolás, la falta de comprensión y también la minimización que hacen respecto al tema los hombres, siendo al final una cosa tan simple de entender. Como mujer, intentaré explicarles, sin molestarme por lo que acabo de leer (pese a que me significa verdadero esfuerzo).
Lo primero que deben saber, es que a la gran mayoría de las mujeres (no generalizaré para no ocasionar más problemas) no nos gusta recibir comentarios de personas desconocidas en la calle, aunque sea el “piropo elegante” que ustedes llaman o al que hacen alusión acá, porque es realmente incómodo. Esto es porque en primer lugar viene de un desconocido, y esto no sólo me hace sentir vulnerable (a una le enseñan de pequeña a cuidarse para que no la violen…. en vez de enseñar a los niños a ser respetuosos con las mujeres), sino incómoda, aparte que de verdad, no me interesa para nada la opinión de un tercero al que no conozco… Yo me veo de determinada manera, porque me gusta y me siento cómoda, no porque quiera llamar su atención, y su ustedes piensan que es así, en realidad no los culpo, por un lado porque tienen el machismo bien inculcado, y por otro lado, porque la televisión (es el único punto que les doy a favor de sus comentarios), se encarga día a día de sexualizar a la mujer, de hacerla ver como un objeto sexual, no como un sujeto pensante y con sentimientos, sino sólo como “piernas, poto y pechuga”. El rol que se nos ha dado durante años, es el de tener que cumplir con gustarles a ustedes…., pero después de muchos años de estudio, de lectura, y de lucha por nuestros derechos, nos hemos ido dando cuenta que no es así, que nuestro principal valor no es ser sólo bonitas para gustarles a ustedes, sino que podemos ser valoradas por nuestra inteligencia, nuestra simpatía, nuestra capacidad de trabajo. No me gusta ponerme de ejemplo, pero al ser lo más cercano que tengo lo haré: durante años, me he sacrificado, he estudiado y me he esforzado primero para ser doctora el día de hoy, y ahora, luego de más esfuerzos, cursos, etc., estoy haciendo mi beca de psiquiatría… Considerando todo el esfuerzo que he hecho… soy honesta al decir que me duele ser vista sólo como “un poto” que camina por la calle, porque soy más que eso! soy más que profesional también, soy hermana, soy hija y nieta, soy persona al fin y al cabo, y quiero que se me valore como tal, no por como me veo….
No me había dado cuenta del tema del acoso callejero, hasta que me cambié de ciudad, y viviendo en Chillán, mientras caminaba de mi casa al trabajo, en promedio por día me decían 4 comentarios de carácters sexual. El día que más se me molestó, fueron 7, y en una ocasión, a las 5 de la tarde en verano, en pleno centro, lleno de gente en la calle… dos hombres, luego de gritarme cosas de contenido sexual, se bajaron del camión y me siguieron una cuadra, Me sentí obviamente asustada, y salí corriendo, pero desde ese día, mi actitud cambió. Me dije “no voy a permitir que estas personas me hagan sentir inferior y vulnerable, porque no lo soy”, y desde entonces lucho en esto, conscientizo a la gente, insto a mis demás congéneres a no dejar que les digan cosas que ellas no quieren ni pidieron, que se atrevan…. y cada vez que recibo un “piropo”, ya sea de los galantes o de los sexuales, me detengo y voy con la persona que los dijo, y le pido que deje de hacerlo, incomoda y lo hace ver como un ser no racional incapaz de contenerse… Hasta el momento, nunca he obtenido una respuesta, generalmente sólo quedan sorprendidos de que alguien les discuta.
Ahora, ustedes dirán: es bastante distinto que te persigan en la calle y te digan cosas sexuales, con respecto al piropo galante… La verdad, yo pienso que todo esto es parte de un continuum, que parte desde el piropo elegante que nadie pidió, llegando hasta la violación en su extremo más violento de machismo ¿ por qué? porque el principio que subyace es el mismo en cualquiera de los casos, el que la mujer no es un ser humano, es sólo objeto de deleite a los ojos del hombre, su función es ser bella y otorgar placer, y si yo las considero bellas, al estar en la calle, me creo en pleno poder y facultad de decírselos, porque es mi derecho de libre expresión (sin importarles nuestro derecho como ciudadanos al igual que ustedes, de poder circular tranquilas por la vía pública sin que se nos moleste). Ahí también olvidan que el derecho de uno, termina al empezar la libertad de otra persona. Creo que, si un hombre de verdad quiere decirle algo a una mujer, (y en general, creo que también entre mujeres, o si una mujer quiere comunicarse con un hombre que no conoce), lo que tendría que hacer es pedir permiso para, un “disculpe, puedo decirle algo”, y ahí si quiere decir la “frase galante”. La diferencia con sólo lanzar un comentario a la calle, es que aquí se consideró al otro como una persona, como un interlocutor válido, y se le dio la opción de recibir o no ese mensaje, se le dio la libertad de hacerlo… en cambio al gritarle a una algo en la calle, no lo permite, se nos obliga a escuchar cosas que no queremos.
Lo otro que es importante, igual considero que dos mujeres como muestra y prueba de algo es muy poco, y lo otro que tiene que tener presente, caballero, que lamentablemente en esta sociedad tan mediatizada, en que la televisión de verdad pasa puras porquerías, y se enseña el machismo desde el mismo momento en que una nace mujer y la visten de rosado, las mujeres no quedamos invulnerables antes el machismo… generalmente se nos enseña también, y por eso se dan esas lamentables situaciones, en que en vez de validar a una víctima por el acoso, le echamos la culpa de lo que pasó, ya sea por la ropa que usó, el barrio por el que iba, la hora a la que salió, etc. Yo misma reconozco que hasta hace muchos años, yo era muy cruel con mis congéneres, fui muy machista en cosas que no notaba, hasta que me adentré a este mundo del acoso callajero, y comencé a darme cuenta de muchas cosas. Lo más probable, es que a estas señoras a las que les preguntó, les pasa justamente eso… son víctimas de años de machismo en nuestra sociedad.
Y sabe qué? Están equivocadas, porque el acoso no lo sufren las mujeres al ir destapadas… Nuevamente me usaré de ejemplo (aunque no debiera justificar mi vestimenta para decir que no merecía ser acosada, porque aunque hubiera estado vestida con un hilo dental, soy una persona que merece respecto en mi casa y en la calle igual), yo nunca uso escote, no uso pantalones apretados, me carga usar vestidos, porque me incomodan los accidentes de falta justamente, no uso poleras apretadas… nada de eso, lo que más destaco de mi ropa es que uso colores vivos, nada más…. y a pesar de eso, de que voy vestida formal al trabajo, igual me acosan en la calle… ¿Entonces de quién es la culpa? ¿Del cojo o del empedrado? A veces incluso usando un abrigo largo y botas, gorro y bufanda, en que no se me ve nada,…. igual me gritan “mijita rica”. Eso no lo hacen, porque de verdad me encuentran linda (porque la verdad soy absolutamente normal de cara y cuerpo, nada destacable, una mujer chilena común), si ni me pueden ver bien. Lo hacen sólo porque tienen el poder de hacerlo, y “me devuelven” ami rol del que al parecer, desubicadamente me salí al ser mujer profesional, y estaren la calle junto con ellos, cuando sólo debería ser “algo que ver”.
Y por muy testigo de jehová que sea… y por muchos conocimientos de la biblia que tenga (si señor, yo me la leí también, la verdad la encuentro contradictoria y por eso soy agnóstica, pero no discutiré de eso con usted, porque creo que es algo personal, una elección de cada uno, y respeto su opinión religiosa), ninguna mujer es propiedad de ningún hombre… fuimos creados ambos a imagen y semejanza de Dios según las escrituras, y según la misma biblia, nacimos de su costilla, para estar a la par, no de su cráneo para ser superiores, ni de sus pies para ser inferiores… No, parejos, al mismo nivel.
Ahora le pido, por favor, que vea más allá de sólo la biblia… véanos a nosotras como seres humanos pensantes y con sentimientos, póngase en nuestro lugar y trate de entender lo que se siente pasar por esto día tras día, a pesar de uno pueda andar vestida con un saco de papas…. No es la ropa (y echarle la culpa a la ropa que usamos o a que haya mujeres que les gusta vestirse provocativamente, yo encuentro que sólo los denigra a ustedes como seres racionales que yo pienso que son, porque implica que ustedes serían incapaces de controlar sus impulsos sexuales hacia nosotras, que son casi cavernícolas en ese sentido, cuando yo pienso que no es así…). Así que no, la solución no es que andemos tapadas, y la verdad yo creo que ninguna de nosotras andaría cubierta completa sólo para evitar que nos digan cosas, porque sabemos que nos las dirán igual… porque aún no logramos que nos dejen de ver como objetos =/ Así de simple.
Espero que se haya entendido mejor… y cada vez que piensen que no es incómodo para nosotras, por favor pregúntenle a más mujeres… a hijas, hermanas, madres, etc. para tener una opinión válida.

Saludos!

01 de septiembre

Cony… Primero mis felicitaciones porque has sido muy clara. El que ha sido muy torpe he sido yo, porque abordé de forma muy burda lo que quería decir y lo voy a replantear. Mi intención inicial era decir lo siguiente: Sra. Ministra: al planificar acciones relativas a esta causa, existe una lista de cosas que debiera tenerse en cuenta. Eso es lo fundamental… Entre ellas discurrí lo de la tele, que todos lo sabemos; ahora pienso en la influencia que tiene la música… Luego divagué en que tal vez sí sea necesario (para proteger a las mujeres de lo animalitos que somos los varones), ver si se puede hacer algo respecto a .. sugerirles, no sé cómo decirlo, que no se vistan de forma provocativa (disculpa si no es la expresión que mejor me interprete, o la que todos preferiríamos leer; soy torpe con esto), ya que una importante cantidad de varones son o somos mentalmente dados a tener una conducta de medio animalitos (si leíste la Biblia, me comprenderás mejor), en cuyas especies existe un macho y un harem de hembras. El típico ejemplo es la gallo y una serie de gallinas que lo siguen. Se da en otros animales también… No creo que haga falta más ejemplo para ti… Para el caso del hombre, cuando aflora “este gen de animalito”, comete la torpeza social y cívica de andarle diciendo cosas a muchas mujeres, de mirarlas, de desearlas, etcétera… De procurar que “todas las mujeres que le resultan atractivas sean sus hembras”, por decirlo de alguna forma… Reitero lo de mi torpeza con el tema, pero, imagino que se entiende… Y eso… No le hecho la culpa a la mujer, ni digo que el hombre sea culpable. Digo que es la genética del ser humano la que hace que el varón procure acercarse sexualmente a la mujeres, porque esa es nuestra “parte de animal” que, como sabrás, dista de lo que es nuestra parte espiritual, contraponiéndose siempre una a la otra, porque lo animalesco de nuestro comportamiento, lo carnal quiero decir, explica la Biblia, no es de Dios… Entonces, con el tema de la vestimenta, digo o quiero decir, por favor, que se tomen precauciones… Si algo nos es ocasión de caer, nos enseña la Biblia, tenemos que desecharlo. Lo procuro aplicar al tema y me digo, si una mujer es sexualmente atractiva, por favor que se aleje de quienes la pueden violentar verbalmente, o de los lugares donde pueda ocurrir esto, en cuyo caso, se aplica y por favor concédemelo, un no te vistas de forma que resultes más provocativa de lo que ya eres, por el simple hecho de ser mujer, ante los ojos de un varón… Para redondear el tema, tal como lo tomé, aparte de ello dije, Sra. Ministra, ¿se podría limitar en parte el consumo del alcohol?, porque pienso que embrutece al ser humano, acercándonos a ese animalito que se comporta irracionalmente ante los ojos de la espiritualidad y/o de todo aquello en lo que se valora al ser humano…

Ustedes no tienen la culpa de recibir piropos o cosas semejantes. Me acongojé al leerte y encontrarte la razón en casi todo lo que dijiste. Por supuesto que es necesario educarnos en torno a toda esta materia, pero, a mi modo de ver, la educación que debe tener un ser humano, más bien una de buena calidad, es una que pretenda educar a personas para alcanzar la vida eterna, no una en que logremos poner al planeta bajo nuestros pies… Si le planteo esto a la Ministra, probablemente me tire chatarra por la cabeza, porque acá casi todos me dirían, metete tu bibliecita por donde te imagines, porque ella, a mí, maní, pero, ¡mira lo que desechamos con tanto liberalismo intelectual-oide!… Si llamamos educación al lograr un título, yo creo que estamos mal… Para mí seremos educados cuando nuestro espíritu pretenda la santidad, porque hemos valorado correctamente la importancia de la eternidad para nuestra alma… ¿Qué argumento podríamos tener en contra de la santidad?… Los santos, ¿van relinchando detrás de las mujeres?… ¿No explicaba Job tan claramente el mal terrible que es el apenas desear a una virgen, o asechar la puerta de tu prójimo en busca de su mujer?…

Con lo dicho, espero haberme explicado mejor y al mismo tiempo que lo que te he escrito te resulte plenamente comprensible… Ahora, respecto a cosas puntuales que dijiste:

– Por supuesto que las mujeres deben ser valoradas como seres humanos, porque eso es lo que son ustedes… No son una máquina sexual que ha de satisfacer a los hombres, aunque el tema en sí, a mi parecer, debe ser contextualizado en torno a hechos o cosas más profundas, tal como la vida en pareja dentro del entorno familiar, en donde hombre y mujer son compañeros y cuando se unen, son una sola carne, que ha de tener un solo sentir… Esto, muy de forma contraria a una vida sexual desordenada que pretenda satisfacer los deseos de la carne, pero, en ningún caso los del espíritu…

– Claro… Cuando hay un interés por la persona, por la mujer, en el caso del varón, lo correcto es acercarse a ella de forma amable, tal como dices, pidiendo su permiso para hacerlo y ello dentro de un contexto en el que se aprecie que tal cosa es posible y no una torpeza…

– Respecto a todo lo que te han dicho aún como vayas vestida, creo que en parte prima mi apreciación de que una mujer sexualmente joven puede resultar atractiva para algunos varones no sólo cuando va vestida con “poca ropa”… El asunto es que las mujeres les resultan lindas a los varones y, por otro lado, los hombres usamos de torpezas cada vez que pretendemos decirle algo a un número mayor de mujeres que no sean únicamente nuestra pareja, o la mujer que amamos, o con la que nos hemos comprometido… No es lo que debiéramos hacer, pero, lo hacemos, según mi teoría, porque somos “animalitos hormonalmente irracionales” y dentro del inmenso grupo este, por supuesto que se da el caso de que unos llevan las hormonas más alborotadas que otros… No todos los días nos pasa lo mismo… Tú eres médico y sabrás mucho más de esto que yo… Al respecto y ya que lo mencionaste, creo que en tales casos sí nos cabe la etiqueta de cavernícolas, porque es el impulso de nuestros genes. Las mujeres no son varones y no se les agitan las hormonas igual que a nosotros…

– Respecto a lo que mencionas en relación a la Biblia, esta es como mis ojos. No puedo ver el mundo sin usarla como si ella fueran mis anteojos. Ella es la Ley, para mí. Sus razonamientos, la verdad. No tu verdad o la mia, sino que la verdad… Ella no es contradictoria para mí. Ella me enseña que “el varón es imagen y gloria de Dios y que la mujer es gloria del varón y que ambos procedemos de Dios y que en Dios ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón”… De ella desprendo que mi mujer, es mi mujer. No es de ella misma, porque se ha entregado a mí y yo le pertenezco a ella. Cualquiera que osare mirar o tocar a mi mujer, sufrirá mi furor en el día del juicio, porque los celos son el furor del hombre… Respeto que tú pienses “que la mujer del hombre” no le pertenece al hombre, pero, no pienso igual. Añado a eso que el hombre que se ha unido a una mujer, le pertenece a ella… Uno se pertenece al otro, quiero decir…

Saludos…

01 de septiembre

Me parece digno de atención el hecho de que hablar de esto parece despertar muchos comentarios en contra. Hombres -que no entienden el argumento: Estamos hablando de terminar con un tipo de violencia, con una lógica de cosificación de seres humanos. ¿Por qué parece esto amenazar tanto a algunos?

Supongo que uno podría tratar de entenderlo por el lado de la brecha de edad, como lo intentó tristemente Enrique Escobar luego de lanzar el obligatorio piropo. Pero no. Conozco gentes de todas edades que entienden el argumento de fondo -y que trasciende la realidad y tiempo de este gobierno en particular, y del rol de Ministra de la autora: basta de naturalizar la violencia en contra de la mujer.

¿Qué es lo que se pierde, señores, al aceptar que el “piropo ingenioso” es acoso? ¿Se pierde libertad al dejar de tratar a las mujeres como objetos?

Me recuerdan a los orgullosos auto-denominados “políticamente incorrectos”, que en su declarado afán de llamar “las cosas por su nombre”, se niegan a aprender sobre las implicancias del lenguaje, y en el fondo no ven que una cosa es ser políticamente incorrecto, y otra muy distinta ser simplemente incorrecto.

Lo explicaré en corto, muy en un estilo que le recomiendo al peón de Jehová: no tienes derechos ni propiedad sobre ninguna mujer. Acéptalo con humildad.

02 de septiembre

Disculpa, Nicolás… En casi todo tienes razón, excepto a hablar con razón respecto a cuáles son mis derechos, o qué cosa, o quién, es de mi propiedad… Si entras a mi casa sin mi permiso, te expulsaré de ella a patadas y golpes, si es preciso… Si te acercas a mi mujer, si es necesario te quitaré el pellejo de la carne aún cuando estés con vida…

¿Te queda alguna duda?… Si es así, espero que el idioma español te lo aclare:

“No codiciarás la mujer DE TU prójimo, ni desearás la casa DE TU prójimo, ni SU tierra, ni SU siervo, ni SU sierva, ni SU buey, ni SU asno, ni cosa alguna DE TU prójimo.”

¿Te puedo dar un consejo, ya que resultaS casi perfecto en tu razonar, con el ánimo de edificarte?… Permíteme suponer que sí me lo permites. Ahí va:

…”poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;
al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;
a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Saludos…

Jehova

02 de septiembre

Oye, Peón de Jehova, estás mostrando la hilacha firme. Partí leyendo tus primeros comentarios, dije na de mal y casi entro a tu página a leerte, pero en este último… tay mal, cómo tan agresivo y hablas de amor fraterno. No te la creís ni tú mismo compadre. Calme la neura amigo, si mal que mal todos somos hijos de Dios.

02 de septiembre

Seguro, compadre… Tienes razón… En todo caso, dije, “si fuera necesario”, pero, nunca es necesario… De hecho, la gracia de esto, “del furor del hombre ante los celos” y todo eso, es un asunto o deudas que “se pagarán”, o más bien nunca se podrán pagar, “por más que se multipliquen los dones”, en el día del juicio… Me fui en la volá, no má… En mi vida, en realidad, soy de lo más pasivo, a menos que se produzca una situación extrema en la que se actúa más por .. reacción inesperada o casi imprevisible… Mi forma de actuar en la vida es dejar lugar a la ira del Señor, porque el dará el pago… Eso es lo que creo de corazón… Así, no cobro cuando me deben, ni busco venganzas, porque todas esas cosas quitan la paz… De hecho, al decir cosas como las que escribí, por su puesto que no se siente paz, ni se transmite tampoco y eso queda claro con tu comentario… En la etapa ascendente que comentaba a Nicolás, no sé en qué lugar estoy, pero, me gusta aplicar el juicio y sobre el mismo, misericordia… Eso sí que lo tengo claro… Trato de perdonar a toda la gente que comete una ofensa contra mí… Lo que escribí lo hice más que nada para magnificar una situación, en la que no es importante para mí perder mi asno, o mi buey, pero, sí es importante el acoso a mi mujer. Y no creas que nunca lo he sentido. Ya sabes cuántos sacos de weas andan por ahí… Así y todo, quédate tranquilo… Aún todos llevan su pellejo donde lleven llevarlo, jaja…

Saludos, compadre… Buen tirón de orejas…

Ariana

02 de septiembre

Nicolás : ¡ No imaginas qué grato me resultó leerte ! Por fin un HOMBRE en el amplio sentido de la palabra . Esto me hace replantearme algo que he pensado durante años. Con tu breve y certera opinión me dejas en claro QUE todavía quedan HOMBRES . Tu solo pensamiento tan bien expresado , echa por tierra ” la horrorosa palabrería del tal peón” . Con tipejos como ése, no vale desgastarse como hizo Inés al intentar rebatirle cada uno de sus argumentos.

Sólo me resta decir : ¡¡¡ BRAAVOOO !! HE AQUÍ UN HOMBRE .
Gracias mil . Me has impresionado gratamente.

Ariana

02 de septiembre

Nicolás : ¡ No imaginas qué grato me resultó leerte ! Por fin un HOMBRE en el amplio sentido de la palabra . Esto me hace replantearme algo que he pensado durante años. Con tu breve y certera opinión me dejas en claro QUE todavía quedan HOMBRES . Tu solo pensamiento tan bien expresado , echa por tierra ” la horrorosa palabrería del tal peón” . Con tipejos como ése, no vale desgastarse como hizo Inés al intentar rebatirle cada uno de sus argumentos.

Sólo me resta decir : ¡¡¡ BRAAVOOO !! HE AQUÍ UN HOMBRE .
Gracias mil . Me has impresionado gratamente.

Eduardo

01 de septiembre

Que estupidez, el piropo callejero ha existido siempre y lo seguira existiendo, como se puede comprobar que un hombre te dijo algo, ¡y si es mentira? si la mujer lo usa en despecho de algun hombre?

Max

01 de septiembre

Lo cito: “el piropo callejero ha existido siempre y lo SEGUIRÁ existiendo”

¿Usted es pitoniso, lee el oráculo, las cartas…? ¿Tiene bola de cristal?

Ariana

02 de septiembre

¡Qué mal estás Eduardo ! otro idiota machista ! ustedes se creen dueños de hacer y decir lo que se les da la gana y una ¿ tiene que hacerse la tarada y no reaccionar ? Te pregunto ¿ te gustaría que una mujer te dijera algo que te resultase vergonzoso hacia tu persona ? ¿ cómo reaccionarías ?
” Heyy , güachi … ¿ se te quedó el poto en la casa ?? ”

Me parece muy estúpido tu ejemplo . ¿ Tienes problemas con las mujeres o alguna en especial ? porque hablas de que las mujeres puedan , a fuerza de despecho, inventar algo para dejarte mal parado o dejarlos mal parados. Se nota que no conoces bien nuestro género . Cuando de vengarnos se trata, somos mucho más inteligentes . Se nota la diferencia. Fuiste muy básico en tu argumento . Pero claro, ¿qué más podría esperarse de un ” hombre ” ? ,
Jajaja, Saludos .

Mauricio

02 de septiembre

Creo que se les esta pasando la mano con estos escritos pero en fin!!! todo el mundo puede escribir lo que quiera, si vas por la calle y aparece una linda mujer con un escote hasta el suelo y una minifalda que le llega al ombligo, claro que uno se queda mirandola!!! eso no es acoso me imagino!!! porque pienso que si se viste asi es porque quiere causar esa impresion!!! ahora distinto es que la manoseen o alguna otra cosa que hacen comunmente en el metro los santiaguinos!!!
pero yo tambien me he preguntado que muchas mujeres, realizan acusaciones de este tipo y otros que muchas veces resultan ser falsas todo para obtener alguna prevenda o ventajas sobre los hombres, por lo que si debemos ser muy drasticos cuando ocurren estas situaciones de acoso callejero, en el trabajo o violencia domestica, pero tambien debemos ser mucho mas drasticos cuando estas situaciones son realizadas para obtener beneficios y resultan ser falsas denuncias y perjudican a un tercero!!! recuerdo el caso de un subsecretario que fue primero acusado y luego la mujer se desdijo de aquello ahi deberia haber una sancion!!!

Edi

02 de septiembre

Fácil amigo. Haga lo mismo que haría si la chiquilla anduviera con esas pirchas y el pololo al lado. Quédese piolita y si mira mire pa callao, sea discreto, tenga amor propio. Lo de ser drástico como que no le entendí mucho, tal vez podría explicar más.

Nicolás

02 de septiembre

Es cierto, cuesta encontrar la relevancia e importancia de este tipo de violencia (referente netamente a los piropos), ya que los acosos y abusos debiesen ser sancionados siempre.
Como lector, le quita seriedad al asunto el involucrar a los piropos dentro del abuso sexual y lanzar toda la maquinaria feminista en contra los abusadores. Recuerden que el piropo puede ir desde una prosa bien dicha hasta frases de muy mal gusto, pero la salvedad que deseo recalcar es que “el piropo queda en simples palabras”.
Claro, hay palabras que ofenden y molestan, entiendo que las mujeres piropeadas no piden que las alaben mientras van por la calle, pero hay palabras y frases que causan más daño que simples piropos individuales.
El bombardeo televisivo de basura y sexualización de la mujer. Apunta a una mayor cantidad de individuos, propagando un modelo de concebir a las mujeres. Es en este (uno de los cuantos contextos donde se propaga una concepción absurda de la mujer y el hombre) espacio donde se debería comenzar a trabajar.
Me parece política barata el criminalizar el piropo, por muy de mal gusto que sea, todos, incluidos los hombres, nos vemos enfrentados a frases que nos desagradan y que no la hemos pedido. La connotación que desean darle a estos actos, es netamente un absurdo porque no están revindicando derechos de las mujeres como punto esencial, están buscando acabar con un machismo arraigado por un modelo social que se replica con la base educativa que tenemos.
No hay que centrar el respeto EN LAS MUJERES, nop, eso es feminismo puro, hay que promover el respeto POR TODAS LAS PERSONAS, independiente sexo, raza, condición social, etc. ESO ES REALMENTE UNA POLÍTICA QUE RESGUARDA DERECHOS, porque nos considera a todos como igual.
No se queden en pequeñeces de atacar ciertos puntos, abóquense en el trasfondo del asunto.

La igualdad de género parte desde no concebirlos como diferentes (diferentes con esa carga negativa que le da el machismo) ni creando leyes específicas para cada género, sino como seres humanos con las mismas capacidades.
Sancionen el abuso sexual, el acoso callejero, penas duras para que no se repita, pero que sea para todos por igual.
Es allí donde comienza el verdadero respeto por los demás.

Atte
Nicolás.

03 de septiembre

Ministra: yo soy de la opinión que el feminismo es una desviación. Todos partimos sabiendo que la mujer está sometida en la sociedad capitalista a una doble enajenación, una en su condición de trabajadora y otra por su condición de mujer. El proceso de la liberación de la mujer está inserto en la lucha de la clase trabajadora y en esta el feminismo es una desviación. Es más yo diría que las mujeres que se autoafirman como feministas son también ellas machistas y quieren llegar a comportarse como los machos se han comportado con ellas antes de que el feminismo irrumpiera. Al respecto hay que fijarse en el cambio experimentado en las ciudades norteamericanas cuando en la discriminación los negros no podían entrar a los bares de blancos y vino la democracia y se abrieron las puertas de los bares y hoy un blanco entra a cualquier bar y tiene que tener mucho cuidado porque siempre hay un negro que lo echará del bar con sólo mirarlo. Ojo, los blancos salen del bar.
El acoso que a las siete de la mañana se registra en las paradas de los medios de locomoción es un asunto que está espontáneamente determinado por lo biológico en una aglomeración de machos y hembras, donde los instintos afloran por los intersticios de la represión cultural. Porque ni Ud. compañera ministra ni la gente del observatorio del acoso podrán con honestidad asegurar que todas las mujeres que marchan a sus trabajos son vestales, miran hacia abajo como monjas de claustro, no se exponen.
Lo que sucede en la atracción de hombres y mujeres es un fenómeno evidentemente recíproco que está marcado y atravesado por la represión, distorsionado por la construcción amor mercancía.
Los hombres “beneficiados” por las conductas y costumbres del patriarcado, no tienen el interés de hacer un observatorio pivoteado por sus puntos de vistas, no lo necesitan Pero sí no tengo dudas que si se hace un observatorio objetivo, este arrojará la fotografía más que nítida que las mujeres machistas-feministas y los hombres machistas-feministas interactúan como sus instintos y la sociedad represiva se los permite.

glenn

11 de septiembre

Me pregunto… Si es que llega a salir alguna sanción para estos acosadores… Como sera el procedimiento a seguir???…Llevaremos del brazo a cada acosador a la comisaria o que??…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Mientras una persona más conocimiento de sí mismo y del mundo que lo rodea obtenga, menos espacio para el dogmatismo religioso va a tener disponible.
+VER MÁS
#Religión

El fenómeno de las religiones en el mundo actual

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera