#Género

Aportes evangélicos en torno a la Ley de Identidad de Género.

9 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Qué hace que una persona, cual sea su condición, sienta “terror” por estar con una persona evangélica? ¿Qué responsabilidad tenía yo, como evangélico, en poder contribuir para que nunca más una persona trans, pudiera sentirse violentada con el paradigma hoy imperante de la discriminación por género?

Desde el año 2011 hasta el 2013, tuve la oportunidad de participar en la Escuela de Formación permanente construyendo liderazgos desde una mirada generacional y de equidad de género que fue realizada por Fundación Ideas y Corporación Sur. En dicha Escuela tuve la oportunidad de conocer diferentes jóvenes: dirigentes, activistas, estudiantes, trabajadores, que estaban  involucrados, en alguna u otra manera, en los cambios sociales que se han ido gestando en esta última década en nuestro país. Dentro de ese grupo se encontraba Michel Riquelme, un compañero que participaba en la organización OTD, (Organización de Transexuales por la Dignidad).  Mi experiencia de participar en ese espacio la quisiera ilustrar con una escena que se transformaría en un nuevo paradigma que asumir, desde el compromiso de fe y la dignidad de las personas trans.

En los inicios de la Escuela, mi participación se basaba en intereses de recibir formación en temas pocos tratados desde mi espacio como activo miembro dentro de comunidades evangélicas. Al presentarme en las primeras jornadas, entendía que me paraba desde esa identidad evangélica, y de ahí mi anhelo de capacitarme. Eso significó que, al corto tiempo, se formaran algunos prejuicios y anticuerpos con otros compañeros y compañeras, que veían como una amenaza la presencia de un evangélico, influídos por una imagen, de alguna manera, estereotipada como una persona intolerante, homofóbica, conservadora e ignorante. En un ejercicio de taller, en pleno desarrollo de la Escuela, hablamos de discriminación. Por primera vez en mi vida me tocaba estar al frente y trabajar junto a un compañero trans.  Si bien es cierto que personalmente venía con una disposición de apertura, para mi era  totalmente novedoso el contexto diverso con el que me encontraba. Durante la actividad fuimos dialogado y compartiendo experiencias hasta que, en un momento de la conversación, Michel dijo las siguientes palabras que conmocionarían mi estado. “Recuerdo cuando te presentaste y dijiste que eras evangélico, me dio un sentimiento de “terror”, no me podía imaginar que tendría que estar compartiendo un espacio con una persona que ejerciera tal nivel de discriminación”.

Esas palabras me trajeron dos preguntas: ¿Qué hace que una persona, cual sea su condición, sienta “terror” por estar con una persona evangélica? ¿Qué responsabilidad tenía yo, como evangélico, en poder contribuir para que nunca más una persona trans, pudiera sentirse violentada con el paradigma hoy imperante de la discriminación por género?

Esas dos preguntas son las que hoy me movilizan para presentar estos aportes al debate de la ley por la identidad de género, sumándonos como Observatorio Iglesia y Sociedad – OIS, a esta iniciativa, que busca un avance para un mejor vivir en nuestra sociedad.

Una Sociedad que requiere re-educarse

Las personas trans viven en una identidad que no corresponde con su identificación en el registro civil. Les causa conflictos a la hora de relacionarse con otras personas e instituciones, este ejercicio de presentación es una violencia sistematizada, en asuntos simples y cotidianos, como buscar un trabajo, ser atendidos en servicios públicos o formar familia. Dos factores son los que mayormente inciden en esta causa: el desconocimiento y/o prejuicios hacia ese sector, y la patologización de la que son objeto.

Actualmente el cambio de nombre está sujeto a un trámite burocrático que no garantiza que se ejecute, las personas interesadas deben  ser sometidas a una cirugía de re-adecuación corporal completa, que no siempre está al alcance, debido al poco acceso a la atención en salud, como por otras diversas razones.

Los derechos humanos y civiles de la población transexual son sistemáticamente vulnerados, porque está difundida la idea de que lo suyo es un trastorno en su identidad de género; o porque el común de la población percibe algún tipo de desorden, físico o mental. Así, por ejemplo, la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y otros Problemas de Salud (CIE) de la OMS y el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) coinciden en definiciones patologizantes, en directa oposición de los pronunciamientos efectuados por organismos de derechos humanos internacionales que, junto a la Unión Europea o la ONU, llaman a terminar con esa categorización. Los daños sociales, psicológicos, que sufren las personas trans hoy nos convocan a informarnos, a re-educarnos, a conocernos, en el respeto a la diferencia y el encuentro de lo diferente.

Una Ley por la dignidad de las personas.

En este sentido, la propuesta de ley permite una re-educación en las familias chilenas, que promueve el respeto a la diferencia, la tolerancia y elimina  la discriminación por identidad de género. Una ley digna que reconoce el derecho humano de las personas trans, una ley que incorpore a menores de edad desde el reconocimiento a su identidad y que éste sea un proceso de acompañamiento que disminuya el sufrimiento, como la deserción escolar producto de la transfobia  arraigada en los colegios.

Como miembros del Observatorio Iglesia y Sociedad – OIS, hemos abrazado la construcción del Reino de Dios, como sentido movilizador de nuestro pensar y actuar, bajo ese prisma, la Biblia nos invita a tener un diálogo permanente para cuestionar nuestras realidades a la luz del mensaje de esperanza del evangelio y dar buenas noticias a quienes sufren opresión.

Desde esa posición creemos que estar a favor de la ley permitirá vidas más plenas, libres y abundantes a una población que no queda restringida a las personas trans, sino que se amplía a sus familiares y amigos que duelen, con el pesar y la discriminación.

Nuestro compromiso será acompañar este proceso reflexivo al interior de las comunidades de fe para visibilizar los actuales contextos, sus cambios de paradigmas, y permitir esos espacios de reflexión teológica, que permita una sociedad más libre y justa. La sana convivencia en torno a un mejor vivir, es lo que nos encamina a acompañar este proceso, esperando que la vidas de personas, sean cada vez más dignas.

 

[1] Artículo expuesto el día miércoles 18 de junio, en la comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía del Senado de la República de Chile.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

22 de junio

La verdad que la religión que más me da terror es la Católica. es un vertedero lleno de incoherencias e incongruencias, falacias y mentiras. Pero en términos de discriminación los evangélicos llevan la delantera. El error más grande cometido por ellos es situarse en un pedestal moral mayor. Allí se sienten aptos para establecer quien está bien o mal. Eso a la luz de la Biblia estaría bien, guste o no. Pero no debe ser motivo de discriminación ni andar refregando en la cara las cosas a la gente. Esto ha llegado a tal punto que hay iglesias en que el pastor tiene prohibido que entren borrachos, travestis o putas porque el feligrés se puede aterrorizar e incluso los hermanos que se oponen a esas prácticas llevan ignominia en la congregación por ello. Lo que entiende una persona en la fe, un salvo, o feligres no se le puede exigir al resto del planeta principalmente por 2 motivos de fuerza:- para que todos entiendan y obedezcan estos preceptos o dogmas de fe Dios debe ser revelado en dichas personas, por lo tanto un revelado o salvo no se lo debe exigir a otro que no es salvo. y segundo;- las características culturales del individuo. Esto eso, depende de los problemas sociales y en qué cultura esté y haya crecido el individuo. Que en las farmacias se vendan drogas lícitas no quiere decir que la ley quiera matar a la gente. Sin embargo no andan evangélicos alegando por ello. Esta venta quebrantaría un mandamiento que dice “no matarás”. Por cada violación a un precepto divino deberíamos tener a evangélicos protestando y poniendo grito en el cielo pero esto no sucede. ¿por qué sucede con la píldora, aborto o lesbianas, travestis o gay? cuando existe esa predilección o fijación por ciertos temas entonces no es una urgencia por adorar y seguir los mandatos divinos, simplemente eso se llama DISCRIMINAR. y Dios nunca ha discriminado. El caso de la prostituta que es llevada para ser apedreada ante Jesús o las visitas a las catacumbas llenas de leprosos los días de reposo son claros y rotundos ejemplos. Siempre fue un revolucionario que dejaba atónitos a los fariseos. Esta actitud intolerante y violadora del mandamiento mas grande de todos que es el amor deja a relucir a esa tropa de fariseos y leguleyos que han proliferado exponencialmente en los sistemas religiosos que colapsaron hace rato, porque se olvidaron del poder vivificador y practico de las enseñanzas de jesús. besos y abrazos

23 de junio

Felicitaciones por tomar un compromiso que les cuesta a muchos tomar, por una negación injustificada en cuanto a los derechos humanos.
No creo que por alguien ser fiel a una u otra religión se justifica vivir una vida en el cual el prejuicio manda en el nombre de la religión sea cual sea.
Lo que a mi me da terror es el nivel de discriminación que existe en los chilenxs hoy en día. Me da terror el odio que motivan acciones que son aberrantes, como la vulneración de los derechos humanos de las personas por cualquier índole.
Y me da terror los índices de suicidio adolescente que sigue incrementando en vez de bajar. Todo por el odio que siembran algunos profetas del prejuicio.
Espero que el gobierno haga lo que corresponde y se pare en el lado correcto de la historia.

gabriel

08 de septiembre

sigan apoyando la inmoralidad,un dia lo lamentaran las futuras generaciones..

Marcela

23 de junio

Excelente artículo y un aporte a la visibilización de un sector de evangélicos/as que se abre hacia la sociedad en la que se inserta y se manifiesta sensible a la diversidad social, cultural y religiosa.

ricardo andres alvarez alvarez

01 de julio

es bueno ver que la moral de las personas sobrepasa su fe religiosa, esto es lo que las iglesias deberían hacer siempre, ya que lamentablemente la mayoría proclama amor y esperanza pero se visten con una capa de indiferencia y discriminación en contra de lo que ellos consideran impuro e impío, olvidando por completo lo que su dios enseña.
debo decir que yo como ateo me siento alegre al ver como ciertas instituciones religiosas están de a poco abriéndose a la tolerancia y permitiéndose aceptar lo diferente, y no por esto están dejando de lado sus creencias, sino que por el contrario realmente viven en concordancia con lo que proclaman

cristian cabezas

11 de septiembre

Tu escrito es muy himanista pero 0 palabra de Dios. Hoy, quieren legelizar el pecado y tu hablas de derechos para congrasiarte con tu entorno.

Enrique Paredes

12 de septiembre

Es muy cierto q se ha atrubuido paradigma de intolerancia por los evangelicos, pero no menos cierto es q se ha construido paradigma de intolerancia contra los evangelicos. Un fundamento de la iglesia es afirmar, reconocer y divulgar que el diseno del Creador sobre toda la creacion explicitado en Genesis, fue bueno en gran manera, sin errores , sin equivocos en la fauna, en la flora y en el hombre y mujer, dos unicas categorias para el ser humano. Todo siguiente dialogo podra orientarse al respeto hacia todas las personas, sin dejar de lado los fundamentos, que hacen a la esencia de nuestra confesion. Por un cristianismo humano si, mas no humanista.

Alejandro carrasco

15 de mayo

Yo veo en esta respetada opinión muy buenas intenciones, pero si me declaro cristiano, me veo en el deber de aceptar y respetar la palabra de Dios, y ella dice ” Hombre y mujer los creó “, Pablo apóstol de Jesús dice ” No se engañen,ni los borrachos,blasfemos, ladrones, afeminados, ni los que tienen sexo entre hombres. Han de recibir el cielo como herencia “.Ahora bien los cristianos no sólo decimos que practicar la homexualidad en cualquiera de sus formas ofende a Dios, sino que también decimos que emborracharse lo ofende, drogarse,robar,blasfemar, y todo aquello que atente contra los principios de Dios, lo ofende.Por último decir que si estudia teología, esto debiera saberlo

Carlos F.

01 de diciembre

Patético… Tranzas con el pecado??? y te llamas cristiano…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Durante la visita del Papa Francisco, hubo un acontecimiento que puede ser   la lápida a la  profunda crisis de legitimidad de  nuestras  instituciones.  
+VER MÁS
#Política

Corrupción sistemática y decadencia institucional

El objetivo de LITMU con “Literatura de Mujeres” es hacer uso de una capacidad, un talento que puede ser trabajado
+VER MÁS
#Cultura

El escribir de Literatura de Mujeres

Nadie nace racista ni homofóbico ni misógino; son patrones con los que somos criados y están en  el hogar, la escuela, la sociedad, en nuestro entorno.
+VER MÁS
#Internacional

El racismo como ADN de la humanidad

¿Cuántas Yahairas podría tener Guatemala si desde mucho antes de nacer ya tuvieran un lugar protegido y enriquecedor en el cual crecer y desarrollarse?
+VER MÁS
#Internacional

Los genios perdidos y el caso de Yahaira Tubac en Guatemala

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento