Especial en Ciudadanía

Ley Hinzpeter: ¿democracia para algunos?

Comparte éste especial Whatsapp

Si la protesta es criminalizada, ¿cómo puede la ciudadanía impulsar cambios sociales cuando no es oída por las autoridades gubernamentales y parlamentarias? Esa es la pregunta de fondo que está tras la discusión de la Ley Hinzpeter. Una ley que dice custodiar el orden público frente al vandalismo, pero que como contrapartida implica una lesión severa a la participación democrática y a los derechos ciudadanos.

Si la manifestación, históricamente, ha sido un catalizador de los pueblos, una alarma sobre la urgencia de las reivindicaciones o cambios de rumbo que requiere una nación, la obstrucción de sus caminos es, invariablemente, una caja negra.

Acá, diversas opiniones y aristas sobre esta ley que, para nuestras organizaciones sociales y para muchas entidades internacionales es una mordaza que pretende acallar el reclamo de nuestra ciudadanía del peor modo posible.

Foto: Matías Asún / Licencia CC

Fotos