Especial en Desarrollo Regional

Fomento forestal, impactos ambientales y pueblos indígenas: ¿más de lo mismo?

Comparte éste especial Whatsapp

En 1974, al comenzar la dictadura en Chile, se dictó el DL 701 para promover el desarrollo forestal. Sobre la base de los subsidios que ha entregado para plantaciones forestales exóticas nuestro país se constituyó en una de las potencias forestales en el mundo.

A casi 40 años de su entrada en vigencia, se encuentra en discusión en el Congreso un proyecto que extiende por 20 años más el modelo actual, con algunas modificaciones, sin contar con una evaluación integral de los impactos ambientales, sociales, económicos y culturales del fomento forestal. A simple vista hay un hecho irrefutable: las comunas del país que están en el corazón de la industria forestal se encuentran entre las más pobres del país. Como señaló Sigrid Huenchuñir en el programa Sin Tacos ni Corbata de Radio Usach, enriqueció a Chile desde los 80 pero provocó el empobrecimiento de las comunidades mapuche.

Sin embargo, tras la ratificación del Convenio 169 de la OIT, hoy el Estado de Chile está obligado a consultar con los pueblos indígenas la extensión de la ley de fomento forestal, un proceso que según la Misión Mapuche Jesuita no ha sido conducido siguiendo el espíritu del Convenio, cuestionando su legitimidad.

Campañas