#Educación

Universidades públicas, universidades privadas

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En el último tiempo se ha centrado la discusión en el rol público de las universidades. Se ha desatado una intensa ofensiva de parte de las universidades privadas sobre la necesidad de resguardar su derecho a participar del sistema y, sobre todo, el derecho a considerarse en igualdad de condiciones frente a las universidades estatales. Estas afirmaciones son intencionadas y buscan confundir a la opinión pública, generando una brecha entre las intenciones del gobierno y la ciudadanía de recuperar el espacio y la acción de lo público en educación, y los intereses de las entidades privadas que han aprovechado las licencias del sistema durante años.

…desconocer el valor de lo público en el desarrollo nacional e intentar homologarlo a la iniciativa privada, es insensato.

Chile se construyó en torno a sus universidades estatales, desconocer esta realidad es desconocer la historia. La Universidad de Chile constituyó desde los inicios de la República, “el” espacio de reflexión, búsqueda, debate y crecimiento de las ideas que perseguían la consecución del desarrollo para nuestro país. A lo largo de los años, la Universidad fue anticipando o reaccionando frente a las necesidades del naciente Estado.

Es de lógica señalar que el sistema universitario de nuestro país, hasta antes de Pinochet, se constituía en un eje articulador del desarrollo nacional. En él, el Estado invertía y fomentaba el desarrollo de ideas y proyectos, desconocer el valor de lo público en el desarrollo nacional e intentar homologarlo a la iniciativa privada, es insensato. No olvidemos que a lo largo del siglo XX nuestro país construyó universidades de acuerdo a los proyectos nacionales que surgían del debate de lo público. Un ejemplo de ello es la Universidad Técnica del Estado, transformada en universidad para generar el capital humano que el esfuerzo industrializador, impulsado por la Corfo y la política de sustitución de importaciones requería. Aquí, nuevamente, es necesario destacar que el desarrollo universitario va de la mano de las grandes decisiones políticas y de desarrollo que como país hemos ido tomando.

Ahora, ignorar la actual polémica sería absurdo. Pero absurdo es también no mirarla en su total perspectiva.

Las universidades privadas surgen durante la dictadura de Pinochet. Son parte de una reforma global del sistema que eliminó la idea de las universidades nacionales. Eliminó la Universidad Técnica y atomizó a la Universidad de Chile. Este modelo no buscaba abrir espacio al debate de posiciones que en lo público no tenían espacio. Este modelo buscaba someter lo público al poder del dinero, ese es el parto de las universidades privadas.

Las universidades privadas tienen dueños. Buenos, malos, personales, impersonales, son dueños igual. Su búsqueda de influencia e intervención en lo público tiene como límite su propiedad. No hay filantropía en ellos. De hecho, han ganado miles de millones. La actuación en lo público de estas casas de estudios, está limitada a la necesidad de buscar espacio para sus ideas y, de este modo, alcanzar mayor cantidad de alumnos, que representan dinero. La educación es el giro de su negocio. Para el Estado, la educación es un derecho, no un emprendimiento, y, como tal, tiene derecho a proteger sus instituciones en lo académico y financiero, y con ello su idea y definición de educación.

Las universidades estatales no tienen dueños. Su propiedad corresponde al conjunto de la sociedad organizada, no al gobierno de turno. El esfuerzo por revitalizar lo público es una tardía reacción a reparar las miserias impuestas por las leyes de la dictadura. Leyes que, sin embargo, no han podido sacar del primer nivel a las universidades estatales. Es también una política de aseguramiento del derecho a la educación. Lo público es por definición, lo contrario a lo privado, no nos confundamos en aquello. Nadie quiere ir por la vida cerrando universidades, pero por favor, pretender que la idea de que el Estado privilegie, defienda e invierta en sus casas de estudios es algo malo. Es seguir defendiendo la idea de la educación como bien de mercado. Aquí no se trata de imponer contenidos ni visiones, eso también es un artefacto publicitario.

Los Estados modernos, definieron lo público como el espacio comunitario, y lo comunitario como la conjunción de todos los que componen la sociedad. Esto corresponde a la soberanía máxima de una comunidad. Esto se ha hecho para poner la ciudadanía como garante del funcionamiento estatal, reemplazando la idea de la divinidad monárquica. En otras palabras, lo público es el espacio de la diversidad, del debate, de la diferencia y la participación, esa es su definición. Hoy nuestras universidades no funcionan completamente así, porque les hace falta más sentido público. Por eso reformar el sistema universitario, para devolver a las universidades estatales un estatus público de calidad es aportar decisivamente a la construcción de una ciudadanía plural, culta, participativa y, por esta vía, a un país más justo e igualitario.

Imagen: sociedadtrespuntocero

TAGS: #Reforma Educacional Universidad Estatal Universidades Privadas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de septiembre

Desde 1968 y hasta 1973 las ocho universidades del país contaban con cogobierno estudiantil tras un histórico proceso conocido como “reforma universitaria” que fortalecería no solo la democracia al interior de estas casas de estudios sino además el compromiso de la sociedad en general con los cambios que se buscaron, fueran éstos a través de la “revolución en libertad” de Frei o de la “vía chilena al socialismo” que se convirtió en la mayor experiencia de dignidad del pueblo. Lo interesante es que las universidades no pueden pensarse como independientes de nuestro sistema político porque son parte integral de un modelo de país; en ese sentido sirven a los intereses del neoliberalismo o a las demandas de quienes buscamos el desarrollo en un ámbito de pleno respeto de los derechos humanos.

Ocurre que ellas producen conocimientos y así preparan a los trabajadores del mañana, a quienes somos los que finalmente generamos los bienes y servicios que hacen a la riqueza del país y al crecimiento de la economia. Pinochet y sus cómplices civiles y militares lo entendieron muy bien de modo que la aludida reforma acabó abruptamente con la llegada de la tiranía al poder. Entonces, no se trata solamente de elegir al rector o al tipo de gobierno universitario que queremos, lo que en todo caso no deja de ser importante, sino también de luchar por la amplia democratización de Chile, más ahora que los cambios en educación propuestos por Bachelet abren definitivamente las puertas a los sectores conservadores.

25 de septiembre

Gracias por leer y comentar la columna Alfredo, concuerdo totalmente en aquello de que es inseparable la universidad de su contexto social y político, al igual que tu creo que la experiencia de la reforma universitaria fue un ejemplo de compromiso de la universidad con las necesidades de su tiempo y de la sociedad con la universidad, creo que defender lo público, potenciarlo y reivindicarlo es una manera de seguir adelante con la necesaria vinculación de la sociedad en un proyecto común de cambios en pos de una sociedad mas justa, igualitaria y en definitiva mejor.- saludos cordiales.

25 de septiembre

Carlos: No es necesario que me des las gracias pero te diré algo importante, además de que compartimos puntos de vistas: leo la mayoría de las entradas que se publican acá pero solo comento las que para mi valen la pena. Muy bueno tu artículo. Saludos.

Chile: universidades públicas vs universidades privadas

26 de septiembre

[…] Fuente: ElQuintoPoder […]

David Sáez San Martín

02 de octubre

Me parece malintencionada y falsa la afirmación:
“Las universidades privadas surgen durante la dictadura de Pinochet. Son parte de una reforma global del sistema que eliminó la idea de las universidades nacionales. Eliminó la Universidad Técnica y atomizó a la Universidad de Chile. ”
La polémica no se centra en la asignación de recursos a universidades privadas “nuevas” posteriores a 1981, sino en la necesidad de reconocer la importancia pública de instituciones privadas de antigua tradición e inmenso aporte al país como la Universidad de Concepción, Federico Santa María, Universidad Austral, etc. Estas casas de estudio no poseen fines de lucro y han servido para la construcción del país fuera de Santiago, en zonas donde el esfuerzo estatal da apenas para tener una “sucursal” de la UdeChile.

02 de octubre

La afirmación corresponde a la realidad y no a intenciones, la ley lo estableció de esa forma, antes de la reforma de Pinochet no existían las universidades privadas de las que hablo, las que tu mencionas en tu comentario son para todos los efectos legales universidades públicas, de hecho en la constitución legal de estas universidades que nombras se establece explicitamente que deben funcionar y ser universidades públicas, como por ejemplo lo determinó don Federico Santa María al donar la universidad que lleva su nombre.
Estimado no presuma malas intenciones donde hay cotejo de hechos, creo que es obvio que la dicotomía público – privado que planteo en el artículo no pretende hablar de las grandes y notables universidades que usted menciona, por último una corrección sencilla y fraterna, la Universidad de Chile no tiene sucursales ya que no es una factoría o una cadena de farmacias, de hecho ese es uno de los problemas, hasta antes de la reforma de la dictadura era una universidad nacional, es decir, de todo el país, hoy lamentablemente la asociamos sólo a Santiago, otro problema más derivado de la carencia de sentido público en nuestra política de educación superior, no cree ud.?
saludos.-

solopol

15 de julio

Es un error plantear una “lucha” entre las universidades públicas y privadas, por el simple hecho de que ambas tienen que coexistir, lo que sí sucede es que el Estado tiene que financiar las universidades que supuestamente son estatales, no “pagar el arancel de los alumnos” sino que contar con sus propias universidades. Es un error que el estado quiera subsidiar la demanda por educación, es decir pagar todos los aranceles de carreras que serán estudiadas en universidades que, en el fondo, serán privadas, como son todas actualmente, porque en todas se paga. Eso además de ser poco presentable es poco eficiente, si el Estado hace eso se queda sin fondos, además cada año los aranceles irían aumentando debido a que habrá más plata para educación, por tanto los precios aumentarán… en vez de hacer eso el Estado debiera tener sus propias universidades y en ellas impartir educación gratuita, que por supuesto tiene un costo pero no estaría cobrando por ello, que es su función social. Entonces, al existir esta situación, el precio en el mercado de la educación debiera bajar producto de esta influencia del Estado, si existe un gran número de alumnos que estudia gratuitamente el resto de los planteles privados tendría que bajar sus aranceles, sería más competitivo para ellos debido a que ahora las personas cuentan con la alternativa de postular e ingresar gratis a las universidades estatales. Pero no creo que se trate de una lucha o de una demonización de alguno de estos sistemas, sino de un complemento, un control de precios en el mercado de la educación sería nocivo porque los controles de precios generalmente no funcionan, pero sí el Estado puede tener estas universidades estatales e impartir educación gratuita, de esta forma del resto de las universidades privadas tendría que bajar, tendrían que esforzarse más para ofrecer educación más barata. Es el análisis que me atrevo a hacer, porque creo que la opción de subsidiar la demanda no va a funcionar, va a fracasar debido a que es demasiado caro y es financiar una industria privada, tampoco es bueno permitir sólo la educación estatal, sería como negar el derecho que tiene alguien a enseñar, como prohibir un curso de Yoga o talleres de Arte. Simple y sencillamente tienen que coexistir la educación pública con la privada, no anularse una a la otra o tratar de imponer un sistema sobre otro, actualmente todas las universidades son privadas, en todas se paga, tampoco debieran ser todas estatales, simplemente que existan de ambas, hacia eso debiéramos ir… creo. Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hace años atrás todo lo que se podía aprender cabía en una enciclopedia, se podía memorizar y permanecía inamovible por muchos años. Hoy, eso ya no sirve.
+VER MÁS
#Educación

Un decreto que habla mucho más que de repitencia

Todos los medios hablan de ALEX SMITH LEAY, la operación de inteligencia de CARABINEROS más famosa del último tiempo se posiciona solamente en ese nombre, un civil que trabajó para carabineros, que no d ...
+VER MÁS
#Justicia

Alex Smith -El profesor- Huracán

Esto de jugar con el azar tiene muchas variantes, por ejemplo piensen en las relaciones causales que tuvieron que ocurrir para que vuestros padres se conocieran, anécdotas que suelen relatar en reuniones f ...
+VER MÁS
#Religión

Si Dios existiera, lo llamaría Azar

Y es a esa industria, a ese proceso productivo, el que boicoteamos día a día con la forma en que nos relacionamos con los ecosistemas. Cuando optamos por la artificialización a todo evento, cuando creemo ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La fábrica más importante del mundo

Popular

Para mayor abundamiento, ingresar a Derecho, Ingeniería Comercial o Ingeniería Civil en la Universidad de Chile o en la Pontificia Universidad Católica (PUC) mejora notablemente las posibilidades de lleg ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La élite endogámica chilena: un caso de privilegios

Cada día de cárcel se ha transformado en una presión ascendente en contra del gobierno ya que la población logra visualizar, con la impunidad de “Capaya”, que la lucha contra la corrupción solo es ...
+VER MÁS
#Internacional

Ecuador: movilización en respaldo de Jorge Glas

Dos espacios de vital importancia para la sobrevivencia de un proyecto revolucionario como el que aspira RD sobre todo en esta etapa son su Frente Estudiantil y el Equipo de Formación del partido.
+VER MÁS
#Política

Los próximos años de Revolución Democrática

La propuesta aprobada por CNED sobre las bases curriculares para tercer y cuarto año medio, responden a una mirada organizativa de las asignaturas en función de una determinada manera de mirar el currícu ...
+VER MÁS
#Educación

Bases curriculares para III y IV Medio: ¿Una oportunidad de cambio?