#Educación

UDLA: La universidad que lucra con mis electrodomésticos

19 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Yo ya no creo en las instituciones, no creo en la democracia, no creo en la política pública y le digo a usted que sí somos estudiantes narcisistas; narcisistas que exigimos más que unas migajas de sus ministerios, bancos y empresas educacionales. Yo estoy preparada para continuar mi pelea en tribunales y por supuesto que marchando en las calles nuevamente.

Soy una persona común y corriente. Debo ser el número perdido de la estadística del INE. Nadie especial. Una mujer de 35 años, casada, dos hijos.

Cuando estaba llegando a los 30 años mi trabajo era la edición no lineal. Había estudiado una carrera técnica; una labor creativa, armar y desarmar y rearmar videos corporativos para empresas, realitys, entre otros. No tenía un gran campo laboral, por lo que de vez en cuando hacia trabajos part time en estudios de mercado, revisando encuestas, digitando y encuestando a personas. Un día, cansada ya del tedioso medio audiovisual tan informal laboralmente y de baja remuneración, me dije: “voy a estudiar la carrera con más ofertas laborales del mercado, estoy harta de buscar trabajo como editora y que siempre salga “su búsqueda no arroja resultados”. La carrera premiada fue auditoría.

Con dos hijos y un bajo presupuesto la única opción viable fue Universidad de las Américas (UDLA). Tenía un plan executive, se acomodaba muy bien a mi tiempo y vida familiar. Una vez dentro todo comenzó a ir bien, no era tan mala al fin, nadie vendía los títulos así nada más, buena infraestructura, buenos profesores, aunque los ramos eran tremendamente rápidos, muy similar a la “comida rápida de la educación”. Buena publicidad, pero la hamburguesa no era igual.

Pasaron cuatro años de estudios universitarios, ya había logrado un par de buenos trabajos en el área financiera, trabajando para una empresa de outsourcing holandesa y luego para un partner de Google en Chile. Conclusión: UDLA me había dado muy buenas herramientas en lo laboral y sumado a mi esfuerzo y capacidad, mi calidad de vida mejoraba y ya contaba con el tan anhelado trabajo estable y bien remunerado que quería.

Sin embargo, en medio de este período uno de mis hijos enfermó, comencé a sufrir el rigor del stress y la exigencia de llevar una jefatura en los hombros, una casa y estudios de noche. Las cosas comenzaron a fallar anímicamente  y de pronto me encontré sin trabajo, sin dinero y con el último año de mi carrera ad portas. Era marzo 2013 y tenía el CAE pre-aprobado, por lo que concurrí a mi querida Universidad de las Américas, pensando que podría terminar mis estudios, sin necesidad de trabajar, utilizando los tan manoseados “créditos y becas”.

La chica de admisión y matriculas me atendió muy simpática y rápidamente. Yo me presenté con mi finiquito y le dije sincera: “estoy cesante, el CAE es mi única opción”. A lo que me contesto: “no te preocupes, estamos en período de excepción, firma aquí, aquí y aquí, y listo, luego re-documentamos cuando se apruebe el CAE y solo pagarás la diferencia”.

Yo debo haberme encontrado con mis facultades mentales totalmente perturbadas: stress, depresión, cesantía. Una completa idiota. Sin embargo, muy en el fondo dije esto no va a salir bien. Ese maldito minuto de intuición al que uno no obedece, pero confié y firmé ante la casa de estudios a la que por cuatro años asistí continuamente a clases, donde estaban mis amigos y compañeros, mis maestros, la viejita del café, el carrito de completos; era mi casa de estudios.

Después de firmar fui los días siguientes a servicio al cliente a preguntar: ¿gestionaron mi CAE?

Día 1 : No aún no, estamos en proceso. Vuelva pasado mañana.

Día 2 : Mmmmm, tenemos que verlo con el supervisor de servicio al estudiante.

Día 3 : Su crédito ya esta en proceso, no se preocupe. El sistema no se ha actualizado.

Días después la pagina de INGRESA no arrojaba el resultado esperado. Mi inquietud natural era que había firmado un pagaré por $1.910.540 y UDLA no estaba haciendo la gestión o algo andaba mal, muy mal.

Escalé los reclamos vía correo con muchas autoridades de la universidad:

Día 40 : Tiene que entrevistarse con la Jefa de Servicio al Estudiante, pero se encuentra en la sede de Maipú.

Día 42: “Hola soy la Jefa del Servicio al Estudiante, lamento comunicarle que su CAE no pudo ser cursado porque INGRESA (Institución del MINEDUC que gestiona CAE) no abrió nunca el portal y su caso no es el único, muchos alumnos están en su situación, pero podemos ofrecerle una beca de $20.000”. Su voz se fue lejos y en el eco de mi cerebro sonaba: “te lo dije”. Mi intuición me maltrataba.

Cuando estas cosas suceden, uno suele cuestionarse a sí mismo y decir: “¿cómo fui tan imbécil en confiar? No debí firmar. Ahora qué hago?”.

Por cuatro años pagué sagradamente a UDLA mis estudios. Y el único año de dificultad económica ellos deficitariamente en su gestión administrativa vulneraban mis derechos, como si estuvieran vendiéndome una bebida y una hamburguesa, pero que en el camino se les quemó y no podían reemplazarla porque no quedaban más hamburguesas.

Deserté mis estudios, los denuncié al SERNAC. No aceptaron la mediación y me demandaron en juicio ejecutivo ante tribunales civiles con el fin de embargar mis bienes muebles e inmuebles. En esto no hay romanticismo, no hay ilusiones rotas, ni sueños destruidos. Aquí hay más que eso, hay una realidad cruda y dura, instituciones poderosas, que tranzan acciones en la bolsa y que vulneran derechos de miles de familias chilenas, mientras la autoridad cierra los ojos, la boca y se tapa los oídos, y les ofrece el CAE como flujo de caja y enganche comercial para vender su producto.

Investigué las transgresiones legales a las que me pude ver afecta, ya que cesante, ningún abogado te ve con buenos ojos. Y encontré una ley y un reglamento, y denuncié. Alberto Vásquez, Jefe de la División de Educación Superior unos días atrás me escribió respondiendo a mi denuncia, que pondrían todos los antecedentes a mi disposición para mi defensa judicial.

Ingresa y UDLA indica que no cumplí los plazos y reglamentos y no tengo nada más que reclamar. Cuando fui con mi finiquito a presentarme a la matrícula no solo no se me informó que el período de excepción no corría en mi caso, al contrario, se me indicó que sí podía hacerlo e incluso luego que ya había obtenido el CAE.

Pero tú eres David y ellos son Golliat, y las instituciones funcionan a su favor, no a la del alumno.

Hoy estoy esperando que el receptor judicial llegue, tase y luego se lleven mis bienes muebles, inmuebles, mi dignidad, el esfuerzo de mi familia de años; arrase con mis derechos a educarme, con todo, incluso pueden llevarse a mi perro, si no les alcanza con lo que tengo.  Aquí estamos esperándolos con mi familia, a que nos quiten el televisor, la lavadora, los muebles , lo que sea necesario para suplir mi desinformación reglamentaría y su falta de ética a la hora de cerrar contratos. No somos pobres, somos clase media esforzada y seguramente su tasación les permitirá llevarse todos nuestros electrodomésticos para que sigan su rentable negocio educativo.

Yo ya no creo en las instituciones, no creo en la democracia, no creo en la política pública y le digo a usted que sí somos estudiantes narcisistas; narcisistas que exigimos más que unas migajas de sus ministerios, bancos y empresas educacionales. Yo estoy preparada para continuar mi pelea en tribunales y por supuesto que marchando en las calles nuevamente.

Si usted desea observar los miles de casos de demandas de UDLA en contra de sus alumnos, puede ingresar  el rut de Universidad de las Américas  71.540.800-7 al portal del poder judicial  y verá que no soy la única que sueña con educarse.

Francesca Bianchi

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

01 de febrero

Estimada Peque Fran:
A veces pequeñas acciones como publicar un texto con una historia, una brutal historia (pero no por ello menos humana) pueden abrir puertas que ni se sospecha que existen.

Historias como la tuya y como mencionas, la de muchos más, son la prueba dura y real que este sistema que quieren hacernos creer es el mejor (y que cualquier otra alternativa es terrible y abre las puertas al infierno) hace agua por todos lados.

Y pareciera que nos estamos cansando de ser siempre los ciudadanos quienes tienen que remendarlo, tapar los hoyos que otros hacen, sacar la mierda ajena (y perdona la palabra).

Contigo en esto y nunca está todo perdido

Samuel Soler

02 de febrero

Que fuerte!!!…que rabia…que impotencia….entre La Polar, un Banco y una Universidad no hay diferencia??!!… un vendedor de autos me dijo “ya no se venden autos, se vende el credito del auto”…pero es una verguenza que se haga lo mismo con la educacion…que sea un simple bien de consumo mas…un producto…y nadie hace NADA al respecto…NADIE…los antiguos griegos se quemarian y ahorcarian si vieran en lo que ha terminado su legado de estudiar en la aulas….y mas encima las autoridades dicen que los estudios no pueden ser gratis!!! Y por que en otros paises si son gratis y aqui en Chile no se puede???…que raro…como nos enganan…Fran, la lucha de grandes personas como tu son las que van cambiando las injusticias, los aprovechamientos, los robos y las falsedades que ocultan los paises…no te rindas por favor!!!

general capucha

03 de febrero

Me gustaría formar un grupo de personas encapuchadas que transmitan este tipo de contenido en un programa difundido por YT. Te interesaria participar? Tb soy uno de los adm de chile no solo indignate

rodrigo

03 de febrero

no creo que sea tan asi como lo cuentas. En fin tu cometiste el error de firmar asi por asi

04 de febrero

No la demandaron por injurias y calumnias tras contar la historia en SERNAC
Disfruta de tus cadenas.

rodolfo martínez

06 de febrero

que pasaria si a ti te hubiera pasado esto?, no es tan facil como llegar y deicr “tu te equivocaste”, el sistema es como las weas, lo unico que haces es darle la razón.

alexis quiroz

07 de febrero

Que falta de sesos tienes Rodrigo!!! Todos los que hemos transitado por la bancarización de la educación “superior” tenemos estas mismas tristes historias que contar,ramos cobrados dos o tres veces,clases via correo y cobradas como presencial…en fin.

fran

11 de febrero

Que poco empático. Típico del que piensa que “el que puede, puede y el que no, caga”

Pedro

26 de enero

Es asi y peor, me paso algo parecido estudiando pedagogia en la Utem, la peor experiencia , y entiendo como ella se siente porque es una suma de decepciones, fuerza

francesca.cyber

05 de febrero

Herman Chadwick presidente del Directorio de Udla, primo de Sebastián Piñera, Hermano del Ministro Chadwick, al reconocer el LUCRO y la triangulación de dineros con Laureate dijo: “si no les gusta el sistema, que lo cambien, pero siempre ha funcionado así”.

Ahora he recibido llamadas para conversar mi problema desde Udla, debo asistir a reunión con ellos y ver “mi problema”… puede que lo solucione, puede que no… y ¿qué pasará con los miles de alumnos de UDLA que están en mis condiciones o peores?

06 de febrero

Todavía hay Esperanzas para usted… cuando todo lo de los hombres falla, Dios permanece fiel. Busque una iglesita evangélica; la ungirán y la pesadilla acabará Su vida tomará un buen curso. Bendiciones.
MiguEl

francesca.cyber

07 de febrero

Hoy he solucionado mi caso luego de la Intervención de Andrea Belloy, quien me ha comunicado que se ha condonado mi deuda y se retirará la demanda en mi contra. Es un triunfo para mi , pero no para la educación chilena, no para las 35.600 familias que estan en similares condiciones. Para cerrar esto quiero transcribir un poema que me escribió mi hija Lisa, el día que recibí la noticia de la demanda:

MI ALMA JUNTO A LA TUYA
(para mi madre)

Cada vez que tu alma llora
la mía se acongoja
y lo único que añora
es encontrar tu calma
y es que no encuentras la hora
de salir de esta enredadera
que esta hecha de toda
esta amargura y pena

Y te oigo desde la proximidad,
pero te siento lejana
es la amargura, es la pena
las que te alejan de mi alma
y entre gemidos y llantos
te preguntas el por qué
¿Por qué me ha sucedido?
¿Por qué he de caer?
y ahí es cuando entonces
mis ojos rompen en lágrimas
y por mi garganta cae,
cae una lluvia de espesor
entonces me doy cuenta
que el engaño está involucrado
y el engañador no piensa
en la familia del afectado

Nuestras almas conectadas
por el dolor y la lucha
siempre estarán unidas
por la batalla de una mejor vida!
Compañera, madre, amiga…

16-11-2013

Lisa Álvarez Bianchi
15 años. Mi hija 🙂

ivan ahumada

08 de febrero

Pequeña Fran, desde hoy eres mi ídola.
Al igual que tú , he vivido una situación de vida, donde he tenido que luchar contra el sistema, quizás mi batalla es más dramatica, pero igual de injusta y desesperanzadora, ya que estaba en juego la vida de mi hijo.
El sistema de salud en Chile, es muy injusto, poco social y muy cruel.
Basta ver la situación de Sergio Neira y su conflicto con la Isapre Masvida.
Mi lucha ha sido contra Isapre Consalud, tu relato me ha animado a contarlo un escribirlo.

No te rindas aun hay vida en tus sueños ….Aun hay sueños en tu vida …decía Mario Benedetti

Mario Orellana Gomez

07 de febrero

No se que decir, te mando un fuerte abrazo y vamos con la difusión, que aunque este resuelto para ti…hay muchos en la misma y sin solución aun.

Muchas gracias por tu testimonio.

Mario

francesca.cyber

08 de febrero

Ivan Ahumada, confía, lucha y escribe con pasión ….el Quinto Poder es una gran tribuna…. yo también luché por la salud de mi hijo y la de sus compañeros de hospital …aquí en este mismo medio…. http://www.elquintopoder.cl/?p=35715

Un Abrazo y gracias a todos por su apoyo!!!! me ayudaron a reencantarme con la vida 🙂

eric

13 de febrero

tu hija remata el poema con calificativos estremecedoramente bellos …

René

19 de febrero

A quienes hayan leído este artículo, no podemos ser indiferentes a el, ni menos ser dominados por la desidia. Tenemos una obligación moral, no sólo con Francesca, sino con nuestros hijos, con Chile y sobre todo con nosotros mismos. Cada uno puede desde su lugar hacer lo que se debe. Gracias Francesca.

René.

So

01 de noviembre

Es posible que udla embargue los bienes? Tiene ese poder una Universidad?
A mi No me ha llegado ningún tipo de notificación a mi domicilio pero me llamaron hace poco diciéndome que vendría un receptor a mi casa.. es posible?
Estoy desesperado alguien puede ayudarme, guiarme Por favor? ?

Alex

31 de julio

Uff que mal espero que en este tiempo transcurrido puedas estar tranquila, todas las U son así, estatales o privadas el mismo lío…

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada