#Educación

Textos Escolares: Abriendo oportunidades

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

http://portal.unesco.org/geography/es/files/15553/13371150441rea-200.jpg/rea-200.jpg

Acostumbrado cada Marzo a los reclamos de abuso en el costo de los textos escolares (organizaciones ciudadanas apelando a SERNAC o la Fiscalía Nacional Económica), el cansancio de los locatarios de libros de recibir los improperios, este año parecía tranquilo, pero bastó que el Ministro de Educación defendiera la calidad de los textos escolares distribuidos por el Estado para encender la ira que provoca tener que gastar en promedio entre 120 y 150 mil pesos en textos de dudoso uso.

Sintomática resulta la postura de la Feria Chilena del Libro de negarse a vender textos escolares por los precios excesivos sin justificación, un hecho sin antecedentes.  Pero mientras la industria editorial intenta justificar lo injustificable, hay un dato muy importante que explicitó el propio gerente de Santillana, eterna favorecida de las licitaciones públicas: libros que se elaboran para el sistema público no pueden ser vendidos a privados, puesto que los contenidos le pertenecen al Mineduc.

El que los contenidos educativos y sus derechos dependan del Estado es un tema relevante, pues crece el consenso de una intervención mucho más radical del Gobierno como forma de regular este ecosistema y mercado tan tergiversado. Una de las medidas más importantes sería la de separar los contenidos de los soportes y su distribución en los procesos de licitación pública de textos escolares.  El encadenamiento de contenido-soporte-distribución aporta inmediatamente a favorecer a las grandes editoriales y, de paso, impedir la participación de otros actores.  Separar el contenido también asegura la durabilidad a dichos contenidos, quebrando la falacia de las editoriales de tener que rehacer permanentemente los libros.

Pero no basta para el MINEDUC tener un repositorio (indudablemente digital) de contenidos educativos, se requiere que estos contenidos sean utilizados para crear todo tipo de recursos, por ejemplo, textos escolares. Siendo contenidos adquiridos por una entidad pública, a través de fondos públicos, para fines públicos (aportar a la calidad de la educación), parece ser obvio que los contenidos deban ser públicos. Para que esto sea realmente así, se necesita consagrarlo mediante herramientas legales de derecho autoral que así lo explicitan, vale decir, el licenciamiento público de los contenidos educativos.

Las licencias Creative Commons, que tienen total validez y vigencia en nuestra legislación, nos entregan una variedad de opciones donde sólo “algunos derechos son reservados” y otorgan una serie de posibilidades para permitir distintos usos en torno al contenido.

¿Por qué es importante y necesario licenciar públicamente los contenidos educativos adquiridos por las reparticiones públicas?, ¿qué aportan a mejorar el mercado abusivo de textos escolares?  La idea ya ha sido esbozada, y básicamente la apertura pública de los contenidos permite una mayor inclusión de actores en torno a la producción y distribución, algo que tendría inmediato impacto en un mercado de licitaciones públicas, altamente concentrado en 2 empresas extranjeras (Santillana y SM).


"Los recursos educativos adquiridos por fondos públicos pueden efectivamente ser públicos, y por cierto, la responsabilidad de definirlo es de la autoridad pública".

Pero quizás lo importante son los usos posibles que favorece la diversidad de usos de dichos recursos. UNESCO define los Recursos Educacionales Abiertos (REA) como “materiales de enseñanza, aprendizaje o investigación que se encuentran en el dominio público o que han sido publicados con una licencia de propiedad intelectual que permite su utilización, adaptación y distribución gratuitas”. La posibilidad de ampliar facultades de utilización (mezclar, combinar, revisar, modificar, extender, secuenciar, validar, etc.), adapatación (traducir a lenguas originarias, inclusión a necesidades especiales, etc.) y distribuición (distintos tipos de salida: impresos, web, dispositivos móviles) abre una gama insospechada de oportunidades y, por ende, de beneficios posibles.

No cuesta imaginarse que los colegios alinien o prioricen los contenidos educativos públicos a sus proyectos educativos, que los profesores puedan adaptar los textos escolares para atender la necesidades específicas de sus alumnos, que los padres puedan aportar o involucrarse en la educación de usu hijos, que se puedan cubrir áreas disciplinarias curriculares deficitarias o no cubiertas por el Estado y que son muy caras en el mercado privado (Tecnología, Artes, Deportes, Religión, Ciencias).  Los usos posibles son insospechados, por ello crece el consenso de que la licencia abierta más favorable para la educación y, por ende, a los textos escolares, son aquellas que otorgan amplias facultades (licencia de Atribución CC-BY), entendiendo que se debe crear un marco que maximice la flexibilidad de tipos de usos de los recursos.

En efecto, un repositorio con contenidos educativos públicos, impulsado por las tecnologías digitales, puede generar Textos Abiertos (Open Textbooks), textos construidos por contenidos (textuales, gráficos, mediales, interactivos, etc.) y recursos (guías de estudio, evaluaciones, ejercicios, planificaciones didácticas, simuladores, etc.) de uso público.  El proyecto Siyavula desde el 2006 ha trabajado textos abiertos de matemáticas y ciencias, siendo reconocidos y distribuidos a sus establecimientos por el Ministerio de Educación de Sudáfrica.  Estos fueron creados por una red de voluntariado de alumnos universitarios, mentoreados por sus docentes universitarios que asumían el rol de evaluadores críticos y validadores del contenido.  Esos mismos textos sirvieron de base para reutilizar y recrear textos para el estado de Utah en EE.UU.  El año pasado se realizó una evaluación preliminar de ahorros e impactos en el aprendizaje del uso de Textos Abiertos en las asignaturas de ciencias desde 6° Básico y 4° Medio con interesantes y prometedores hallazgos: los estudiantes obtienen mejoras en su desempeño académico (mejores notas) con textos que valen 16 veces menos, confirmando que la brecha existente de precios en el mercado público y privado se debe a las políticas comerciales de las editoriales.  Lo propio ha ocurrido en los libros de texto para la educación superior en EE.UU; donde también poseen evidencia del positivo desempeño académico con los textos digitales y abiertos, como también los ahorros significativos que propician.  Hay una calculadora que permite reconocer los ahorros que significa la adopción de textos abiertos en vez de textos comerciales impresos (calidad resolución de impresión, tipo de materiales, distribución, etc.). El ahorro posible es impactante, en un mercado público local de textos escolares.

Los recursos educativos adquiridos por fondos públicos pueden efectivamente ser públicos, y por cierto, la responsabilidad de definirlo es de la autoridad pública. Ya hay algunas experiencias de licenciamiento público de recursos educativos en el propio MINEDUC.  Incluso, en su sitio web (enlace “CC” en el footer de la página) anuncia sus contenidos con licencia de Atribución (CC-BY) que otorga amplias libertades de uso, pero esta postura no es coherente con las políticas de propiedad intelectual explicitadas. ¿Por qué no considerar licenciar con atribución los contenidos adquiridos para los textos escolares?  De seguro abriría numerosas oportunidades.

TAGS: Educación Textos escolares

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Textos Escolares: calidad a través de la apertura - El Quinto Poder

11 de marzo

[…] con la compra de textos escolares.  En esta misma fecha hace un año publicamos aquí el artículo Textos Escolares: abriendo oportunidades dando cuenta de una tendencia inequívoca a nivel internacional, el licenciamiento público de los […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?