#Educación

Sobre consignas y utopías

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Durante los últimos días hemos visto la nueva propuesta para la educación superior de la directiva FEUC. Además el día Domingo 19 salió un video donde “explicaban” dicha propuesta caricaturizando y menospreciando al movimiento estudiantil a meras consignas y utopías, al cual ellos no adhieren. Creemos que la FEUC es libre de realizar la propuesta que quiera, sin embargo, esta debe someterse al juicio público, y la verdad es una mala propuesta, pues no se hace cargo de los grandes desafíos de la Reforma y promete como solución una mirada de integración del sistema, pero sin pasar de ajustes particulares que no re-estructuran el modelo de Educación superior, en particular en el ámbito que compete a los CFT e IP.


Pareciera ser que las propuestas del gremialismo prefiere no considerar los avances en las discusiones que continuaron la FEUC 2013 y 2014 de los temas antes mencionados con participación de estudiantes en espacios locales, que fueron llevadas al CONFECH, al plan de participación ciudadana e instancias en el congreso.

No es culpa del movimiento estudiantil que el gremialismo y su directiva FEUC encabezada por R. Sande se hayan marginado durante años del debate sobre Educación Superior, que al menos en la UC comenzamos a dar desde el 2009.

Cuando uno se plantea los desafíos de la reforma a la educación superior existen muchos factores que se podrían analizar, sin embargo, consideramos que los más importantes son: (i) considerar para qué queremos educación superior. Suponemos que no queremos sólo instituciones para el retorno privado de los estudiantes, sino como motor de la sociedad en tanto se genera especialización intelectual y técnica que son los cimientos de la base productiva y de desarrollo del país; (ii) el financiamiento, si bien existen muchas alternativas creemos que hay un desafío no sólo en cómo financiar el sistema, sino asegurar que sea sostenido en el tiempo; y (iii) la integración de un sistema de Educación superior que funcione de manera acoplada, es decir como un solo cuerpo que se haga cargo del libertinaje de mercado. La propuesta de la directiva gremialista desenfoca los argumentos mencionados y por consiguiente termina haciéndose cargo de ninguno de ellos.

Respecto al diagnóstico, la propuesta distingue fortalezas (creación de nuevas instituciones y aumento en la cobertura) y debilidades (aranceles, calidad, equidad en el acceso, programas largos y poco flexibles). No entendemos esta distinción de la misma forma, porque omite muchos elementos en la comprensión sistémica del problema. El gremialismo al defender que la educación es un bien de mercado, obvía que existan diferencias de precios y calidad, y por lo tanto hay un acceso inequitativo de dicho bien. Precisamente este punto lo entiende como una fortaleza debido a la creación de una política absurdamente agresiva y desregulada, sin ninguna planificación, ni perspectiva sobre el rol social de la educación. Esta política de libertinaje desvirtuó el sistema educativo hacia un mercado que llevó a un crecimiento desproporcionado y como resultado falsas promesas de movilidad social, dudosa calidad en la formación del capital humano, estafa de instituciones y deuda para las familias, por nombrar algunos.

Dentro de las propuestas de la FEUC, encontramos la mención al cambio y reformulación a la PSU. Nos parece importante que la directiva quiera cambiar este instrumento, y reconozca las falencias que tiene y que así han demostrado los informes internacionales, sin embargo de “propuesta” no tiene mucho, pues es un consenso del movimiento estudiantil desde hace ya más de 3 años, mismo tiempo que se lleva discutiendo este tema en las asambleas y plenos de la UC, así incluso con sus vicerrectores en años anteriores.

Por otro lado, muchas de las propuestas consisten en la creación de nuevos organismos, ya sean estatales (como la superintendencia de educación superior) o universitarios (como el Consejo Superior y la reforma actual al CRUCH). Si bien, algunas de estas propuestas avanzan en ayudar a solucionar el problema, no siempre la creación de más burocracia y nuevos aparatos nos ayudará a descomprimir el sistema, puesto que hay que buscar la forma de financiarlos y  dotarlos de funcionarios competentes diversificando así esfuerzos y recursos. Pero no sólo esto es cuestionable, si no que pareciera que la FEUC gremialista olvida los innumerables proyectos de ley que hoy se encuentran durmiendo en el congreso sobre esta materia, proyectos que abordan las mismas “propuestas” que ellos plantean. Así por ejemplo, en el año 2013 ingresó al congreso el proyecto de ley que crea la Agencia Nacional de Acreditación (proyecto que fue amplia y transversalmente criticado), la cual vendría a suplir su propuesta de mejoramiento a la CNA y el CNED.

Antes en el año 2011 a propuesta del gobierno, ingresó al Senado el proyecto de ley que crea la Superintendencia de Educación Superior. Este proyecto busca dotar al estado de mayores atribuciones para fiscalizar a las IES; busca dar mayor transparencia e información del sistema de educación superior, obligando a las instituciones a entregar información sobre su patrimonio, estados financieros y académicos; por último este proyecto busca dar una nueva regulación para las instituciones, imponiéndole mayores exigencias y regulando las operaciones con personas relacionadas para así obtener una efectiva fiscalización y sanción a las entidades que lucren.

Nos parece preocupante, a su vez, que la  FEUC omita una de las demandas históricas del movimiento social: el fin al lucro en la Educación superior. Esto es grave, no solo porque esté prohibido por ley, también porque ha sido de lo más debatido y  una de las razones de la destitución del ex ministro Beyer. Su propuesta no hace mención alguna al respecto, ni siquiera en el diagnóstico cuando hablan de las “debilidades del sistema”, lo cual nos deja en claro la postura de la federación frente a la educación: seguir viéndola como un bien de consumo y no como un derecho social. Esto es profundamente peligroso en su postura frente al financiamiento, debido a que en su propuesta, con la eliminación del AFD y el AFI por un AF1 y un AF2 cometen uno de los errores más grandes: hacer una reforma a la medida de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica. Esto desconoce la diversidad del sistema por un lado, y por el otro, obvia el rol de desarrollo local que cumplen muchas instituciones regionales que han sobrevivido al libertinaje de mercado.

Con respecto a la crítica sobre la gratuidad nuestra referencia será breve debido a que el abuso que se comete en la propuesta no resiste análisis. La política de la gratuidad universal expuesta esconde dos ideas relevantes, la primera es la fuerte desigualdad de Chile. Por ejemplo, si el tipo de establecimiento educacional fuese un indicador socioeconómico, significa que lo que en la propuesta se llaman como “los más ricos” son el 7% de los colegios particulares pagados. Por lo tanto, ¿a quienes pretende focalizar la política? ¿Al 30%? ¿50%? ¿70%? ¿90%? ¿93%?, es entonces lógico cuestionarse ¿qué significa para el gremialismo focalizar? Y en segundo lugar, toda política de implementación de la gratuidad es gradual, es decir, beneficia a los sectores de menores ingresos primero. La gradualidad evita que en el corto plazo la política sea regresiva, pero en el largo plazo lo que se experimenta es inclusión socioeconómica, integración del sistema y universalidad. Estamos convencidos que el 93% está dispuesto a financiar la educación del 7%, si ellos están dispuestos a hacer lo mismo, de manera contributiva. De esta forma, si su focalización no es avanzar en gratuidad (y tenerla como fin) entonces para el caso chileno, esta focalización sería una medida injusta.

Pareciera ser que las propuestas del gremialismo prefiere no considerar los avances en las discusiones que continuaron la FEUC 2013 y 2014 de los temas antes mencionados con participación de estudiantes en espacios locales, que fueron llevadas al CONFECH, al plan de participación ciudadana e instancias en el congreso.

El MG, al ganar la última elección,  tiene el importante desafío de conducir procesos democráticos en la UC. Seguir en la línea de la conducción en las sombras y no discutir los grandes temas nos llevan a la conclusión que la renovación del gremialismo no era tal. De su lema la “sociedad en movimiento”, debieran entender que la sociedad y sus estudiantes llevan marcando la dirección hacia una educación pública, gratuita y de calidad hace bastante tiempo.

Juan Pablo Palma B.

Estudiante de Magíster en Sociología UC

Alonso Quevedo C.

Licenciado en Derecho UC

TAGS: #Reforma Educacional FEUC

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
servallas

24 de abril

Por lo que un hijo de vecino aprecia sobre este tema, y en especial la educación universitaria, es el choque de dos visiones, por una parte quienes creen que puede existir una educación privada y una pública coexistiendo, y otra visión que apunta a la existencia de sólo una educación pública, o más bien estatal, así, pareciera que ambos enfoques son insalvables. Entre las cosas que no entiendo, es porque tiene que haber gratuidad universal si hay gente que no tiene problema para pagar una carrera universitaria, y por otra parte, no entiendo porqué no se limita de una vez por toda, la creación de instituciones de educación y carreras. Así las cosas, tampoco entiendo porqué no puede haber un arancel diferenciado, ni menos entiendo porque algunas carreras son tan caras si no hay fines de lucro. Pareciera que en este tema el estado debe fijar metas, tanto para sus universidades y para las que se consideran “públicas” no estatales, fijando sus aranceles a valores pagables y no usureros, una carrera normal no debería pasar del valor de una mitad de sueldo mínimo por mes por ejemplo, así, si alguien no le gusta, o cree que no puede hacerlo, entonces debería dejarle el cupo a una nueva institución, me parece irracional que el estado se esté preparando para pagar lo que a una institución se le ocurra cobrar. El tema da para mucho y por lo que veo, al igual que en muchos temas, no está importando el bien del país, si no que cada corriente ideológica maneja sus soldados para conseguir una victoria.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera