#Educación

SIMCE y calidad de la educación pública: usando las armas del enemigo.

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


Y el SIMCE, que nació como una perversa arma destinada a privatizar descalificando estudiantes y escuelas, podría renacer como un poderoso instrumento de una programación curricular que apunte al corazón de la calidad: lo que ocurre en las aulas.

El Senado aprobó las leyes de Reforma, y si todo sigue como debiera, estaríamos a las puertas del fin de lucro y la selección. Las reglas del juego habrán cambiado, abriéndose un nuevo piso para avanzar hacia la calidad de la educación.

Pero aulas-adentro, poco o nada habrá cambiado. Pasarán décadas antes de que lleguen docentes “estilo Finlandia”: los/las mejores jóvenes de cada generación. Mientras, los directivos y docentes de la educación municipal de hoy tendrán que demostrar que es posible una educación pública de alta calidad. Y la única manera de hacerlo mucho mejor es cambiando las prácticas.

Hoy en día, los establecimientos que atienden a poblaciones vulnerables, que no seleccionan y que ofrecen educación de alta calidad en términos absolutos, comparable a la particular pagada, son la excepción y no la regla. En la mayoría,  las situaciones de aprendizaje que resultan memorables para los estudiantes y que generan aprendizaje efectivo, ocurren casi por casualidad. Por un momento especial de inspiración de la profesora, porque preparó buen material o porque a él/ella le gusta el tema. No ocurren de forma sistemática. Más aún, en las escuelas y liceos no hay un sistema para que ello ocurra. Un sistema viable, posible de ser empleado y utilizado por los directivos y docentes que tenemos, con sus virtudes y defectos.

En la educación subvencionada, y que atiende a poblaciones vulnerables, se cuenta ya con una de las bases de ese sistema. Se trata del llamado Plan de Mejoramiento Educativo (PME), que posibilita utilizar los recursos adicionales para atender poblaciones vulnerables que entrega la Ley SEP. Los formatos del PME elaborados por el Ministerio, conducen a que directivos y docentes definan las acciones a seguir, las prioricen y costeen, y si todo va bien, reciban el financiamiento y lo ejecuten. Todo eso está muy bien, pero faltan varios eslabones para que esos recursos conduzcan a clases memorables de forma sistémica.

Uno de ellos es el de la información. Los miles de millones que se gastan en los SIMCE, ¿le permiten a la Unidad Técnico Pedagógica (UTP) del establecimiento, señalar con precisión cuáles son las falencias de aprendizaje de sus estudiantes? Si se analiza la información del SIMCE que la Agencia de Calidad entrega hoy a las escuelas, se encuentra con el análisis de algunos de los ítems de esa prueba, a modo de ejemplo. Pero esos ítems, y todos los demás cuyos resultados no se entregan, están vinculados a objetivos de aprendizaje. ¿Y por qué no se entregan todos los resultados, ítem por ítem y el/los objetivos de aprendizaje a los que se vincula? De ese modo, la UTP dispondría del mapa de sus falencias (y también de sus éxitos), y podría ir sobre ellas. Podría exigir planeaciones de clases más rigurosas, más ajustadas a las características de sus estudiantes, clases motivadoras, etc. Podría observar la implementación, y además verificar las evaluaciones de los/las estudiantes, ya no como calificaciones a éstos, sino como evaluación de impacto de esas clases.

La información diagnóstica de resultados de aprendizaje por objetivos que están solicitando los formatos de los PME apunta mejor a ello. Sin embargo, la información disponible en el SIMCE permitirían incluso reconstruir series históricas y verificar la ruta crítica del “no aprendizaje”, para así mejorar. Y el SIMCE, que nació como una perversa arma destinada a privatizar descalificando estudiantes y escuelas, podría renacer como un poderoso instrumento de una programación curricular que apunte al corazón de la calidad: lo que ocurre en las aulas.

Los otros eslabones, el fortalecimiento de las UTP a fin de que tenga las capacidades analíticas que el proceso requiere, la exigencia de que la planificación de clases se realice mediante colectivos de profesionales de las escuelas y no por profes en forma individual, la capacidad de elaborar situaciones de aprendizaje motivadoras, etc., también deberán formar parte obligatoria de la segunda fase de la Reforma Educacional. Sobre ello escribiremos en otra ocasión.

TAGS: #Reforma Educacional #SIMCE

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena