#Educación

Reinstaurar y reformular la educación cívica en el currículum

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El reflotar la idea de integrar al currículum oficial un espacio permanente y propio que prepare a la formación ciudadana, no es descabellada. El punto es que no se puede volver a ese “ramo” que se “pasaba” en tercero medio y que solo entregaba herramientas conceptuales leguleyas respecto de principios constitucionales sin ninguna carga experiencial. Me sumo al clamor de integrar un nuevo subsector, pero con una relación dialógica conceptual-práctica potente.

Hace tiempo se viene discutiendo la conveniencia de restablecer el subsector de educación cívica debido, en primer lugar, a la transición (¿generacional?) que establece un cambio desde la apatía política juvenil, propia de los años 90’s, al creciente interés de participar en movimientos sociales potentes como los impulsados por estudiantes en 2006 y2011. La patente abstención electoral en las últimas elecciones municipales de octubre de 2012 no ha hecho sino acentuar y multiplicar las voces que piden revisar la educación en ciudadanía y participación.

Sin duda alguna, la preocupación del currículum oficial por el gran área de Historia y Ciencias Sociales ha buscado ser atomizada drásticamente. Por un lado, en plenos gobiernos de la Concertación se hizo desaparecer el subsector de educación cívica, ubicándolo como unidad dentro del propio subsector de Historia, geografía y ciencias sociales, tanto en sexto año básico como en primer año medio, quitándole potencia por falta de sustancia cívica, tiempo para desarrollarla y por su esporádica aparición en los distintos niveles. *

Pero incluso la misma enseñanza de la disciplina histórica ha sido amenazada, primero a través de propuestas que buscaban disminuir su número de horas semanales y después por la intervención conceptual que quería realizarse en los libros que se entregan a estudiantes respecto de hechos trascendentes del devenir histórico chileno como fue calificar “gobierno militar” en vez de “dictadura” al período de apogeo de Pinochet.

Estamos en un punto de inflexión respecto de la participación ciudadana. Por un lado subcutáneamente se teje un importante entramado social y ciudadano que se manifiesta (alguna de las veces violentamente) fracturando las fronteras de la inercia legal y a-histórica, produciendo por sí mismo espacios que no tienen correlato con la pétrea institucionalidad y por otro se palpa el desprecio por la misma a través de las (vilipendiadas) encuestas que demuestran el encono ciudadano y por último y de manera fáctica a través de la gran abstención en las últimas elecciones municipales.

Por todo lo anterior, el reflotar la idea de integrar al currículum oficial un espacio permanente y propio que prepare a la formación ciudadana, no es descabellada. El punto es que no se puede volver a ese “ramo” que se “pasaba” en tercero medio y que solo entregaba herramientas conceptuales leguleyas respecto de principios constitucionales sin ninguna carga experiencial. Me sumo al clamor de integrar un nuevo subsector, pero con una relación dialógica conceptual-práctica potente.

Al respecto, algunas propuestas:

– Permitir la elección y fortalecimiento de centros de alumnos(estudiantes) y centros de padres y apoderados. Libres de presiones de estamentos fácticos dentro (sostenedores, directores) o fuera de la escuela (provinciales de educación).

-Democratizar la escuela: Los PEI ‘s deben apuntar a permitir el espacio de deliberación y la toma de decisiones autónomas de estudiantes y docentes que tengan injerencia en los proyectos mismos. Autonomía y participación de CCAA, espacios de decisión en los propios cursos y por supuesto entre docentes durante los consejos son misiones obligadas. No se puede hablar de enseñar educación cívica sin que los proyectos educativos abran esos espacios. La deliberación debe ser un derecho y sus decisiones deben transformarse en opciones a tomar en consideración de manera seria y regulada, más no caprichosa.

– Propender a la generación de proyectos. Se debe enseñar y motivar la generación de proyectos de acción cívica dentro de la escuela y fuera de ella. Se deben buscar fondos concursables municipales, estatales y de las propias escuelas, a fin de entender que la democracia es participativa siempre y no delegativa en las autoridades. El currículo oficial debe tender de manera explícita, (sin lesionar el escaso tiempo de profesores, apoderados y alumnos) a vincular la escuela con su comunidad. Debemos propender y empujar la idea de “escuela abierta”.

– Deben reformularse y fiscalizarse la correcta ejecución de los consejos escolares. Deben permitir la deliberación y decisión de los distintos estamentos con mayor poder resolutivo.

Es imperativa la reflexión de los docentes respecto de la escuela. No puede caer el peso de la enseñanza de la educación cívica solo en el área de Historia y Ciencias Sociales. Debe ser un porcentaje importante de  docentes los que deben convencerse como “intelectuales transformativos” de la necesidad del establecimiento y reforzamiento de la enseñanza de la vida cívica, ciudadana y participativa.

* Para profundizar en los debates para la confección del currículum oficial en Chile en los años noventa: Madgenzo, Abraham (2007) “Dilemas del Currículum y la Pedagogía”  Santiago, Lom.

——

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Patricia Sáez Contreras

26 de noviembre

Freddy.
Concuerdo plenamente que la educación cívica debe incluirse en el curriculum transversalmente, esto no correponde sólo a los docentes de Historia, sino que a todos los docentes que son los encargados de educar y formar, a sus educandos, apoderados en un ambiente democrático. La responsabilidad cívica se forma desde el “Nivel Educación Parvularia”, es en esta tierna edad que están las condiciones cerebrales más propicias para incorporar estimular, desarrollar y formar a nivel cerebral los diferentes ámbitos de experiencia para el aprendizaje y formar a un ser humano integral, equilibrado, y conciente del mundo que lo rodea (cognitivo, social, afectivo, físico) además indirectamente formamos seres empáticos con sus semejantes, mundo natural y animal). ¡Queremos una sociedad justa, democrática, tranquila, respetuosa e inteligente!. Bueno, para esto debemos trabajar todos juntos como sociedad en la formación de las futuras generaciones.
De acuerdo a lo anterior, los párvulos deben vivir la democracia y realizar acciones democráticas como: votar por el compañero que más les agrada fundamentando su opción (claro que, a su nivel de desarrollo), o bien, elegir dentro de una propuesta colectiva, la mejor opción por ejemplo de una salida o tema que deseen que su Educadora de Párvulos trate o hable en un día o período. (Con el tema que ellos dan la Educadora entregará sus contenidos y está trabajando además educación cívica). Como podemos ver, si queremos y tenemos iniciativa y somos innovadores como docentes, podemos dar los primeros pasos cívicos democráticos en el lugar físico y profesional en el que nos desempeñamos como docentes, profesores, o maestros, cada uno se encasilla en lo que es.
“NO ESPEREMOS QUE SE EXPLICITE EN EL CURRICULUM COMO EDUCACIÓN CÍVICA, EN TAL O CUAL ASIGNATURA, SINO QUE, “EDUQUEMOS INCLUYENDO ACCIONES CÍVICAS DEMOCRÁTICAS DENTRO DE NUESTRO CURRICULUM QUE RIGEN LOS PROGRAMAS PEDAGÓGICOS EN NUESTRO DESEMPEÑO DOCENTE DE NUESTRO SISTEMA EDUCACIONAL”.
Freddy, has tocado un buen tema, felicitaciones.
Patricia Sáez Contreras.
Educadora de Párvulos, Docente Especialista en Educación Especial, Diplomada y Magister en Administración Educacional.
y lo ,más importante “MADRE Y AMANTE DE MI PROFESIÓN”

27 de noviembre

Patricia:
Agradezco sobremanera tu comentario.
Estoy sumamente de acuerdo contigo de extender la experiencia participativa y democrática a pre-básica. Lo que si creo es que debe explicitarse en el currículum oficial, es necesario básicamente porque los OFT’s no han cumplido su función a cabalidad, más que transversales parecen objetivos subliminales y sabemos que el currículum oculto es nefasto. Así mismo creo que la integración oficial de un subsector de enseñanza cívico – ciudadana serviría para articular el trabajo conjunto de todos los docentes de la escuela con herramientas conceptuales precisas.

Un gran saludo.

Claudio Campos

07 de junio

Junto con saludar, me gustaría ponerme en contacto con Freddy Sánchez, soy estudiante de Pedagogía en Educación Básica y estoy realizando mi tesis respecto a la Formación Ciudadana para estudiantes de 5° y 6° Básico y en este artículo, me doy cuenta que Freddy, posee un gran conocimiento del tema. Saludos
Claudio Campos B.

07 de junio

Claudio sígueme en el Twitter @Pedag_criticas y ahí nos ponemos en contacto.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Todos debemos estar convencidos de que la Contraloría tiene que disponer de más poderío para que su importante tarea, que busca la probidad en todos los ámbitos del quehacer nacional, sea una realidad e ...
+VER MÁS
#Política

El gobierno no desea que la Contraloría ejerza bien su trabajo

Yo en lo personal siempre he pensado que el más poderoso es quien puede hacer lo que quiera, quien simplemente sus actos no le conlleven consecuencias alguna, puesto le da lo mismo lo que piensen de él.
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Quién es el más débil?

Por favor, ayudemos a salvar vidas, compartamos esta información y hagamos consciencia de que el cáncer de mama detectado a tiempo se puede curar.
+VER MÁS
#Salud

Cáncer de mama: detectarlo a tiempo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena