Columna en Educación
70
Difunde: Whatsapp

Quiero un país de escuelas vivas

imagen

Los vecinos del condominio ubicado en Vicuña Mackenna al 1700, están inquietos, molestos, maldicen la hora en que aparecieron esos ruines enanos bullangueros, cuando es mucho más lindo el chinchineo desenfrenado de la cumbia, que las risotadas alegres y espontáneas de los niños del Jardín “Il mio sole”. Claro, ¡cómo se atreven, de qué se ríen tanto los chiquillos lesos!, si la cumbia es alegre y los niños correteando por el patio desesperan al vecindario, porque tapan el son festivo del reggaetón. Razón tiene doña Lucha en juntar firmas para reclamar ante las autoridades, cabros de porquería, bochincheros, malcriados, ¿por qué no se reirán, mejor, en su casa?, aunque algunos de esos escolares son vecinos, viven en el mismo condominio donde está enclavado el Jardín.


Soy educador, orgulloso de serlo. Y me gustan las escuelas vivas, sonoras, dinámicas, en permanente movimiento, en ebullición, con árboles y tierra, que niños y niñas puedan corretear, escarbar, reírse, esconderse, treparse, aprender sentados en ronda en el suelo de los patios, cantar a voces.

Ah, pero alguna solución habrá que tomar y urgente, no puede ser que los carcajeos contagiosos de esos aprendientes invadan ¡un condominio!, ¿dónde se ha visto?, esto no es conventillo. Claro, los niños deben aprender en silencio, pues en boca del tonto abunda la risa, así nunca aprenderán y el recreo debe ser en silencio, que no provoque la ira de los vecinos, a la escuela se va a aprender y no a divertirse. A los niños hay que domarlos de chiquititos, como las pequeñas fieras que son, ¡cabros de miéchica, nomás! ¿Y si proponemos una camisa de fuerza para cada uno?

Un Jardín Infantil no posee una matrícula exuberante, no son miles de criaturas en esparcimiento durante horas y horas deambulando, son grupos, pequeños grupos que corren, hablan, se ríen y lloran, como cualquier otro niño o niña, todos los niños hacen lo mismo y actúan de idéntica manera. Pero allí, para esos habitantes, los educandos molestan y nadie quiere detenerse a pensar en la función que cumplen los recreos en los aprendizajes infantiles, así lo expresa Alejandra, una mujer que es docente universitaria, (¡menos mal que no estudió Pedagogía General!), que se ve imposibilitada para corregir parciales con tanta risa en el aire, se distrae, no puede viviendo aún en el piso 10. ¿Habrá que prohibir los recreos?, porque allí surgen los períodos más críticos, entre 10 y 11 de la mañana y entre las 17 y 18 hrs, ¡una tortura!

Para quienes lo pongan en duda, los recreos escolares también son aprendizajes significativos. En un recreo infantil pueden observarse saberes y conductas, dominios y destrezas, la toma de decisiones del universo infantil y el desarrollo de reglas para el juego, que implican el desarrollo de habilidades sociales, los niños organizan sus propios juegos, escogiendo las reglas, o sea, aplican conocimientos y crecen como sujetos sociales, se vinculan con otros pares. El recreo aporta un tiempo para el juego no estructurado en que  niños y niñas “tienen opciones, desarrollan las reglas para jugar (…) y practican o utilizan las habilidades desarrolladas en educación física” (Council for Physical Education and Children, 2001).

Es desagradable toparse con la intolerancia de los vecinos, con la estupidez y el  despropósito, es hilar demasiado fino, cuando esos mismos habitantes  de Vicuña Mackenna al 1700, comuna de Santiago, nada expresan ante los ruidos destemplados de las fiestas nocturnas, ¡duermen como lirones!, nada dicen del carreteo improvisado de sus propios hijos, con la música hasta las tantas, porque allí “son jóvenes, tienen que divertirse, están en la edad. Ay, estos muchachos…”

Han propuesto algunos, de oídos muy delicados, techar el patio, sí, para que el alboroto no se expanda, imagínense, ¡el  patio  de una escuela techado!, sin sol, sin aire, niños sin divisar pájaros santiaguinos, sin ver la lluvia, sólo falta proponer que el jardín se mude hasta las instalaciones de alguna cárcel abandonada, en desuso, para evitar la contaminación de los “ruidos molestos”, como bien lo cita un académico de la U. de Chile, diciendo “de todos modos están causando ruidos molestos y eso debería estar vinculado a las sanciones que se establecen en el propio reglamento, que van hasta las 10 UF”. Les pretenden aplicar a esos niños la Ley N° 19.537.

Soy educador, orgulloso de serlo. Y me gustan las escuelas vivas, sonoras, dinámicas, en permanente movimiento, en ebullición, con árboles y tierra, que niños y niñas puedan corretear, escarbar, reírse, esconderse, treparse, aprender sentados en ronda en el suelo de los patios, cantar a voces, no soy partidario de la censura estúpida, del prurito resentido, esa que pretende educar zombis, tabulas rasa que sólo reciben sentados y en silencio las migajas del saber, quiero niños cuestionadores, que examinen, exploren y se muevan, que salten y se encaramen, que investiguen los espacios y, de ser posible, que los recreos se llenen de música, que bailen, que toquen instrumentos, los prefiero en el patio con una guitarra, una flauta y un pandero y no comiendo cuestionables golosinas para el engorde.

Aunque nada tengo que ver con el Jardín en cuestión, invito a los vecinos disconformes a que se acerquen a esos recreos y lleven de presente una torta para compartir con los chicos, que otra de las señoras molestas lleve lanas de colores para hacer un laberinto y jueguen grandes y chicos, otra que proponga un club de cuentos, otros que vayan a bailar cueca con los aprendientes y van a descubrir que los recreos no molestan, que los recreos son crecimiento y descubrimiento del mundo, aprendizajes permanentes y confirmación de lo antes aprendido, pero igualmente es el mejor espacio para compartir con un semejante. Quiero un país de escuelas vivas y no de tontos graves.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gdfgfd

24 de Noviembre

No le basta, Daniel, con un país de parlamentarios y senadores vivos ?

Daniel Tilleria Perez

25 de Noviembre

Entonces, ¿qué hacemos para dar vuelta la tortilla y que los vivos comiencen a poner el lomo, como corresponde? Porque si salieron como parlamentarios, es porque alguien voto por ellos y como debemos respetar la voluntad popular, así es el juego en democracia, hay que obligarlos a trabajar por todos nosotros, no es “a piacere”, es obligación moral, es lo que les corresponde por ley, ¿no le parece?

jdhsajkhd

25 de Noviembre

no, no me parece….

esos lomos, esos cuellos, las coyundas que tienen atadas y los yugos que los ciñen, no sirven al pueblo… ellos sólo soportan el peso de sus partidos políticos y toda la inmundicia de su colusión…

si esos parlamentarios han sido electos, es sólo porque han creado un sistema que se los permite… Le llamaron democracia, pero, no lo es

ellos sí trabajan “a piacere”, porque el sistema les permite trabajar para sus partidos, para ellos mismos y para quienes financian sus campañas políticas.

Yo no obligo a trabajar para mí a malos empleados, o a malos servidores… yo los despido y busco hasta escoger un mecanismo para encontrar a unos que sí me satisfagan…

Daniel Tilleria Perez

25 de Noviembre

Gracias por sus comentarios. Le insisto, UD., dice: “yo los despido y busco hasta escoger un mecanismo para encontrar a unos que sí me satisfagan…”, entonces, ¿Y si nosotros hacemos exactamente lo mismo? Mire, si no votamos más por ellos y buscamos los personeros que sí nos satisfagan, a todos como sociedad madura y participativa, le aseguro que tendríamos los cambios perentorios y no los parches habituales, por más colusión o que dependan de decisiones de sus partidos, el voto es nuestro y allí no influye nadie, sólo nuestra conciencia, la ética y la importancia de crecer como sujetos sociales. comprometidos y participativos. Pero si nos quedamos en casa viendo la TV y su mediocridad, no va a pasar nada, simplemente por desidia y comodidad, por no involucrarnos como corresponde. La decisión siempre será nuestra, ¡aprovechémosla, comprometámonos, involucrémonos!, con la queja permanente no llegamos a ninguna parte y siempre van a ganar los vivos de siempre. Un abrazo.

Amelia

26 de Noviembre

No me extraña, en una sociedad consumista y hueca, donde todos prefieren hacer la suya y vivir de la entretención y del pasatiempo previsible, los niños molestan, no importa que estén aprendiendo, molestan, molestan los cantos, molestan las risas y los juegos, pareciera que es mejor idiotizarse con el ruido cotidiano de la programación boba, que nutrirse con las preguntas llenas de vida y curiosidad de los niños. No me extrañaría que tuviera que cerrarse el jardín.

gfdgdfgd

26 de Noviembre

Para:

…. si no votamos más por ellos y buscamos los personeros que sí nos satisfagan, a todos como sociedad madura y participativa, le aseguro que tendríamos los cambios perentorios y no los parches habituales

pienso que toda la razón, pero, y observe que le digo pero,

hay que cumplir esta condición:

a todos como sociedad madura y participativa

Entonces, he ahí el punto. Dígame cómo, participando, nos volvemos esa sociedad madura, y añado unida suponga, que sea capaz de marchar bajo la una la misma idea o cúmulo de ideas; nuestras ideas…

Dígame cómo…

Daniel Tilleria Perez

26 de Noviembre

Le respondo el cómo: La única manera de que no nos sigan tomando por idiotas es la educación permanente, no falla, créame, a más lectura, a mayor formación, a más conocimiento, menos posibilidades de consumir chatarra ideológica, es la única manera de abrir el pensamiento al mundo de las ideas, al debate ideológico con fundamento y que no se nos engañe y envuelva con la facilidad que se hace con nuestra población. Es así de simple. ¿O por qué cree UD. que la educación que se imparte es deficiente? ¿Casualidad? No. Se hace lobby para que la gente consuma realities, para que los ciudadanos se emboben con farándula y el show, humor facilista y chabacano, concursos ramplones, luego la Teletón viene a dar su gota sensiblera. La idea pareciera decir para qué conocimientos, disfrute, ríase, olvídese, relájese, no piense, nosotros pensamos por UD., nosotros decidimos por UD., NO VOTE. ¡Y todos se evaden, se olvidan de los problemas cruciales que atravesamos! Más libros, más debate, más cultura, más educación permanente, mayor formación en todos los órdenes del conocimiento, sólo así daremos el gran salto innovador y le aseguro que “los vivos”, los ladrones de guante blanco, los corruptos, los coludidos, se enfrentarán con un pueblo organizado, exigente, culto, preparado para conducir sus propios destinos, difícil de confundir con espejitos de colores. No es tan difícil, pero hay que estudiar y exigir educación laica, libre y gratuita, para todas y todos, a lo largo de toda la vida.

gfbfdgfdg

27 de Noviembre

hace más de una década que ya comprendo que pasa lo que pasa con la política, los políticos, los partidos y las repartijas de cargos

una década en que nos hemos educado bastante. Niños de octavo básico se convirtieron en profesionales durante esa década. Los adultos que podíamos nos empapamos más de la realidad, pero

y note que sostengo el pero

a pesar de saber más, por leído, experimentado y compartido información y conocimiento, … seguimos casi igualito. Y digo casi porque hemos visto gente ciudadana haciendo ciertas luchas, pero, una vez llegado al Congreso, se los comió la misma mole de siempre.

¿Dónde está el cambio en todos estos años?, Por más apretado que ha estado un Gobierno por la ciudadanía reclamándole educación, o educación de calidad, seguimos muy parecido a cómo estábamos.

Así se le reclamó Constitución nueva y nada todavía. No más AFPs y nada todavía, y así, tal vez con casi todo, incluido reformas económicas que sólo reforman ciertas cosas hasta un límite muy cercano a lo que hoy tenemos, que se confunde con más de lo mismo.

Entonces, ¿de qué sirvió toda esa educación?

Saltemos un poco. Ud. dice que se encontrarán con un pueblo organizado, pero, no veo el nexo entre educación y ese pueblo organizado. Gente del pueblo que se eduque, se convierte en pueblo educado, pero, no veo la razón para confundirlo con un pueblo organizado, o con un pueblo preparado para .. conducir sus destinos.

¿A qué se refiere con pueblo organizado?

Daniel Tilleria Perez

27 de Noviembre

Un pueblo con altos índices educativos, no es fácil de convencer con palabrerío demagógico, porque es un pueblo que comprende el discurso y sabe dónde está el embeleco, el engaño. Por lo tanto, es un pueblo que sí puede organizarse y exigir, pelear, pero divididos, quedándose en casa en vez de cumplir su obligación ciudadana de votar, es lo mismo que aplicar la frase “a río revuelto…” Entonces, a eso me refiero con pueblo organizado, un pueblo preparado ideológicamente para sostener sus luchas, sus reivindicaciones.
Ah, un pequeño aporte, hoy, siglo XXI, ser egresado de Enseñanza Media no basta, no es suficiente, se precisa mucho más a nivel educativo y a nivel de educación política, ¡ni le cuento!

Mapuche

27 de Noviembre

Le respondo a gdfgfd: un pueblo organizado es aquél que va a las marchas en contra de las AFP, que la pelea por una nueva constitución, que no se queda en la casita y sale a la calle a votar pa’ que no le metan el dedo en la boca, porque quieren eso, que la gente no vote y que los otros decidan por los demás. Soy de las que invito a todas las viejas a salir a la Alameda a gritar, soy de las que invito a todas las viejas a que conozcan qué nos pasa y qué tenemos que exigir para la tercera edad, no me quedo callada, no me callé ni durante la dictadura, menos me voy a callar ahora. El pueblo organizado lo organizamos entre todos los chilenos, lo peor es callarse o esperar sentadita a que los otros hagan el cambio por el resto, Sígase mojando las patitas, salga y pelee por lo suyo, por lo que le corresponde, no se calle y sea una multiplicadora de las ideas nuevas, no deje que la embauquen. Tal vez los cambios no los veamos hoy, pero las nuevas generaciones serán las beneficiadas. Mire, durante 17 años grité contra los milicos, creí que me iba a morir sin volver a ver la democracia y acá me tiene, sigo peleando, por mi y por los demás y voy a seguir, porque la democracia es imperfecta, entonces hay que seguir perfeccionándola, porque es fácil quedarse mirando desde la platea a que sean los otros los que se mueven. No. El carro se tira entre todos y, de ser posible, pa’l mismo lado. Así se organiza un pueblo.

dsfsdfds

27 de Noviembre

Estimados Daniel y Mapuche:

Lo que ustedes proponen se parece a la siguiente historia:

Todas las tardes una familia numerosa de gallinas y sus pollitos se acerca al lugar en que son alimentados (aprendieron a hacerlo, practicando esto, “educándose”). Cuando no hay alimento allí, y se acerca la persona que se los da, ellos lo siguen (protestando), con su presencia y su piería. Siguen al que pase por el lugar, no importando si es de izquierda, derecha, centro, o de la nueva clase de partidos o personajes que:

tal como “la bancada estudiantil del Congreso”, o diputados del pueblo como Iván Fuentes,

(que se suponía que)… han sido un cero a la izquierda, porque el sistema no ha cambiado significativamente. Los pollitos siguen piando. Siguen marchando. Han votado. Yo los he visto y he votado también desde que no es una obligación. Antes no lo hacía…

Entonces, cuando ustedes dicen frases como:

1 “un pueblo educado sí puede organizarse, exigir y pelear” (D)

2 “pueblo organizado: pueblo preparado ideológicamente para sostener sus luchas, sus reivindicaciones.” (D)

3 “pueblo organizado es aquél que va a las marchas en contra de las AFP, que la pelea por una nueva constitución, que no se queda en la casita y sale a la calle a votar pa’ que no le metan el dedo en la boca”

4 “El pueblo organizado lo organizamos entre todos los chilenos”

5 “Así se organiza un pueblo: Tirando el carro entre todos y, de ser posible, pa’l mismo lado. “

dasdasd

27 de Noviembre

Yo les pregunto:

1 “un pueblo educado sí puede organizarse, exigir y pelear” (D)

un pueblo que se educa, es un pueblo educado. Un pueblo que exige y pelea, es un pueblo exigente y peleador, pero, no es un pueblo organizado

2 “pueblo organizado: pueblo preparado ideológicamente para sostener sus luchas, sus reivindicaciones.” (D)

Lo mismo. Si sostiene sus luchas, es un pueblo luchador. Si quiere reivindicarse, busca su reivindicación, pero, no es un pueblo organizado

3 “pueblo organizado es aquél que va a las marchas en contra de las AFP, que la pelea por una nueva constitución, que no se queda en la casita y sale a la calle a votar pa’ que no le metan el dedo en la boca”

Lo mismo. Ese es un pueblo que marcha, que pelea, que sale a la calle. Marchador, peleador y callejero… En ningún caso es un pueblo organizado

4 “El pueblo organizado lo organizamos entre todos los chilenos”

Ok, pero, dígame cómo

5 “Así se organiza un pueblo: Tirando el carro entre todos y, de ser posible, pa’l mismo lado. “

Ok, pero, dígame cómo

Le voy a mostrar ahora lo que es un grupo de personas organizadas.

Imaginen el Congreso. Provienen de una organización llamada partidos, que tienen un mecanismo de elección, al que presentan candidatos, que financian con campañas de alguien que se pone con las lucas. Ellos crean leyes, como la que hicieron para limitar el ingreso de nuevos partidos al Congreso y la permanencia de sus posibles nuevos diputados…

fdsfs

27 de Noviembre

“Ellos”, sí deciden su destino (parte, por su puesto, se entiende)

Ellos hacen leyes y asignan recursos.
Ellos no protestan ni pelean contra el pueblo, que es su contraparte. Ellos simplemente pasan por encima del pueblo y hacen lo que quieren porque “están organizados” y tienen una estructura funcional e institucional de operación que los ampara legalmente y además los financia, con incluso dinero del Estado, o suyo Daniel y Mapuche, o de todos.

Eso sí es gente organizada.

Entonces, si el planteamiento inicial era:

Un pueblo organizado puede dirigir su destino.

Yo les pregunto cómo se organiza ese pueblo.

Entiendo que pueden creer tener la razón que educándose, que protestando, que peleando, que luchando, que alaraqueando, que callejeando, pueden ser o parecer un pueblo organizado, pero,

si consideran lo que les digo, tal vez puedan imaginar que han estado equivocados y en ningún momento han sido un pueblo organizado…

Muy al contrario… Han sido un pueblo de ratoncitos y conejos casi indefensos que alimenta águilas. Águilas económicas que les cobran los intereses y comisiones que se les da la gana…

Águilas políticas que los usan para que rayen un voto y avalen el sistema, por más que pudieran pensar que votando van a cambiar algo.

La realidad nos dice que cada vez menos gente vota porque ya no cree que con su voto pueda cambiar las cosas.

Entonces, Mapuche, Daniel y posible invitado,

¿Cómo se organiza el pueblo?

Daniel Tilleria Perez

27 de Noviembre

¿Cómo se organiza? Como se ha hecho históricamente, ¡peleando! y no peleándose entre ellos, denunciándolos y ni aplaudiéndoles “la gracia”, como aquél que en vez de legislar consumía porno en el Congreso y luego saltaron todos, tipo corporación, diciendo que “eran actos privados”. Evidentemente, así no funciona, si no salimos y PELEAMOS, sí, PELEAMOS, no va a pasar nada. Pero también conociendo las leyes, ¿cuántos compatriotas conocen la constitución? Pelear, leer, aprender, estudiar, luchar, conocer, capacitarse, denunciar son, entre otros, los verbos más importantes, peo hay que ponerlos en función y no que se conviertan en fonemas bonitos.

fdsfs

27 de Noviembre

¿y cómo pondría en funcionamiento el pelear, para que no sea un fonema bonito ? (que de bonito no tiene nada)…

le quiero hacer dos comentarios.

Uno, cuando en la antigüedad la gente peleaba, en batallas, se organizaba para hacerlo. No salían a pelear cada uno por su cuenta, como a tontas y a locas. Luego, pelear necesita organización, por lo tanto, no está respondido el cómo se organiza el pueblo.

Segundo, si organizar el pueblo para que dirigiese su destino fuera a:

construir una casa donde vivir, (que se puede construir construyéndola, así como la organización del pueblo se haría organizándose)

para hacer la casa, habría que organizar las operaciones para construirla. Hacer un presupuesto, conseguir los materiales, los constructores, disponer del lugar, hacer un plano, conseguir los permisos, detallar qué se hace primero… etcétera…

luego, ¿qué habría que hacer para organizar el pueblo, o cómo se organiza u organizaría?…

si insiste en decir que peleando, ¿cómo se organiza para pelear?

tal vez sea necesario mencionar que sería útil revisar qué dice la literatura o diccionario sobre la palabra organización, escribiendo “organización” en Google y revisando algunos links…

¿qué le parece?…

Daniel Tilleria Perez

27 de Noviembre

¿Sabe lo que leo en sus textos?, que UD. quiero todo resuelto, que le den la receta precisa al mejor estilo de receta de cocina, a ver qué hago, cómo lo hago, por dónde lo hago, para qué lo hago… No se niegue a pensar, para eso tenemos las neuronas; ese es el error más frecuente, que nos den todo hechito y solucionado y eso no sirve, las papillas predigeridas no sirven a nadie, porque las cabezas piensan entre todas y eso es una forma de organización, sentarse a pensar, a preparar, a tender puentes, a buscar soluciones entre todos y todas. En esto, tampoco se precisa que nadie piense por uno, como haciéndonos un favor, cada cual puedo hacerlo y en un colectivo de hombres y mujeres pensantes: pensar lleva a solucionar. Es ese el gran error y el más común, pedimos pero no damos, siempre queremos pero no actuamos, no obstante, después nos quejamos y le echamos la culpa a un otro, siempre es el otro o los otros, ¿ y dónde está nuestro compromiso?, se diluye. Necesitamos gente proactiva, que avance y exija, no que pida y siempre pida, ¡que exija!, en esto no nos podemos quedar esperando a que nos solucionen las cosas. Finalmente, si es de su agrado, busque en la bibliografía pertinente qué significa luchar, aunque le advierto que hay muchos chilenos que lo hacen y salen a las calles, marchan, gritan, se movilizan, no se callan, estudian, se preparan para que no los engañen ni los confundan: eso es luchar y no quedarse sentadito a que la misericordia nos caiga alto del cielo.

dasdsad

28 de Noviembre

y yo veo en sus textos que usted hace referencia a cosas que no puede describir.

Dice que:

“los vivos”, los ladrones de guante blanco, los corruptos, los coludidos, se enfrentarán con un pueblo organizado, exigente, culto, preparado para conducir sus propios destinos

y yo no veo por dónde, siendo el pueblo que:

“”sale a las calles, marcha, grita, se moviliza, no se calla, estudia, se prepara, lucha, pelea””

sea un pueblo organizado.

Eso no es ser un pueblo organizado. Fue usted el que habló de un pueblo organizado y yo sólo le pregunté cómo se organiza ese pueblo, pero, usted no ha podido dar una respuesta satisfactoria.

Esta bien que me devuelva la pelota con un escrito en la raqueta, pero, usted no sabe si yo sé, o no, lo que es o debiera ser un pueblo organizado, o cómo se podría organizar.

Me parece que debiera suponer que yo lo sé. O que tengo una teoría, pero, para ver si su exposición cumple una condición de integridad, le he hecho esta pregunta.

Lo mismo que si Piñera dijera, vamos a cerrar la puerta giratoria y alguien le pregunta cómo. Él diría, vota por mí, y te lo voy a demostrar. No lo hizo.

Así, de otros presidentes, no crecimos con igualdad, no hubo nueva constitución, no educación de calidad, no reforma laboral satisfactoria…

Parece deporte que la gente diga cosas que no entiende, o que no pueda argumentar.

¿No le parece a usted que debemos hacernos cargo de nuestros dichos, pudiendo explicarlos siquiera?…

Daniel Tilleria Perez

28 de Noviembre

Me hago cargo de todos mis dichos, puedo expresarlos, argumentarlos y desmenuzarlos si me lo propongo, y cuando digo “pueblo organizado”, es exactamente eso, grupos humanos, sin banderías políticas, en grupalidad, con acuerdos y necesidades comunes, exigiendo, marchando, peleando, pueblo que no acepta que lo tomen por idiota, es el conglomerado que sale a las calles y se las toma, no el que pide permiso para marchar, ¡la calle es nuestra, es de todos! Eso es un pueblo organizado, no el que se queda en casita y reclama y habla con la vecina y se queja, no, es el que se toma la Alameda y no se calla ante los atropellos y no me refiero a los encapuchados que hacen solamente disturbios y tampoco a los delincuentes que rompen, pues está probado que son infiltrados, ése, por ejemplo, no es pueblo organizado, es lúmpen. También puedo asegurarle que todo lo que digo y escribo lo entiendo, no podría ser de otro modo, porque formo docentes, que luego irán al sistema formador y mi trabajo es hacerlos pensar, darle herramientas para la argumentación y para trabajar con otros cerebros, es un ida y vuelta con el pensamiento y las ideas, no ofrezco papillas predigeridas, fomento el pensamiento propio, la crítica fundamentada, promuevo que la gente piense por sí misma, pero con bases sólidas, por eso le dije que UD., quiere todo resuelto, ¿qué es, cómo es, para que? Ponga su cerebro a pensar, saque sus propias conclusiones y organícese junto al pueblo organizado, verá cómo sirve.

fdsfsf

28 de Noviembre

y yo veo en sus textos que usted hace referencia a cosas que no puede describir.

Dice que:

“los vivos”, los ladrones de guante blanco, los corruptos, los coludidos, se enfrentarán con un pueblo organizado, exigente, culto, preparado para conducir sus propios destinos

y yo no veo por dónde, siendo el pueblo que:

“”sale a las calles, marcha, grita, se moviliza, no se calla, estudia, se prepara, lucha, pelea””

sea un pueblo organizado.

Eso no es ser un pueblo organizado. Fue usted el que habló de un pueblo organizado y yo sólo le pregunté cómo se organiza ese pueblo, pero, usted no ha podido dar una respuesta satisfactoria.

Esta bien que me devuelva la pelota con un escrito en la raqueta, pero, usted no sabe si yo sé, o no, lo que es o debiera ser un pueblo organizado, o cómo se podría organizar.

Me parece que debiera suponer que yo lo sé. O que tengo una teoría, pero, para ver si su exposición cumple una condición de integridad, le he hecho esta pregunta.

Lo mismo que si Piñera dijera, vamos a cerrar la puerta giratoria y alguien le pregunta cómo. Él diría, vota por mí, y te lo voy a demostrar. No lo hizo.

Así, de otros presidentes, no crecimos con igualdad, no hubo nueva constitución, no educación de calidad, no reforma laboral satisfactoria…

Parece deporte que la gente diga cosas que no entiende, o que no pueda argumentar.

¿No le parece a usted que debemos hacernos cargo de nuestros dichos, pudiendo explicarlos siquiera?…

jhdsshkdfjs

28 de Noviembre

Lo que usted llama pueblo organizado, es el siguiente pueblo:

un pueblo al que le cobran los intereses que quieren. No un pueblo que tenga un banco de dinero propio.

un pueblo al que le cobran las comisiones que quieren. No un pueblo que por su organización tenga AFP propia, o Isapre propia, o tiendas de retail propias.

un pueblo que cree que abusan de él y por eso sale a callejear y a pedir migajas. No un pueblo que organice en que se gastan las utilidades de CODELCO o cuánto royalty cobra a las mineras extranjeras.

un pueblo que hace colas por horas en los hospitales y que espera incluso por años una hora determinada. No un pueblo que mediante organización haya asignado los recursos suficientes, a las necesidades que lo requieran, para que todos tengan un mejor acceso a la salud.

un pueblo que se apiña en busca de trabajo en la construcción en la contaminada y peligrosa Á. Metropolitana, llegando a vivir en sus zonas marginales. No un pueblo que sea capaz de mantener su independencia territorial, porque allí supo crear, por su organización, los medios para permanecer en su tierra amada.

un pueblo al que le han quitado su tierra de diversas formas y, al menos en el centro sur, ahora es propiedad de las forestales. No un pueblo que por su organización haya logrado ser el dueño de la tierra que pisa.

un pueblo que no tiene acceso a la política, sino que sólo a protestar. Esta es la mayor muestra de la falta de organización que un pueblo pueda tener.

cdscsdc

28 de Noviembre

ahora, que usted diga que:

“quiero todo resuelto, (¿qué es, cómo es, para qué?)”

es una frase que abusa del sentido y elemento de la conversación, porque no hay tal búsqueda de un “todo resuelto” en la simple pregunta:

¿cómo se organiza el pueblo?

Además no hablamos de algo común y corriente, de algo oficial, casual, o simple. No se encuentra en las esquinas, no se compra, ni se vende. No aparece en la radio, la televisión o los periódicos.

A simple vista, pareciera que nadie discute cómo se debe organizar el pueblo, en ningún lugar.

Si usted se conforma con “un pueblo organizado” como aquel que “se organiza” para salir a pedir migajas a la calle, … disculpe, yo no puedo aceptar eso, ni conformarme con eso.

Sin entrar en detalles, me queda claro que usted y yo hacemos, sabemos y tenemos por profesión a cosas diferentes y por eso nuestra diferencia de percepción.

… Si lo quiere considerar, ya que forma docentes, plantéele el tema a ellos, preguntando en un momento de su clase si consideran que el pueblo chileno está o no organizado y, si no lo estuviera ¿cómo debiera organizarse?…

Tal vez una segunda y tercera opinión le resulten útiles para tener otra visión.

Daniel Tilleria Perez

28 de Noviembre

¿No le parece que muchos de nosotros hemos cedido importantes espacios para que eso suceda?, como el caso de los cobros usureros en comisiones de los bancos. Y se los han permitido, con la cara llena de risa, porque con tal de mostrarse con una tarjeta de crédito ante los ojos de los demás… Y eso se llama arribismo. Con referencia a las AFP, la última marcha no fue un grupito, sino algo multitudinario, que debiera haber parado el país. Y no lo veo como un “callejear”, lo tomo como una gran movilización de los afiliados, que están diciendo basta. Los royalties quedaron atados y han sido de espaldas al pueblo, Chile es una país de empresarios, pensado para ellos y cuando ellos lo estiman alzan la voz y el gobierno baila a ese son. Las empresas no son del pueblo, son de las corporaciones y se gobierna para esa minoría donde aparece la colusión, los sobres con destinatarios en el Senado, etc. Con referencia a las colas de los hospitales, que son inhumanas, a eso han llevado las ISAPRE, quien no aporta no puede usar el servicio privado. Yo aspiro a que el servicio público sea de calidad, gratis y que no se diferencie del sector privado, que es un lucrativo negocio de unos pocos y es una larga pelea que habrá que dar para revertir. Muchos de estos problemas se arrastran y habrá que seguir buscando por dónde avanzar, no se quiere cambiar la constitución pinochetista y allí está la mayor traba, mientras eso no suceda, habrá que seguir peleando y organizándose, pero unidos.

dfsfs

28 de Noviembre

ahora, que usted diga que:

“quiero todo resuelto, (¿qué es, cómo es, para qué?)”

es una frase que abusa del sentido y elemento de la conversación, porque no hay tal búsqueda de un “todo resuelto” en la simple pregunta:

¿cómo se organiza el pueblo?

Además no hablamos de algo común y corriente, de algo oficial, casual, o simple. No se encuentra en las esquinas, no se compra, ni se vende. No aparece en la radio, la televisión o los periódicos.

A simple vista, pareciera que nadie discute cómo se debe organizar el pueblo, en ningún lugar.

Si usted se conforma con “un pueblo organizado” como aquel que “se organiza” para salir a pedir migajas a la calle, … disculpe, yo no puedo aceptar eso, ni conformarme con eso.

Sin entrar en detalles, me queda claro que usted y yo hacemos, sabemos y tenemos por profesión a cosas diferentes y por eso nuestra diferencia de percepción.

… Si lo quiere considerar, ya que forma docentes, plantéele el tema a ellos, preguntando en un momento de su clase si consideran que el pueblo chileno está o no organizado y, si no lo estuviera ¿cómo debiera organizarse?…

Tal vez una segunda y tercera opinión le resulten útiles para tener otra visión.

Daniel Tilleria Perez

28 de Noviembre

Agradezco su consejo, pero mis clases las abordo de acuerdo a una planificación rigurosa, también perfectamente organizada, no a sugerencias de terceros, ajenos a mi especialidad. Y con referencia a lo que UD. dice ” No se encuentra en las esquinas, no se compra, ni se vende. No aparece en la radio, la televisión o los periódicos”, lamento decirle que sí se encuentra y está a manos de todos nosotros, la cosa es juntarse en el lugar preciso, leer los medios que no se venden al mejor postor, porque la está en los sindicatos, en la prensa no obsecuente, el canales de TV que no son los de la farándula ni del entretenimiento bastardo. También quiero recordarle que “el pueblo organizado” no sale por migajas, migajas son las que quieren ofrecerle, ¿vio el último reajuste? Estoy consciente de que nos falta mucho aún, pero la lucha de una parte importante del pueblo chileno no se puede obviar, nunca olvide que estamos atados a una constitución fascista, hecha para unos pocos privilegiados, que manejan el capital, que son los formadores de precios, que son los únicos favorecidos de este sistema desigual. Pero hemos salido a la calle, nos hemos tomado la calle, perdimos el miedo y espero que lo sigamos perdiendo y seguir avanzando, conquistando derechos conculcados, tal vez no para esta generación, sino para la próxima. Lo bueno, aún con armas, no nos detuvieron, no nos pararon, hacemos frente y yo, al menos, no peleo para mí, peleo para los que vendrán, para el futuro de los otros.

gdfgd

28 de Noviembre

“la cosa es juntarse en el lugar preciso”

¿Y cuál cree usted que pueda ser ese lugar preciso?

¿y para qué habría que juntarse?

Sería interesante que para organizarse, de manera de actuar organizadamente…

Es curioso. Si nos juntáramos en el lugar preciso para organizarnos, … significaría que aún no estamos organizados y sigue siendo válido el preguntarse cómo se organiza el pueblo, después de reunirse en el lugar preciso, lugar que hoy no existe, porque seguro que usted no podría decir dónde queda ese lugar… Yo al menos no podría, porque creo que ese lugar no existe…

Pero, juntarse en el lugar preciso, es un paso precioso en la búsqueda de la organización. Sin reunirse, no puede haber organización…

Respecto a lo que usted llama Constitución fascista … “”hecha para unos pocos privilegiados, que manejan el capital, que son los formadores de precios, que son los únicos favorecidos de este sistema desigual.””

yo no veo que sea un problema para que el pueblo se organice y actúe de forma organizada.

De hecho, si actuara de forma organizada, podría alcanzar el poder en cada cargo necesario para cambiar la Constitución, todos los años, si quisiera…

Eso también demuestra que no estamos organizados. Que la gente califique a la Constitución como una no propia, mirándola de lejos, producto de ser un pueblo que ha sido incapaz de organizarse para crear la propia.

“el camino de pelear” no obedece al sentido de la organización

Daniel Tilleria Perez

28 de Noviembre

¡Qué persona vueltera!, plantee algo concreto, que tenga enjundia social y política, juéguese, mójese, así lo único que consigue es parecerse a la gata Flora y no sirve, para estos tiempos en que debemos jugárnosla no sirve, no contribuye. Se lo resumo, lo suyo es filosofía barata. ¡Una lástima! Se pierde el tiempo, ¿sabe?

29 de Noviembre

Apenas lei la columna no pude estar mas de acuerdo contigo. Tienes toda la razon, desde el principio hasta el final de la columna. Solo que te la politizaron. Me explico, te la llevaron a un terreno donde no estabas originalmente, merced a tu posicion politica (que es muy legitima). Pero el asunto es que, en base a tu posicion, te suponen cosas que nada tiene que ver con lo que opinas en esta columna en particular. Eso, para mi, se llama politizar. Dar un sentido innecesariamente politico-partidista a cualquier cosa que hagas, pienses u opines.

Vuelvo a insistir que suscribo totalmente de acuerdo tu columna.

Saludos

Daniel Tilleria Perez

29 de Noviembre

Hola, Gio, gracias por comentar. En realidad, yo plantee una realidad que afecta al Jardín Infantil que cito en el texto, tratando de poner al centro del debate la intolerancia de algunos vecinos y ellos, los comentaristas, se fueron para otros lados, con una obsecuencia que tal vez pensaron que me iba a asustar, me querían llevar a un terreno ajeno al planteamiento central del problema. Me da risa, porque desde el primer comentario había un contenido fuera del lugar puntual, pero se las seguí porque no me asusta contestar e intentar dilucidar problemáticas sociales, me gustan. Bueno, te agradezco nuevamente y te dejo un abrazo.

fdsfsd

30 de Noviembre

“la estupidez está con ellos, porque son los estúpidos y los tontos graves. No yo_ooph’ “.

Eso es lo que me quedó en la retina de la columna.

(de lo que me estaba perdiendo!!… un problema de mala organización… hfdfhj ghfdfj… hay una comunidad involucrada: niños, profesores, padres, municipio y la acción detonante en un permiso municipal, para un lugar donde se instalará una “planta educadora de niños”… “la teoría de organización” dice, entre otras cosas, que al menos hay que instalar la planta en un lugar que no sea desastroso. Esto se evalúa de diferentes formas. Pareciera que no se hizo cómo se debe hacer, porque queda la impresión que hay un sector de la comunidad que a posteriori manifiesta descontento. ¿Esto lo sabía el Concejo Municipal?… ¿Se instalará un jardín en cualquier lugar de Chile sólo porque a Daniel le encantan los niños?…

La organización, estimado Daniel, que debe acometer algún fin, interés, mandato u objetivo, debe estar sujeta a un “””””””” procedimiento de operación””””””””” y eso es algo que usted encuentra descrito a cabalidad en la ciencia que se ocupa de la gestión, administración e investigación de operaciones.

Si usted organiza mal la creación de un jardín infantil, eventualmente tendrá quejas e incluso accidentes.

Si organiza mal al pueblo, tendrá protestas, desmanes, detenidos, ahumados, mojados y desorden en general y difícilmente ganará apenas una pequeña porción de la torta que puede tomar con

organización…

Daniel Tilleria Perez

30 de Noviembre

Una escuela no es “una planta educadora de niños”, grave concepto, porque no es una planta industrial que faene pollos. Seguimos mal y es una confusión peligrosa, porque también alberga un problema ideológico: la escuela es una INSTITUCIÓN.

Daniel Tilleria Perez

30 de Noviembre

De entrada partió mal, una escuela no es una “planta educadora de niños”, la escuela es una INSTITUCIÓN, que forma sujetos, educa y transforma, fomenta el pensamiento y entrega conocimientos diversos, se construyen saberes y se trabaja con contenidos a saber (conceptuales, procedimentales, actitudinales), con las actitudes, habilidades, destrezas, emociones, ideas, deseos del estudiantado, etc; por lo tanto no es una “planta educadora”, porque no es una industria, como sería una planta faenadora, una planta de cría, de conservación o de potabilización, etc. Epistemológicamente, estamos en lugares diferentes (¡gracias a dios!) Veo que le encanta ¿filosofar? y darse vueltas y lo expresado por mí es más simple, es reconocer un “pueblo organizado” y en esa organización están las minorías étnicas, sexuales, sociales, culturales, nuevas agrupaciones políticas, agrupaciones juveniles, donde toda esa heterogeneidad se junta, como conglomerado de personas pensantes, exponen ideas, discuten, deliberan, proponen y, finalmente, son capaces de salir y exigir, no callarse, “pelearla”. Lo bueno es que cada día se suman otros y esto los hace peligrosos, ese grupo “organizado” organiza a otros, les abre las conciencias y comienzan a hacer ruido, que es lo que muchos no quieren, entonces dividen, prohíben, atacan y aparecen los vuelteros, como UD., que no proponen nada, confunden, se quejan, puro bla bla. No copie, lea, no repita, compare y no se aleje de los temas: mi texto habla de escuela.

gfdgdfgdf

30 de Noviembre

Estimado Daniel: le voy a hacer un comentario final.

Cada comentario que hago en algún lugar lo hago esperando ser alguna clase de aporte.

En este caso, si le dijera sí, tiene razón, no teniéndola, siendo condescendiente con usted, no le haría ningún favor, motivo por el que le voy a responder como creo que su comentario, comentarios y actitud lo merecen, para que usted lo medite, si es que tiene la humildad para hacerlo.

su capacidad de abstracción es muy deficiente.

no tiene interés por el diálogo constructivo, sino por uno en el que el valiente Daniel exprese por qué tiene la razón

que usted sea un educador de niños o jóvenes, significa que hay conocimientos de otras ramas del conocimiento que usted no domina, y por ello sus respuestas han estado llenas de toda cosa vaga y redundante dentro de una materia que a usted lo supera.

bajo mi concepto de expectativas de un trabajador, a usted, conociéndole lo que ya le conocí, si me trabajara, lo despediría.

como soy licenciado en la materia que discutía con usted, procurando “hacerlo pensar por usted mismo”, pienso que estoy calificado para ponerle nota en este examen. Sr. Trillería: usted ha reprobado este examen con nota 2,5, o menos que insuficiente, tanto en la columna, porque usted no puede imponer su pensamiento al de los demás, sino que trabajar en un justo equilibrio con ellos, y en nuestro diálogo, porque evidencia que no sabe de lo que se le preguntó…

Saludos

Daniel Tilleria Perez

30 de Noviembre

¿Sabe? Yo no le impongo mi pensamiento a nadie, nunca lo hice y nunca lo haría, soy democrático. En mi texto sólo expuse una realidad difícil para un jardín infantil y algunos han saltado con problemáticas totalmente ajenas a mi exposición, se fueron de tema, abusaron intentando confundir a los lectores. Eso es pobreza intelectual y mala fe. Con respecto a su irrisoria calificación, lo lamento por UD., porque no afecta en absoluto a mi desempeño, por más que posea UD. una licenciatura (¡que hoy es bastante poco!), pues como verá yo tengo el grado de Magíster y retomé el doctorado, pero no con un fin competitivo, sino porque lo había dejado inconcluso debido a un ACV. Hoy me encuentro bien y me siento en condiciones de proseguir; como verá, rindo ante doctores, lo que pueda UD. opinar, me tiene sin cuidado y su 2,5 es típico de las mentes autoritarias, califica numéricamente: yo evalúo. Lo otro interesante, ¿de dónde me despediría? ¡pobre sujeto!, tiene ganas de volar alto, pero no tiene de dónde asirse, como decimos en Chile, ¡no le da el cuero!. ¡Es tan patético lo suyo! Ni para ponerse un nombre sirve, usa letras gfdgdfgdf, ¡qué poca cosa! No sé con quién he estado intercambiado, pero ha sido una pérdida de tiempo. Lo único bueno de todo esto es que, como soy docente, tengo paciencia y mucha, y si tengo que repetir y volver 20 veces, lo hago con agrado. Por eso le he respondido, porque soy educador, orgulloso de serlo y tengo una paciencia infinita, una ardiente paciencia.

Amelia

30 de Noviembre

Leía su intervención y me preguntaba, con esa redacción mediocre, con esa pobreza de ideas, cómo puede ser esta persona un Licenciado, no sé si consiguió el título, si en una privada de esas donde se compran o se lo ganó jugando a la payaya, es vergonzoso mirar su redacción. Lo otro que no deja de preocuparme, si se habla de un tema X, en este caso de una escuelita chica, ¿por qué mete la púa con otra cosa? ¿Es un troll? Es rara su intervención, no cierra. Lo suyo se llama falta de compresión de textos y afecta a un número importante de adultos, que no saben lo que leen y no comprenden lo que leen. ¿Será su caso, Licenciado?

Daniel Tilleria Perez

30 de Noviembre

Ay, Amelia, gracias por tu intervención. En realidad yo no sé quién es la persona de las letras esas, parece queno tiene nombre, dice que es Licenciado, pero también lo pongo en duda, escribe raro. Veo que Ud. también tuvo la misma apreciación. Le agradezco infinitamente su intervención y le mando un abrazo.

30 de Noviembre

Creo que debemos felicitar a Daniel no solo por una columna tan interesante y profunda sino por su tan caracteristica hidalguia para atender todos los comentarios. Respecto al ultimo, recuerdo un debate donde otro “educador me educó” en el tema a partir mi lenguaje mas comóda de entender las cosas: Un niño es una empresa formidable, si contratamos un gerente bueno para administrarla (un educador), lo primero que hará será una auditoria, no sólo para que no lo responsabilicen de errores que vienen de la administración anterior (profesor o parental), sino para comprometerse con un plan de desarrollo alcanzable de acuerdo al mercado (entorno social) y las fortalezas individuales. El gerente debe pensar que será evaluado segun cumple sus propios objetivos, no puede culpar al mercado, para eso lo contratan, para potenciar la empresa en el entorno que le toca vivir, pero si el entorno es demasiado hostil no hay nada que hacer, el talento del gerente no sirve de nada y del resultado tampoco puede esperar nada.

Creo que las reformas actuales son una porqueria ideológica, olvidemonos del lucro o no lucro y el odio. Hay que pensar distinto: Hubo un tiempo que reformamos el pais y logramos disparar el crecimiento empresarial porque creamos las normas, las políticas, los paradigmas, todo para que asi ocurra. La reforma que necesitamos es la que haga lo mismo en esta industria y con estos gerentes nuestros, ellos tambien nos harán sentirnos orgullosos si creamos un entorno favorable.

Daniel Tilleria Perez

30 de Noviembre

Cómo le va José Luis, gracias por escribir y dar la cara, ¡me gusta eso! ¿Ve que ya no nos peleamos? Los dos hemos madurado con el tiempo y seguimos teniendo diferentes ópticas, pero me gusta que me dé su opinión y que la defienda maduramente y democráticamente. ¿Sabe?, si no es molestia, preferiría que se centrara en lo que le ocurre al Jardín “Il mio sole”, ya que UD. también es padre, ¿que opina de lo que está sucediendo? Quiero su mirada crítica. Un abrazo, José Luis.

30 de Noviembre

Cierto Daniel, que gusto. En realidad “Il mio sole” está en un lugar hostil para los niños, creo que no debió instalarse ahí. Creo que la solución mas viable es que cambie de lugar, no intentar forzar el entorno, no se debería usar a niños y profesores para forzar a que el medio se adapte a ellos. Si debe haber un cambio cultural debe hacerse de otra forma, sin usar niños.

A mi no me molesta el ruido de colegio, lo considero el ruido mas saludable que uno escucha en la ciudad. Pero conozco el sector. Son los vecinos de Vicuña Mackena, una de las avenidas mas ruidosas, además estan a pasos de una disco, frente a sodimac, y con el espantoso ruido de los arreglos de la avenida que llevan mas de un año… pienso que están estresados con el ruido y se desquitan pegándole al mas chico, o sea contra el unico ruido que podrian manejar

Saludos Daniel

Daniel Tilleria Perez

30 de Noviembre

¿Sabe, José Luis?, es el momento preciso para trabajar en esa comunidad ruidosa “la convivencia”, “el respeto”, “la participación ciudadana”, “la valoración”, “la cooperación”, “la solidaridad”, “la tolerancia”, etc., todos contenidos actitudinales, que tienen directa relación con el “saber ser”. Fíjese UD., en un momento justo en que se habla de Educación Cívica, se puede intervenir desde la materia en cuestión, que, como bien lo expresé en otro artículo, prefiero llamarla Formación Ética y Ciudadana, allí estaríamos englobando todos los aspectos a trabajar, buscando soluciones en conjunto como comunidad social y como comunidad educativa. Nadie necesita irse del lugar, es simplemente, llegar a grandes acuerdos, entre la escuela, los aprendientes y el condominio: ganaríamos todos, pero hay que poner de todas las partes en conflicto. Los niños y niñas del Jardín aprenderían que somos sujetos sociales, seres gregarios, que debemos convivir y respetar al/los otro/os y que no se puede hacer lo que queramos; los habitantes del condominio también aprenderán sobre la tolerancia, el respeto y la aceptación, sin tampoco imponerse o pasar a llevar derechos de otros. O sea, habrá que promover reuniones de ambas partes, diálogo permanente, ayuda mutua, el respeto por los horarios para el esparcimiento, modificar las conductas en los recreos promoviendo otras actividades donde no sea necesario el bullicio por el ruido mismo. Hay mucho por y para hacer entre todos. ¿Y si lo proponemos?

01 de Diciembre

Interesante, me descoloca un poco, no lo habia visto asi. Como le digo ubico algo el sector y ese condominio en especial siempre lo he considerado complicadisimo, es emblemático. Fue el primero en su tipo de Santiago sur, casi experimental, fue donde el 2008 colgaban carteles de las ventanas: “No compre aquí”, “Aquí roban”, los problemas de impearmibilzación de los “departantos copeva” obligaron una reportaje Chilevision en Junio 2008, etc… etc.. nunca han hecho noticia por algo bueno. Nose si sea el lugar para proponer una primera cruzada de formación etica ciudadana. Aunque eso la haria mucho mas significativa.

Hay gente que tiene mas empatia y gente que no, gente con buenas costumbres y malas costumbres, etc.. yo no tengo idea como se puede enseñar todo eso Daniel. Me imagino que hay que tener un plan para presentarlo a la coopropiedad y al colegio, con objetivos, plazos, en fin. ¿como se hace?

Pero que quede calaro que ese condominio en especial es complicado Daniel.

Saludos cordilaes

fsdfds

01 de Diciembre

Es más bien “su caso”, Amelia. Ud. no saca las conclusiones correctas, porque Daniel propuso nuevos temas y yo los seguí. Yo me referí al título; el eje de la columna, y Daniel abrió la conversación y yo, “tan amable y lindo como siempre”, caminé con él.

Entonces, no hay un desvío del tema, sino que la aparición de otros y esto no es motivo de desesperación, así es que le sugiero que calme su corazón y no se deprima por la vergüenza ajena que le he causado con mi mala redacción, o falta de ideas que, por cierto, se nota que usted no ha podido identificar.

Si menciono que soy licenciado, es para indicar el grado mínimo que me califica para referirme a las expresiones de Daniel, en torno a organización. Él, sin embargo, lleno de orgullo, dice que ser licenciado es poca cosa, que él blabla doctor, qué de dónde lo despediría yo y qué me he creído. Esa fue una mala actitud. Bueno lo que usted dijo, lo recordará.

Ante otros asuntos:

Si Daniel calificara a un alumno con un 2,5 o menos que insuficiente ¿debiera reaccionar aquel, como él ante mí?

Otro día le explico D. lo que es un si (me trabajara) condicional o algo “planta” entre comillas.

Calma, estimados, no dejen que el enojo les pueda impedir ver lo bueno que haya en el camino.

La paciencia habita donde no hay ira, ni arrogancia.

En último término, denota uno educación cuando ante las ofensas, no responde con unas mayores, sino que con indulgencia, o con un ánimo de corrección.

fdsfjsjhfksjfksdhjk

Daniel Tilleria Perez

01 de Diciembre

¡Qué pobre su participación, además de inexacta! Desde el inicio UD. se apartó del tema y yo le respondí pues acostumbro a hacerlo, cuando debería haberle recordado que el tema tratado era otro. O sea, Amelia tiene razón y el Sr. Gio, también; en resumen , su comprensión lectora es bastante precaria y, en buen romance “se va pa’l lado de los tomates”. Respecto de las calificaciones y descalificaciones, también lamento decirle que UD. no está en condiciones de evaluar a nadie y menos de poner una calificación numérica, porque no es docente ni tiene criterio pedagógico y una puntuación, además, es subjetiva , como es el caso del 1 al 7 (como en Chile) y en otros países del 1 al 10. ¿Se da cuenta? Por eso hablo de evaluación, porque es holística, integral, porque “La evaluación debe ser un poderoso instrumento para el aprendizaje, no tan sólo una solución política para los problemas percibidos sobre los estándares y la rendición de cuentas”. (Association of Teachers and Lecturers, Doing our Level Best, 1996). ¿Me entiende? Finalmente, no estoy enojado ni con UD. no con nadie, difícilmente me enoje, ¡ni con mis alumnos me enojo! Busco soluciones creativas en conjunto, doy apoyatura y que se involucren activamente los aprendientes en su propio aprendizaje. Le falta mucho, Sr., pero lo primero que debería hacer es dar la cara, ponerse un nombre propio, yo no puedo discutir con letras inconexas ni con abreviaturas, me gusta saber quién es mi interlocutor. Ah, no se vaya del tema.

dadas

02 de Diciembre

su interlocutor, Daniel, son sólo letras inconexas sin pretensiones. Con o sin nombre, no voy a ningún lado, porque donde quisiera llegar, solo no se puede. No, ante el monstruo organizado que tiene por cara el sistema.

Por eso me interesé en saber a qué se refería con un “pueblo organizado”. (Tal vez cabía pensar que se había organizado y no me enteré.)

Ahora usted dice que “Busca soluciones creativas en conjunto”

No sé si es cierto. Yo le pregunté cómo se organizaba el pueblo y usted me describió a un pueblo que, según su visión, ya estaba organizado.

¿Qué apoyo le da su “búsqueda de soluciones creativas en conjunto”, al pueblo que usted describe como ya organizado?

Usted dio a entender que marchaba, que protestaba, que reclamaba y .. no veo la solución creativa que haya encontrado en conjunto, porque ud. preguntó ¿qué hacemos para dar vuelta la tortilla?, es decir, la solución no está creada; no hay un pueblo organizado que haya dado vuelta la tortilla,

luego, si dice que “Busca soluciones creativas en conjunto”

¿por qué quiere que yo siga su camino, si hasta ahora no las ha encontrado protestando, reclamando o marchando?

Yo lo puse en el camino de “cómo se organiza el pueblo”. Habló de un lugar donde se debiera reunir el pueblo y luego no supo qué dirección tomar para mostrármela (recordemos que usted es el profesor, el calificado, el magister, el aspirante a doctor, el que está preparado para enseñar y calificar).

02 de Diciembre

¿Sabe, José Luis?, no es tan difícil trabajar desde la escuela en comunidad, con la comunidad y para la comunidad, es simplemente tener un plan de trabajo concreto, un proyecto viable que nos permita intervenir, de allí mi artículo, donde insto a muchas madres rezongonas e intolerantes a bajar hasta el Jardín y participar, involucrarse. La comunidad social debe estar ligada a la comunidad educativa, no es un invento mío, pues la participación de la familia y la comunidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la escuelas es una necesidad de crecimiento social, el barrio no puede ni debe estar ausente, comprendamos que hoy las escuelas no educan solas (como en el siglo pasado), aparece en ellas la pertenencia al territorio y en ese territorio hay una comunidad que tiene que involucrarse, participar. Por eso el hablo de un taller de juego, un taller de ciencias, otro de huerta, un abuelo cuentacuentos, una madre que lleve un queque y que comparta los recreos, una propuesta de danzas folclóricas (no sólo para el 18), niños y abuelas haciendo títeres y le aseguro que el recreo cambiaría, no habría gritos, no habría peleas ni bullying, nadie saldría a reclamar porque todo se transformaría en aprendizajes significativos, en aprendizajes para toda la vida, pero el mayor aprendizaje sería el social, el saber compartir, el saber convivir con el/las/los otro/s. No es poca cosa, prácticamente gratis, replicable para todo el sistema educativo, ¡un golazo!, ¿no cree?

07 de Diciembre

Seria un ejercicio ciudadano formidable del que aprenderiamos mas los adultos que los niños. Si los niños crecieran sintiendose parte integrante e importante de su comunidad, adiestrados en socializar con distintos grupos y personalidades, creo que habria mucho mas empatía, menos odiosidad, mas solidaridad, tolerancia, etc.. pienso que cuando adultos no solo votarian todos sino que lo mas importante es que podrian entender distintos puntos de vista y sobre todo serian capaces de evaluar mucho mejor a sus representantes antes de darles su voto. Existiria una responsabilidad social que ahora no se tiene.

Saludos

dafshdgf

02 de Diciembre

Supongamos que eso no importe, por un momento.

Si permanece su interés en “”Buscar soluciones creativas en conjunto””,

¿quién dice que el camino que yo le propuse seguir no sea el correcto para dar vuelta la tortilla?

(Esto es el cómo se debiera organizar el pueblo para lograrlo, asumiendo que no está organizado, ya que marcha, protesta, se queja y aún busca cómo dar vuelta la tortilla… No olvidemos que se trata de “la mismísima vuelta de la tortilla”, “el santo grial de las aspiraciones ciudadanas”, o lo primero que ud. me preguntó y el hecho que detonó nuestra diferencia y acabó con su paciencia, aunque usted diga que no fue así )

Entonces, ya que usted “”Busca soluciones creativas en conjunto””

aprovecho y le cuento que yo también. Luego ¿qué le parece si yo continúo con la respuesta de ¿cómo se organiza el pueblo para dar vuelta la tortilla? y ahora usted es quien me coloca nota si quiere, o mejor aún, conversamos de esa solución creativa que se hace necesaria, para mejorarla en conjunto y así evaluar si se daría vuelta la tortilla o no?.

¿Le gusta la solución creativa que le ofrezco para desarrollarla en conjunto?

Yo sigo con la solución, donde usted la dejó.

Ibamos aquí:

Para que el pueblo se organice se debe reunir en un lugar.

Le interesa que yo siga con la solución ??

Lo prefiere hacer usted ??

Le interesa la organización del pueblo para dar vuelta la tortilla ??

(Si la detallamos, le serviría al problema del jardín)

02 de Diciembre

¿Se da cuenta cómo juzga actitudes sin ningún asidero? Yo jamás he perdido la paciencia ni con UD. ni con nadie, paciencia es lo que me sobra; soy educador y ya expliqué mi metodología de trabajo. Y con referencia a su supuesta respuesta de “pueblo organizado”, a la cual no le he puesto nota alguna, no tengo por qué calificarlo (en este espacio no es mi función calificar, no ando poniendo notas al viento ni me las doy de maestro las 24 hrs). Entonces, si tanto le preocupa el concepto que yo había expuesto “pueblo organizado” ¿por qué no escribe su propia columna y expone su pensamiento?, ¿tanto le cuesta proponer desde su propio lugar o necesita ahora de mi ratificación para efectivizarlo? Los grupos de investigación no se forman así y no me interesa hacerlo con UD., ya le expuse, NO SÉ CON QUIÉN ESTOY HABLANDO (sus nicks han sido, entre otros gdfgfd, jdhsajkhd, gfdgdfgd), por lo tanto, le sugiero: cree su propia columna, use su nombre propio (las letras no indican nada ), exponga su propio pensamiento, privilegie contenidos que sean de su dominio personal, tome una postura clara y no se centre sólo en la queja, estas columnas ofrecen otras posibilidades y, por sobre todo, indague, busque, investigue, lea, porque es reiterativo y roza en la estulticia, cuando desde su lugar podría ser un aporte maravilloso, coteje con Marx, Weber, Laclau, por ejemplo, pero ábrase a las ideas y no se cierra en la obcecación, pues cercena el pensamiento y resulta peligroso para estos tiempos.

gfgdf

02 de Diciembre

Ya, Daniel.

Gracias por su sugerencia y todas las respuestas.

Que le vaya bien “buscando soluciones creativas en conjunto”…

Saludos

02 de Diciembre

Muchas gracias, ojalá ahora quiera adherir y se sume a grupos organizados, que promueven soluciones creativas; así nos podríamos encontrar en alguna calle marchando y exigiendo por y para mejorar las cosas, ya la que ORGANIZACIÓN es dinámica, está en permanente movimiento, es sumativa, crece y se multiplica, jamás se detiene. Puede verlo en los grupos LGBT, en las comunidades mapuche o los grupos feministas, entre otros, que si ellos no hubieran salido a las calles, seguirían invisibilizados, sin embargo hoy, empoderados, están frente a nosotros con sus reivindicaciones, han obtenido logros que hasta hace un decenio no existían: eso es “pueblo organizado”. Vea lo que ha pasado con los residentes peruanos, hoy están insertos y participan, están ORGANIZADOS, como dice Carol Delgado “el pueblo organizado es el que debe decidir y direccionar, conjuntamente con los representantes elegidos y funcionarios públicos, en qué se invertirán los recursos, así como el cómo, el dónde, el cuándo y el cuánto debe hacerse (Red Voltaire , 29 de agosto de 2004, http://www.voltairenet.org/article121948.html) Como verá, el cambio está en todos nosotros, no hay que pedir permiso, hay que hacer y exigir, avanzar, proponer, denunciar, trabajar, hoy resulta imposible quedarse en casa, esperando que algo pase (¿y si no pasa nada?), los espacios hay que tomarlos y aprovecharlos en función de toda una sociedad y sumar a otros nuevos y a los que en un futuro vendrán, es tarea nuestra. ¡Lo espero!

ghdfhgfdgdfs

06 de Diciembre

Daniel: No sé cómo hacerle ver, sin que se sienta ofendido o que le cause motivo de exaltación, que su punto de vista, de lo que es un pueblo organizado, no es el único.

Para mí, un pueblo organizado debiera ser aquel que tenga mecanismos y lugares de reunión donde acuerde qué quiere, evalúe si eso es lo mejor, se discuta sobre el tema y se creen formas de proceder que cumplan objetivos.

Esto, dada nuestra realidad, exige tomar el poder político de la nación y crear herramientas de debate institucionalizadas, que nos permitan aplicar una democracia basada en la razón.

Sólo imagine el grado de organización que debiera tener el pueblo para tomar el poder. Significa que se necesitaría un conjunto de propuestas que conformen un Programa de Gobierno; personas para ejercer cargos públicos de confianza de un Presidente por encontrar bajo un criterio, al que asignarle la ejecución de ese Programa, con el que se esperaría materializar las ideas previamente discutidas.

A saber los problemas que yo identifico como principales son tres:

El tema de la migración desde comuna con poca oportunidad al Área Metropolitana, por la cantidad de costos para el Estado que involucra y el deterioro de la calidad de vida.

La falta de la herramienta con la que ejercer el debate de las ideas que deben fundar nuestras políticas.

La usura que empobrece a la población.

Para los tres, tengo soluciones teóricas que seguramente ud. ya ha leído en otro sitio …

gdfgdf

06 de Diciembre

Por lo tanto, le insisto, en que nunca me voy a sumar a ese pueblo que usted llama organizado, porque para mí ese pueblo es la representación viva de la desorganización, precisamente porque protesta, pide y se queja de aquello que, por si mismo, con organización, el pueblo debiera arreglar, sin pedírselo a ninguna clase de orden político o institucional que hoy ejerce mecanismos de gobierno que han sido impuestos al pueblo como una especie de orden, o reglas de juego que, todos aquellos que nos hemos ocupado de enterarnos de cómo proceden y cómo abusan de nosotros, decididamente no lo aceptamos como lo mejor que se puede hacer.

Obviamente, encontrarle una solución a ello, no se hace con ellos, porque jugaríamos su juego, en su cancha, con su pelota, con sus arbitros, con sus reglas, que sabemos que están hechas para que ellos sigan gobernando y haciendo lo que quieran, repartiendo unas pocas soluciones a medias cuando el pueblo se queje mucho.

Y están instrumentalizados y organizados bajo una Constitución que los ampara, con leyes que los financian y ponen toda clase de barrera al ingreso de nuevos políticos a sumarse a su baile.

No es la forma en la que deba proceder un equipo que quiera ganar, porque cada vez que se juega el juego de la contra parte, no se está jugando el juego propio.

Dice el dicho que a buenos entendedores, pocas palabras, caso que espero que sea el suyo.

Saludos, Daniel.

06 de Diciembre

Entonces, siga esperando a que la misericordia le caiga del alto cielo porque, por ahora, quiero seguir saliendo a las calles, quiero seguir dando la pelea por lo que ME y NOS pertenece a todos y todas, ¡no me voy a callar! y si fuimos capaces de salir durante la dictadura más sangrienta y enfrentarlos, con la exacta represión que hoy tenemos, porque las FFEE igual nos reprimían (y nos siguen reprimiendo), no voy a dejar de marchar y exigir, hasta dónde pueda, con todos aquellos que quieran sumarse. Nos quieren sumisos, blandos, manejables, inconscientes, consumidores. Desde mi parte, no les voy a dar en el gusto y voy a seguir exigiendo más educación para todos, más formación continua, más pensamiento crítico y reflexivo, y el que no quiera, seguirá consumiendo farándula, entretenimiento bastardo, información liviana y teletones llenas de sensiblerías para “la gilada” (¿se fija que no tenemos verdaderas políticas de inclusión?). Nuestra gente necesita mucho más, pero hay que mostrarles cuál es la puerta que debe golpearse, dónde pararse a exigir y jamás bajar el moño: así como tenemos deberes, también tenemos ¡DERECHOS! y hay que exigirlos, no pedirlos, no nos hacen un favor, no son una dádiva. Si UD. quiere quedarse inmóvil y que el carro le siga pasando por encima, allá UD., en esto no se puede forzar a nadie, es un problema de consciencia, de solidaridad, de voluntad y de compromiso con los otros. Si mis humildes textos sirven para remecer esas consciencias, ¡avanti!

fsdfsdf

06 de Diciembre

de humildes sus textos parecen no tener nada, Daniel. Al contrario, quieren imponer una visión, lo mismo que su artículo. En él ud. trata a otros de intolerantes, estúpidos y tontos graves. Eso es lo único que le falta por decirme a mí, ya que no pienso como usted.

su exaltación no lo deja ver nada más que lo quiere ver. Ud. supone que si pelea, lee, lucha, protesta, exige, etcétera, y yo no hago lo mismo que usted, tal como ud. lo hace, entonces soy una estatua “inconsciente que no tiene solidaridad y compromiso con los demás”, o bien en resumen, que no hago nada por lo que me molesta de las injusticias que vivimos.

es decir, no hay manera de hacerle entender que si ud. hace algo, no es lo único por hacer, ni es la única manera de hacerlo.

… hay ciertas historias que cuentan que hay personas que se preparan para ir, otras están marchando en su ida, y otras vienen de vuelta. ¿Le suena familiar eso?…

Pues bien, imagine a alguien marchando como todos los demás, que un día termina guanaqueado, molotoveado, apaleado y detenido, que reflexione y se pregunte:

¿no habrá una forma más sencilla –y efectiva– de lograr lo que se quiere, sin tener que sufrir esta vejación? …

si ud. tiene mucho ánimo de exigir: “más pensamiento crítico y reflexivo”

parta por exigírselo a usted mismo…

hghkj

06 de Diciembre

Estimado, me quiere endilgar a mí epítetos que UD. mismo se adjudica, yo no le impongo nada a nadie, porque no tengo esa autoridad, yo sugiero, puedo persuadir, alentar, pero de ahí a imponer…existe una línea divisoria que no me interesa, en lo más mínimo, atravesar. Tampoco para nada soy exaltado, pero sí voy a las marchas donde la problemática nos involucra a todos y todas y ni UD. ni nadie me lo podrán prohibir, ¡ni las balas pinochetistas me hicieron bajar la cabeza! Mire, haga las cosas como mejor lo prefiera, yo sigo exponiéndome al guanaco, a las bombas, a las lumas, a las golpizas, a la prepotencia de las FFEE de carabineros. Finalmente, si no tuviera pensamiento crítico y reflexivo, no escribiría lo que escribo ni acusaría los constantes abusos como lo hago; tampoco haría las críticas al sistema neoliberal y viviría como todos los que gozan evadiéndose con la cumbia y el reggaeton, con las teleseries y programas banales que se ofrecen a los que prefieren un mundo almibarado. Un abrazo. Ah, y no me mida con la vara que le gustaría que yo fuera. Yo soy yo, soy como soy, ante todo un docente comprometido con lo que hace, y estoy orgulloso de que a mi edad no esté apoltronado en la mecedora de la estupidez, mirando cómo pasan las cosas y ni cómo nos quieren vender la historia diluida. Voy a seguir saliendo a las calles, acompañando a los ciudadanos, organizando a los jóvenes, sugiriendo lecturas a los indecisos y dando clases, hasta que el cuero me lo permita.

fsdfds

09 de Diciembre

el pensamiento crítico y reflexivo, Daniel, debiera permitirle también evaluar sus resultados, luego de 20, 30 ó 40 años de marchas y protestas.

Es por lo menos raro pasar tanto tiempo haciendo lo mismo y no preguntarse si acaso lo que se hace, puede ser hecho de una forma distinta y que resulte más efectiva, o que sea más civilizada, dado que aún existe, para usted, la necesidad de marchar y protestar, lo que evidencia que los problemas continúan…

Por cierto que no quiero prohibirle que salga a marchar. Vaya tranquilo, si gusta. Como ya conoce del tema, para qué le voy a sugerir que lleve traje de agua, máscara anti gases y ropa acolchonada para recibir palos…

Si toca el caso que usted es uno de los que aprovecha los turbazos de las protestas para desvalijar negocios, no olvide su bolsa…

Si quiebra vidrios, no olvide su honda y algunas piedras.

Si raya paredes, no olvide sus elementos de rayado.

Si lleva molotov, tenga cuidadao de no quemarse con ellas…

09 de Diciembre

¡Qué vulgar su comentario, es deplorable, muy pobre! Yo no necesito desvalijar negocios, ni quebrar vidrios ni efectuar ningún acto de violencia, nunca lo hice: yo protesto, yo marcho, yo exijo, para los otros y para mi. NO HE FABRICADO EN MI VIDA UNA MOLOTOV, mis armas son el conocimiento, las ideas, el pensamiento. Soy un trabajador de la educación y gano mi pan honradamente, ¡yo trabajo! y trabajo en lo que siempre quise hacer, estudié para ser docente y me siento feliz y orgulloso de contar eso al mundo, me desarrollo en lo que sé hacer. Y sigo estudiando, estimado señor, no paro de estudiar. ¿Sabe?, no necesita insultarme, no aporta a la discusión, es muy mediocre su discurso y al verse que no llega ni convence, ahora debe insultar, ponerme en tela de juicio, no sea mediocre, aprenda a perder, eso es también parte de los aprendizajes y de la madurez de pensamiento. Veo que perdí mi tiempo con UD., tiene mucho odio acumulado y lo está rumiando, cosa que no le permite pensar y entender, se cierra, está obcecado, como dice Amelia en su texto: escupe bilis. Yo agrego que escupe veneno. Aunque me vuelva a contestar, no le voy a responder, no vale la pena discutir con UD., es lamentable que en mi texto no sea capaz de leer, entender y razonar, porque así no puede comunicar, expresar con sustento sus ideas, ¡son pobres! Y aunque trato de buscar su enfoque cognitivo, sólo ofrece arañazos a mansalva, vomita resentimiento. ¡Lo lamento tanto por Ud.!

Patricio Ulloa Valera

07 de Diciembre

Durante mi educación básica asistí a una escuela municipalizada desde 1981 hasta 1989.Los patios de dicha escuela, en esa oscura época,aún eran de tierra y habían árboles,un par de ellos nos servían de arco para nuestras bulliciosas pichangas.Entre el cierre perimetral poniente de la escuela y las casas más próximas a ella hay una plazoleta y una calle,lo cual da una separación entre casas y escuela de aproximadamente 80 metros; por el lado norte, dicha separación llega a más de 100 y menos de 150 metros.Quizás por esa disposición entre casas y escuela, la bulla y el griterío de nosotros -y de los actuales alumnos- no alcanza un nivel de decibeles percibibles como molestos por el entorno que rodea el centro educativo.Al lado de dicha escuela existe un jardín infantil junji;entre ambos forman un “un cuarto de circulo”,rodeada por un pasaje en el lado sur y una calle en el lado oriente;el extremo poniente del pasaje y el extremo norte de la calle están unidas por una gran calle que se curva dando forma a un segmento circular de 90 grados, que es donde se ubican ambos centros de formación.Yo vivo en el pasaje que se ubica a unos 20 metros del jardín infantil y he podido percibir el griterío, llantos y risas de los más pequeños,pero sin alcanzar a molestarme,no porque ideologicamente este en disposición a soportar la bulla, sino porque, objetivamente,no me incomodan, ni al parecer a ningún otro vecino.Sería necesario conocer V.M 1700 y luego juzgar a los vecinos de dicho lugar

Amelia

08 de Diciembre

Don Patricio, el problema es que hoy hay mucha intolerancia hacia los niños, las escuelas están devaluadas, los profesores se han quedado sin el principio autoridad y los vecinos se molestan hasta porque vuela una mosca, entonces qué mejor que culpar a la escuela. ¿Cuándo los vecinos se fueron a vivir al condominio, no había ruidos molestos? ¿A alguien le importa el ruido de las micros, que es todo el día y toda la noche? ¿Pensaban los copropietarios que el lugar era un sitio de retiro espiritual? No nos pongamos tan delicados y colaboremos también con soluciones posibles, esto nos atañe a todos y con la queja no gana nadie, se queda en eso, en la queja permanente. Comparto eso de acercarse a las escuelas y formar parte de las instituciones. Yo puedo podría enseñarles a los peques a hacer galletitas.

jhfjkdshfkjsd

09 de Diciembre

no cree usted Amelia, que sería extraño la entrada de toda clase de persona a un jardín infaltil para enseñarles su propio conocimiento a los niños ?

Para eso se usan profesores.

A propósito, creo que por ahí le faltó una coma o un punto a la redacción de su última línea.

Y por cierto que a su comentario le falta razonamiento…

Si yo soy alguien que fabrica bombas molotov, ¿debiera ingresar al jardín a enseñarles a los niños cómo hacerlas?…

Amelia

09 de Diciembre

Raro sería que las escuelas siguieran enseñando a puertas cerradas y por si no lo sabe, las escuelas hoy deben trabajar con la comunidad en donde están situadas, hoy se incorpora al barrio, a las vecinales y a cualquier otro centro enclavado en el lugar, ya no es como en mi época, porque se supone que las escuela forman parte de la sociedad; por lo tanto, no entraría cualquiera, como dice usted, serían miembros de esa comunidad, ¿leyó bien el texto, supongo? Da la impresión que no. Es raro lo suyo, siempre está viendo el doblez de todo, porque una bomba la pueden poner en una escuela, en una iglesia, en una discoteca, ve fantasmas donde no los hay, piensa mal de todo, todo le parece mal, ¿es usted feliz? Creería que no. Oiga, hágase ver por un psiquiatra o vaya directo a Olivos, allí es gratis o consígase un bono, pero hágase ver con urgencia, porque lo suyo no está bien. No quisiera saber que mañana sale a poner bombas molotov por ahí, los insatisfechos siempre terminan mal y le diría que no va por buen camino. Escribe puras tonteras y escupe bilis en cada palabra.

09 de Diciembre

Don Patricio, ya había respondido, pero mi texto no apareció, así que lo hago de nuevo. Le cuento: cuando fue entregado ese predio como condominio, ya estaba estipulado lo del Jardín en cuestión, por lo que no ha sido responsabilidad de las autoridades de “Il mio sole”, sino de la constructora, también lo sabían los vecinos; o sea, hay culpabilidades superiores, otros estamentos que hicieron el negociado. No obstante, las escuelas cumplen un horario de funcionamiento, por lo que tampoco podemos decir que el ruido generado sea una constante, como sí lo es la locomoción colectiva, durante las 24 hrs., entonces, podemos decir que acá el ruido es durante los recreos y ¿cuantos recreos hay en total? No superan un máximo de 3 por turno y su duración es entre los 5′ y los 10′, no van más allá de eso. También están la entrada y salida del alumnado, que ninguna supera los 10′, cuando más son 15′. Mucho más molesto es el ruido nocturno, las reuniones con música elevada y hasta altas horas de la madrugada, griterío y corridas, ¿eso no molesta el descanso familiar? Ah, pero allí son los hijos, entonces se mira para el costado, se soslaya la bullanga, se mide con otros ojos. No exageremos, la escuela no molesta, el ruido emanado allí es sano, es el ruido del juego, son risas espontáneas y son criaturas en crecimiento, que salen y se distienden, corren, se llaman, se persiguen y se desvanece para darle paso, nuevamente, al silencio mientras aprenden. Ah, la denuncia salió en los diarios.

Tiene razón, Daniel,

10 de Diciembre

No necesito insultarlo. Si usted ha visto un insulto en mi comentario, dígame cuál es, porque si yo expreso el siguiente sí condicional “Si toca el caso que usted es uno de …” y usted no lo es, que dicho sea de paso, así lo creo, simplemente debe entender que lo que procuro decir es que, si usted es partidario de las protestas y es alguien que protesta en las calles, usted forma parte de un grupo de personas a las que les compete responsabilidad ocasionando desmanes, destrozos y desorden público, porque si cree que es su derecho el poder protestar, debe considerar también las responsabilidades que como ciudadano debe enfrentar por lo que hace, ya que si usted protesta, ha sido parte de los tumultos humanos protestantes del país que han ocasionado desmanes con su acción colectiva.

Eso es lo que usted debía entender, y lo que me corresponde entender a mí, es que usted como ciudadano tiene cierta frustración o disconformidad con algo del sistema que no funciona bien, y por esa razón protesta, debido a que los gobiernos que hemos tenido, no han implementado un sistema de conversaciones con la gente para que ella exponga lo que desea exponer y donde el Gobierno les dé una respuesta desde la que no se moverá, argumentando las razones de ello, cosa que sería útil si los ciudadanos tienen una réplica a esa eventual postura del Gobierno.

Personalmente le sugiero que no insulte y no se deje llevar por la primera cosa que le pase por su mente.

Saludos

11 de Diciembre

Creo que UD., fue bastante claro y escribió:
Si quiebra vidrios, no olvide su honda y algunas piedras.

Si raya paredes, no olvide sus elementos de rayado.

Si lleva molotov, tenga cuidadao de no quemarse con ellas

Sr., yo soy un demócrata, no cometo actos de terrorismo, ni ayer ni hoy ni nunca, entonces no quiebro vidrios, no rayo paredes, no fabrico ni arrojo bombas molotov, estoy en total desacuerdo con los encapuchados y sabemos que son infiltrados puestos allí a cometer desmanes. No sea hipócrita.

Estimada Amelia:

11 de Diciembre

Le agradezco que me haga saber su punto de vista.

Me cuesta comprender su molestia.

Lo que procuré decirle es que, si se aplicara la política de ingreso al aula de un jardín infantil, de parte de personas naturales, o del centro de padres y apoderados, con la intención de enseñarles (en cada jardín del país !?)

a hacer galletitas y a hacer o aprender otras cosas, especialidades, manualidades u otra cosa diversa:

cada jardín necesitaría un procedimiento de ingreso de esa persona que debe estar supervisado por el Ministerio de Educación.

¿Usted ha visto ese procedimiento de ingreso y la orden de aprobación del Ministerio de Educación?…

Lo más seguro es que no, por lo que me imagino que no se le permitiría el ingreso “a cientos de Amelias que quieran enseñarle a los niños a hacer galletitas”, a los jardines infantiles del país,

sin embargo, si es su posibilidad el poder hacerlo, aún así cabe cuestionarse si esa es materia, asunto o cuestión, debe ser incluida en el programa educativo del escolar, mismo que es aplicado por profesores en, seguramente, todos los jardines del país.

Luego, es sencillo cuestionarse su propuesta de enseñar a hacer galletitas en un jardín infantil, razón por la que usé la hipérbole de la molotov….

Lamento en tal caso, que usted no tuviera disposición a considerar mi postura desde un punto de vista más amplio, con el que manejar otra clase de consideraciones, que además no incluyera insultos…

jkhfdjkhdjkhds

11 de Diciembre

¡Qué estrechez de mente!

11 de Diciembre

Ah, otra cosa, lo de las galletitas de Amelia, puede ser el telar mapuche de otro vecino o construir volantines, macramé, juguete o lo que fuere, porque, por si UD. no lo sabe (¡Y claro que no lo sabe!) las escuelas deben trabajar, repito: DEBEN TRABAJAR con la comunidad. Hoy deben incorporarse al territorio, no son instituciones aisladas, por favor lea el documento Asistentes de la Educación en la Reforma Educativa
http://www.comunidadescolar.cl/documentacion/AsistentesparaLaeducacion.pdf
6. Carácter Público
Significa que el PEI debe dar a conocer a todas y todos los miembros del
territorio del que forma parte la comunidad educativa, el tipo de educación
que ofrece; señalando a la vez a las y los involucrados la modalidad de su
funcionamiento. Así entonces, la comunidad debe tener información clara,
precisa, oportuna y efectiva que sirve de retroalimentación al buen éxito del
PEI. Esta característica, nos habla de la transparencia y comprensibilidad del
PEI, características que deben ser evaluadas por la comunidad.

POR FAVOR, LEA, LEA, ¡NO SEA BRUTO!, por favor, y de paso lea los comentarios de GIO, de Amelia y léase tambien:

http://otra-educacion.blogspot.com.ar/2011/04/comunidad-de-aprendizaje-educacion.html

Le doy unos títulos: Política y Educación. Siglo XXI Editores.
Pedagogía de la autonomía. Siglo XXI Editores
Y todo lo que encuentre en Internet de Rosa María Torres.

Asunto 1

11 de Diciembre

Escribí una lista que comenzaba con un sí condicional. Dije:

Si toca el caso que usted es uno de los que
aprovecha los turbazos
quiebra vidrios
raya paredes
lleva molotov
y usted dice que no es uno de ellos, y yo le creo…

Asunto 2

Si usted es un demócrata .. que va a las marchas y protestas, se suma al grupo que en parte de su accionar, deja la embarrada. Si son infiltrados o no, yo no lo sé, y me da lo mismo, porque la protesta es lo que importa, ya que ella es el ente que ocasiona ese desastre, producto de:

– el Gobierno que no abre alamedas digitales efectivas a la democracia, para el debate de ideas

– y de los ciudadanos que escogen ir a protestar, en vez de organizarse para lograr sus fines sin causar desmanes.

Tercer Asunto:

Lo de Amelia, colóquese en mi perspectiva por un momento. Yo le digo: muéstreme el procedimiento del Ministerio de Educación que regula el ingreso de personas, evaluadas psicológicamente, para que interactúen con los niños enseñando algo diferente del programa escolar.

La película “Escuela de Rock”, muestra a padres desenfocadamente airados porque la directora contrató a un profesor que no era profesor, sino que era un músico loco por el rock, y le dice a los padres que “los niños son fabulosos y que tocaron su vida, y que él también los tocó a ellos”. Afuera al tipo lo esperaba un policía. ¿Qué sentiría usted?.

Que un colegio esté inserto en la comunidad, no es lo mismo que entre Pedro Juan y Diego en él…..

11 de Diciembre

¡Qué manera de hablar estupideces! Vaya a leer, le recomendé dos libros de Paulo Freire, aproveche el tiempo en algo útil, no en supuestos sin asidero; Ud. primero dice, luego se desdice, vuelve a decir, se justifica, acusa, ensucia, agrede, ofende, maltrata, todo le parece mal, huele azufre donde no lo hay, donde pone la mirada ve inmundicia, pero no propone nada factible, no propone soluciones posibles, sólo pega, no es coherente, va y viene, ¡patético lo suyo! ¿Estructura paranoide?
Ah, respecto de la película Escuela de Rock, es una película para jóvenes, es un pretexto cómico para hacer cine musical (seguro que a UD. le gusta el género), en cuanto a la historia -el texto dramático-, sí me parece pedagógicamente rescatable, ¿por qué?, porque aunque el protagonista no sabe dar clases, es un músico extravagante, motiva a los alumnos a hacer música, a explotar e indagar en el propio talento musical del alumnado, trabaja mediante las emociones positivas, es lo que hoy se conoce como el trabajo educativo con la inteligencia emocional, ¿leyó algo de neuroeducación? Bueno, como verá, hay mucho para que pueda entretenerse leyendo y estudiando, para que no escriba “puras cabezas de pescado”, nacidas de la estulticia y, por ende, de la ignorancia. Si quiere que le sugiera un listado de autores que trabajan neuroeducación, lo haré con gusto, a ver si logro desasnarlo un poquito. No quería volver a escribirle, pero es un verdadero desafío tratar con UD.

no veo el desafío, Daniel

11 de Diciembre

si usted dice que soy tan desastre como describe y usted tan educado como menciona.

No más que no se le nota mucho la educación, porque fácil debiera resultarle explicar una razón, cuando se entiende y se quiere aplicar a una situación, y con ella darle a entender a otra persona qué es lo que se le critica, o cuál es la razón de por qué se hace, sin proceder a insultarle.

También no se le nota la educación, porque usted agrede repetidamente a su contra parte, ¿sólo porque no leyó lo mismo que usted?

¿Se parecerá esto al ojo que se jacta del oído porque el oído no puede ver?

Hay que entender que como componentes de una sociedad, unas personas sirven para algo y otras no sirven para lo mismo.

Por ejemplo, usted es muy bueno alabándose y criticando en otro lo que tal vez otro vea en usted…

El bueno diciendo que las ideas de otros no son buenas, pero, no le he visto ninguna idea a usted que sea de la importancia de lo que le he comentado.

También es muy bueno desviándose de lo que se le dice, poniendo pesos relativos de importancia en el texto que rechazan lotes buenos y aceptan lotes malos…

Relájese Daniel, cuando menos usted parece una persona histérica a la que le falta paciencia …

Cuando saque su doctorado, si quiere me cuenta para colocarle una estrellita en la frente.

11 de Diciembre

¿Ve cómo ofrece apreciaciones inexactas? Dígame dónde me alabé, en qué parte de mi texto me alabo, en qué párrafo, porque no hablo de mí, hablo te temas educativos y en este ejemplo fue de un Jardín Infantil. En todo caso, y está en su derecho, si no le gusta cómo es el tratamiento que hago en ellos, no me lea, es UD. quien se desvió permanentemente del texto central, se fue hacia otros contenidos y le dio con machacar sobre lo mismo, esperando que yo le contestara lo que UD. quiere leer, porque presiona, machaca, insiste, me pone nota (2.5) y termina insultando, después dice que utilizó un “condicional”:
Si toca el caso que usted es uno de los que aprovecha los turbazos de las protestas para desvalijar negocios, no olvide su bolsa… ¡NO SOY DELINCUENTE, SOY DOCENTE!, ¿se da cuenta? Agrede gratuitamente. ¡Está desesperado! ¿quién es el histérico en realidad? También es gracioso cuando dice que no se me nota la educación, yo jamás le falté al respeto, pero Ud, sí. Ahora si Ud. quiere que le ponga alabanzas por la forma en que se expresa, está equivocado, ni siquiera ha sido capaz de colocar su nombre, es un fantasma; eso en sicología tiene una explicación, ¿oyó hablar de reactancia? Ah, tampoco necesito la estrellita en la frente, me basta con el diploma de acreditación y eso no lo da UD., lo entrega una autoridad universitaria. ¡Qué lástima, no le resulta por ningún lado, no puede, no le da, no tiene con qué! Reciba mis más cordiales saludos. Y agarre un libro…