#Educación

PSU: negocio, vómitos y malos sueños

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy, primero de diciembre, se da comienzo, como todos los años, a un nuevo período de medición para los secundarios. La polémica PSU (Prueba de Selección Universitaria) está en la palestra nuevamente, llevándose los noticieros de mañana, tarde y noche, los estados de facebook y twitter. La verdad, miles de mentes atienden este proceso con mucha atención y, por qué no decirlo, pasión y emoción.

Es importante hacer un breve recuento de lo que ocurre durante el año con quienes hoy participan de esta medición, pues la mayoría no tienen relación por estos días solamente con este instrumento, sino que se conocen desde bastante antes: Preuniversitarios post clases, días sábado enteros reproduciendo contenido, ensayos PSU dos veces por semana, familias endeudada, pues no basta simplemente con lo que enseñan en el colegio, necesitan más “herramientas” para rendir esta prueba, pues “el colegio es malo”. Sin duda, hay algo más que simple medición: acá hay mercado.


La discusión de fondo, es decir, la segregación, la estandarización, una educación pública precaria, brecha entre colegios particulares y municipales, pasa a un segundo plano.

La PSU va ligada con una cuestión económica, eso es innegable. De ahí la aseveración que hay mercado tras este paso previo para entrar a la universidad o institutos profesionales: Pago de mensualidades que pocas veces aseguran el ingreso a la carrera deseada o al plantel universitario soñado. Nuevamente, la discusión de fondo se suprime. Hay que ser claros, este proceso no asegura cumplir sueños, no tiene nada de democrático, sino más bien segrega y suprime lo que se quiso vender en aquel “Preu”. La PSU revela lo que muchos ya huelen, la precaria educación que hoy vivimos.

La discusión de fondo, es decir, la segregación, la estandarización, una educación pública precaria, brecha entre colegios particulares y municipales, pasa a un segundo plano. Es evidente, para los poderosos que controlan la educación y los medios de comunicación, no es tema. El problema es de otros, es  algo “común” o hablan de la desigualdad, como si ellos la vivieran. Sin duda, hay intereses en juego.

Muchos no comprenden por qué continúan las movilizaciones estudiantiles, otros  poseen más claridad y no olvidan esta medición, pues también aporta a la explicación del porqué, pues comprendemos que nosotros, los explotados, quienes vivimos la segregación, la desigualdad, entendemos que este proceso NO ES DEMOCRÁTICO, no mide nuestras habilidades, sino cuánto somos capaces de memorizar. Ese sueño que tenemos, se vende; termina cuando se abre la página de resultados y se refleja lo que presentíamos: esta educación no permite desarrollarse según nuestros intereses y deseos. La PSU está porque otros la necesitan, no porque el pueblo la desee.

Por lo tanto, el desafío ya no es solamente gratuidad para quienes salimos a las calles porque estamos contra esta educación, sino también QUEREMOS TRANSFORMAR LA EDUCACIÓN y el mal entendido concepto de evaluación. Ese que hace vomitar por la mañana a miles de estudiantes que se enfrenta a esta prueba; ese que niega nuestros intereses, pues no están dentro de las carreras rentables; ese que no nos permite soñar ni construir nuestra educación; ese que simplemente nos recuerda que somos los que miramos desde el margen, cómo otros potencian este mercado educativo.

TAGS: Prueba PSU

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Lo único que hoy tenemos claro es que estos próximos cuatro años de gobierno será una constante lucha ideológica, y se nos viene una gran reestructuración del sistema político actual, en el que los p ...
+VER MÁS
#Política

Lo que nos queda por hacer

Nos tendremos que acostumbrar a un nuevo escenario político que llegó para quedarse, en donde se han configurado tres bloques en el poder que podrían repetir la experiencia de los tres tercios.
+VER MÁS
#Política

El nuevo centro político

El próximo domingo 17 de diciembre los chilenos tendrán que poner en la balanza dos culturas que se resisten a compartir de manera simultánea el mismo espacio
+VER MÁS
#Política

Chile frente a Chile

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?