Entrada en Educación
12
Difunde: Envía

¿Por qué la Educación debe ser gratuita para todos?

534962_10150989054031092_878055338_n

Como todos sabemos, la segregación se gesta en el cruel modelo educativo que se nos impuso hace mucho tiempo y que la derecha nunca ha querido cambiar y donde la Concertación jamás ha tenido elvalor para luchar por estas aspiraciones como la sociedad se los demanda. Poco sentido tendría poner nuestras aspiraciones en la derecha, que bien sabemos, no tiene ninguna intención de modificar este punto y cuyos argumentos generalmente ponen la calidad como caballo de batalla, antes de la gratuidad, sin embargo esto solo nos muestra el poco conocimiento que tienen de la realidad de los procesos educativos en el gran espectro de país.

Pareciera que existe un consenso general en la sociedad de que la capacidad económica de las familias no sea un impedimento para acceder a la educación, sin embargo, una problemática se presenta cuando se piensa en ¿Por qué quienes tienen la capacidad para financiar su educación deberían recibir este beneficio? Este argumento ha sido utilizado transversalmente en el mundo político, desde la derecha hasta la concertación. Si bien pareciera razonable esta reticencia, El movimiento estudiantil se ha mostrado partidario de que la educación sea gratuita para todos, cuestión que ni siquiera desde la Concertación pareciera recibir un apoyo real. La pregunta es ¿Cuáles son los argumentos que fundan esta exigencia?

Ahora bien, antes de responder esta pregunta, tratemos de contextualizar esta diferencia entre el mundo político y los estudiantes. Una de las principales cuestiones que dejan de manifiesta estas diferencias tiene que ver con la acepción “Chile ha cambiado” y el distanciamiento entre la sociedad y el mundo político en este punto, se debe principalmente a la crisis de representatividad que tiene nuestro país, lo cual es una muestra clara del distanciamiento que existe entre la sociedad y la esfera política. Para responder ahora a la interrogante planteada anteriormente, podemos resumir el sentido de esta exigencia principalmente en la Autonomía.

El reconocimiento de la Educación como un derecho, no es un argumento vacío o propagandístico y su sentido se eleva por sobre las clases políticas y las condiciones socio-económicas de sus habitantes. Cuando un joven que termina la enseñanza media y decide continuar sus estudios en una universidad o centro de formación técnica, dadas las condiciones actuales, debe considerar su capacidad económica y la medida en que ésta le permita acceder a sus aspiraciones. Para aquellos jóvenes cuyas familias se encuentren en situación de pobreza o clase media, el mayor desafío no solo se centra en conseguir alguna Beca o crédito que le permitan acceder a la educación superior, sino además competir en términos académicos, con aquellos que han recibido una mejor preparación, debido a la gran diferencia de calidad que existe entre el sistema municipal, particular subvencionado y particular pagado. En este sentido, pareciera absolutamente razonable, que sea el estado quien deba permitir, que la situación socioeconómica no sea un impedimento. Sin embargo, ¿qué sucede con aquellos jóvenes provenientes de familias de altos recursos?. La afirmación que escuchamos con frecuencia es: “si ellos pueden pagar, ¿Por qué  debe el estado, es decir, todos los chilenos, pagar su educación?”

La razón, como lo decíamos anteriormente, tiene relación con la autonomía. Un joven de clase alta, debe recurrir al patrimonio familiar para financiar su educación y su autonomía se ve por tanto mermada a la influencia que ésta pueda tener en el área académica al cual quiera aspirar. Cabe la pregunta entonces, ¿Qué sucede si un joven proveniente de una familia adinerada pretende estudiar teatro, música o filosofía y no cuenta con el apoyo de su familia para perseguir alguna de éstas u otras carreras? Pensemos en familias tradicionales donde los padres esperan que sus hijos sean todos abogados o médicos, es decir, graduados de carreras con altas expectativas de ingresos en el futuro. Aquí aparece la autonomía. Un sistema educativo universalmente gratuito, permite a los jóvenes decidir en absoluta libertad económica su orientación académica, sin presiones, ni prejuicios, tanto desde el espectro financiero, como familiar o de su entorno. Sin embargo,autonomía, no es el único argumento, también está el de la segregación. Es aquí donde podemos avanzar sustancialmente una vez que el mundo político pueda superar sus determinaciones unilaterales sobre la construcción de la sociedad y dar un paso hacia el fin de la segregación.

Como todos sabemos, la segregación se gesta en el cruel modelo educativo que se nos impuso hace mucho tiempo y que la derecha nunca ha querido cambiar y donde la Concertación jamás ha tenido elvalor para luchar por estas aspiraciones como la sociedad se los demanda. Poco sentido tendría poner nuestras aspiraciones en la derecha, que bien sabemos, no tiene ninguna intención de modificar este punto y cuyos argumentos generalmente ponen la calidad como caballo de batalla, antes de la gratuidad, sin embargo esto solo nos muestra el poco conocimiento que tienen de la realidad de los procesos educativos en el gran espectro de país.

Ahora bien, escuchamos desde la Concertación cómo ellos han tomado esta gran batalla del mundo estudiantil por la gratuidad y la han puesto como sello de campaña “fin del lucro”, sin embargo, ¿Qué tan real es esta aspiración? La respuesta sería: muy poca, ya que cuando escuchamos a la candidata Michelle Bachelet, nos damos cuenta que lo que en realidad quiere decir es “menos lucro”.  Si recordamos el rol de la Concertaciónen este punto, podemos justificar nuestra tendencia a creer que en realidad esto solo significa “Montaremos una gran reforma cuyo título será “Fin al lucro” pero que en la práctica tendrá tantos recortes y letra chica que terminará siendo más de lo mismo.  Cuando la Concertación señala que no pretende que quienes puedan pagar lo hagan, nos muestran que viven aún en ese Chile que la sociedad ya ha superado y que no entienden que el mundo académico se debe construir con la mayor autonomía posible, tanto del modelo económico, como del político a fin de romper el lazo con el “linaje” del estudiante dados los antecedentes familiares que trae,  ya que es una variable independiente de sus capacidades y habilidades efectivas como persona. La independencia de los jóvenes cuando alcanzan la mayoría deedad no debe ser solo simbólica en el ámbito educativo, sino real.  Una educación gratuita para todos, sin distinción de clases sociales, permite a los jóvenes de todos los sectores, poder construir su futuro con real autonomía familiar y social.

El filósofo Alemán Wilhelm Von Humboldt,, señaló en su libro “Los límites de la acción del estado” de 1792:“Por eso, a mi juicio, debiera implantarse en todas partes una educación lo más libre posible del hombre, orientada lo menos posible a las condiciones sociales” En este sentido, si el mundo político y especialmente la Concertación, en quienes muchos esperan poder depositar sus esperanzas, no entiende la relevancia de este punto, jamás nos acercaremos a vencer la segregación y lo más probable es que solo termine acrecentándose. Así que la invitación es a no repetir el error, de por ingenuidad, caer en las trampas que una y otra vez el mundo político nos ha impuesto y que siempre nos hacen pensar, que en larealidad la mayoría de ellos diría cualquier cosa para conservar sus cuotas de poder, pero cuando llega la hora de representar a la sociedad, terminan simplemente representándose a sí mismos.

Comentarios

Ordenar comentarios por:
Marcelo Choque

09 de abril

El tema de la autonomía puede discutirse, pero el asunto de la segregación es un despropósito como justificación. Hoy no existe impedimento legal, menos económico, para que el hijo/a de una acaudalada familia pueda estudiar en un colegio o U pública, ¿Y por qué no los envían a esos establecimientos? Hay un abánico de alternativas que lo explican, que van desde la calidad educacional hasta la cohesión con su elite. De ahí que existan colegios privados de larga trayectoria.
Además, con la desintegración social-territorial de ciudades como Santiago, esa tarea se hace muy dificil. Financiemos colegios y universidades públicas para quienes no pueden pagar y que sean de calidad. Sin este último elemento, el tema de la integración social es solamente música.

09 de abril

Estimado, El problema esta en quien establece el criterio y hasta que punto. confiarías tu en la concertación o la derecha para establecer el criterio? Cual sería el limite de ingreso? Que sucede si tus papas simplemente no tienen intenciones de financiar tus estudios, porque no comparten tu elección? El problema de esa determinación de separar por estratos sociales es precisamente segregar. La necesidad de que el sistema educativo tenga la mayor autonomía posible del sistema político es que pueda desenvolverse de manera autónoma y que esto permita el acceso a todas las áreas del saber, más allá de tu situación socio-económica. Creo que la ingenuidad de pensar que simplemente financiando colegios y universidades publicas para quienes no pueden pagar nos permitirá alcanza la integración es aquello que no nos permite avanzar. El tema de la integración no es un efecto de una medida económica, sino del reconocimiento que como sociedad hacemos de quienes la integran. Me cuesta ver como avanzamos en la integración, si el proyecto que pretende alcanzar este objetivo, lo primero que hace es separar por estratos sociales.

Paola Landaeta Saldías

09 de abril

Que tu cuna te marque y diga si es eres capaz o no de educarte en una buena institución, es como decirte desde que naces que serás un obrero o un intelectual según el fondo familiar que tengan tus padres…adiós sueños, ideales, vocación, profesionales a gusto…
Sólo las capacidades y habilidades de un ser humano debieran ayudarlo a decidir qué es lo quiere estudiar y trabajar durante el resto de su vida, no el dinero que tenga en el bolsillo…estoy de acuerdo contigo Marcelo, autonomía y eliminación de la segregación..

09 de abril

Clara y grata columna, de notable desarrollo. Felicitaciones al señor Ramírez (de seguro lo deben estar tachando de marxista).

Lo único que no comparto es el por qué debemos seguir valorando a un sector que es urgente dejar en el pasado: la concertacion.

La acertada columna, y muy clara, debería incluir, a estas alturas del partido, nombres y proyectos que identifiquen esa gratuidad o mejor dicho, financiamiento estatal.

Al arcoíris debemos dejarlo en el pasado ya. Veamos cuáles son sus soluciones para el tema de la AFP’s, una misma pero estatal, o sea, no tocarán ese robo. Para la educación, gratuidad parcial, y con ese acto matan de una su supuesta reforma tributaria. Alberto Arenas, encargado por Bachelet para ver esa reforma, trabaja en un grupo económico de poder, o sea, no tocarán a los ricos y mega ricos.

Entiendo que a lo mejor no es la idea del columnista dar nombres, y ciertamente el foco es otro, se respeta, pero existen tres candidatos, excluidos por el statu quo, que no sólo proclaman la gratuidad en la educación, sino todas las demandas que los movimientos sociales y ciudadanía en general necesitan para vivir con dignidad e igualdad, y entre ellos está Marcel Claude.

Es hora de sepultar de hecho a la concertación, y no nombrarla más como interlocutor “válido” de las clases aniquiladas por 40 años de neoliberalismo a la chilena, con el Estado.

Saludos.

10 de abril

Personalmente apoyo que la educacion sea gratuita, pero no apoyo en absoluto que la universidad sea de acceso para todos.

Porque lo siento, pero hay demasiado imbecil y analfabestia que cree que tiene derecho a tener un titulo universitario, porque se ha instaurado el de “si lo quieres, paga”. No, basta ya. La obligacion del Estado de que todos accedan a ella es para la educacion primaria y secundaria. En la universidad, si por fin conseguimos que vuelva a ser gratuita, habra que poner un filtro muy duro y condiciones de exigencia draconianas para que no solo los profesores y la institucion sea calidad, sino para que los alumnos tambien lo sean.

Estoy totalmente a favor de que en la educacion universitaria se aplique la segregacion: que ingresen los que saben que quieren y por que van a estudiar. Basta de tanto calientasiento que apenas sabe leer. No es un derecho estudiar en la universidad, es una responsabilidad y una decision de vida. Ya basta de verla como un paso obligado aunque uno haya sido durante 12 años un mediocre que obtuvo como promedio general 5.0. ¡Que vergüenza que ingrese a la universidad alguien asi!

Si hablamos de fin de lucro, si hablamos de calidad en la educacion, vamos a tener que hablar de lo mediocre que estan los estudiantes, de lo nada que se esfuerzan por aprender, de la responsabilidad real y enorme que tienen los padres al dejar a la buena de dios a los chicos y no motivarlos y apoyarlos a estudiar. Yo, como ciudadana, no tengo la menor intencion de permitir que un iletrado, porque se ha pasado toda su infancia dale que dale con twitter y xbox, ingrese a estudiar en la universidad porque es gratuita y se mantenga esta idea perversa que todos tienen derecho a ser universitarios. No pienso dar dinero de mis impuestos para ese tipo de sujetillos.

11 de abril

Muy clara Marcela ,yo no se si me haria operar de uno que porque tuvo dinero compro su titulo de medico ,….

Jose de unamono

13 de abril

Educación pública gratuita y de calidad es posible (como diría Maipú Golborne) y Chile debe tenerla.
Si quieren, Los ricos siempre podrán mandar a sus hijos a estudiar a Europa o USA como lo han hecho siempre y hasta ahora.
Regalamos las riquezas de Chile, cobre, agua, los empresarios saquean chile y no pagan impuestos ¿Hasta cuando?
Con el modelo Neo liberal que no se regula solo Chile seguira en el subdesarrollo, la Udi tuvo que aceptar la superintendencia de Longueira para controlar algo a los empresario estafadores, que metidos en educación han sido nefastos incluso para el modelo chicagó boy ahí está la U del Mar, una estafa pornografica.

ererw

27 de agosto

mestestr

Leonardito Franquito Pachequito Ovallito

21 de abril

chupen la tula con semen

thu monithaxxx

12 de agosto

sho opino k la educaciom deve ser un derecho para la umanidad sha k si no eztudian terminaran avlando y ezcriviendo como sho ;)
enceriop kieren ezo?
shao, un salu2 para mi fans k me len :*

thu monithaxxx

12 de agosto

chupenla

fcarrero

13 de octubre

señores, la educacion gratuita no resuelve para nada el problema de la educacion en chile.el problema principal radica en la familia .Estamos viviendo la cultura del consumismo y de la perdida de valores, lo que nos lleva a que a que los jovenes de hoy no respeten normas y quieran todo con el minimo esfuerzo.La mediocridad nos esta bombardeando por todos lados: la television, la politica,la clase empresarial etc.