#Educación

Peor que un cáncer

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagine que usted tiene una herida en alguna parte fundamental de su cuerpo, que no puede ver, ni palpar, ni mostrar, pero sabe que está ahí, provocándole un dolor que sólo usted percibe y vive a diario. Tratará de conseguir algún tipo de ayuda, le contará a algún cercano, buscará la forma de hallar la herida y de tratarla. He observado algo similar en Chile en las últimas 12 semanas. Una especie de enfermedad que hace años generó una úlcera tan dolorosa que al fin se abrió completamente y necesita ser tratada. En varias localidades del país se ha demostrado que se debe tratar la gran enfermedad que padecemos: La educación.

Alumnos universitarios y secundarios en huelgas de hambre, movilizaciones en distintas partes del país, apoderados que por primera vez, quizás, han apoyado a sus hijos o han formado realmente parte de la educación de los niños. Pero, de todo lo anterior he notado una especie de vacío: ¿y los profesores? Júzgueme o corríjame si he caído en un error. 

La verdad es que en estos tres meses no he visto una mayoría de profesores que apoyen a sus estudiantes en los establecimientos en toma. Y no sé por qué no podrían. Para mi, en particular, puede que sea un asunto bastante simple, pero quisiera saber qué pasa con el resto. Al igual que una herida, ser profesor en Chile implica que aceptamos de antemano vivir bajo una incertidumbre terrible, bajo la inestabilidad y bajo la limitación que impone una mayoría enome llamada gestión. No quiero, bajo ningún punto victimizarme ni victimizar a mis colegas, pero eso es ser profesor, sobre todo joven: trabajar para un equipo directivo mediocre muchas veces, que toma malas decisiones, y que si eres joven y trabajas bien porque disfrutas y amas tu carrera, constituyes una amenaza para  "la línea de trabajo tradicional", en la que, vemos, no ha habido buenos resultados. Así pasa que termina el año, llega enero del siguiente y te comunican que no continúas. ¿Tus colegas? Bien dice el dicho que hay de todo en la viña del señor.

Creo que es un verdadero cáncer el hecho que de cuando dices que eres profesor, prácticamente te compadezcan o te admiren. No somos superhéroes, no somos padres sustituos. Y por lo mismo, desde el punto de vista de quien vive con este cáncer, es que pregunto ¿cuáles son los indicadores de calidad que necesita la educación chilena para que este cáncer se acabe? Piense del siguiente modo: como profesores pasamos en promedio unas ocho horas diarias con estudiantes. Si son estudiantes de educación general básica, esas ocho horas se destinan a "entregar contenidos" (no conocimiento, como tal), a evaluar aprendizajes (para poder cuadrar la SEP con nuestras vidas), a formar, se supone, futuros ciudadanos, pero también -y es mi vivencia personal- a conseguir camisas de colegio, zapatos, chalecos, abrigos, etcétera. No soy quién para hablar de la disfuncionalidad en las familias chilenas, pero si logramos establecer una educación de calidad que integre equilibradamente  lenguaje, matemática, ciencia, historia, artes, etcétera, posiblemente estaríamos encaminados al cambio más radical y necesario: mejores personas, mejores ciudadanos. Sabemos que el conocimiento es algo fantástico y terrible a la vez, pero no es justo privar a los estudiantes de todos los niveles de su libre acceso. 

Quienes tenemos mayor cercanía con los estudiantes deberíamos estar cerca de ellos; aconsejándolos, pero sobre todo apoyándolos. Alguien podría decirme -posiblemente la Ministra Matthei- que no son todos los estudiantes quienes participan de este movimiento que promueve real calidad y equidad en la educación chilena. La verdad, no lo sé. Pero si de algo estoy segura, es que si esos alumnos cuyas vidas hace tres meses giraba en torno a algo completamente ajeno a su propia educación y hoy en día están conscientes de ello, este movimiento debe seguir, y resistir. Y ahí deberíamos estar, educando, al menos a través de la experiencia.

———–

Foto: rodrigodizzlecciko / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena