#Educación

¿Para qué enseñar?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

continuar centrando el proceso de enseñanza en una serie de hitos que aseguran la integración ‘adecuada’ de los contenidos del currículum, es disonante con los egresados que necesitan nuestras sociedades desde hace ya tiempo

En la actualidad, el perfil de competencias cognitivas predominante en la gestión pedagógica de los docentes, es el que se desprende de los estudios que han intentado comprender los fenómenos internos que intervienen en la adquisición de la información, desde los procesos más básicos hasta los más complejos. La enseñanza, en el mejor de los casos, se focaliza en el aprendizaje de habilidades intelectuales o estrategias cognitivas, a través de metodologías que apuntan a la parcelación de una tarea concreta, con énfasis en el conocimiento que debe ser integrado, utilizando las etapas del proceso cognitivo.

Sin embargo ¿es suficiente para integrar lo que se ha llamado: la sociedad del conocimiento y la información? ¿qué otros aportes taxonómicos nos permiten organizar la enseñanza para desarrollar a este egresado altamente demandado en sus capacidades sociocognitivas, independiente de su posición social?

Buscando la ruta para una enseñanza de calidad

La propuesta Marzano y Kandall hace hincapié en la aplicación de los aprendizajes a situaciones reales de vida; sostiene que si los estudiantes entienden cómo es su proceso de aprendizaje, pueden ser ayudados a mejorarlo, orientan su búsqueda de recursos de manera más efectiva.

Esta propuesta permitiría dibujar un perfil de egresado con rasgos que hoy en día están fuera de las expectativas de los docentes, pero que son requeridos imperiosamente por la sociedad del conocimiento y la información. Debiera ser prioridad de todo docente, el conseguir que sus estudiantes:

  • Logren apropiarse de una visión personal y particular de la naturaleza del propio pensamiento, y de la capacidad para controlar las propias actitudes, disposiciones y su desarrollo.
  • Desarrollen, dentro de un estilo personal, alternativas creativas de trabajo, soluciones, relaciones, etc.
  • Establezcan criterios que les permitan evaluar lo que significa pensar “bien” o un razonamiento de buena calidad.
  • Desarrollen un repertorio de habilidades y estrategias cognoscitivas y metacognitivas que puedan utilizar en la medida en que las necesiten.
  • Utilicen habilidades y estrategias para el propio aprendizaje de manera responsable e independiente.
  • Alcancen niveles altos de conocimiento en diversas materias.

La vigencia de los clásicos.

Por su parte, las taxonomías revisadas de Bloom y Gagné, en la medida en que reducen los procesos cognitivos complejos y establecen una secuencia clara de apropiación del conocimiento, permitiendo diagnosticar y diseñar intervenciones correctivas, dirigidas a una población escolar que muestra especial dificultad en el procesamiento de la información y adquisición de los diferentes niveles del conocimiento. Pero sin duda, ambas taxonomías, no dan cuenta de la complejidad que abarca la condición que estos estudiantes exhiben, asentada en sus hábitos de pensamiento, comportamientos, actitudes, creencias, etc.

En consecuencia, continuar centrando el proceso de enseñanza en una serie de hitos que aseguran la integración ‘adecuada’ de los contenidos del currículum, es disonante con los egresados que necesitan nuestras sociedades desde hace ya tiempo, aunque en el mejor de los casos, esta adquisición de conocimientos, ayude a desarrollar las habilidades intelectuales asociadas a esas áreas del saber. Como se ha visto en la propuesta de Marzano, dicho logro, es sólo parte del problema.

Por su parte, las propuestas de Gagné y Bloom, como hijas de un paradigma sistémico de observación de la realidad, la cual ocurre en un laboratorio, en el que se reproducen artificialmente situaciones en experimentos sucesivos, no refleja la complejidad del aprendizaje humano. El intento por capturar las dimensiones del conocimiento, los procesos cognitivos implicados en su asimilación/aplicación, y las condiciones ambientales para su inducción, proporcionan unas prescripciones que, de cumplirse, asegurarían un grado de desarrollo intelectual en los estudiantes, pero la evidencia sostiene que la realidad de dichos procesos es más compleja.

¿Para qué educar?

En lo inmediato, el desarrollo de otras habilidades del pensamiento, críticas en el mundo de hoy, son urgentes; un tema, por lo visto encaramado en el progresismo en algunos círculos. Sin embargo, se trata de asuntos vigentes (basta visitar a nuestros vecinos sudamericanos); sobradamente relevados y documentados en los principales escenarios de discusión educativa del mundo. Derivados de la necesidad de nuevas formas de pensar, de trabajar y del manejo de herramientas claves para comunicarse, producir y beneficiarse/protegerse  del despliegue tecnológico que nos asiste. Así como de un nuevo e impactado concepto de ciudadanía local y global que demanda competencias para participar de ella, perspectiva, responsabilidad y cautela; cuestiones en pleno desarrollo, y de una vigencia e impacto abrumadores.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena