#Educación

Niños y tecnología: Culpar a las cosas

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El otro día en casa de amigos uno de ellos comentaba la anécdota con un niño de 3 años que, cuando le pasaron una revista en papel, de forma natural deslizó sus dedos por encima de las páginas como si fuera una pantalla, intentando que las imágenes cambiaran con su toque. Como esto no ocurrió el niño pensó que había un problema con la revista y se fue a jugar con otra cosa.


En vez del recelo o negativismo deberíamos gastar energías en buscar alternativas propositivas y preguntarnos cuál es el impacto beneficioso que los nuevos medios ofrecen

Si bien esto ya no es novedad, es un buen ejemplo del tan nombrado “nativo digital”: aquel que ha nacido y crecido en un mundo donde los medios tecnológicos y virtuales son parte natural de su entorno. Esto quiere decir que su interacción con el mundo digital implica no solo su presencia y aceptación, sino también su conocimiento y práctica.

Sin embargo, frente a esta realidad es posible encontrar llamados de alerta y campañas del terror respecto a la manipulación de dispositivos tecnológicos (celulares, televisión, videojuegos, etc.) por parte de los más pequeños, demonizando estas prácticas, cuando no a los objetos mismos. Por ejemplo, el caso de Álvaro Bilbao, un neuropsicólogo español que llama a evitar el contacto con la tecnología en menores de 6 años porque afectaría el desarrollo infantil y sus habilidades de pensamiento. Este “profesional” argumenta reparos en 2 ámbitos: consecuencias en el aprendizaje como también en el comportamiento social. Para él la solución es prohibir, no comprender.

Frente esto podemos responder que hay variada evidencia investigativa que indica una realidad muy diferente. Algunos ejemplos concretos:

En cuanto a que la tecnología incide negativamente en el aprendizaje, un estudio de la Universidad de Wisconsin observó que los niños de 2 años reaccionaban más naturalmente a las pantallas táctiles que a las inmóviles (como en el ejemplo de mi amigo), advirtiendo en ello un elemento de interacción al que se puede poner atención y abrir nuevas posibilidades de enseñanza. Se señala también los beneficios para la enseñanza de una segunda lengua, el pensamiento lógico-matemático y la sensación de autoeficacia, reforzando con ello el rol activo de los niños en su propio aprendizaje.

Respecto a lo mismo, una publicación de la Universidad de Princeton (Media and Young Children’s Learning) muestra que el uso de tecnologías en edad temprana tiene impactos positivos tanto en desarrollo cognitivo como en logros académicos, basado principalmente en aspectos motivacionales. También se pudo observar que los niños son capaces de desarrollar la comprensión de la naturaleza representacional de los videos que observan, así como diferentes estrategias de atención, o el incremento de habilidades cognitivas espaciales y también de sistematicidad en la resolución de problemas entre quienes utilizan frecuentemente videojuegos, por ejemplo.

Además, se potencia la oportunidad para el trabajo con estudiantes con dificultades de aprendizaje: permite flexibilidad a la hora de presentar la información y su manipulación interactiva se adapta a los diferentes sistemas de representación y estilos cognitivos de los niños. Es decir, exactamente al revés de lo planteado por el alarmista psicoterapeuta.

En cuanto al riesgo de problemas en el desarrollo de habilidades sociales, un estudio longitudinal del Medical Research Council (MRC) del Reino Unido aborda el impacto y posibles consecuencias de la televisión y los videojuegos en el comportamiento de niños de hasta 7 años (“Do television and electronic games predict children’s psychosocial adjustment? Longitudinal research using the UK Millennium Cohort Study”). Los resultados, a partir de la observación de más de 11.000 niños, fueron claros: la exposición a los medios tecnológicos y su uso NO ES un predictor de conductas negativas. No se observan efectos en cuanto a hiperactividad, desatención, síntomas emocionales ni problemas de comportamiento o relaciones sociales (tampoco diferencias respecto al género).

Solo cuando la exposición ha sido superior a las 3 o 4 horas diarias es posible encontrar indicios de conductas problemáticas entre los 5 y 7 años, pero estos mismos problemas desaparecen al ajustarse otros elementos del entorno familiar del niño. Es decir, también es claro que la tecnología es solo una parte de un conjunto mayor de factores ambientales y culturales involucrados en el desarrollo cognitivo y social del niño (educación de los padres, modelajes, hábitos de lectura, alimentación, higiene del sueño, estimulación temprana, etc.).

El riesgo, entonces, reside en la sobreexposición y la adicción tecnológica, pero ese es un asunto de responsabilidad y acompañamiento adulto, no una condición propia del medio. Como señala Annette Karmiloff-Smith, profesora de la Universidad de Londres: en vez del recelo o negativismo deberíamos gastar energías en buscar alternativas propositivas y preguntarnos cuál es el impacto beneficioso que los nuevos medios ofrecen. La tecnología es parte fundamental de la nueva escenografía, no una lámpara que podemos esconder tras las cortinas; es parte de su funcionamiento, no un efecto especial.

Hace unos años con mi hermana quedamos sorprendidos al ver a mi sobrino de 4 años tomando un teléfono celular y hablando tranquilamente, imitando incluso algunos hábitos de los adultos como pasearse mientras conversaba. Pero lo que en ese tiempo nos pareció un evento especial y hasta cómico ahora es parte del repertorio natural de conductas esperables. Por eso es ridículo no solo proponer alejar a los niños de la tecnología, sino incluso plantearse frente a su conveniencia sin más base que la creencia intuitiva, el propio miedo o, lisa y llanamente, una monstruosa desinformación. Solo así se entiende que alguien termine echándole la culpa a las cosas.

 

TAGS: Educación del Nuevo Milenio Niños Videojuegos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Cristian Oyrarzo

23 de febrero

Hola, Claudio. De todas las cuestiones hay una que me llama mucho la atención: que la demonización recaiga, sobre los artefactos culturales “artificiales”, por denominarlos de algún modo y no en las tecnologías “naturales”, como el lenguaje verbal. Se sabe que el lenguaje es un artefacto que los niños heredan culturalmente puesto que desde niños nos volvemos adictos al lenguaje pues nos desarrollamos sumergidos en discurso. Ahora, cuando uno compara lenguas tipológicamente se percibe, que la diferencia reside, más que en aspectos superficiales (como la fonética) en el que han gramaticalizado categorías distintas, que hace que hablantes de uno y otro lado se perciban como “exóticos”. Pues bien, se sabe desde Sapir-Whorf en adelante que las nociones que una lengua codifica generan patrones de pensamiento preferentes. Visto desde una perspectiva negativa, estos patrones serían una limitante al aprendizaje porque fuerzan a la mente a percibir y comprender la realidad desde la perspectiva impuesta por la lengua nativa. Sin embargo, a nadie se le ocurriría demonizar la lengua en ninguno de los aspectos comentados: a) Que somos adictos al lenguaje verbal desde que nacemos (o desde antes de parto incluso) ; b) Que la lengua genera posibilidades de aprendizaje pero también impone restricciones (no absolutas) al pensamiento. Concuerdo contigo, entonces, en que la pretensión prohibitiva al uso infantil de smartphone y tablet es arbitraria. Felicitaciones por la columna.

24 de febrero

Díganme si me equivoco, pero hay efectos nos deseados por el constante uso de los computadores y/o celulares, por ejemplo; un aumento en de niños cortos de vista, está la creciente obesidad infantil y las alteraciones de sueño.

Saludos

24 de febrero

No hay evidencia de aquello en niños menores de 6 años, y en los mayores no es el uso constante de computadores los que pueden provocar este tipo de problemas sino un conjunto de acciones: posturas inadecuadas, iluminación deficiente, mala alimentación, vida sedentaria, etc.
Lo otro es diferenciar entre “uso constante” y exposición exagerada. Todas las adicciones son problemáticas.

Saludos.

Agustina

24 de febrero

Estimado. Lo alarmante es la manera en que subestima a un profesional en particular , y a muchos más que sostienen una postura similar al autor que usted menciona en la columna.
Que los recursos tecnológicos pueden brindar beneficios a la población y al aprendizaje de los niños? Si, claro.
Que los adultos debemos regular la exposición de los niños a estos recursos? Si, por supuesto.
Pero justificar su uso en niños sólo tras una lista de beneficios aislados? Mmmm, me permitiría dudar.
Un estudio profundo de la infancia y la manera en que se desarrolla el cerebro y el psiquismo humano nos permitiría pensar sobre esto. Ninguna postura extremista es buena, ya lo sabe. Ni privar a los niños del contacto con los aparatos tecnológicos, ni tomar como natural que un niño de 2 años maneje a la perfección la pantalla táctil de un celular.
Claro que los niños no tienen nada que ver con esto: se adaptan asombrosamente a tantas cosas! Y creame que hablo con fundamento, no desde “creencias intuitivas”.
Le recomiendo el libro de Catherine Lecuyer, ‘Educar en la realidad’, que incluye muchas referencias recientes sobre el tema.
Saludos!

24 de febrero

1)
Estimada Agustina, como usted dice, ninguna postura extremista es buena, a eso me refería con la idea de este psicoterapeuta de prohibir la tecnología, no regular su acompañamiento, sino evitarla por completo.

En el mismo sentido, de ninguna manera propongo abandonar todo tipo de estimulación “real” a favor del entorno virtual. Nunca sostendría que es preferible jugar un partido de fútbol en PS4 antes que con los amigos en la cancha: son experiencias diferentes, cada una con su especificidad y motivación. El punto es que no es necesario poner estas situaciones como antagónicas o irreconciliables. La experiencia con las páginas de un libro es única, pero es perfectamente posible también trabajar comprensión lectora con un texto en pdf en una Tablet. No se trata de una sobre la otra, sino que pueden ser complementarias, o aplicables en distintas circunstancias, como me ocurre a veces con los niños en el colegio: que vean que los dispositivos que tienen en casa o en su bolsillo no solo sirven para enviar mensajes o bajar canciones, sino que también para buscar información, organizarla, armar mapas conceptuales y establecer relaciones con otros textos, etc. Pero eso no quiere decir que no salgamos al patio a escribir para aprovechar mejor la tarde, o que dejemos de experimentar con olores, actividades manuales y juegos colectivos.

24 de febrero

2)
Y aquí es donde Catherine L’Ecuyer también cae en un planteamiento dicotómico porque al hablar de educar desde la realidad lo hace desde el supuesto de la sustitución de un soporte por otro (en este caso, la realidad concreta por la virtual), y obviamente es un error siquiera plantearlo.

El segundo error que comete la autora es asociar el uso de tecnologías con teorías conductistas y de procesamiento de información propias de un enfoque meramente memorístico, dejando de lado las posibilidades de intertextualidad, sistematización, flexibilidad, asociación de patrones y comportamientos, modificación de supuestos, planificación, resolución de problemas, etc. que son muy propios también del uso apropiado de internet y dispositivos mediales (que ella llama en ocasiones, no sin intención, “arsenal tecnológico”).

En el fondo, solo planteo que hay que abandonar el miedo y el prejuicio, no sustituir una forma de vida por otra. En realidad se tratan de la misma.

TI-adiccted

24 de febrero

concuerdo con el autor de que esta generacion de niños llamados “nativos digitales” (nacidos despues del 2000) son flojos , falto de interes , sedentarios , lo q lleva a otras enfermedades y asi y asi y asi.

Creo que seria mejor pensar en como podemos dar vuelta esta situación. Estamos ad-portas de un problema mayor , la adiccion a la web y a los juegos(de manera extrema), por lo tanto debemos pensar que hacer para lo q se nos viene.

China nos lleva la delantera un par de años en este tema , por lo que debemos prestar atencion a lo que llegaremos.

Dejo un link

China: Centros de rehabilitación para adictos a Internet

25 de febrero

Los datos de investigaciones recientes que compartí apuntan en la dirección contraria a lo que su prejuicio señala. No se puede generalizar diciendo que todos los nacidos después del 2000 son flojos, desinteresados y con riesgos de enfermedades.

Juan Carlos

27 de febrero

Me parece notable la claridad con la que se ha expuesto contra el oscurantismo con el que personas con prejuicios y miedo pretenden llamar a la histeria. Las nuevas tecnologías están en nuestra vidas y es tarea nuestra incorporarlas sabiamente tanto a la educación como al día a día. Las exageraciones -en todo ámbito- no sirven para nada bueno.

29 de febrero

Muchos al caminar por las veredas hemos sufrido a los SMOMBIES

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160224_smombies_peatones_distraidos_finde_dv

Saludos

14 de abril

Cuidado puedes estar creando un Smombie

¡Atención! puedes ser un smombie sin saberlo

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La participación democrática implica un compromiso, una voluntad de plasmar una idea en lo concreto y de defenderla (y asumir que existe la posibilidad que la idea de otro se imponga).
+VER MÁS
#Ciudadanía

Like sí, Voto no

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

¿Cuál debiese ser la preocupación esencial? Primero que todo, brindarle al INE, de una vez por todas, la autonomía que requiere. De esa forma, se evitan suspicacias sin bases o gustos políticos como el ...
+VER MÁS
#Economía

Censo 2017 ¿Un déjà vu? ¿Problema del INE, del gobierno o del Estado?