#Educación

MINEDUC: Filosofía e Instituto Nacional

13 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Dos temas convocan que escriba esta columna, que serán examinados de modo superficial pero útil para poder entender dos hechos que han sido traídos a la palestra por el propio MINEDUC, que nos parezca mal o no, está encargado de la educación en nuestro país: Quitar a la materia de filosofía como obligatoria en el currículum escolar y la pérdida de la excelencia académica en el Instituto Nacional. Son temas polémicos, pero requieren todo el foco de atención como cualquier otro tema que ha de calificarse como de «importancia nacional».


Habría que recordarles, sobre todo a los que se denominan pragmáticos sin saber qué es, que toda la estructura científica descansa en conocimientos que la misma filosofía ha contribuido a construir gracias a sus intensos debates: el método, la ética, la lógica, las relaciones subjetivas, entre otros.

En primer lugar, la materia de filosofía ha sido un tema problemático tanto de contenido como de principios. Sin embargo, la necesidad que la filosofía implica en el ser humano es grande, y ha sido desestimada por años en la sociedad chilena. ¿Qué importancia podría tener tal materia? Habría que recordarles, sobre todo a los que se denominan pragmáticos sin saber qué es, que toda la estructura científica descansa en conocimientos que la misma filosofía ha contribuido a construir gracias a sus intensos debates: el método, la ética, la lógica, las relaciones subjetivas, entre otros. Podría pensarse que la filosofía es una herramienta, pero no lo es, pues reposa sobre un principio más noble que la simple y burda acumulación de saber medida en un test pedagógico o en un proyecto educativo, pues constriñe a la reflexión, al pensamiento crítico, y emprende un camino que ha de habilitar miles de otros, a saber, la duda. Uno podría pensar que la duda es un simple modo de volverse loco, un padecimiento tan grande que es la causa de todos los malestares y angustias actuales; pero la duda filosófica no es eso, es una duda que apunta a un conocimiento ya validado, es una entrada a lo que conocemos por «sentido común» para deshilvanar toda una lógica de dominación, donde por medio de ella inicia  todo el movimiento cognoscitivo que nos hace movernos y no estar cómodamente estáticos en un mundo de saberes por aprender.

Bien pueden los padres pensar que todo esto es una inutilidad, que es más útil que los niños calculen y se desvivan con hojas completas de un cálculo avasallador; pero la filosofía es un modo de ordenar, de dar forma a todas esas composiciones algebraicas que no han de tener sentido para un niño que apenas se inicia en el mundo simbólico en el que vivimos, y es también absurdo olvidar que en el seno de la misma filosofía que desdeñamos, nacen ciencias como la matemática y la lógica proposicional. Sería absurdo negar la importancia de la filosofía también en temas como el conocimiento científico, la comprensión de textos, los debates sobre la ética, e incluso comprende una materia que muchos ya han olvidado, que sería la educación cívica. Todas estas tareas pueden ser llevadas a cabo por medio de la filosofía, emprendiendo modos de razonar que enseñen a los jóvenes no sólo a saber que «2+2=4», sino que la operación aplicada es también «2=4-2», que permite razonar y no ceñirse por fórmulas determinantes de los modos de incorporación de saberes. Pero bueno, introduzcan más horas de matemáticas a los colegios, asfixien a la mentalidad infantil con sus requerimientos unilaterales de saber, y podrán darse cuenta que, incluso con 1 terabyte de memoria en los computadores, los niños jamás aprenderán nada más que ver y copiar, la imitación mediocre de la cual los griegos hábilmente lograron desprenderse.

En segundo lugar, el tema de la pérdida de la excelencia académica del Instituto Nacional. Es un tema espinoso, pues ha sido recibido con gran alegría, sobre todo, por los colegios particulares que se han comparado con el que se ha denominado «el bastión de la educación pública». Respecto a esto último, diré que les resulta placentero que esto ocurra por dos razones: les permite erguirse contra quien les ha combatido los espacios de poder académico como la PSU; y les produce placer por el mero hecho de que ahora podrán levantar con orgullo sus pulcros uniformes comprados en alguna tienda de retail de primera clase junto con sus corbatas de terciopelo. Sin embargo, ¿de qué orgullo me hablan, si su mera existencia es el cáncer del país? Nos han inundado con las promesas de que la mejor educación es la que cuesta más caro -y sucede lo mismo con los productos del mercado-, pero ese mismo pensamiento ha levantado las murallas de clase que nos separan unos a otros desde la infancia, donde los niños acaudalados viven en un hedonismo encarnizado en su excesivo desprecio por sus pares, y ha generado la degradación completa de un punto de reunión del cual era el Instituto Nacional un símbolo en sí mismo. Sí, eso era, por lo mismo se le apodaba como un «Chile chico», donde se reunían ricos y pobres para disolver sus diferencias de clase en lo único que en su interior tenía completa validez: el saber. Por lo mismo, era un peligro para el proyecto social, porque entre más odio exista entre las partes nunca podrá existir un consenso, y eso se busca; mientras los niños vivan separados unos de otros por el simple hecho de su nacimiento, ya nada impedirá que a futuro se ensañen contra sus pares indicando que son superiores, recalcando un orden jerárquico que nosotros mismo hemos validado en todos los espacios.

Por eso, que al Instituto Nacional se le retire la excelencia académica no puede importar en sus causas, sino únicamente como noticia, como hecho. No interesa al morboso lector de titulares que se le retire por el hecho de que hace años se ha emprendido una campaña de boicot contra el SIMCE, donde los alumnos han dejado de responderlo o lo rellenan con cualquier cosa que se les ocurra. No, eso es irrelevante, porque hay que superponer a la causa real otra, imaginaria, que nos permita gozar del hecho noticioso, por lo que se usarán motivos como: «los niños son unos imbéciles, las marchas los dejaron así» o «Qué bueno, así se ponen a estudiar», pero no sabrán que Pinochet era enfático en decir que cada uno debe opinar únicamente de lo que hace, censurando alguno que otro personaje por hablar de un tema que no le correspondía. Así, resulta lógico atribuir  a todas estas personas que dicen que los niños deben desvivirse únicamente por estudiar un pensamiento pinochetista, herencia perniciosa que se ha colado en el discurso colectivo.

Para finalizar, destacar que los alumnos del Instituto Nacional lograron boicotear el SIMCE, y gracias ellos, ha sido puesto en palestra nuevamente una prueba estandarizada tan ilógica como la PSU y el SIMCE, donde se observa una brecha de clase que desgarra a toda la sociedad chilena. En segundo lugar, recordar que el olvido nunca es bueno, pues se pone al servicio de todo aquello que no queremos saber, y de lo cual el poder se aprovecha. Recordemos todo cuanto hemos tenido sin perder las conquistas por delante, aquello que la filosofía nos enseña es a reflexionar y dudar, por lo que perder una de las materias que nos hace humanos ha de ser tan nefasto tanto a mediano como a largo plazo, y creará profundas grietas que la tecnología se ha encargado de llenar de momento, pero cuando la estupidez y la ignorancia dominen el país hemos de lamentar un paso tan mal dado como el que se quiere dar ahora.

 

TAGS: #Filosofía Instituto Nacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
eduardo testart

24 de agosto

Muy interesante lo que dices Diego y cierto, sin embargo, en Chile pocos enseñan filosofía o son filósofos en el sentido que lo expresas, solo se enseña “historia de la Filosofía” y/o aprender a repetir algo de los “Grandes Filósofos”. Efectivamente sin educarnos cívicamente, sin educarnos a pensar, sin educarnos en la libertad, sin educarnos en la probidad, sin educarnos en la lectura, sin educarnos en la poesía, sin educarnos en el arte, sin educarnos en el respeto, sin educarnos del cuidado del medio ambiente… etc. Toda la Matemática, Física, Química, PSU, PAA, SIMCE o lo que venga no sirven de nada.
Estamos entrando en un camino sin retorno donde deberemos “refundar” rápidamente nuestra sociedad, partiendo por la Educación.

24 de agosto

Por supuesto que es necesario, pero como dije, este es un examen superficial y más al corto plazo -que nos convoca irremediablemente- que al largo plazo. Es cierto que se requiere tratar mejor los contenidos, pero materias como filosofía se ven emplazadas por la ridícula de decisión que se tomó de proponerla como una materia «para los mayores», vale decir, para 3º y 4º medio. Si uno lo piensa, dejar una temática tan vasta y con contenidos tan desfigurados y reducidos -porque no se enseña a Foucault, Nietzsche o Marx más que en lo considerado como aceptable- para esos niveles, deja a los docentes en una situación particular donde termina siendo una historia positivista de la filosofía -de los hechos, no de los pensamientos o condiciones de producción-, como sucede también en Historia, donde el ajuste a las pruebas -PSU- impide que los contenidos alcancen la riqueza que debiesen llegar a tener. Pero también es culpa de los padres, los ciudadanos y los educadores conformistas, por no pedir un cambio estructural y aspirar a la simple mediocridad de obtener un puntaje que les ofrezca el goce de ser calificados como «inteligentes», pero esa inteligencia no es más que la apariencia, pues están condicionados por una propuesta educativa completamente perversa, que busca la repetición para la obtención de los honores. Ese, también, era un de los caminos que en Nacional ofrecía, el de no ceñirse tajantemente por los contenidos que el MINEDUC exige.

25 de agosto

Disculpe pero encuentro que es un articulo un poco extraño, absolutamente bipolar.

La parte de la filosofía es notable, apela a la presencia de razonamiento y de lógica para no ceñirse a fórmulas que determinen la incorporación de saberes y critica el aprendizaje basasdo en simplemente copiar lo que ven, rechaza la “imitación mediocre”, etc.. formidable.

Pero la segunda parte respecto a la pérdida de excelencia académica del IN hace justamente una aplicación práctica perfecta de la “imitación mediocre” desdiciéndose de todo lo que dice en la primera parte: hace un tremendo alarido de prejuicios de lo que unos piensan de otros con frases añejas de mediados del siglo pasado que demuestran una mente absolutamente cerrada y adoctrinada por ideologías históricamente fracasadas.

Vea el siguiente link si realmente está dispuesto a abrir una pequeña rendija en su mente que le permita desmarcarse y practicar en usted mismo lo que en forma tan notable escribe en la primera parte del artículo y que borró con el codo en la segunda parte.

La absurda campaña por educación pública

Saludos

25 de agosto

Voy a responder del siguiente modo a su pregunta: ¿No es la misma crítica a la ideología una ideología en sí misma? No podemos considerar a la ideología como un factor externo de antaño y añejo, sino un modo de relación con el mundo que se vive en la experiencia subjetiva del encuentro con el objeto-cosa, que sería precisamente mediado por ciertas categorías como “El prejuicio” -en el caso de Gadamer-; “Las categorías” como bien supo Kant; Las ideas innatas de magnitud, forma, etc, como supo Descartes, etc. En segundo lugar, el artículo me parece que se encierra en sí mismo, es una alarido en pos de volver al mercado un derecho público, destituir la enseñanza condicionándola a los medios económicos disponibles por tal o cual individuo.

Uno bien puede pensar así, no hay duda de eso, pero el error consiste en que vivimos en sociedad, no en un extremo individualismo donde la competencia al estilo “Darwiniano” -porque, curiosamente, el Darwinismo social era contrario a Darwin mismo- que Taylor defiende ha de ser quien nos mueva en el mundo. No, lo que nos constriñe ahora es aprender, o volver a hacerlo, a pensar como comunidad, no en bienes tribales-familiares que constituyen las brechas que han de ser derrumbadas con el tiempo. La mano invisible no funciona, por eso la miseria barre con los niños en las calles, por eso Pinochet fue quien metió las drogas y la pornografía a Chile: Para mantenernos ocupados.

25 de agosto

Atendió un comentario crítico, hostil y de criterio muy distinto al suyo, eso habla bien de usted. Y le agradezco esta deferencia.

Yo quizá tampoco hubiese leído el artículo que es absolutamente contrario condicionar la enseñanza a los medios económicos de las personas como ud. afirma, y además está absolutamente orientado a defender la educación pública de la calidad, como la que existe en los países avanzados, donde la gente la adopta por opción y no por una imposición ideológica, porque esto último es un ejemplo palpable de la mediocridad que explica en la primera parte de su articulo. Pero yo no me hubiese pronunciado sobre algo que no leí, no soy tan arrogante como usted que prefiere afirmaciones antojadizas y prejuiciosas sobre un artículo que obviamente ni siquiera leyó, y de nuevo se identifica mas con lo que critica. Ahora sabemos que tan en serio puede ser tomado como fuente de información cuando habla de Pinochet, pornografía, Darwin, etc… etc..

Saludos

25 de agosto

jaja Sí, es cierto, había hecho una lectura rápida de su columna y no me detuve lo suficiente como para ver bien el panorama. Sólo retiro la parte «enseñanza condicionándola a los medios económicos disponibles por tal o cual individuo», y ahora explico por qué no he de retirar lo otro incluso añadiendo un punto más: La elección siempre tiene un vicio. Puedo deducir, de lo que dice, que un aporte basal desde el Estado podría ser destinado al individuo y no así al presupuesto; pero de ahí me surgen dos preguntas: Si la cantidad es idéntica para todos ¿Tendrán los mismos precios todos los colegios a los que se aspira? ¿Cuánta será la diferencia de capital a aportar para los padres? Esas dos preguntas son en las que apoyo todo lo anteriormente dicho. Finalizo diciendo que una elección siempre está determinada de antemano en el caso que discutimos, y poner en manos de privados el proyecto social es peligroso, pues esa ha de ser una labor que el Estado debe tener sobre sí, promoviendo una educación laica y universal que finalice los límites que el dinero crea con el fin de unir.

P.D.: Lo de Darwin se aprecia en las distintas aclaraciones que ha dado en sus libros naturalistas (Taylor fue quien habló de darwinismo social); lo de Pinochet, hay distintas fuentes, pero sería un tedio buscarlas. Slajov Zizek toca el tema parcialmente en una de sus conferencias.

26 de agosto

En mi propuesta los padres seguirian pagando lo mismo: unos mucho, otros poco y otros nada, y el estado seguiria gastando lo mismo, la única diferencia es que el aporte del estado va directamente a los alumnos y no a los colegios.

El asunto es que hay ideologías que sí hacen al ciudadano definitivamente mediocre y para demostrarlo cité mi artículo: ¿realmente quiere una educación publica de calidad o sólo quiere que no haya educación privada?. Si quisieran una educación pública de calidad la construirían en forma racional y planificada: x ejemplo a nivel escolar hubiesen fortalecido los colegios de copago para disminuir y ajustar la cantidad de alumnos en colegios públicos de manera de poder garantizar calidad en la enseñanza, asi en la medida que el presupuesto crezca o se haga mejor uso de él se aumenta la cantidad de alumnos en la medida que se pueda seguir garantizando calidad. Probablemente eso hubiesen hecho en un país avanzado si tuviesen nuestro problema presupuestario en lugar de la opción mediocre de obligar a la gente a adoptar una educación pública que no quieren ni siquiera quienes dicen defenderla. Sigue aumentando la cantidad de alumnos con el mismo presupuesto y por lo tanto empeorando la calidad cada vez mas solo por tomar la opción que dicta la ideologia para mediocres.

Y al revisar la historia se vé cada vez mas nítido que el período de Pinochet y lo que duró su herencia cultural fué un paréntesis dentro de la mediocridad del país.

Saludos

26 de agosto

Ah pero bueno, el trabajo en el porvenir será ir a por la calidad -esperemos, o eso es lo que tenemos por delante, sea el gobierno de turno que sea, a pesar de que no han hecho nada sustancial ni nuevo-. En otro tema, algo que no puedo dejar pasar es decir que el período de Pinochet fue un momento donde se puso en suspenso la ignorancia. Debo decirle que es falso, la censura fue un motivo donde comenzó la estupidez, donde las carreras de investigación se congelaron y los fondos fueron llevados a lugar oscuros y sin ningún descaro. Tenemos el MilicoGate, el boinazo, etc. Nadie se salva, incluso ha sido una herencia tan pesada que aún no superamos esa etapa regresiva en la identidad nacional. No entraré en detalles, pues sería inabarcable con la cantidad de carácteres del que dispongo, pero hablar de que allí se suspendió el proceso de idiotez es una mentira, pero una mentira creída por muchos, por lo que se puede hablar de una verdad colectiva, mas una mentira de facto al fin y al cabo.

27 de agosto

No dije que en el período de Pinochet se puso en suspenso la ignorancia, es mucho mas que eso, dije que en ese período, y mientras duró su influencia, se nota un paréntesis dentro de nuestra historia tan mediocre, eso dije. Para que vea claramente la diferencia entre lo que es mediocridad y lo que no lo es averigue lo que era Chile antes de asumir el presidente Pinochet, vea los propósitos del gobierno militar en el 5to bando del mismo 11 de Septiembre de 1973, y compruebe como se cumplieron todos los propósitos, cómo de un montón de cenizas Chile se convirtió en el país mas próspero y estable del continente. Así aprenderá la diferencia entre una gestión mediocre como la de este gobierno y una gestión formidable como la del gobierno del presidente Pinochet.

Este gobierno fue elegido con amplio apoyo ciudadano y sin contrapeso en el senado ni en la cámara, algo inédito, todo para el propósito de de educación pública de calidad. Ahora la educación publica está peor que antes y el gobierno no sabe que hacer con ella. ¿No le parece una gestión mediocre? Y después de eso decir que “queda en el porvenir”, o sea en calidad de utopía ¿Cómo se califica eso?. ¿Le dirá eso a sus pacientes después de su trabajo como psicólogo?

Saludos

25 de agosto

Diego, ¿estudia psicologia? Entonces piense: si yo voy a hacer un boicot a algo, primero tengo que saber por qué lo hago, qué es lo que estoy cuestionando, qué es lo que pretendo con eso, y que consecuencias puede tener eso.

“Yo creo que los alumnos no lo tenían completamente claro. Además este tema de los factores de la subvención se cambiaron hace uno o dos años, entonces eso también influyó un poco que los chiquillos no tenían total conocimiento”. Eso dijo el disque representante de los alumnos del Nacional. Lo mismo dijo el disque representante del Lastarria. Y van a salir otros diciendo lo mismo.

Diego: no rindieron la prueba porque no les dio la gana hacerlo. No estaban boicoteando nada. Sencillamente no les dio la gana hacer la prueba. Punto. ¿Y sabe por qué lo se? Porque mienten al decir que no tenian idea de lo de la subvencion. Eso lo sabemos todos, porque todos los años, cuando se publican los resultados, se remarca, y precisamente es lo que muchos criticamos al Simce, porque los colegios, para recibir esa subvencion, se enfocan en esa prueba, no en formar a los estudiantes. Eso es lo peor del Simce. Y estos niñatos lo sabian, pero no les importo.

Diego, la nula empatia de esos niñatos con sus propios compañeros, con el colegio, con la comunidad, deberia preocuparle. No los defienda, no defienda a la generacion que destruyo al Instituto Nacional. No lo merecen.

25 de agosto

Voy a ser claro con usted señora Marcela: Sí existió un boicot. Están los eventos en facebook, los grupos reunidos, incluso yo recuerdo tras mi paso por ahí haber presenciado uno de los varios movimientos contra el Simce que consistía justamente en no responderlo. Curioso, nadie puede creerlo, pero la pregunta psicológica precisamente no es por qué los niños lo hicieron, sino preguntarse por qué nadie puede creer que lo hicieron y escogen refugiarse en una fantasía que promueva el universal coercitivo que intentan plantear. Ese universal coercitivo sería que el IN ya no es más el de antes, y puede que no lo sea, han quitado materias y aumentado otras, sacado clases de literatura e introducido matemáticas, pero lamentablemente las mallas son impositivas, las peticiones del Mineduc, que nivela para abajo, sólo vienen a frustrar proyectos educativos de años. Cabría preguntarse qué se hizo de la educación del pasado, y si el Instituto Nacional realmente destacaba por su excelencia o porque no habían muchos competidores a diferencia de hoy, pero esos son otros temas, pues hemos sido testigos de cómo el Nacional se ha sobrepuesto a su propio modo de las injurias.

¿Ha visto las pruebas Simce? Son un chiste, pero eso está fuera de foco en este comentario, pues, sino, habría que ver problemas de contenido, no de forma. Finalizo diciendo que no pretendo defender a la institución sino a los alumnos, pero sólo en la medida en que se los acuse injustamente

25 de agosto

Diego, no es que no se le crea que hicieron ese boicot. Es el por qué lo hicieron lo que no es creible.

Segun ud, lo hicieron para combatir al Simce. Mentira. La mayoria de los que no la rindieron fue por pura flojera. No quisieron hacerlo porque no les dio la gana. Como no les da la gana votar, como no les da la gana estudiar, como no les da la gana nada. Son NI-NI, que apenas se levantan para jugar Pokemon Go.

Y la prueba de lo mentirosos que son estos Ni-Ni la tenemos en las declaraciones del centro de alumnos. No sabian de las consecuencias. ¿En serio, no lo sabian? Mentira. Sabian lo que iba a pasar. No les importo. No les importa el daño que han hecho, no les importa el daño que le han hecho a todos sus compañeros. No les importa nada mas que lo que ellos dicen, lo que ellos quieren.

Diego, ¿quiere respuesta a su pregunta de por qué no se les cree? 400 millones. El daño patrimonial al INBA causado por las tomas de este año es de mas de 400 millones de pesos. Rayados, destrozos, robo de libros que eran de todos los chilenos. Y eso fueron alumnos del INBA. Fueron compañeros suyos, y no es montaje ni mentira porque ahi estaban los padres como testigos. ¿Otra razon? Entre, saque el Cristo, se cayo, se rompio, no pense que a alguien le iba a importar. Otro INBA.

No hay falsa acusacion en esto. Es daño, daño mas daño mas daño que estos niñitos han hecho.

25 de agosto

En cuanto al INBA no tendría una respuesta, pues lo que ocurrió este año me es de cierto modo ajeno por temas de localidad geográfica, como tampoco tengo cercanía con lo acontecido tras la toma. Por otra parte, generalizar como flojera el caso del Simce es un poco apresurado, pero de que los niveles como país en términos educativos han bajado, lo han hecho, y se ha mantenido a la baja. Podemos aventurarnos a explicar el fenómeno, pero creo que los profesores tienen un poco más de palabra ahí que yo, pues ya hace un tiempo salí de la enseñanza media y no estoy muy familiarizado con lo que ocurre al interior de la sala de clases misma. Por eso mismo hablo desde el recuerdo, no así de los procesos y coyunturas que se desenvuelven en el aquí y el ahora, pero abarcar a toda la población de liceos emblemáticos es más apresurado que la sentencia de Francisco Gil -de lo último bastante-, que celebra algo que ha de parecernos doloroso en un tiempo más.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Llama la atención que señale la tolerancia, la diversidad y la inclusión como valores necesarios para una sociedad, y al mismo tiempo, acuse que grupos minoritarios deseen imponerse a los deseos de la ma ...
+VER MÁS
#Política

El Pastor Eduardo Durán: claves para ser ovacionado

Lean el Informe Valech: en este país, personas fueron violadas por perros, les metieron ratas y arañas en sus genitales, les extirparon a las mujeres hijos de sus vientres metiéndoles los brazos a travé ...
+VER MÁS
#Justicia

Reserva de identidad de la Comisión Valech

Un gran aspecto que los cursos deben superar es que estos no solo se basen en la opinión de expertos. La opinión o los consensos forman la base de la pirámide de la calidad de la evidencia, en otras pala ...
+VER MÁS
#Salud

Reflexiones en torno a los cursos ofrecidos a los cirujanos dentistas

Fue tal el impacto de lo que se hizo en la comunidad que, en el 2013, se realizó un acto en el que se instaló una placa en memoria de Littré Quiroga y Víctor Jara; el homenaje contó con la presencia de ...
+VER MÁS
#Cultura

Población y memoria

Popular

En otra sesión de interrogatorio las preguntas iban precedidas de martillazos sobre las uñas de los dedos de ambas manos, uno a uno, hasta que quedaban completamente inflamados y por lo tanto insensibles, ...
+VER MÁS
#Sociedad

Informe Valech: Voces de la memoria

Debido a que el emprendedor no es una profesión y en general tampoco una condición duradera, ellos no forman una clase social en un sentido sociológico estricto.
+VER MÁS
#Economía

El emprendedor schumpeteriano

Fue tal el impacto de lo que se hizo en la comunidad que, en el 2013, se realizó un acto en el que se instaló una placa en memoria de Littré Quiroga y Víctor Jara; el homenaje contó con la presencia de ...
+VER MÁS
#Cultura

Población y memoria

Y en cierto sentido eso podría hinchar el pecho de Bachelet de satisfacción por el deber cumplido; sin embargo, el grave error es no haber explicado en qué consistían medidas como la despenalización de ...
+VER MÁS
#Política

Rabia evangélica: otro triunfo de la derecha