#Educación

Los otros exiliados: científicos chilenos

41 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La ciencia es la única herramienta que poseemos como humanidad, capaz de hacernos realmente libres. Libres de la ignorancia, del mito y la superstición que arrastramos desde que, como especie, nos ocultábamos en cavernas para sobrevivir. Cada aparato, vacuna, construcción, vehículo, y sistema de cualquier índole está basado en el conocimiento empírico demostrable (el único conocimiento real, el resto es intuición) que hemos desarrollado como especie en los últimos miles de años.


Chile exilia a sus científicos, literalmente. Este es el país que hemos construido y que, en mi opinión, dada nuestra clase gobernante en general, tiene muy pocas posibilidades de cambiar. Por esto, si va a ser científico, le deseo la mejor de las suertes ya que, aparte de su brillantez, la va a necesitar.

Sin embargo, esta columna no habla de las bondades de la ciencia, esta columna es un mensaje de utilidad pública para nuestros jóvenes, es lo que no se encuentra en ningún libro, es lo que el Discovery Channel no le cuenta al espectador, es lo que los científicos omitimos las veces que damos charlas a la comunidad para acercarla a la ciencia. Esta columna habla del lado B de la ciencia, ese que no aparece en la sección de tendencias de El Mercurio. Jóvenes, muchos de ustedes tienen una historia incompleta, y el propósito de esta columna es ayudar a completar ese vacío, eso que debieran saber para tomar una decisión informada.

Para estudiar ciencia siendo chileno hay que ser valiente, estar medio loco, tener cierto grado de espíritu de mártir, o derechamente ignorar algunas cosas. Para no aburrir con cifras, me voy a enfocar en cosas tangibles para la gente en general. El estado de la ciencia en Chile es, en mi opinión, un análogo al estado del deporte. Por ejemplo, Tomás Gonzalez, un talento natural que, sin tener el apoyo de políticas públicas deportivas lo suficientemente fuertes, se ha destacado simplemente debido a la pasión que tiene por lo que hace, teniendo muchas veces que “mendigar” implementos para entrenar como corresponde, y quien, gracias a la donación de un empresario no mucho tiempo atrás, pudo comprarse los implementos que necesitaba sólo después de haber ocupado lugares importante en la élite de la gimnasia mundial, a puro pulso. Los premios nacionales de ciencia son nuestros Tomases González, ellos son nuestros Fernandos González y Nicolases Massú, son nuestras Crespitas Rodriguez, y nuestros Arturos Vidal, i. e., las excepciones a la regla.

Al elegir una carrera científica, cualquier joven de nuestro país se verá enfrentado al siguiente escenario. En primer lugar, los estudios universitarios terminan una vez obtenido el doctorado y no antes. Esto significa que, en promedio, estudiarán al menos la misma cantidad de años que un médico especialista (alrededor de 10 años). Para hacer ciencia, esto es el “desde”. En segundo lugar, durante los estudios de pregrado en cualquier universidad, debe ser un alumno destacado. Aquí no aplica el dicho que existía en Beaucheff (la FCFM de la U. de Chile donde estudié) de que “el 4.0 es nota y el resto el lujo”. La razón es simple: una vez  terminada la licenciatura, los doctorados se pagan en base a becas en la inmensa mayoría de los casos (como con el programa Becas Chile de CONICYT), por lo que van a tener que competir con sus pares por un cupo.

En tercer lugar, una vez terminado el doctorado (con los correspondientes años de daño previsional por falta de cotizaciones), una vez pasada la celebración por la obtención del grado de Doctor, viene la cruda realidad, después de todos esos años de esfuerzo: en Chile, el sueldo promedio de los investigadores con doctorado (considerando todas las áreas científicas) es de 500 mil pesos. Sí, 500 mil pesos, después de haber estudiado, por lo bajo, 8 años (4 de licenciatura y 4 de doctorado, si es que no hay un master entre medio). Además, solo un 3.5% de todos los investigadores obtiene un contrato indefinido en alguna universidad (o sea, obtiene estabilidad laboral).

Si se adjudica una de las pocas plazas que abre CONICYT en Chile para investigadores (con respecto a la cantidad de gente que se está doctorando dentro y fuera del país), ¡felicitaciones! La pregunta es: habiendo alrededor de 7000 estudiantes de doctorado fuera de Chile, ¿cuáles son las probabilidades de encontrar una plaza de trabajo a la vuelta en un país exportador de piedras y pellets de madera, y con universidades que ni siquiera tienen recursos propios para financiar puestos de PostDoctorado?

En cuarto lugar, la estabilidad laboral es simplemente una quimera. Si tiene la suerte la obtener una plaza para investigar en Chile, prepárese para poner la mejor cara al banco para, con un contrato de dos años, pedir un crédito hipotecario y poder comprarse una casa. Suerte con eso. ¿A qué nos lleva esto?A la famosa “fuga de cerebros”: jóvenes investigadores que simplemente no tienen otra alternativa que probar suerte fuera de Chile para conseguir un sueldo. ¿Es esto una maravilla? Pues no. Hacer investigación en el extranjero se traduce simplemente en volverse nómade: cada dos años postular a un nuevo trabajo, generalmente en otro país, cambiarse de casa y comenzar de nuevo.

Ahora, imagínese que quiere tener familia: va a necesitar una pareja que esté dispuesta/o a cambiarse de país cada dos años, exponer a sus hijos a un cambio constante de ambiente y amigos, no ver a la familia y amigos en Chile por tiempos bastante prolongados, experimentar la muerte de familiares estando lejos (pasa más frecuentemente de lo que uno cree), y un largo etcétera. Un acto tan simple como tener pareja y formar familia es literalmente un lujo si se es científico. Aquí, las mujeres se ven especialmente afectadas en su maternidad, posponiéndola por varios años debido a la presión por obtener un contrato temporal (además de la discriminación salarial, claro).

Probablemente haya excepciones a este cuadro un poco pesimista, gente tan brillante que nunca se va a ver en problemas de encontrar un trabajo, la pregunta es: ¿está usted dentro de ese pequeño porcentaje de gente (casi) súper dotada, o con la inmensa mayoría restante que, siendo gente muy capaz e inteligente, no encuentra trabajo? A pesar de lo pesimista que suena lo anterior, la ciencia es una carrera apasionante, y sería injusto inhibir a los jóvenes de convertirse en hombres y mujeres de ciencia que le cambien la cara a nuestro país. Sin embargo, aún más injusto sería ocultarles la realidad a la que se verán enfrentados una vez la Champagne se haya acabado. Chile exilia a sus científicos, literalmente. Este es el país que hemos construido y que, en mi opinión, dada nuestra clase gobernante en general, tiene muy pocas posibilidades de cambiar. Por esto, si va a ser científico, le deseo la mejor de las suertes ya que, aparte de su brillantez, la va a necesitar.

TAGS: #CienciaInnovación #PolíticasPúblicas Científicos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
“Los otros exiliados: científicos chilenos”

18 de octubre

[…] Fuente: El Quinto Poder, 17 Octubre 2015. […]

Mauricio Antonio Arenas Salinas

20 de octubre

y si tienes la suerte de entrar al sistema universitario, debes enfrentar las condiciones que te exigen que son hacer ciencia con pocos recursos y ser altamente productivo. Lo cuál no siempre es fácil, y peor aún deben vender tus ganas de querer hacer ciencia altamente significativa por algo de menor impacto que te permita generar papers en menor tiempo para poder cumplir con las exigencias del sistema. Lo cual es lamentable ya que la ciencia de alto nivel requiere de muchos años de trabajo y generalmente es donde uno quiere apuntar. La esperanza esta en crear un ministerio de Ciencia y tecnología y en que nosotros eduquemos a la población para que los futuros lideres políticos sepan que el desarrollo del país y del mundo depende de la ciencia. Es por esto que los programas Explora y las actividades de difusión en colegios son muy importantes. Espero que en algún momento veamos a nuestro vecino Brasil y veamos como invierte en ciencia y tecnología, construyendo y creando instrumentación de punta como es el nuevo Sincrotron Sirius y podamos absorber algo de esta iniciativa para convertirnos en algo mas que vendedores de piedras y papas.

Margaret

21 de octubre

Felipe, creo que Ud. no entiende el problema de fondo. Sólo un dato para que reflexione: “Chile figura en los últimos puesto del informe sobre Ciencia y Tecnología de la OCDE”. Lea, reportaje del día de ayer en el mercurio.

Ricardo

21 de octubre

Eso si espero que esas iniciativas sobrevivan la crisis política que pasa Brasil, la tremenda corrupción que tiene (Petrobras), y una pésima situación económica. No solo es un asunto de medidas públicas, es un tema cultural. Piensa que en EE.UU el 64% I+D proviene de empresas privadas.

Felipe

20 de octubre

Nota tipica de un monton de llorones que sobran entre los becados por conicyt. Entran al doctorado pensando en las lucas y quieren volver y que les tengan todo en bandeja pretendiendo que el sistema chileno funcione como el MIT o Harvard en un abrir y cerrar de ojos. Se necesitan candidatos a doctor aperrados, como yo, que quieren volver porque, despues de hacer su doctorado en una institucion top 3 del mundo, saben que el sistema que tenemos en Chile es una basura y que para cambiarlo hay que dedicarle LA VIDA COMPLETA, y sin desesperarse al segundo anio de regreso a Chile como seguramente lleva el autor de esta nota. Menos lloriqueos y mas accion. Se necesitan candidatos a doctor aperrados que esten dispuestos a volver a Chile y que, si no encuentran pega en la academia, se busque una pega ojala en una empresa chanta de regiones donde le paguen 500 lucas pero que, al subirle el nivel hablando ingles y abriendo una division internacional, seguramente lograra el millon y medio que desea cuando la empresa facture lo suficiente para abrir oficinas en Shanghai.

Carola

20 de octubre

Claro, se me había olvidado que a diferencia del resto de la población los científicos viven del aire.

Eduardo

20 de octubre

¿Vas a abrir una oficina en Shanghai para comprarle productos terminados a los Chinos? Brillante… digno de un candidato a doctor

Ingrid

20 de octubre

Estimado Felipe,
NADIE, NA DI E que entra a un doctorado en Ciencias entra pensando en las lucas. Segundo, si tu quieres vivir la vida como martir, alla tu con tu problema. La vida es mas que sacrificarse por 500 lucas despues de 11 anos de estudio. Ademas, eso no esta bien, hacemos un trabajo que debe ser remunerado de acuerdo al conocimiento y a los anos de estudio y por cierto a la contribucion al pais. Te quiero ver en un par de anos cuando postules y postules y vuelvas a tratar y la respuesta siempre sea negativa. Cuando cachaste que si no es ahora, no es nunca en el caso de las mujeres para tener guagua. Cuando te des cuenta que aunque hayas hecho un Postdoc en Harvard si no tienes los contactos o no estas en Chile te va a costar un mundo encontrar una posicion. Si tu quieres trabajar en una empresa chanta en vez de contribuir con conocimiento en una Universidad, de nuevo, alla tu con tu idea, lo que es yo quiero educar de la misma manera en que yo fui educada, con pasion y entrega. Lastima que ahora no hay plata ni tiempo ni ganas para eso en Chile…

20 de octubre

En tu comentario Felipe, me leo. Pensaba lo mismo hace 4 años atrás cuando regresé a Chile. Y si, tambien me fui a provincia, y no gané 500, eran 380 lucas, haciendo clases en un Liceo. (Despues de un post doc en UCL London). Conocí la realidad de nuestro querido Chile, aquel en donde tratas de enseñarle estructura atomica a un cabro de 13, que solo quiere reggaeton (dale). Tambien me metí a una empresa pequeña, hicimos cosas entretenidas. DIvulgamos, y tambien organicé seminarios, sin lloriqueos ni lamentos. Pero sabes que?. Me cansé. Me cansé de la abismante diferencia de donde venia, En los 20 meses que estuve en UCL, saqué 15 puntos de impacto.. En los ultimos 4 años, en provincia, mi factor de impacto es = 0. Si, hubo pasión, hubo amor por mi tierra y por las necesidades de ella. Pero se abrió la oporunidad de emigrar, y la haré. En el proximo mes me largo al primer mundo, me largo porque no tengo previsión, ni Fonasa y sobretodo, porque quiero formar una familia, y te aseguro, que no hay ninguna pareja en este mundo que te aguante tanto sacrificio sin resultados por tantos años. Chao Chile.

Felipe

20 de octubre

Cada cual puede hablar desde sus vivencias. Es absurdo que alguien que ha tenido la suerte de retornar y encontrar una plaza no sienta que lo ha logrado, pero existe algo llamado EMPATIA, que a ud tocayo le falta por montones al parecer…

Michelle

20 de octubre

uff, Felipe, como científica, solo puedo decir que agradezco profundamente que haya muy poca gente como tú en el mundo de la ciencia. Decir que la gente entra a la ciencia pensando en la plata es tan estúpido, simplemente no saber nada de nada.

Margaret

20 de octubre

La burbuja de Felipe. Claramente nunca ha pasado hambre.

20 de octubre

A proposito de llorones y otras yerbas:

“Para este influyente economista Chile tiene un grave problema de crecimiento que no proviene de la incertidumbre frente a las reformas laboral o tributaria, sino de una cultura empresarial “extremadamente cerrada”; una suerte de club de quienes se educaron en “tres o cuatro colegios, dos o tres universidades y con los mismos apellidos”, que no se abre a la innovación y donde extranjeros y chilenos talentosos con otro origen son excluidos”.

http://ciperchile.cl/2015/10/20/academico-de-harvard-desmenuza-la-cultura-empresarial-chilena-que-frena-el-crecimiento/

Marcela

20 de octubre

Estas siendo irónico?

Felipe

20 de octubre

Para todos los que han comentado antes:
1) sí he pasado hambre viviendo fuera y soy de región y no santiaguino de las condes. Mi estadía afuera me la financie yo solo y sin beca, endeudado hasta las masas, y aquí estoy , en una institución top 3 del mundo viviendo al tres y al cuatro y sin ningun lujo, a pan y atún como muchos. ¿Y saben qué? me vuelvo a Chile sí o sí aunque me ofrezcan pega en Google o en la BASF porque en Chile están mis viejos ganando las 500 lucas que ustedes desprecian. Y sobreviven el mes bien. Y son felices.
2) son unos llorones si tienen beca Conicyt. Jamás hay que olvidarse que, si no la hubieran recibido, estarían ganando 450 lucas liquido y apuntando a las 550 lucas en la próxima entrevista de trabajo. Podrán ofrecerles 3mil euros de sueldo en París o Berlin, pero si realmente quieren cambiar las cosas en Chile antes de mandarse a cambiar deben apostar a quedarse, minimo 10 años.
3) los científicos no vivimos del aire, es verdad. Y por eso hay un sin fin de fondos para emprendimiento que ni paises más desarrollados que Chile tienen a disposición de la población. CORFO el 2009 tenía 400 millones de dolares para fondos semilla de los cuales solo 20 podía repartir. Razón: no había proyectos de calidad suficiente. Con un sercotec pueden empezar con algo pequeño. Luego los capitales semilla, fondos privados, capitales angeles, y un largo etc, les permitirá empezar proyectos de emprendimiento.
4) Michelle: Muchos becados conicyt entran pensando en las lucas. Lamentablemente, muchos terminan yendose fuera de Chile para ganar más plata. Decir que no tengo idea de la situación es simplemente un tiro al aire pues basta con ir un seminari de Chilenos en… (Boston, Berlin, Australia, etc) para darte cuenta que muchos solo piensan en las lucas. Un ejemplo de un llorón de primera categoría que le gusta criticar desde la comodidad del MIT y a cada rato en las revistas de sus amiguis: http://www.capital.cl/negocios/2015/10/01/101047-no-veo-en-la-elite-economica-chilena-gente-como-steve-jobs-o-elon-musk

Los invito a volver a Chile y cambiar la basura que tenemos como política científica pero desde dentro y aguantando las 500 lucas y la poca institucionalidad. Si quieren irse del país bien por Ustedes, pero no se tomen la molestia de disparar nocedades y seguir criticando sin dar soluciones pues irse del país es una decisión que pasa más bien por mejorar la situación econonomica personal y no la situación económica nefasta por la que cruza el país, con sueldos miserables, pobreza del 25% y con un 50% de analfabetos funcionales. SI se van del país busquense una pega buena, y si van a la academia, no corten la cooperación con Chile y reciban estudiantes chilenos. Para cambiar las cosas en Chile hay que hacerlo desde dentro y organizandose, generando institucionalidad y haciendo ruido en al área política que tanto nos incomoda a los científicos.

Sergio

21 de octubre

Felipe, me parece que estás mal hombre. Usando tu lógica, que sentido tiene hacer un doctorado si estás dispuesto a transar tus estudios por crear una division internacional de una empresa que no hace investigación en tu área. Y si piensas trabajar en una multinacional con presencia en Chile para hacer investigación, piénsalo bien porque probablemente termines en otro país. Es que en Chile la investigación no es prioridad y faltan incentivos para fomentarla en los sectores públicos y privados.
Me parece mediocre y bastante poco inteligente de tu parte proponer lo que propones (pero con respeto :), “dedicarle la vida completa” a una empresa con tu ingles y pensar que estás siendo “aperrado” por Chile es sub-utilizar tus habilidades que has desarrollado y una lástima para tu institución top 3 del mundo. No creo que ellos formen personal altamente calificado para terminar en una empresa chanta de region que concursa por capital semilla y decir que lo hace por Chile. No seas un falso héroe porque no estás en posición de criticar. Cuando vuelvas a Chile y tengas ganas de tener familia, casa y estabilidad laboral te quiero ver. Yo estudie becado y continuo buscando oportunidades de trabajo en Chile para hacer lo que me gusta. Chile no lo ofrece por ahora pero no es por eso que voy a dejar de hacer lo que me apasiona. Si fuera ese el caso, mejor me hubiera dedicado a otra cosa. No es por falta de trabajo en Chile que me voy a echar a morir tampoco.. Pero si me gustaría estar con mi familia y con estos “lloriqueos” que dices tu, estamos haciendo una critica al sistema actual y empujando para que se generen políticas que permitan para atraer cerebros fugados y tb. otros personajes como tu.

21 de octubre

Es fácil ser arrogante y criticar las aspiraciones y frustraciones de otras personas desde el anonimato. Te recomiendo que conserves dicho anonimato si alguna vez quieres aportar algo útil a Chile. A menos que seas un genio y no necesites de otros seres humanos… ahí si se te permite ser así…

A mi juicio se necesita más política, más organización entre los científicos chilenos para poder cambiar el escenario desfavorable que existe hoy. Basta ver cómo funcionan las organizaciones científicas que tratan de cambiar el estado actual de las cosas para observar que falta mucho, pues en general se trata de un gremio poco cohesionado.

No es ser llorón constatarlo, solo ser realista. Existirán quienes deciden seguir sus estudios en el área de la ciencia a sabiedas de este contexto y los que lo eligen por otros motivos muy variados (intereses personales, lucas, etc.). Sea cuál sea el motivo por el cual sigan una carrera científica, serán tus colegas y será el grupo con el cual tendrás que trabajar para organizarte y lograr tus sueños de sacrificio y transformación. El problema es que a nadie le gusta trabajar con personas arrogantes pagadas de si mismas, por lo cual creo que está bien que dispares anónimamente. Al menos así tendrás una opción de cambiar tu actitud cuando tengas unos años más de experiencia y debas enfrentar la realidad en vez de sueños de un futuro tras las trincheras de la lucha. Suerte con eso.

Margaret

21 de octubre

Felipe, creo que Ud. no entiende el problema de fondo. Sólo un dato para que reflexione: “Chile figura en los últimos puestos del informe sobre Ciencia y Tecnología de la OCDE”. Lea, reportaje del día de ayer en el mercurio.

Ale

21 de octubre

“como yo” jajajaja,, que tipo más egocéntrico , mejor quédate en el país donde estas,, en Chile ya sobran los piojos resucitados como tú…..

22 de octubre

lamentablemente el conicyt esta tirando las becas a la chuña realmente se esta saliendo de las manos la cantidad de becados, en vez de preocuparse por el retorno y las expectativas de quienes ya se han doctorado y deben volver a chile y retribuir, pero que pasa si no encuentras trabajo obvio te cansas y esperar cumplir la condena de conicyt y luego te largas a buscar mejores horizontes, es una lastima lo q esta pasando pero es real y mientras no se tomen las medidas tendremos a doctores haciendo clases de mala gana en colegios y asi no mejoramos nada en serio.

Felipe Aceituno

28 de abril

Estimado Felipe
La forma deja que desear, pero te encuentro razon sobre la cultura de “pedir todo” del academico. Te encontre razon hasta esto : “empresa chanta de regiones donde le paguen 500 lucas pero que, al subirle el nivel hablando ingles y abriendo una division internacional, seguramente lograra el millon y medio que desea cuando la empresa facture lo suficiente para abrir oficinas en Shanghai”
Si crees que eso es facil, siquiera posible, y que si partiendo solo de un sercotec vas a lograr esto, creo que no sabes de lo que estas hablando y vas a terminar como el amigo A. Serrano mas arriba. Le aconsejo no ser tan soberbio, que 9 de 10 emprendimientos fracasan, aunque sea de institucion top 3. y 10 de cada 10 fracasan si no se sabe respetar al de al lado y se asume que uno puede todo solo, como en la frase que cite.
PD: soy PhD, deje la academia por el I+D+i+E en Silicon Valley, que es el ecosistema top 1, que yo sepa.

Ignacio Olivares

20 de octubre

se veia venir, eso de mandar miles de alumnos doctorarse y no pensar como eso se va a usar en chile. Un pais donde no se fabrica ni un clavo.

Felipe

20 de octubre

Insisto, si los rusos hubiesen ganado el quien vive, al menos tendríamos una industria de cualquier cosa

valeska cid

20 de octubre

Que lamentable, la velocidad de generación de capital humano no va de la mano con la de captación o lugares de trabajo. Me imagino que algo similar a lo que pasó y sigue pasando con carreras de.pregrado de alta demanda, como periodismo y sicología, pero con muy poco desarrollo o plazas laborales.

Mauricio

20 de octubre

El nombre de exiliado me andaba dando vuelta hace rato y creo que los investigadores jóvenes somos exiliados económicos de un sistema de investigación chileno mal concebido y grotescamente elitista. Lo digo con toda responsabilidad y agregaré que igualmente algunas veces los pocos puestos en las universidades, lamentablemente están pre-concebidos por el componente “endogámico”. No podemos pedir que Chile tenga el presupuesto de EEUU o incluso de Brasil para la ciencia, creo que hay que repartir la torta tanto en la cantidad que se asigna para cada proyecto por ejemplo, como también lo que se asigna con la ley reservada del cobre para gastos militares (creo que podríamos utilizar mejor la plata que en casinos no?). Lo veo como la única forma de poder mantener la alta cantidad de doctorandos financiados por el país en los programas de CONICYT y Becas Chile. Una carrera de investigador es necesaria para el país, pero hay que ser consciente igualmente del presupuesto, por lo que quizás habría que comenzar a despedirse de proyectos millonarios…….. Quizás eso defina mejor el término aperrado.

Felipe Nuñez Villena

21 de octubre

Mauricio,

Me parece que el punto clave es que tenemos un claro problema con la cantidad de investigadores que el estado chileno decidió financiar a traves del programa de becas chile sin preguntar a las autoridades pertinentes si esto era realmente necesario, particularmente cuando ya tienes una infinidad de programas de doctorado en tu propio país. Es millonario, si, da oportunidad a chilenos para formarse en el exterior, si. La pregunta de fondo es necesitamos invertir tanto capital humano avanzado que luego no tenemos como proyectar en nuestro sistema porque sencillamente nuestro país no investiga lo suficiente.

La respuesta a esa interrogante no la tengo clara, pero me queda claro que al momento de generar un sistema becario de este estilo nunca se cuestionó cual seria la finalidad de formar tanta gente en el extranjero. Si me preguntas, yo digo lo siguiente, hagamos una reducción importante del presupuesto a becas chile y que eso se traduzca en mas dinero para los investigadores en Chile, de otra forma nunca haremos ciencia de punta. Ya estoy cansado de tener que discutir en muchos foros cuando hablamos de cual seria el camino que chile debería tomar, cuando no tenemos lo básico para investigar, que son los fondos, lógicamente eso es una decision política, y a menos que la sociedad no se encarte de educar a la clase gobernante la situación nunca cambiará porque ellos tienen la convicción que estas políticas no transformarán nuestra sociedad

Renzo

21 de octubre

Me parece una columna muy bien justificada y descrita. Es lamentable que en Chile el motor principal de nuestra civilización, la ciencia y tecnología, se encuentren tan descuidadas. Esta columna me llega directamente ya que pronto me voy a UK a seguir estudios de doctorado. El fenómeno de la “Fuga de cerebros” es lo que se viene en Chile. Es esperable para países como China, India y Ucrania, pero no debiera existir en Chile.

Felipe Nuñez Villena

21 de octubre

Esto lo acabo de escribir en el portal de becas Chile, pero también lo dejaré por aquí:

Un articulo bastante pesimista y absolutamente fuera de contexto, porque cuando se describe la realidad chilena, básicamente hablamos de la realidad de la ciencia, con contadas excepciones, como los países nórdicos y suiza, que en general tratan bastante bien a los científicos, y con ese trato me refiero que la realidad económica del staff científico es significativamente mejor que en la mayoría del mundo. Notese que he excluido a USA y a UK para el análisis, porque esos países son claros ejemplos de lo complejo que es ser científico, por lo cual no enviemos la señal equivocada que solo en chile existe esa realidad. Sin embargo solo me gustaría aprovechar la ocasión para enfatizar que es un grosero error pensar que todo aquel que estudia ciencia debe seguir un camino académico, no es casualidad que la posición de post-doc esté cuestionado, de hecho si tan solo cuantificasemos la cantidad de posiciones disponibles para convertirse en profesor con el numero de doctores que se genera por año podríamos fácilmente darnos cuenta lo extremadamente dificil que es llegar a ser un investigador en instituciones que realmente hacen ciencia de calidad y no descriptiva como la mayoría de las instituciones en Chile. Por lo cual no es una buena opción poner todas nuestras fichas en intentar/hacer ciencia eternamente, también es importante analizar hasta que punto nuestra investigación nos permitirá continuar en la academia, y si ese no es el caso, cuales son las otras areas donde es posible aplicar el conocimiento aprendido durante un doctorado. Por lo cual si hay una critica que debe hacerce a Chile como país, es la falta de innovación estatal, privada o universidad – empresa que nos permita tener mas alternativas y finalmente no sigamos pensando que LA única alternativa es y seguirá siendo la academia.

Gonzalo olivares

21 de octubre

Me parece que el punto que haces, Felipe, es de máxima relevancia. Una estadística de cualquier universidad de nivel o, si se quiere, de cualquier pais desarrollado, mostraría que el número de dectores formados es muy superior al número de posiciones académicas que se abren cada año. La mayor parte las personas que tanto cuesta formar hasta el nivel de doctor (desde el punto de vista económico y humano) van a suplementar la demanda de las organizaciones que se preocupan de hacer desarrollo tecnológico. En su mayor parte, dichas organizaciones no son universidades, aunque muy frecuentemente mantienen estrecho vínculo con ellas. Son esas organizaciones las que directamente hacen explotar el valor que crea una economía desarrollada, basada en conocimiento. Probablemente son ese tipo de organizaciones las que son tan desesperadamente poco numerosas en Chile.

En toda esta discusión, me parece interesante considerar que la habilidad y vocación de investigar no esta ligada de manera unívoca con la actividad científica. El desarrollo de nuevos bienes o servicios requiere no sólo de la información validada de manera científica, sino también de mucha investigación de alto nivel, que obviamente no puede ser validada en los foros de la ciencia, sino que en el mercado (lo que funciona se valora y por ello se compra, lo que no, nunca se vuelve a comprar). Creo que los nuevos doctores debieran abrirse seriamente a la posibilidad de formar las redes que les permitan investigar para el desarrollo. Yo mismo alguna vez me quejé de que no se financiaba el área en que quería hacer investigación. Una persona más sabia que yo me dijo: el dinero nunca es un problema, si lo es la falta de voluntad, y de buenas razones organizadas en un argumento que resulte adecuado para quien arriesga capital en la obtención de conocimiento nuevo.

Nicolas

21 de octubre

¿Fuente de los datos?

Soledad

22 de octubre

Por favor compartir la fuente de los datos de salario y tipo de contrato.

German nunez

22 de octubre

Excelente!.

22 de octubre

Estimado,

Si llegar al paraíso como investigador es tener un empleo, entonces, estamos mal. Si te pagan 500 lukas y no logras más entonces, te las mereces.

Te sugiero usar los tremendos desarrollos de ciencias básicas que se hacen en el mundo y hacer una herejía, desarrollar productos, obtener patentes, etc.

Como usted dice, se estudio mucho. Uno esperaría que después de tanto estudio -siquiera- tengas una patentita, como cualquier investigador top de Canadá o EEUU. .. Que habitualmente tienen decenas de patentes. y rentan de sus desarrollos como locos.

Y no andan mendigando ni pegas ni créditos hipotecarios.

24 de octubre

En general estoy de acuerdo con el autor del articulo. Sin embargo, quisiera agregar algo que para algunos puede resultar relevante.
El autor relaciona estrechamente los estudios de postgrado con ciencia e investigacion, ademas de oportunidades de desarrollo profesional y remuneraciones en Chile. Como esta relacion no es del todo optima en el pais, se convierte en razon importante de la emigracion de talentos. Creo que esto es en gran parte cierto.
Como un emigrado mas, desde hace ya varios años, quisiera agregar que muchos chilenos con grados academicos superiores no solo se relacionan con la ciencia y la investigacion, sino tambien con otros campos del quehacer dentro de las diferentes disciplinas del saber.
Por razones personales obtuve una maestría y doctorado en el extranjero siendo muy joven, tal vez demasiado joven. Despues de buscar y finalmente encontrar alguna acogida laboral en mi pais, me di cuenta que debido a mi preparacion academica diferente al resto de mis compañeros de trabajo, era a menudo motivo de de cierta dosis de envidia que se expresaba con las eternas frases de que yo “no conocía la realidad nacional” o ” se necesita experiencia laboral antes de los estudios de postgrado” o que yo secretamente aspiraba a alguna posicion de privilegio en la institucion, con lo que me gané la suspicacia de mis jefes (tenía muchos) con todos los problemas que esta situación acarrea. Por esto decidi aceptar una oferta del exterior en donde hasta el momento nadie me ha criticado, excepto cuando realmente cometo un error.
El par de parrafos anteriores es solo para tratar de respaldar mi hipotesis de que la emigracion de talentos humanos chilenos no solo se manifiesta dentro del campo de las ciencias (supongo que el autor se refiere a ciencias exactas) y a la investigacion, sino que es comun tambien entre profesionales con estudios de postgrado esten o no relacionados con ciencia e investigacion.
De los cientos de profesionales chilenos emigrados que he conocido en varios lugares del mundo, la mayor parte me ha comentado que su emigracion estuvo mas relacionada con ambientes laborales desfavorables, antes que por su frustracion como cientificos o remuneraciones.

26 de octubre

Discrepo con lo de la “fuga de cerebros”, ya que la mal llamada “retribución” (que en la práctica es una orden de arraigo nacional) actúa como un medio para coartar la carrera científica por CONICYT

20 de noviembre

Te felicito por tu excelente columna. Este es una situación que cobija a la mayorí a de países latinoamericanos y esa realidad debemos empezar a cambiarla para así Crear países realmente competitivos en materia de investigación e innovación.

Saludos

Cristian Silva

26 de febrero

Hola Pablo.

Completamente de acuerdo con el contenido y no es para nada pesimista, es simplemente lo que sucede. El unico problema es que dicha fuga de cerebros de la que hablas esta de alguna forma reprimida por las bases de la Beca Chile que obliga a los becarios a volver. Solo te dan dos anios de permiso una vez terminado el PhD para que te quedes fuera adquiriendo experiencia, luego debes volver asi sea para manejar un taxi si te resulta mas lucrativo. Algunos estan de acuerdo con esto, ya que entienden que corresponde volver ‘a devolver la mano’, lo que es dudoso si no hay tampoco un seguimiento a la productividad. Sucede mucho, por ejemplo, que los doctores vuelven para estar con 80% de carga academica destinada a docencia de pregrado y con sueldos que al final los emplazan a formular proyectos por razones financieras mas que cientificas. Si eso (por ejemplo) es devolver la mano, estamos cortos. En consecuencia y en mi opinion considerando por una parte en Chile no estan todas las condiciones y que no todos tienen este bien ponderado ‘espiritu emprendedor’, lo que CONICYT deberia revisar es la posibilidad de soltar la clausula que obliga a los becarios a volver transformando la tan mal llamada ‘fuga de cerebros’ en un verdadera politica de ‘redes cientificas a nivel global’ y que capitalizaria muchos mas beneficios.Solo imagina los laboratorios, investigadores, infra, fondos internacs. y papers que saldrian si se gestiona la productividad de ‘los de afuera’. Saludos

26 de febrero

Buen punto de vista. Saludos.

Pedro Araya Urzua

28 de abril

150 millones de pesos se destinan para un doctor.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Debemos entender que el individualismo está subyugado a lo colectivo y si queremos algo, debemos ver cómo encajaría dentro del ideario de las propuestas de otras personas, a veces tan alejadas de lo que ...
+VER MÁS
#Política

Sobre qué prioridades y una reflexión sobre Venezuela

La derecha “cavernaria” y la derecha “liberal” se unifican en la estrategia de control, ambas apuntan a mantener un statu quo mediante la articulación de un discurso conservador que se muestra como ...
+VER MÁS
#Política

La falacia de la libertad

El ex presidente Mujica, tal cual lo refirió en sus ruedas de prensa en Chile, repartió lo que había entre aquellos que entendió más lo necesitaban y muchas veces lo dispuso excediendo sus atribuciones ...
+VER MÁS
#Política

Hay que complejizar más la figura de Pepe Mujica

Guiller hizo lo correcto al no comprometerse con un eventual abrazo de oso por el FA, no pueden ofrecer coherencia como bloque, por cuanto su identidad está en formación, no han matado a ningún padre
+VER MÁS
#Política

Frente Amplio: al centro de una izquierda vacía

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka