#Educación

Lo hecho antes también sirve para lo que debemos hacer en educación

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Respecto de las críticas que formuladas por algunas personas en relación a algunas políticas educacionales de la Concertación, implementadas entre 2003 y 2005, creo útil ubicar el tema en su momento histórico, en las condiciones políticas y económicas que existían. Estos antecedentes pueden servir para el mejor diseño de las propuestas del movimiento estudiantil, para corregir, reforzar la equidad, la educación pública y el rol del Estado.

Cuando asumí el Ministerio de Educación, en la segunda mitad del gobierno del presidente Lagos, enfrentamos el desafío de ampliar la cobertura en educación preescolar y escolar. Avanzamos en kínder y enviamos el proyecto que creó la Subvención Escolar Preferencial. En el se dotaba de subvención al pre kínder, que entonces no existía. Con esa ley pusimos entonces más recursos para las escuelas pobres y, en particular, las escuelas públicas.
 
En 2003 enviamos y aprobamos una reforma constitucional que hizo gratuita y obligatoria la enseñanza media, que apenas superaba el 80%. Así alcanzamos gratuidad para 14 años de educación. Continuamos la Jornada Escolar Completa, con mas horas de clases, que favorecían a los niños vulnerables, nuevas escuelas y liceos (llegamos a entregar una al día), ampliamos banda ancha a los colegios que no tenían, alimentación a los niños más necesitados, incrementamos la cantidad de textos escolares gratuitos y bibliotecas escolares. Luego se envió y aprobó, de acuerdo con el Colegio de Profesores (refrendado en plebiscito por los maestros) la evaluación docente, y luego una primera ley para la concursabilidad de los directores. Lanzamos un programa especial de inglés y reforzamos el entrenamiento de profesores de matemáticas, entre otros. 
 
Y luego avanzamos en educación superior. ¿Cuál era la situación entonces? Expansión universitaria descontrolada, sin regulación. Enviamos y aprobamos, a pesar de la oposición cerrada de la derecha, una ley de acreditación de las universidades y obligatoria para carreras de pedagogía y medicina. Y luego se realizó un conjunto de cambios para apuntar a la mayor expansión del financiamiento estudiantil realizada hasta hoy. El Crédito Solidario, que se entrega a los alumnos de las universidades del Consejo de Rectores,  se expandió para abarcar con más becas y créditos a todos los estudiantes  pertenecientes al 60 % de las familias más modestas. Fue un importante esfuerzo, que fructificó en un acuerdo  entre el MINEDUC y los alumnos, intermediando paralelamente con el Ministerio de Hacienda para conseguir más financiamiento. Nuestra meta era facilitar el ingreso a la educación superior de los jóvenes con merito de familias modestas que no disponían de recursos, y ayudar a las que no podían pagar. Los acuerdos fueron firmados por los dirigentes estudiantiles de la CONFECH en el Ministerio. 
 
Los jóvenes que postulaban a universidades privadas, no representados en la CONFECH, no contaban con financiamiento, tampoco los IP y CFT. No podían pagar sus estudios y quedaban fuera de la educación superior, especialmente aquellos provenientes de las familias de los dos primeros quintiles, con menores recursos y puntajes. Algunos padres recurrían a bancos, que no les prestaban. Y cuando lo hacían, cobraban como si fuera un crédito de consumo, con intereses disparatados, y sólo a las familias de mayores ingresos. El dilema entonces fue buscar más crédito o dejarlos fuera de la educación superior. Buscamos el máximo de recursos disponibles. El Fisco no tenía todos los recursos para dar el salto que queríamos, que ningún joven con mérito quedara excluido por falta de dinero de los padres.  Se acordó, en esas circunstancias, respaldar a las familias y superar ese bloqueo, a través de un aval que otorgaría el mismo Estado. La ley se aprobó por unanimidad en el Congreso. En 2006 partió con 20.000 estudiantes, en 2011 alcanzó a cerca de 300.000.
 
Se puso otra condición para garantizar la calidad: los recursos estarían disponibles solo para universidades acreditadas. Los CFT e IP también han de cumplir requisitos de calidad. Hoy, dos tercios fueron a carreras técnicas, antes restringidas, y la deserción de los que han obtenido este crédito es la más baja del sistema. También se extendieron las becas de mantención que pasaron de 60.000 a 340.000 entre 2006 y 20010. La expansión de la matricula está a la vista: más de un millón de estudiantes en educación superior actualmente. Alrededor del 45% de los jóvenes entre 18 y 25 años.  
 
Ahora, gracias al tremendo cambio político provocado por el movimiento estudiantil, es el momento de dar un nuevo paso y cambiar ese sistema, con más recursos para acrecentar becas y subsidiar créditos. Además, se puede hacer converger ambos sistemas y, a futuro, crear una corporación pública que asuma el otorgamiento y gestión de todos ellos. Debemos hacer una nueva reforma tributaria y avanzar a una gratuidad progresiva. Y es muy importante instalar un aporte basal a las Universidades del Estado, un tema pendiente. 
 
Además de lo expuesto, se impulsaron otras iniciativas en ese periodo. Se avanzó en MECESUP, para la expansión de la infraestructura de las universidades tradicionales. Se creó un fondo para financiar proyectos de investigación, gracias al nuevo royalty al cobre, enviado por el Presidente Lagos y  aprobado contra la opinión de la derecha. Y se envió y aprobó el proyecto de ley, preparado por  la U. de Chile, para cambiar sus estatutos. 
 
Mucho se realizó en esos tres años, en medio de las restricciones políticas y económicas que vivimos. No falta la autocrítica, pero es necesario conocer lo que se hizo para hacer algo mucho mejor, gracias al tremendo empuje del movimiento estudiantil. Vivimos un momento histórico que recién comienza. La educación pública debe reforzarse más, y cambiar el papel del Estado subsidiario por uno conductor y garante de una provisión de educación de calidad, reformar el sistema, para reducir la segmentación y la desigualdad, erradicar el lucro como impulsor del sistema educativo. Lo cual, hecho con inteligencia y en forma gradual, no debe acarrear una dislocación de un grupo de establecimientos escolares que acoge a más de un millón de estudiantes. Urge reorganizar la educación pública, con más recursos y prioridad del Estado.
 
Los estudiantes han abierto un nuevo horizonte. Para materializar muchos de esos cambios hay que juntar fuerzas. El camino no es fácil. El poder que está enfrente es grande. Hay que sumar y no dividir.
——————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de agosto

Seño Bitar, humildemente le pido,deje de justificar la gran “cagada” que dejo el famoso CAE y de una vez por todas asuma su error.

26 de agosto

Señor Bitar, solo decirle: Su autocomplacencia no permite justificar su supuesto constructivismo. Usted se equivocó en lo que hizo con el CAE, y ni sus credenciales democráticas lo salvan, ni tampoco la enumeración que hace acá. Si le cuesta tanto decirlo y asumirlo, entonces sigue estando del lado de la arrogancia que ya no queremos que dirija este país.
Que le vaya bonito.

27 de agosto

Señor Bitar: pida perdón y retirese.
La única cosa digna que debiera hacer la clase política que le dio la espalda a quienes creyeron en ella.
No veo el beneficio en todo lo que enumera, no lo vi mientras estudiaba y no lo veo ahora. Solo veo hogares más endeudados. Y una banca que hace usufructo de ello. (¿O es que para medir el grado de movilidad social se realiza calculando el nivel la deuda contraída?.)
Es un sistema perverso, que no tiende a que los ciudadanos se hagan participes de los beneficios que tiene vivir en sociedad. Solo uno pocos ganan. Eso usted lo sabe. Y no trate de justificar lo injustificable. Una de las fortalezas de este movimiento es que todos sus participantes han sufrido en carne propia las razones de sus demandas, y sobre eso no hay discurso que permita suavizarlo.
Un saludo.

28 de agosto

¿Cuesta mucho decir: nos equivocamos? tal vez yo sea una “mocosa” que nació en los últimos años de la dictadura, no fui torturada y ni exiliada como usted pero en democracia y en el gobierno en el cual usted fue ministro fui reprimida por carabineros solo por salir a la calle a expresar mi opinión y no solo me gane un par de moretones sino que además estoy endeudada por lo menos por 15 años solo por querer estudiar, por querer acceder a un derecho. Y como yo hay miles de estudiantes que están mucho más endeudados y en peores condiciones por que usted y su gobierno les hizo creer que el CAE era la mejor opción la cual con los años ha demostrado ser un fracaso. Esos estudiantes a los cuales ustedes les mintieron llevan casi 3 meses en paro, algunos en tomas, pasando frío y hambre. ¿Sabe lo que están pidiendo ellos? lo mismo que pedíamos nosotros en aquella época una EDUCACIÓN DE CALIDAD Y DIGNA. Por respeto a esos estudiantes y a todos aquellos que alguna vez salimos pedir lo mismo, asuma su gran error y deje de una vez por toda esa soberbia.

Saludos

peon

28 de agosto

El CAE no es ninguna clase de error…

Hay que ver apenas lo que dice la sigla para darse cuenta de ello… “cae”, que proviene de “caer” y la realidad es que todos “cayeron redonditos”, mientras otro Gobierno traidor de la ex Concertación, luego de vender el cobre chileno, le pasaba camellos por mosquitos a los estudiantes universitarios y a los correspondientes apoderados del país…

No es un error, en definitiva, porque el sistema político, económico y financiero tiene agarrados a los ciudadanos del país, o al pueblo en general, no “por las pelotas”, sino que “por el crédito”, entonces, ¿por qué el CAE podría ser un error, si no es más que una nueva forma de crédito con la que venderle un producto a millones de chilenos?…

Lo que se necesita para terminar con todas las injusticias sociales que comete el sistema financiero avalado por lo que no hace el Parlamento ni han hechos los gobiernos post dictadura, es crear una AFP y un Banco de dinero de los trabajadores y para debatirlo e implementarlo y probablemente arrebartarle la herramienta de generación de injusticia social al sistema, es necesario que la ciudadanía ingrese al Parlamento, pero no a través de los partidos políticos, ya que sólo se representan a sí mismos, según los resultados en cuanto a este orden que hablan de sus gestiones, sino que a través de una Cámara Ciudadana Digital en la que el pueblo tenga parlamentarios y senadores en un número suficiente para presentar las mociones que acuerde y con las que realmente podría caber la posibilidad que se desarrollen los cambios que la ciudadanía y la nación requiere en pro de la equidad y la nivelación de la ESTRUCTURA DE PERTENENCIA de los grandes conglomerados que existen en el país, ya que el Banco de los trabajadores podría generar un holding de empresas de tal tipo que podría cambiar quién es dueño de qué cosa, no mediante expropiaciones ni demandas, sino que compitiendo de igual a igual con el resto de los agentes del mercado ya que, finalmente, el pueblo es quien paga todo y seguramente sería lo suficientemente listo como para comprar los productos y servicios que venderían sus propias empresas…

A todo esto, ¿ustedes saben por qué los políticos y los agentes financieros me quieren tanto?…

http://camaraciudadana.cl

jklfdjfklsjkl

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

"La iglesia católica no desaparecerá, pero en Chile y el mundo se avanza en una dirección en la que ella seguirá perdiendo influencia, perdiendo fieles y también perdiendo vocaciones sacerdotales. ...
+VER MÁS
#Religión

La coherencia vaticana

Durante la visita del Papa Francisco, hubo un acontecimiento que puede ser   la lápida a la  profunda crisis de legitimidad de  nuestras  instituciones.  
+VER MÁS
#Política

Corrupción sistemática y decadencia institucional

El objetivo de LITMU con “Literatura de Mujeres” es hacer uso de una capacidad, un talento que puede ser trabajado
+VER MÁS
#Cultura

El escribir de Literatura de Mujeres

Nadie nace racista ni homofóbico ni misógino; son patrones con los que somos criados y están en  el hogar, la escuela, la sociedad, en nuestro entorno.
+VER MÁS
#Internacional

El racismo como ADN de la humanidad

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento