#Educación

Lo estatal y lo público

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si hay universidades como la Universidad Católica o la Universidad de Concepción que realizan grandes aportes a la ciencia y el desarrollo del país, deben recibir aportes estatales, pero no pueden aspirar a ser tratadas por el Estado en igualdad de condiciones de las estatales, porque no son iguales.

El Consejo de Rectores de Universidades Chilenas sostuvo una reunión con el ministro de Educación Nicolás Eyzaguirre, abriendo una vieja fisura. Esta grieta que los recorre de arriba abajo, como una pared terremoteada, deja a 16 entidades -las universidades estatales- enfrentadas a las 9 restantes -las universidades privadas de orientación pública-.

Conozco de primera mano ambas organizaciones, ya que estudié mi licenciatura en la Universidad de Concepción -una privada con fines públicos- y un magíster en la Universidad de Chile -la niña símbolo de las estatales-.

La división de los rectores, podría pensarse que es por dinero, por cómo se distribuyen los recursos estatales entre estas 25 entidades; pero no. La batalla que están dando las universidades estatales, y que al parecer podrían ganar, va mucho más allá de una simple repartición de un presupuesto, su lucha es para recuperar un derecho incuestionable, una categoría que las diferencie de las otras 9 entidades. Eso implica que el Estado reconozca que debe financiar en un 100% sus universidades, tal cual como financia cualquier otra repartición estatal”.

Cuando se habla de financiamiento de la educación superior, se incluyen muchos factores. Me enfocaré en los referentes a los aportes fiscales directos, que están destinados a mantener funcionando una organización: pago de sueldos de académicos; mantención de los espacios físicos; y dinero para reparar, restaurar o construir inmuebles. Dineros administrativos, básicamente.

Cuando estudié en la Universidad de Concepción, había al menos 10 libros de cada título en la biblioteca central; en la Universidad de Chile, había una o dos ejemplares fotocopiados. Mientras en la UdeC tenía el placer de caminar unas 10 cuadras antes de llegar a la facultad de Ciencias Sociales -mirando el césped perfectamente regado, cortado y mantenido, los árboles, podados, frondosos y resplandecientes- en la Chile tenía suerte si había algo de pasto por ahí o un arbusto.

Aunque anecdóticas las dos situaciones, son el reflejo de la enorme cantidad de necesidades de las estatales, que su dueño, el Estado de Chile, no suple. Así de grandes son las diferencias.

Meter en el mismo saco a universidades estatales, que deberían recibir el 100% de su presupuesto del Estado (ahora reciben cerca del 10%), con universidades públicas, la mayoría de ellas católicas dogmáticas (6 de las 9), es un grave error.

Si hay instituciones, como la Universidad Católica o la Universidad de Concepción, que realizan grandes aportes a la ciencia y el desarrollo del país, deben recibir aportes del Estado, pero no pueden aspirar a ser tratadas por éste en igualdad de condiciones que las estatales, porque no son iguales.

Es más, haría un tercer grupo: el de las universidades religiosas o confesionales, que en el Cruch son 6, y que tienen fines específicos, que apuntan al adoctrinamiento en un credo, con un sesgo valórico y moral determinado, que no son los valores laicos e inclusivos que debe promover el Estado. Esas universidades deberían ser financiadas por el Estado Vaticano, que es a quien responden. No olvidemos que el rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile es nombrado por el Papa.

Estas 6 universidades deberían recibir dinero del Estado en casos puntuales: por resultados de investigación, por becas y créditos a sus alumnos, pero de manera acotada, ya que los principales incentivos deben estar en las 16 estatales.

Este gobierno tiene en sus manos la posibilidad de devolver la dignidad a las universidades de propiedad estatal, para que se reimpulse con fuerza en nuestra sociedad el valor de la educación pública en todos sus niveles.

Es de esperar que el avance  de la reforma educacional tenga la impronta pública correcta, laica, estatal, inclusiva y gratuita, que la gran mayoría del país viene demandando hace años.

TAGS: #Reforma Educacional Consejo de Rectores Universidad Estatal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
dario

01 de agosto

Excelente punto de vista

01 de agosto

También formado en la Universidad de Concepción, y después profesor en la Escuela de Derecho. Estoy de acuerdo en varias ideas: a) Las Universidades estatales deben tener financiamiento adecuado; pero no porque sean estatales, sino porque prestan un servicio esencial a nuestra sociedad; es vergonzoso que el Estado decida crear una Universidad, y después no la apoye y estimule; b) Debiera haber algún tipo de diferente tratamiento, entre Universidades confesionales y Universidades laicas; el lema de la U. de Concepción es: “Por el desarrollo Libre del Espíritu”. Esa filosofía es digna de apoyo y enaltecimiento; las Universidades religiosas, si son discriminatorias, no pueden tener el mismo trato de parte del Estado laico. ¿Quién puede sugerir cuál ha de ser el tratamiento para unas y otras…?

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Y por qué creo que es necesario todo esto?, porque deseo que en mi país se respete mi libertad, y la de todos, de buscar mi propia felicidad en un ambiente optimo, donde se respeten las opiniones y no s ...
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Mis ideas para un Chile mejor

Me parece insolito pensar que la razón de esta visita, largamente esperada, era rearmar el espíritu de los congregados, mediante buscar aumentar la credibilidad en la Iglesia. Pues claramente estuvo lejo ...
+VER MÁS
#Religión

Papa Francisco en Chile. Una venida que de nada sirve

¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?
+VER MÁS
#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

¿Cuántos obreros que ganan el mínimo se habrán reunido para ponerse pulseritas y ver tocar a Moral Distraída
+VER MÁS
#Política

Izquierdapalooza

Popular

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Cuando escuchas o vez los noticiarios, o cuando pretendes dimensionar lo que pasa luego de la lectura noticiosa de un diario, las imágenes que dibujas en tu cabeza no hacen justicia con la real dimensión ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chaitén, botas húmedas

Se podría pensar que el nuevo gobierno de Piñera apuntará a una restauración mercantilista y conservadora. Así como sería lógico que toda la Nueva Mayoría coincidiera con el Frente Amplio en una age ...
+VER MÁS
#Política

Chile ¿Qué está en riesgo?

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica