#Educación

La singularidad de las universidades

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En los tiempos actuales, se está observando una creciente mirada de las universidades como instituciones asimilables a organizaciones clásicas, empresariales, sin atender mayormente a su singularidad. Las universidades poseen algunas características que las distinguen, particularmente por estar constituidas por trabajadores (académicos) altamente calificados, por operar sobre un intangible como es el conocimiento, por el rol social que deben cumplir, y por la naturaleza de sus actividades conducentes a generar, transmitir y difundir el conocimiento en la sociedad en que se inserta. A ello cabe agregar que las unidades académicas que conforman una universidad (facultades, institutos, departamentos, centros) suelen operar con elevados grados de libertad e independencia por la alta calificación de sus miembros, difíciles de dirigir y exigentes en orden a trabajar sin interferencias.


Se extraña una investigación orientada a revertir el proceso de degradación del medio ambiente, del cambio climático, del crecimiento de las desigualdades que posibiliten una vida de calidad para las generaciones que vienen

De lo dicho se desprende que una institución cuyos trabajadores no posean mayor calificación, o que no son capaces de trabajar con plena libertad y autonomía y/o que no aborden problemas que aquejan a la sociedad en que se insertan, no es universidad. La alta calificación exigida a los académicos de las universidades no ha de limitarse al ámbito de los conocimientos, sino que se extiende al plano ético-moral por la responsabilidad que les incumbe como formadores no solo de profesionales, sino de personas íntegras, intachables. No se trata tan solo de formar profesionales para tener más o ser más productivos; se trata de formar profesionales para servir a la sociedad antes que al mercado. La sociedad lo conformamos todos, donde cada uno de nosotros “pesa” lo mismo, donde estamos entre iguales, a diferencia del mercado, donde cada uno pesa de acuerdo al tamaño de sus bolsillos.

En consecuencia, una universidad que es guiada por los requerimientos del mercado, es muy distinta de aquella que orientada por los requerimientos de la sociedad. En el ámbito de la investigación el tema ético-moral se expresa en el objetivo que se persigue y a quien se sirve con la búsqueda de nuevos conocimientos. En la actualidad se observan grandes progresos científico-tecnológicos, pero su dirección está dejando mucho que desear. La realidad está dada por una siempre creciente capacidad de destrucción de vidas humanas, pueblos y medio ambiente, por sobre la de la eliminación de pobrezas y desigualdades irritantes.

Se extraña una investigación orientada a revertir el proceso de degradación del medio ambiente, del cambio climático, del crecimiento de las desigualdades que posibiliten una vida de calidad para las generaciones que vienen. Se extraña una docencia que vaya más allá de la transmisión de conocimientos sin un marco ético-valórico.

Desafortunadamente el contexto político-económico, marcado a fuego por el neoliberalismo, en que estamos insertos está desdibujando la razón de ser de la universidad, dificultando el cumplimiento de lo que le es propio. Toda universidad debe ser referente, no sujeta a vaivenes mercantiles, de lo contrario, no es universidad. Así de simple.

TAGS: Académicos Universidades

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
solopol

18 de julio

Creo que existe una confusion comun, en el sentido de que la enpresa “es para ganar plata”, cuando en realidad la empresa es para producir un bien o servicio. Mucha gente dice “las empresas producen dinero para el pais” cuando, en realidad, las empresas no producen dinero. Dinero produce el Estado, con una maquina que se llama imprenta. Las empresas simplemente ganan dinero, lo obtienen en retribucion a sus servicios. Por tanto el bien que la empresa hace a la sociedad es el producto que ofrece, no el dinero que gana. Si supuestamente es tan bueno el sistema educativo privado, veamos que nos ofrecen. Primero, nos cobran carisimo por la educacion, al punto de que tenemos que quedar endeudados. Segundo, cual es la calidad de la educacion que nos ofrecen? Bastante cuestionable, lo que ofrecen mas bien son titulos, para poder trabajar y que no te miren feo en las entrevistas de trabajo. Por cierto, estoy totalmente de acuerdo con la columna, y me motiva comentarla lo bien que trata el tema principal.

solopol

18 de julio

Alguien comenta “las universidades privadas tienen un rol publico”. Claro que lo tienen. Los restoranes tambien tienen un rol publico: dice “abierto al publico”. Si no abrieran a publico, tendrian que comer los dueños y los meseros. Toda empresa tiene un rol publico. Tiene que venderle al publico. La empresa siempre tiebe un rol social. Si es positivo o negativo, tenemos que juzgarlo, porque habra empresas que presten muy poca utilidad y ganen mucha plata. Derecho a existir, claro que tienen, pero no por eso las vamos a felicitar por ganar mucha plata, si eso es lo que entra a la empresa, lo que sale de ella es lo que puede ser positivo o negativo. Si una empresa contamina, es positiva o negativa, cual es su aporte? Estas universidades privadas con un rol publico, cual es el aporte que hacen? En cuanto nos beneficiamos nosotros por su rol publico? Son preguntas para pensar, pero no nacen del dogmatismo, porque la empresa es positiva, y el mercado es util, pero a nosotros nos interesa lo que la empresa nos ofrece, no lo que nosotros le ofrecemos a la empresa, lo que nosotros le ofrecemos no es un merito de ellos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno