#Educación

La política que no publican los diarios

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Yo no sabía qué hacía Educación 2020. De oídas me caían bien, eran una fundación y trabajaban para fortalecer la Educación Pública. Dos razones suficientes para postular a un puesto de periodista. Después de un año trabajando aquí, no sólo he aprendido a qué se dedican –a qué nos dedicamos– sino que se me abrió la cabeza con ideas sobre participación y ciudadanía en las escuelas, convicciones muy propias de quienes trabajan aquí. Convicciones que no hubiera aprendido en otra parte.


La próxima vez que se acerque a un niño, niña o adolescente, no le trate como si fuera un adulto recortado, trátele como lo que es: parte de la ciudadanía, aunque no vote, aunque nuestra constitución tozuda y adultocéntrica insista en señalarnos lo contrario.

Antes de llegar a Educación 2020, para mí, lo político eran las “grandes luchas”, los ideales defendidos por el Che Guevara y aquello que nos arrebató la dictadura. La democracia era esa organización nacional que nos empuja a escucharnos y convivir para no eliminarnos a mordiscos. Como mucho, eran las asambleas universitarias exigiendo la educación como derecho. Nunca se me pasó por la cabeza hacer el cruce entre democracia y escuelas, entre participación y escolares. Y no estoy hablando de la Cones, de la política desde los colegios hacia la Alameda, hablo de lo que pasa al interior de los colegios.

Es triste y peligroso pensar que política es sólo lo que se publica en esa sección de los diarios. Reducir la política a los dimes y diretes entre la UDI y el PC nos despoja de cuestionar otros aspectos de nuestra realidad. Las escuelas son espacios acotados, sí, pero donde hay personas organizadas. Qué horribles son esos colegios donde el director o directora toma todas las decisiones y no le consulta a nadie. Qué pobres son esas salas de clases donde los profes se paran adelante y “pasan materia” sin hacer partícipes a sus estudiantes. Qué bonitos son esos colegios en los que toda la comunidad construye su proyecto educativo, incluyendo a mamás, papás, docentes, asistentes, directivos y jóvenes, que se escuchan y dicen cuál es el colegio en el que sueñan crecer. Eso es política, es formación de ciudadanía crítica y participativa, es democracia del día a día.

Eso fue lo primero que aprendí en la fundación: no hay que esperar que la democracia nos caiga del cielo, hay que construirla ahora, sea donde sea que estemos de pie. En especial, en las escuelas. El primer lugar donde aprendemos a ser.

Lo segundo que aprendí fue una tensión. Yo traía un par de intuiciones: el mundo tiene conflictos, en variables de naciones, géneros o clases sociales. Lo que nunca se me había pasado por la mente era la variable generacional. Pienso, si es conflictivo para una mamá entender los códigos de sus hijas jóvenes, cómo no va a ser difícil esa relación al interior de un colegio, donde también se replica una estructura en la que el mundo adulto prevalece por sobre el universo infantil. Aprendí eso: hay una tensión entre las generaciones adultas y juveniles en las escuelas. Es maravilloso lo que pasa cuando ese conflicto se visibiliza y se aborda, cuando se reconoce a los niños y niñas como sujetos de derechos, como actores que pueden participar de su propia formación, sin desmerecerles únicamente porque tienen quince o cuatro años.

En el marco del aniversario de El Quinto Poder –este blog ciudadano que se construye dándole voz a quien necesite decir algo– sólo quiero compartir esto que no sabemos o que olvidamos, y que yo aprendí aquí en Educación 2020: hay que romper el imaginario de que lo político vive únicamente en el Congreso y La Moneda. Por eso en la fundación trabajamos en distintos flancos: un área piensa la política educativa, otra trabaja directamente en los colegios y acompaña el pulso, la urgencia, de que la Nueva Educación Pública se concrete pronto, porque afecta a personas, no a números. Otra área se vincula con ONG educativas a nivel latinoamericano y en la mía, donde ejerzo de periodista, nos preocupamos de informar a diario sobre noticias de educación, de mostrar las buenas nuevas que ocurren en los colegios públicos, de resolver dudas de la ciudadanía respecto de este monstruo de mil cabezas que es el escenario educativo chileno.

En el aniversario del blog ciudadano por excelencia, simplemente, no olvidar: todas nuestras relaciones humanas son políticas. La próxima vez que piense en la noción de política, que lo que acontece al interior de los colegios no se le quede en el tintero. La próxima vez que se acerque a un niño, niña o adolescente, no le trate como si fuera un adulto recortado, trátele como lo que es: parte de la ciudadanía, aunque no vote, aunque nuestra constitución tozuda y adultocéntrica insista en señalarnos lo contrario.

Por Arelis Uribe, periodista de Educación 2020.

TAGS: #ParticipaciónCiudadana Educación Política Educacional Quinto Aniversario

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Donde las prácticas a las que se apunta con fiereza (incluso con cierto espíritu de superioridad moral) como responsables de la deslegitimación de la institucionalidad, del ejercicio de lo público, no s ...
+VER MÁS
#Política

Tropiezos del Frente Amplio: ¿Crónica de un fracaso o de aprendizaje?

Medio siglo después exorcicé aquellos fantasmas de Life que me producían tanto espanto y escribí un novelón de 400 páginas sobre el infierno del Somme entre 1916 y 1918 que algún día estará en los ...
+VER MÁS
#Sociedad

Un verano en el Somme

Proteger la identidad cada día se hace más urgente y necesaria. Aysén no puede ni debe cerrarse a ninguna actividad productiva o de servicio; pero debe exigir que las actividades se desarrollen con una b ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Los proyectos ZOIT en Aysén, deben incluir estudios de carga

El boxeador que privilegia el espectáculo, lo hace en desmedro de su propia salud, más en una época en que incluso el uso del bucal era escaso, con guantes que apenas cumplían las medidas de seguridad m ...
+VER MÁS
#Deporte

Manuel Castillo: el estilista contra el público

Popular

El tema de fondo es cómo no se desperdicia la oportunidad histórica de conquistar una sentida demanda del magisterio, por más que hoy se desdibuje por la conducción actual del Colegio.
+VER MÁS
#Educación

La desmunicipalización y la postura errática del Colegio de Profesores

No sé usted, pero nunca he visto a alguien usando trigonometría en la calle para medir la altura de un árbol o ecuaciones para comprar pan (y mucho menos para calcular el impacto de un kame-hame-ha)
+VER MÁS
#Educación

Las matemáticas de la vida real

Así que, mis queridos contertulios, si realmente están interesados en opinar de política, participen e involúcrense, porque si ya resulta difícil conseguir que los chilenos vayan a votar por algún pol ...
+VER MÁS
#Política

El joven Giorgio Jackson

Debemos replantear la participación del Estado, replantear el modelo de Licitaciones y prestaciones de servicios públicos por parte de las empresas privadas. Que no se confundan los Liberales, no estoy ne ...
+VER MÁS
#Política

La funcion Pública no es concesionable ni licitable