#Educación

La educación chilena en punto de quiebre

19 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Foto: Agencia Makro

Junto con muchos otros países, Chile se encuentra en una suerte de -usando jerga tenística- punto de quiebre, de ahora o nunca, del todo o nada. No es primera vez, ni será la última. Son muchos los puntos de quiebre que pueden haber en un mismo partido, y la razón es simple: no es fácil liquidar un partido de buenas a primeras, cuando los jugadores en cancha son de fuste.


Existe consenso respecto del objetivo. No hay dos voces al respecto. Se quiere, al menos de la boca para afuera, y necesita una buena educación para todos que nos habilite para vivir, sobrevivir en las mejores condiciones

Estas expresiones las lanzo a propósito del tema educacional en debate y que se arrastra, en forma explícita, desde el año 2006, gracias al movimiento pingüino que desnudó lo que se escondió por tanto tiempo bajo la alfombra: una educación de mala calidad, mal parida, segregada, discriminatoria, y más encima, cara.

Una de las aspiraciones más sentidas de las familias, aquí y en la quebrada del ají, es dar una buena educación a sus hijos, razón por la cual es parte relevante en toda agenda política que se precie de tal. Si bien la educación que tenemos no proviene de una única fuente, los establecimientos educacionales y sus profesores constituyen una fuente de primerísima importancia, particularmente para las familias más desvalidas, con padres sin mayor educación formal, sin recursos económicos, con trabajos extenuantes (ya sea por las labores a desempeñar o por la extensión de sus horarios), y sin tiempo para estar y participar en la formación de sus hijos. En un esquema competitivo, llevan todas las de perder.

Existe consenso respecto del objetivo. No hay dos voces al respecto. Se quiere, al menos de la boca para afuera, y necesita una buena educación para todos que nos habilite para vivir, sobrevivir en las mejores condiciones, y para construir una sociedad mejor, más amable, en paz con los demás y con nosotros mismos. Los caminos se bifurcan cuando buscamos respuestas terrenales a la pregunta del millón: ¿cómo?

El modelo educacional que tenemos desde 1981, impuesto dictatorialmente, sin mayor ni menor consulta, sufrió un primer terremoto el 2006, y un segundo terremoto el 2011. No obstante la envergadura de estos terremotos, el modelo se resiste a morir, no obstante que sus cimientos se encuentran muy debilitados. ¿Es necesario un nuevo terremoto para que de una vez por todas seamos capaces de construir un nuevo modelo educacional cuyos pilares sean diametralmente distintos a los del actual?

No pocos “expertos” señalan que el debate se torna excesivamente ideológico. ¿qué pretenden? ¿pasar gatos por liebres? ¿hasta cuándo? Es un debate ideológico. Los que impusieron a sangre y fuego el modelo lo hicieron con una visión ideológica, con una mirada que buscó reducir a la más mínima expresión la educación pública y que puso todas sus fichas en la educación privada. Para ello no trepidó en reducir el financiamiento público, en convertir a las escuelas en guetos, donde los lindos se juntan con los lindos, los feos con los feos, los blancos con los blancos y los negros con los negros, por “libre elección” de los padres y apoderados. Hay que ser caraduras!

TAGS: #Reforma Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

06 de diciembre

Rodolfo primero hay que construir una educación pública de calidad, después de eso no habrá que forzar a nadie con leyes totalitarias ni redactar odiosos discursos contra la educación privada o de lucro, ni contra demonios que la crearon, etc… etc.. Primero construir una educación publica donde a lo menos metan ahí sus hijos los que dicen estar contra el lucro en la educación.

Obvio que es idelógico: La gente de izquierda siempre se siente capacitada para cambiar las cosas convencidos que por criticar al sistema se tiene una alternativa mejor para los ciudadanos. Esa incapacidad de darse cuenta que en lugar de basurear al resto hay que construir una alternativa válida viene por ideología. Eso no viene desde que critican el lucro, eso es desde mucho antes del muro de Berlín, el muro de la vergüenza porque no lo construyeron para defenderse de enemigos invasores sino para evitar que los ciudadanos huyan del “progresismo” socialista.

El estéril y odioso muro de Berlín o la campaña contra el lucro demuestran la misma incapacidad de entender que los cambios ocurren cuando la gente ve una alternativa mejor. La diferencia es que los del muro ya se dieron cuenta de eso hace 25 años. ¿Cuánto le falta a usted para darse cuenta?

Saludos

06 de diciembre

No me falta nada para darme cuenta porque ya me di cuenta! del muro de Berlin, desd eque tengo uso de razón que lo rechacé porque separaba, segregaba, desintegraba, dividía; por la misma razón rechazo el modelo educacional privatizado por el innombrable que destruyó la educación pública que existía, que a la luz de la que se tiene ahora, pareciera que era de lujo. y la de ahora es consecuencia de la lógica de una derecha que sigue campeando por sus fueros gracias a incautos que creen que “eligen”. Esto nio implica que por el otro lado, la izquierda, campeen los santos. Diablos tenemos por doquier, aunque en unos lados más que en otros.

Jose Luis Silva

06 de diciembre

Perdoneme pero por lo que dice no parece haberse dado cuenta que esos problemas se superan con una mejor propuesta de Educación Pública, no simplemente criticando la que no es pública. Usted está mas cerca del muro de Berlin de lo que cree: parece creer que implantando una lógica contra el sistema actual se logra una mejor Educación Pública para las personas.

Pese a todo lo que dice la gente seguirá preferiendo el sistema actual de educación para educar a sus hijos hasta que no perciba uno mejor, por mucho que estemos de acuerdo en las falencias Rodolfo.

Saludos

07 de diciembre

estimdo josé luis!
lo tengo clarito aunque no lo creas! es el sistema actual el que tiene a la educación pública por los suelos, créeme… fie el innombrable quien la destruyó vía municipalización, privatización y declarar que las pedagogías no eran carreras universitarias …. después se intentó corregir esto último, pero ya se había chacreado todo … hoy, cualquiera universidad, hasta las no acreditadas, tienen carreras de pedagogías chantas, porque les interesa el negocio, nio formar buenos profesores. los futuros pedagogos deben ser de universidades acreditadas, de carreras acreditadas por no menos de 4 años, y deben egresar bajo un examen nacional .. esa es una de las tantas medidas que hay que implementr para resucitar al muerto. ten confianza!!!! después de la noche sale el sol …..

Jose Luis Silva

08 de diciembre

Estoy de acuerdo que los pedagogos deberían ser mejor apreciados para que esas carreras tengan un mejor estatus, exigencias, y la educación sea de mejor calidad. Y creo que es razonable su propuesta que para eso quizá falte que egresen de universidades acreditadas y de exigencia ya que no bastó con ser carreras universitarias de nuevo. Lo importante es que las personas lo perciban asi, elijan esas carreras con esas exigencias y con esas recompensas porque es una buena opción para ellos.

Por ejemplo terminar con la privatización para hacer surgir la Educación Pública, es una aberración producto de su ideología ya que en educación escolar los profesores prefieren ejercer en colegios privados y los papás prefieren meter sus hijos en colegios privados, hablo desde la “presidenta por la educación pública” para abajo. En educación superior dejaría sin aula a casi todos los estudiantes, etc.. etc.. ¿le parece racional teminar con la euducación privada?

La tesis tuya es que terminando con la privatización podrá por fin aparecer un sistema de educación pública donde las personas preferirán matricular a sus hijos. Desmantelar todo el sistema privado y mixto para obligar a asistir a la Educación Pública para que todos veamos la luz que usted nos quiere mostrar. ¿Cree que es una visión muy diferente Honeker que defendía su muralla a cualquier costo, para que nadie quisiera ir a vivir o trabajar a un lugar patético con mercados y personas privadas que son dueñas de factores productivos, etc.. etc.. ? ¿Cree que su visión es tan distinta?

Saludos

09 de diciembre

Afirmas que “terminar con la privatización para hacer surgir la Educación Pública, es una aberración producto de su ideología” … me pregunto: tu postura noes producto de tu ideología? porqué ves en los demás posturas ideológicas y no en la tuya? Tu pensamiento es puro, ecuánime, escéptico .. en cambio el mío es ideológico, contaminado por ideologías, impuro ….. creo que nos falta open mind ….. en todo caso agradezco tus comentarios porque ayudan a discernir.

Jose Luis Silva Larrain

09 de diciembre

Puede ser cierto.

Pero si yo no tengo problema en que absolutamente todos vayan a escuelas públicas si es su opción entonces no creo estar tan “ideologizado”. Si todos hubiesen elegido ser marxistas no habría sido necesario el muro. Estoy en contra del muro, no de las ideas ni menos ideales del lado izquierdo.

Creo que el objetivo debe ser construir una Educación Publica que sea una opción válida para las personas.

Saludos y agradezco el diálogo con Rodolfo

06 de diciembre

Precisamente son estos temas los que están quedando fuera, el cómo y para qué educar, el modelo pedagógico está al final de la lista de prioridades mientras se debate sobre la estructura, el organigrama, las fuentes de financiamiento, etc.

06 de diciembre

Mo logro entender tu comentario. Para qué educar? Muy simple, para ser mejores, para tener más capacidad de diálogo, de reflexión, de pensamiento crítico, positivo, para enfrentar la vida con la cabeza en alto sin tener que andar viviendo de rodillas. El cómo? integrando en vez de excluir, formando por convicción, por cariño, por vocación en vez de por negocio.

09 de diciembre

Como declara el autor, es una discusión puramente ideológica.
Pero la ideología tiene dos patas: una de declaraciones, y otra de factos.
La educación en Chile no se separa malignamente para segmentar arbitrariamente. Se separa porque efectivamente hay padres que NO estaban conformes con la calidad de la educación pública.
Y ahí es donde falta un elemento central que no se habla: hay niños que son valiosos para los otros, y hay otros que al revés, son un lastre para el resto. Esa realidad es la que reconoció el mercado, pero que la izquierda se esmera en negar, argumentando lo fantástico que es que los niños estén todos juntos. Pues no, los padres que toman la decisión de poner a sus hijos en colegios subvencionados o particulares, lo hacen eminentemente para que sus hijos no sean afectados por el lastre de compañeros con mal vivir, malas actitudes (bulling, insolentes, etc), desordenados en clase, etc. Al contrario, los padres de esos niños ven como se les van del colegio los mejores alumnos, aquellos que podrían permear un poco hacia sus hijos para hacerlos mejorar; ese grupo es el que estaría feliz con una estatización total de la educación. Pero, entonces, aquellos que se decidieron a invertir y trabajar mas para dar a sus hijos mas posibilidades y un ambiente mas selecto, a ellos se les quiere negar esa posibilidad. El fondo es que se quiere que los niños mas aventajados SUBVENCIONEN a los menos aventajados; lo cual puede ser socialmente positivo, pero no privadamente mejor que la solución que los padres si eligieron.
Ahora bien, el tema que finalmente afecta es que se les dice a los padres de los alumnos aventajados que vuelvan al grupo-general de la educación pública…pero sin asegurarles que, al menos, la educación que sus hijos van a recibir será igual o mejor que la actual; de hecho, muy probablemente, será peor. O sea, toda la inversión de estos años, mas el esfuerzo de la familia por dar valores, etc..quedará diluido en la masa. Con eso, felices los adalides de la igualdad, pero, como siempre, el que debe cubrir ese costo es el otro.
Es curioso, a propósito de esto, la historieta del gobierno promocionando “el gran cambio”..en ella se retrata a una niñita que esta feliz de estar con muchos amigos, y su arribista madre no le parece. Sin embargo, obviamente por ideología, no se retrata a esa madre que estaba hastiada de una calidad pauperrima y de compañeros negativos para sus hijos, y por eso decidió esforzarse y gastar en un mejor colegio. No, la premisa es que todos son fantásticos, que no hay compañeros malos, y que en todos lados su hija va a aprender fantásticamente. Otra vez la hipocresía y utopía izquierdista.

10 de diciembre

Efectivamente, hay padres que no están conformes con la calidad de la educación pública. De hecho esta inconformidad, se extiende a la educación particular pagada y la particular subvencionada. De hecho si controlamos por nivel socioeconómico, no existen diferencias significativas en los resultados de una educación u otra. No se trata de destruir la educación privada; se trata de reconstruir la educación pública liquidada por la dictadura en 1981 sin consulta a nadie y traspasando su control a los municipios sin que estos tuviesen ni los recursos, ni las atribuciones, ni las competencias para ello.

Tal como haces mención a la hipocrecía y utopía izquierdista, podría retrucar con la hipocrecía y utopia derechista. No creo que ese sea el lenguaje con el que saldremos adelante. Me resulta dificil pensar que tendremos mejor educación segregando, discriminando, seleccionando. En lo personal, prefiriría una educación que integre, sobre bases de colaboración antes que de competencia. Pero bueno, en todo caso no es forzando la integración como se logrará vernos como hermanos antes que como adversarios.

10 de diciembre

Estimado, lo de utopía izquierdista tiene que ver con creer que los cambios son buenos per-se, y que mágicamente se llegará a un estado mejor por botar lo que hay. Hay quienes pensamos que hay que mejorar lo que hay, no borrar todo para sentir esa sensación anhelada por la izquierda que es la famosa retroexcavadora.
La educación privada o semi-privada es mejor que la pública, quizas muy poco en lo académico, pero si en lo que respecta a estabilidad, disciplina, valores compartidos, etc. Por algo los padres la prefieren; nadie quiere pagar mas por nada, y ademas, si no percibieran esa superioridad, siempre tienen mas de 12 años para volver a la educación pública. Entonces , por cosas un poco mejores, la gente esta dispuesta a pagar mucho. Eso revela que la igualdad NO es un norte para los padres; los padres quieren lo MEJOR para sus hijos. Y, entendiendo que los padre tienen a sus hijos en distintos niveles, la propuesta de igualdad significa, para muchos, un empeoramiento de su condición. ¿Deben estar felices por aquello?.. Lo que se esperaba, desde un principio, es que la calidad de la educación pública subiera tanto que hiciera que fuera transparente estar en una u otra, prefiriendo obviamente lo gratis. Ese es el camino que se desea, no el de nivelar para abajo primero,
Saludos

10 de diciembre

Insistes en que “la utopía izquierdista tiene que ver con creer que los cambios son buenos per-se, y que mágicamente se llegará a un estado mejor por botar lo que hay. Hay quienes pensamos que hay que mejorar lo que hay, no borrar todo para sentir esa sensación anhelada por la izquierda que es la famosa retroexcavadora”.

Tu frase quedaría impecable si en vez de izquierda escribieras derecha. Fue la derecha la que dio vuelta todo, la que aplicó la retroexcavadora, llevándose a la educación pública, a punto tal que hasta la fecha se encuentra en la UCI. No solo eso, se pasó a llevar personas por el solo hecho de pensar distinto.

En síntesis, la izquierda habla de retroexcavadora, mientras la derecha la aplica. Esta es la tragedia de Chile, unos hablan de hacer barbaridades, mientras que los otros las hacen!

11 de diciembre

Estimado señor, a pesar de que mi nivel de preparación es “mediano”, soy esencialmente un hombre de la calle y al referirme a su exposición, puede que no esté a la altura que quisiera. Sin embargo, me animo a hacerlo porque comparto con Ud. el interés en el devenir de nuestro país, particularmente de su gente, que hoy me parece por decirlo de una manera suave, “desesperada”. Para comenzar, quisiera consultarle acerca del alcance y significado de las palabras “educación” e “instrucción”. Para ejemplificar mi inquietud, le señalo que a diario me encuentro con personas técnicamente muy preparadas pero muy mal educadas. Tengo un conocido cuyo hijo es un talentoso técnico en informática que se ha transformado en un empresario conocido ahora no por sus capacidades sino por el maltrato a sus empleados y a su familia. La madre dice que su carácter se forjó en el barrio, en el que la dura lucha y el robo eran los únicos caminos para darse la posibilidad de obtener un computador y para llegar a un “colegio” (una choza). Dicho esto, quisiera preguntarle si acaso la discusión hoy del tema de la “educación” no es un tanto surrealista y en el aire, sin considerar como marco, el estado social del país?, sin considerar cuales son los objetivos que se ha fijado la sociedad entera, bastante heterogéneos como resultado de su composición, sin tomar en cuenta la mentalidad disímil existente, según sea el sector del país de que se trate. Como mínimo se me ocurre pensar que toda esta polémica, aparte de obedecer a una diversa apreciación conceptual, se debe a que hay un debate, en el que no todos participan, por muchas razones, desordenado. Que quiere el país para la gente? Donde está la carta Gant de los social, de lo económico, de lo político? Se quiere meter rebaños en las escuelas? Cuantos profesionales de cada especialidad requiere el país, la empresa, el aparato de gestión, el aparato productivo? Queremos que nadie sea persona ni ciudadano sino solo una herramienta digna de empleo?. Todo esto me llama a la reflexión y llego a la conclusión de que Chile no puede seguir poniéndole parche a los problemas que tiene. No cree Ud. que ha llegado el momento en que la sociedad entera comience una etapa de revisión, considerando lo que queremos y tomando en cuenta la dolorosa experiencia pasada? Un país que no es sólido en su base, no es apto para soportar los terremotos de toda índole que puedan ocurrir. Un país no puede ser sólido si en la base de su mentalidad no está la célula de la solidaridad, que no nace de la noche a la mañana. Atte.

11 de diciembre

Absolutamente de acuerdo con todo su comentario! Educación es más que instrucción. Esta última se centra en “instruir”, y tiene una connotación más utilitarista, para ganarse la vida; educar es un concepto más amplio y se relaciona con formación, esto es, con aspectos vinculados con la convivencia con otros, con los comportamientos a los que haces alusión, con aspectos ético-morales. educar abarca el saber ser, saber estar, en tanto que la instrucción se centra en el saber hacer. Esa es mi manera de visión en torno a la consulta.

14 de diciembre

Estimado señor Schmal, su comentario acerca de la diferencia entre educación e instrucción, si bien le otorga solidez a mis opiniones vertidas, no me dejan conforme si tomamos en cuenta que lo medular de mi intervención apunta a destacar que el debate sobre la educación se está llevando a cabo en el aire, fuera del marco del estado económico-social y estructural del país. Lea Ud. el artículo aparecido hoy en La Tercera: Colegio con letrinas y sin agua potable. Hay otros artículos que señalan que los niños no pueden llegar a las escuelas porque no hay caminos y otros que indican que las escuelas no tienen ventanas ni pizarrón. Hay algunos de esos artículos que destapan una situación como esta: los hogares de los niños son tan pobres, que ellos prefieren vivir en la escuela, sufren cuando a la salida deben regresar a sus “domicilios”. Señor Schmal, quiere Ud. ayudarme a bajar este tema a la realidad, quiere Ud. ayudar a Chile a construir este edificio de la educación-instrucción desde el primer piso y no desde un quinto con una base que se caerá sin duda sin mediar ni siquiera un pequeño temblor? Quiere Ud. hacerme el favor de pensar en una institución que pueda sacar al Estado de la crisis en que se encuentra por la imposibilidad de resolver esta situación de la misma forma en que nunca pudo resolver el problema de los minusválidos y se tuvo que organizar la Teletón? Señor Schmal, creo profundamente que la primera etapa es intentar crear un fondo “solidario” administrado por una institución distinta al Estado, ajena a las elecciones, que pueda desarrollar una carta Gant en este tema de la “educación”. Una institución que vaya mostrando resultados tangibles y que motive a Chile a seguir cooperando con esta causa. Si Ud. quiere un ejemplo, poner baños en las escuelas, agua potable, caminos hacia las escuelas, ventana para el invierno y otras necesidades básicas y urgentes de acuerdo con una planificación….como se ha hecho con América Solidaria , un techo par Chile y ahora un techo para mi país. Por último déjeme decirle con el mayor respeto a Ud. que si el debate lo sigue Ud. llevando junto a otros interesados de la manera en que se esta haciendo hasta ahora, llegará el momento en que Ud. quedará hablando sólo, será un dialogo de sordos y se hablará de todo menos de lo que nos interesa. El debate actual, con sus conceptos y tecnicidades complejas ha desmotivado a medio país y lo más grave es que ahora está generando divisiones violentas. Si a Ud. le molestan mis comentarios o no los encuentra pertinentes, le ruego que me disculpe y simplemente hágamelo saber para no volver a hacerlos. Atte.

06 de enero

Estimado! Afirmas que el debate sobre la educación se está llevando a cabo en el aire, fuera del marco del estado económico-social y estructural del país. Y para corroborarlo citas artículos en los que se denuncian colegios sin letrinas y sin agua potable, o que las escuelas no tienen ventanas ni pizarrón, o no tienen caminos.

Hagamos un esfuerzo por desentrañar los misterios tras estas denuncias. De partida, es una realidad denunciada por quienes han participado en la destrucción de la educación pública al municipalizarla con subvenciones basadas en la asistencia, congeladas con la crisis financiera del 82, asumiendo que la asistencia sigue a la calidad.

Todo este modelo, fraguado a fines de los 70 e instalado a partir de los 80, junto con la apertura de establecimientos particulares subvencionados con fines de lucro que sí podían seleccionar, a diferencia de los establecimientos municipales, está en la base del modelito que tenemos y que no ha podido cambiarse, primero porque no se contaban con las mayorías políticas en el parlamento gracias al sistema binominal que permitía “empatar” a la minoría con la mayoría, y luego porque parte de los equipos gobernantes se compró el cuento y hoy son sostenedores educacionales. El broche de oro lo puso la alcaldización de la educación, donde los alcaldes, que generalmente no saben nada de educación toman decisiones que la afectan. Lo que tenemos hoy es fruto de una política deliberada de destrucción de una educación pública que en el pasado, con todas sus insuficiencias, no era tan mala. Mal que mal, ella es la partera de las capas medias que tenemos y que son las que están matriculando a sus hijos en establecimientos particulares subvencionados porque la educación pública está por los suelos. Levantarla es un imperativo.

A ello agrega la desregulación en la formación de profesores, factor clave en la educación de nuestros hijos. Cualquier universidad, acreditada o no, cualquier carrera de pedagogía, acreditada o no, lanza profesores al mercado como quien fabrica salchichas. Desmontar todo este libertinaje donde ya hay tantos intereses creados es una tarea titánica. Para resolver esto, bien señalas algunos caminos y no creas que tus comentarios me molestan, pero no creo justo señalar que estamos generando divisiones violentas, las cuales fueron generadas cuando una dictadura decidió imponer a sangre y fuego, sin que mediara debate alguno, un modelo educacional que nos limita y que más que formar personas, tiende a formar esclavos.

29 de diciembre

Veo que don Rodolfo decidió dejar de lado este debate acerca del quiebre de la educación. Sucede muy frecuentemente que estos temas terminen en esto. Por ello, así estamos.

29 de diciembre

Perdona Jorge, pero no he tenido tiempo para responderte. Tu comentario es cototo y no es para ser respondido en un dos por tres dado que exige reflexión, da que pensar, asi que no te creas que lo he pasado por alto. Déjme pasar estos días de fin de año para poder responderte con calma. Que tengas un bien fin de año!!!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno