#Educación

Instituto Nacional sufre chaqueteo nacional

36 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Basta una rápida revisión en Wikipedia para constatar que por las aulas del Instituto Nacional, el segundo colegio más antiguo del país aún en funcionamiento, han pasado (entre otros) 18 presidentes de Chile (y uno del Perú) y al menos 15 premios nacionales en distintos ámbitos. En cualquier país, una institución así sería motivo de orgullo de toda la ciudadanía, un ícono del desarrollo de la nación. Pero Chile es muy especial…

Estos últimos meses, en la prensa se ha vertido una serie de cuestionamientos a este liceo y, en general, a todos los denominados “emblemáticos”. Y si bien las comunidades educativas de éstos nunca han pretendido aseverar que no presenten problemas (o más bien, que no evidencien falencias sistémicas), han sido ellas mismas las que han alzado estos cuestionamientos, realizando así un ejercicio que les vendría muy bien a los colegios privados y subvencionados. Por lo mismo, lo que hoy se afirma a diestra y siniestra es francamente delirante:

Con total desparpajo, se dice que los liceos emblemáticos son “privilegiados”. ¿De qué privilegio se habla? ¿La de ser un liceo municipal con recursos que no alcanzan para pagar una fotocopiadora o mantener un espacio deportivo? ¿Sabrán quienes hablan de “privilegios” que la Academia de Matemáticas para alumnos talentosos del Instituto Nacional (IN) no cuenta con ningún soporte económico y que, para financiarse, debe hacer una colecta entre exalumnos, a pesar de que desde sus aulas han salido 3 de las 8 medallas de oro en Olimpiadas Iberoamericanas que ha obtenido nuestro país, y que el IN se ha adjudicado 10 de las 12 versiones del Campeonato Escolar de Matemáticas? ¿Sabrán quienes hablan de “privilegios” que las alumnas de liceos emblemáticos (como el Liceo 1, de donde egresó nuestra actual presidenta, Michelle Bachelet) deben ducharse con agua fría en pleno invierno tras clases de Educación Física, tal como lo hacen miles de niños de liceos municipales a lo largo del país?

Sin mayor pudor se dice que los liceos emblemáticos se dedican a “preparar exclusivamente a sus alumnos para la PSU”. ¿Cómo puede afirmarse tal inexactitud cuando en la gran mayoría de las actividades extracurriculares no estandarizables –Olimpiadas de Ciencias, Academia de Debates, Academia de Letras, encuentros de teatro, etc.- son precisamente estos liceos los que se adjudican los mejores resultados? ¿Ignoran acaso, quienes hablan de esto, que son los colegios particulares los que en mayor grado tienen horas asignadas a preparación de la PSU, y que (las familias de) sus alumnos cuentan con los recursos para pagar, además de mensualidades que fácilmente pueden llegar al equivalente de cuatro sueldos mínimos, preuniversitarios anexos a la jornada estudiantil?

Con total libertinaje conceptual se habla de la “discriminación” de los liceos emblemáticos, pese a que la más horrorosa discriminación –aquélla que nace de los ingresos económicos de la familia- la ejercen los colegios particulares, muchas veces confesionales. Y si bien es cierto que en los liceos emblemáticos aún subsiste la lamentable exclusión por sexo, nadie puede sanamente pretender que la selección académica por mérito sea equivalente a un acto de discriminación, especialmente si ésta les permite acceder a una educación de calidad a jóvenes talentosos cuyas familias no pueden costear un colegio privado. ¿O acaso quienes despotrican contra la selección se atreverían a mantener en pie su discurso con igual vehemencia después de visitar países del primer mundo (como Francia o Japón) con sistemas educacionales basados en la selección y la meritocracia y en cuyos liceos emblemáticos han sido formados decenas de premios Nobel?

Frente a errores de diagnóstico tan aberrantes, no deja de ser llamativo que muchos de quienes los han emitido y se permiten malamente enarbolar la bandera de lucha de la “inclusión” nunca han integrado un liceo emblemático (ni ninguno municipal) en calidad de alumn@, y menos aún como profesor(a). Y aquí no se escapa ni siquiera la elite de izquierda, cuyos colegios, en su gran mayoría, están vedados al ciudadano común, pues sus mensualidades son comparables a las de muchos colegios de la cota mil.

Pero esto no puede explicarlo todo… Si autoridades con gran nivel de formación y con cargos de altísima responsabilidad se permiten afirmaciones sin un mayor proceso previo de reflexión y desconociendo antecedentes de conocimiento público, con el agravante de que estas aseveraciones tocan (entre otras) a una institución anclada en nuestra historia republicana, es porque hay un elemento de irracionalidad que subyace en ello. ¿Y qué puede ser eso que genera tanta molestia a ciertas elites? ¿Por qué incomoda la existencia de esos puñados de niñas y niños humildes que se plantean como objetivo la búsqueda de la excelencia y que, con un mínimo de recursos –pero siempre guiados por un cuerpo de profesores comprometid@s-, trabajan duramente por querer ser (y muchas veces ser) l@s mejores? Se lo dejo como ejercicio de reflexión. Personalmente, yo tengo una opinión muy clara al respecto, y no trepido en decirla: eso se llama envidia.

(El autor es ex-alumno del Instituto Nacional (promoción 1992) y Premio del Consejo Matemático de las Américas 2013)

 

TAGS: Calidad de la Educación Selección Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Lucciano

30 de diciembre

Más que envidia, yo lo llamaría segregación premeditada,¿Por qué la derecha es llamada “sector conservador” en otros países? exactamente por eso , ellos buscan conservar el statu quo por cual se ven ampliamente beneficiados, donde los ricos tienen a los parlamentarios y las leyes a su favor y los pobres tienen cada vez menos oportunidades movilidad social.Siguiendo esta lógica se hace evidente el por qué los parlamentarios se retraen constantemente al momento de concretar cambios significativos que beneficiarían a los nunca beneficiados, y se apresuran en aprobar leyes y cambios de estatutos a favor de los empresarios y dueños del país (tal como en el pasado gobierno de Piñera ,y anteriormente en los de la concertación).
He dicho anteriormente que es la derecha la que busca conservar este estado(y constitución), mas hoy por hoy en Chile no existe ni izquierda ni comunismo como movimiento partidista,en un sistema neoliberal tan despiadado que incluso EEUU se avergonzaría de las leyes creadas pro las siete familias.

José Saavedra León

30 de diciembre

Andrés: creo que hay temas que por el atrincheramiento de las posiciones no se tocan,por ejemplo,no sé si te has preguntado ¿cuántos alumnos representa el IN?,yo pienso que no somos más del 1% del total país,entonces la pregunta obvia¿qué pasa con los miles que están allá afuera?, no tienen méritos?,son flojos,no se esfuerzan?.El tema es que los invisivilazamos,los negamos,los rotulamos pues nuestros hijos están de este lado de la trinchera,los demás que se jodan.Yo me convenzo cadía día más de que los talentos están repartidos y que dentro de los mismos niños de 12 años que ese día fueron a dar el examen de admisión,muchos tenían los “meritos” suficientes para haber ingresado,pero quizá por la inmensa presión ejercida por su entorno o porque le dolía la guata o por un sinfín de razones le fue mal y no quedó.Hay demasiados temas dando vuelta que por ahí,que llevar tanto tiempo enquistado en el insconciente colectivo,se dan por descontado.Yo mientras más me informo me van quedando más dudas que certezas de cómo lo estamos haciendo.

Andrés Navas

31 de diciembre

Yo puedo estar de acuerdo contigo en varios puntos, pero lo que se cuestiona aquí es otra cosa: se trata de la vehemencia con la que ciertas elites critican (e intentan destruir) a los liceos emblemáticos. El desafío está lanzado al final: ¿ qué fuerza gatilla ese encono irracional contra el IN (entre otros) ?

fernanda torres

31 de diciembre

Bueno pero si las pruebas de admisión te parecen un mal metodo , ¿por que no sacar la psu también?

Pablo Flores

30 de diciembre

Reconozco que tal vez me hubiese gustado ingresar al IN y no lo hice, no porque no pudiera académicamente hablando, sino que porque vivo en región, mismo motivo por el cual preferí quedarme en la Universidad Austral de Chile en vez de entrar a la Chile, a pesar de que podría haberlo hecho, la verdad no me molesta que existan este tipo de establecimientos, y de hecho no se me ocurre alguna otra forma de resolver la situación que se plantea de 10 postulantes para 1 vacante. Así mismo, encuentro bastante acertado el análisis presentado, sin embargo creo que la educación en Chile aún deja mucho que desear, y esto pasa también por un tema de descentralización, tal como dije al principio, me vi afectado por este tema, y me gustaría que mis hermanos pequeños o mis hijos tengan una educación de calidad en el sur del país. Es bastante preocupante por ejemplo que los puntajes nacionales se acaben en Puerto Monnt, o que solo uno de ellos haya estado en Valdivia… Por otra parte, desconozco la realidad del Nacional, pero tengo primas que estudiaron en el Javiera Carrera y las diferencias curriculares son abismantes, la mayoria de los buenos resultados de los estudiantes de zonas diferentes a la Capital, ya sean al sur o en el norte, son méritos propios, me incluyo. Espero que en el mediano plazo, mejore la calidad de los colegios, liceos y universidades, pero que esto no se quede en la región Metropolitana, sino que llegue a todos los rincones de nuestro hermoso y largo territorio. Espero que en algún momento, la Ufro, o la Uach, sean tan prestigiosas como la Chile o la PUC, y así también mejore la UdeC.

Raul Cañas

30 de diciembre

El chaqueteo es típico del chileno que porque el no ha podido lograr algún objetivo , despotrica en contra de quien o quienes lo han logrado .
En educación si no existen hitos o tipos a quien imitar hacia arriba como al IN estamos nivel fi hacia abajo y no ponernos objetivos altos en calidad y educación integral como lo ha realizado por más de 200 años

solopol

31 de diciembre

Hay gente que siente envidia, pero también hay otra que siente que tienen que tenerle envidia, o admirarla o imitarla. No sé por qué en realidad, uno admira, imita o siente envidia por aquellas personas que elige, no por alguien que se autodenomina modelo para los demás. Increíble arrogancia.

solopol

31 de diciembre

Para sentir envidia hay que lograr algunas cositas en la vida. No sólo cosas para uno mismo, sino algo para los demás. Si usted estudia, trabaja, tiene éxito, apláudase usted mismo… muy bien, pero no diga que eso es un aporte a la humanidad…

Sixto Maulén

31 de diciembre

Los “mediocres” tiene miedo a los lugares donde el mérito es el norte, por tanto no hay que darle mucha importancia a aquellos que le temen a la meritocracia y continuen en su cruzada.

Enzo Tesser

31 de diciembre

Soy institutano y con orgullo siempre lo he sido y lo seré. Me impresiona la pobreza del debate de aquellos que dicen defender la educación pública y no hacen otra cosa que despreciarla. Se avergüenzan de las tradiciones mas arraigadas de nuestro país, confunden a la gente con discursos de poca profundidad y ofenden la inteligencia de la mayoría de los chilenos. Me sorprende que el rector de una prestigiosa y tradicional universidad estatal opine desde la vereda del desconocimiento y la ignorancia, sin siquiera detenerse a tratar de indagar en las realidades que se viven al interior de nuestro “primer foco de luz de la nación”. Me causa vergüenza la incapacidad de entender cosas simples de la vida por quienes tienen el poder de cambiarla a la mayoría de los chilenos.
Selección?… Orgulloso de haber sido SELECCIONADO, de haber competido siempre con los mejores, de haber adquirido el carácter necesario para lograr cualquier cosa sobre la base de las capacidades propias.
Me sumo íntegramente a lo comentado por mi ex-compañero de curso Andrés Navas Flores.

Antonio

31 de diciembre

La primera vez que oí de ser un “privilegiado”, en el sentido discriminatorio del término, por ser del nacional, me reí y respondí: Yo lo que siento es presión y responsabilidad. Además, si no hago algo por este país jamás estaré conforme, y es una webada, pero lo siento así”

Lo que molesta de verdad a los poderosos y aquellos que tienen sus negocios mezquinos con la educación, como el mismo rector ese, es que el Instituto Nacional demuestra que puede haber educación gratuita y de calidad.

El IN demuestra que no hay que lucrar con los derechos para poder ser de excelencia. Al contrario.

Y los que no tienen colegios ni pagan mas de 200 lucas por el son chaqueteros, sin duda. Debieran alegar y protestar para que todos los niños tengan educación gratis y de igual calidad.

Marcela

31 de diciembre

Creo que siempre he dicho esto, la reforma y las criticas solo pretenden mantener arriba a quienes ya lo están.
Colegios como los emblemáticos son de los pocos que permiten la movilidad social, y eso a las clases gobernantes (izquierda y derecha) les aterra, porque en sus aulas podría estar aprendiendo quien los saque de sus sitiales de “honor” donde se acostumbran a ganar mucho y trabajar poco, olvidándose completamente de que trabajan por un pueblo que cada día se siente mas defraudado de ellos.
Y ojo, aquí no digo que no sea necesaria una reforma, sino que es importante contar con una real reforma, que replique colegios municipales de excelencia en provincias, que mejore la profesión docente (que organice mallas curriculares de la carrera, dignifique el trabajo y mejore el sueldo de los profesores) que exista una mejor administración de los fondos de subvenciones (ya que las municipalidades hacen bicicleta con estos) y que el ministerio tenga un rol más activo en la educación.
Nivelemos hacia arriba, busquemos la forma de replicar las instituciones que si funcionan… Investiguen las razones, pero no quiten la posibilidad a diferentes estudiantes a asistir a estos colegios, porque ellos son agentes de cambio y ejemplos de que se pueden lograr cosas en esta vida sin pitutos.
Por último me pregunto, si es tan cuestionable la selección por meritocracia, ¿por qué es necesario pasar por procesos de selección para optar a un trabajo?
En la vida real se selecciona, en la vida real hay muchas personas para un solo puesto de trabajo. Enseñar a los estudiantes lo difícil que es la vida real, tan solo demuestra que en ningún caso se les prepara con un solo objetivo (PSU) sino que busca que el alumnado comprenda su rol en una sociedad injusta y como los colegios como el IN, son verdaderos focos de luz en un país que parece que quiere mantenernos a oscuras.i

Hermann Herz Quito

31 de diciembre

Soy institutano generación 1998 y al leer este debate, me sorprendo, yo estoy de acuerdo con la selección, yo se que el instituto tomaría a todos los alumnos que pudiera, pero sus recursos son limitados, basta ver las salas, las canchas o en si el mismo colegio que pareciera que en cualquier momento se va a caer, ahora la selección tiene dos propósitos, el colegio es difícil y aquí va para aquellos que dicen que Instituto prepara solo la PSU o en mis tiempos la PAA, el instituto prepara para la vida, quizás de una manera fría si es un punto débil del colegio ya que nos forma desde la perspectiva mas académica y se olvida de las personas, eso siempre le vi el punto débil pero nos forma como futuras personas de la sociedad, nos prepara para la exigencias de la Universidad y creo que todos los institutanos me apoyan que gracias a la fuerte disciplina que nos dieron nuestros profesores hicimos frente a las exigencias de la universidad, porque eran similares, y nos preparan para cuando ocupamos cargos de trabajos, a ser responsables y dar el máximo siempre, también ahora en nuestras familias los que están casados con hijos a enseñar que el trabajo duro siempre da recompensa “LABOR OMNIA VINCIT” “El trabajo todo lo vence” esa frase esta grabada en mi mente y ha hecho que jamas me rinda en mis metas en dar el máximo siempre y siempre aspirar a mas el Instituto me dio las armas necesarias para enfrentarme al mundo no solo laboral si no a todo, tuve en el colegio grandes profesores muchos de ellos ya no están con nosotros y siempre su enseñanza era mas alla de lo académico era siempre luchen hasta no poder mas, trabajar duro por lo que quieren.
Asi que arriba Instituto Nacional

31 de diciembre

Yo tambien soy ex-alumno del IN y quiero que todos tengan acceso a la calidad de educacion del colegio, no es envidia, es generocidad. El IN es un ejemplo de la morbosidad de nuestro sistema educacional, en el cual desde prekinder le decimos a los niños que “no se la pueden”. Adicional a lo anterior, juntamos a todos ellos que “no se la pueden” y no los apoyamos, no los reforzamos, no trabajamos con ellos y como si todo esto no es suficiente les vendemos que el UNICO camino exitoso en la vida es la universidad, si alguien estudia una carrera tecnica le preguntamos cuando estudiara una carrera universitaria en vespertino.

Para mi un Liceo de excelencia no es el que toma a los mejores alumnos de santiago, con familias que tienen un capital cultural superior al promedio, ayudandoles a que sean aun mejores. Un liceo de excelencia es el que, sabiendo que el talento se distribuye por igual en toda la sociedad, toma a cualquier alumno, lo ayuda a desarrollarse y ser un aporte a la sociedad.

Es hora que “El foco de luz de la nación” tome las riendas de la educacion publica, sean innovadora como tantas veces lo hizo en el pasado, siendo la primera institución en abrir sus puertas para todos a educacion de calidad sin ninguna selección, que realmente sea un derecho para todos. Sabiendo que sera un camino dificil, pero que mejor colegio para hacerlo que uno que tiene como lema «Labor Omnia Vincit».

Finalmente, en la diversidad que esto generaria, cumplamos las palabras celebres que dijo Fray Camilo Henriquez “El gran fin del Instituto es dar a la Patria ciudadanos que la defiendan, la dirijan, la hagan florecer y le den honor”

31 de diciembre

¿Sabes que la repitencia en la edad escolar ha aumentado el doble?

¿Y eso es culpa del IN? ¿Es culpa de los padres del IN, de los alumnos del IN, de los profesores del IN?

No, es culpa de los padres de esos repitentes, y de los mismos repitentes.

No ha sido el sistema el que les ha dicho a esos chicos que no se la pueden. Ellos lo han asumido. Ellos solos lo han hecho. Esperan que las cosas les caigan del cielo, esperan que el Estado les regale educacion, y profesion, y trabajo y no mueven un dedo. Porque lo consideran “su derecho”.

¿Por que los padres del IN, que se han esforzado para que sus hijos sean del IN, y por que esos chicos del IN, que se esforzaron, tendrian que mezclarse con padres negligentes e hijos flojos? ¿En que les beneficiaria bajar a ese nivel, cuando esa gente no quiere subir porque no les da la gana?

Piensa en eso, piensa en que en un sistema mediocre como el que tenemos, en que ni siquiera necesitas saber leer y escribir para egresar de 4 medio, hay mas alumnos que repiten curso. Porque ni eso les interesa, porque no quieren, porque prefieren andar por las calles robando o drogandose o atropellando gente porque ¿para que esforzarse?. Lo siento, pero pedirle a profesores que motive a gente asi, es injusto y abusivo. Los profesores no tienen por que cargar con la cruz de lo que esos padres han creado.

El Burrito

02 de enero

Que verguenza leer a un institutano escribir algo asi…

Yo tambien soy ex-alumno, pero jamas estaria de acuerdo en tirar 200 años de tradicion institutana de educar a los ciudadanos que desean ser alguien y hacer algo por la patria para pasar a ser un colegio mas donde en vez de pulir gemas en bruto simplemente se retiene a los jovenes durante un periodo de tiempo y se hace el intento que aprendan algo y en lo posible que no salgan a la calle a drogarse

Toma una manzana podrida, y metela en un cajon de manzanas de exportacion (que por cierto hasta para las manzanas aplica la seleccion) las manzanas buenas no arreglaran magicamente a la mala, pero la mala echara a perder todas las buenas a su alrededor, con las personas es lo mismo, es mas facil que un maton un flojo o un delincuente corrompa a un grupo de personas con deseos de surgir que el caso contrario, si el instituto puede recoger buena parte de esas manzanas de exportacion y hacer un cajon de manzanas de calidad es a mi modo de ver mejor que dejar que todos esos diamantes en bruto se pierdan

y si la desercion en la universidad en carreras de exigencia media-alta es altisima que te hace pensar que cualquier joven aguantaria el ritmo del instituto que es similar y en algunos casos(depende de lo que estudies) mas intenso que el universitario?

finalmente el instituto no rechaza a nadie, cualquiera puede postular, yo nunca pague nada ahi, pero los cupos son limitados y si no quedas significa que habian 700 jovenes mas calificados y con mas ganas que tu de estudiar, o quizas con mayor tolerancia a la presion o por cualquier otra variable que hiciera a ese sujeto mas apto que aquel que no quedo, la vida es asi

Sergio Navarro

05 de enero

Si aplicamos la teoría de las manzanas podridas (clasista, retrógrada, impresentable en un debate público), obtendremos más de lo que temes, Burrito: segregación, criminalidad, marginalidad, poca expectativa en la educación pública; finalmente un país que ninguno de nosotros quiere para sus hijos.

Sin tener seguridad sobre el mejor sistema para formar a los alumnos desde 7mo (antes de eso la admisión debiera ser aleatoria o por orden de llegada), creo que el Instituto “descrema” a buenos colegios, quitándole sus mejores alumnos, lo que definitivamente tiene un efecto negativo en los “que quedan”. En educación hay bastante investigación sobre el efecto de pares (peer effect), no en el sentido de las “manzanas podridas”, sino que más sobre el efecto de buenos alumnos en un grupo de niños de menor rendimiento o expectativas. Este efecto de pares tiene una influencia no menor en el rendimiento promedio del sistema (muy bajo en Chile) y en las expectativas de las familias de la educación pública. En él se basan también las políticas de integración de niños con discapacidades mentales en colegios regulares.

No soy un investigador de Educación (tampoco los economistas que dicen serlo, y que analizan el tema desde un punto de vista micro), pero pienso que en el Instituto debería discutirse acerca de cómo sumarse a una reforma educativa exitosa, y analizar si el sistema de selección es acorde a nuestros tiempos y objetivos. ¿Queremos una sociedad segregada, con una pequeña élite educada, o un país que aprovecha al máximo su capital humano, buscando modelos con una visión de sistema? Yo creo que estamos en el momento histórico para dar ese salto cualitativo. Y el Instituto puede ser también “el foco de luz” de esa nueva Nación.

Un abrazo, Sergio

solopol

31 de diciembre

Según entiendo, los liceos de excelencia se justifican con el argumento de que se hace una selección de los alumnos con mejores notas, mejor rendimiento y disposición al estudio, para entregarles un ambiente propicio para que estudien y prosperen. Se les separa entonces del resto de los liceos y escuelas, aduciendo que en ellos hay alumnos con malas notas, poca capacidad de estudio, falta de dedicación, porros y delincuentes. En primer lugar, habría que delimitar que significa ser mal alumno. Por ejemplo, delimitar si un porro es igual que un delincuente, o si un alumno con malas notas, al que le cuesta, o un flojo que no se dedica a estudiar, es igual que un delincuente. Un análisis racional, riguroso, debiera partir por ahí: a partir de donde un alumno pasa a ser una molestia para el resto, si la molestia pasa simplemente en que se saca malas notas, no estudia, es travieso, o si pasa porque agrede a los compañeros, a los profesores, rompe cosas, etc. Entonces ya tendríamos un primer acercamiento al problema: qué es lo molesto y dificulta el proceso de aprendizaje, y la convivencia, en concreto. En segundo lugar, una vez determinado el problema, podemos continuar determinando qué es mejor: si separar a los alumnos brillantes o destacados en “colegios de excelencia”, para darles un buen ambiente, mantenerlos todos juntos, o separar los pocos y ocasionales casos de alumnos que son realmente un problema, que agreden a los demas, rompen cosas, etc., y derivarlos a colegios especiales en que traten estos casos con psicologos, profesores especializados, etc. Me parece mas justa la ultima alternativa, porque si el Estado tiene la obligacion de entregar una educacion de calidad e igual para todos los alumnos, simplemente debe garantizar una buena infraestructura, un buen ambiente y un buen equipo pedagogico. Es decir, tanto derecho tiene a aprender el mal alumno como el buen alumno, el flojo como el esforzado, el habil como el que (y tengamos en cuenta que muchos alumnos malos para estudiar o sacar buenas notas se revelan despues como personas talentosas o destacadas en muchos ambitos de la vida). Entonces, creo que no se está pensando seriamente. Como siempre, se habla mucho de seriedad, rigurosidad, racionalidad, pero no veo un análisis realmente detallado y serio del problema.

31 de diciembre

Derecho a aprender lo tienen todos.

Ganas de aprender muy pocos.

¿Y que dificulta a un alumno estudiar con otro? Que el otro no lo respete, que le haga bullying, que lo acose, por querer estudiar.

Por eso es que los alumnos brillantes tienen que ser separados del resto. Porque el resto cada vez es mas intolerante con los que estudian, desprecian mas a los que quieren estudiar, los agreden mas y esos alumnos no merecen ese trato.

Jose Miguel

31 de diciembre

No es malo lo que dices, pero mirandolo fuera de papel, en el efecto real, esta inclusion e agualdad no beneficia a nadie realmente o directamente, solo desbeneficia a un numero de estudiantes talentosos con el fin de aumentar el ago del pueblo ratoso y chaquetero.

Gloria Moya

31 de diciembre

Me hubiera encantado que mi hijo hubiera tenido la capacidad para asistir a ese liceo. Solo tengo los mejores comentarios del IN. . Me molesta el chaqueteo al que se somete el IN y no se le reconozca su calidad y sobre todo la calidad de personas que egresa de sus aulas. Lamento que gente inescrupulosa se dedique a ensuciar una Institucion que lleva tantos años prestando el mejor servicio que se puede dar al pais que es La Educacion de Chile.

Iñigo

31 de diciembre

El pago de Shile, no es de extrañar que quieran distraer a la ciudadanía atacando a los liceos emblemáticos, ya que este modelo educativo puede influir en la regulación del modelo Neoliberal que hay en el país, al poder crear gente que le da movilidad de clases y crear gente capaz, al igual que otros lados, tbn egresan pastelazos de aquí, pero no son los suficientes para poder podrir la manzana. El IN les incomoda, ya que tienen un ejemplo vivo con el cual no pueden nivelar para abajo la educación municipal, el Instituto está mermado económicamente, pero ese rigor, esa carencia, ese Objetivo en la vida, esas ganas que tiene cada uno de salir adelante es lo que hace al IN lo que es, no la selección, la selección deja a los que realmente tienen esas ganas, ése aguante, cuando di mi prueba para quedar allí estaba churrete y con vómitos, pero pensé en las carencias de mi familia, en el hambre pasada cuando niño, ahí te topas con gente que viene tanto de campamentos, como de la Dehesa, pero estamos ahí, de igual a igual, a ver quien es más gallito, quién es más capaz, hay wnes que se quejan pk no hay niñas, pues tengan cojones y vayan al Liceo 1, que les cuesta, hay wnes que dicen que salen wnes egoístas de ahí, salen wnes que saben lo que cuesta tener una educación digna y el valor de las cosas.

Saludos

Jose Miguel

31 de diciembre

Es más simple y maabro que eso, el instituto nacional se ha convertido en un conveniente chivo expiatorio de la política, a cada crítica que le hacen, aarece algún reclamo contra el nacional, y lo peor es que funciona, solo tuvieron que tomar un par de palabras usadas por el popular y atacar al nacional, y todas las ratas chaqueteras de abajo mordieron, el movimiento estudiantil de secundaria es más débil que en años, y los weones de mierda de la moneda no tienen porque levantar la raja.

31 de diciembre

Plena consonancia con tú visión sobre el Instituto Nacional. Sin embargo, para mí, el foco de la discusión debería estar situado, básicamente, en cómo logramos la proliferación de colegios de similares características para generar un círculo virtuoso en nuestra sociedad. No hablaré de la selección que sí lleva a cabo el IN con sus alumnos como algo negativo, ya que, obviamente, al ser un establecimiento de excelencia para mantener esta condición tiene que hacerlo, sino que me concentraré en el destino del resto de jóvenes que son “desechados” por el Instituto. Sería notable que esos alumnos pudiesen ingresar a otros colegios -públicos- tan buenos como el IN. Me parece que ahí está el desafío de fondo. Saludos.

Pablo L.

31 de diciembre

Soy Ex-Alumno del IN generación 2004, todos los que hemos pasado por la aulas del IN sabemos de los problemas que existieron, existen y lamentablemente existirán. Recuerdo en las clases de filosofía cuando nos cuestionábamos el modelo educacional, o cuando en matemáticas cierto profesor hablaba 20 minutos de “materia” y el resto era un clase de educación cívica, de lo que significaba ser un ciudadano, del deber moral que tenías solo por el hecho de tener “esa fortuna” de estar en el incómodo pupitre de madera y fierro. Duele que se reduzca al mínimo el esfuerzo de familias y profesorado con comentarios como “se prepara solo para la PSU”.
¿De qué forma se pueden llenar 400 cupos limitados? Por una tómbola, por todos los que tengan apellido con las letras A-B y C, por el dinero que tenga tu familia (Ese se puede utilizar en la cota mil, difícil realizarlo a pasos del Paseo Ahumada) por tus creencias religiosas (Ejemplos por millares). Resulta que el único que segrega y discrimina es el realizar un test para medir ciertas capacidades, lo mismo que realizas para entrar a la U, para postular a un trabajo, ese es el más despiadado de todos (?). El problema real desde mi punto de vista tiene que ver con como es posible que 4.000 familias vean al IN como el gran (y muchas veces único) “trampolín” para cambiar el destino.
Lo grave es que estos cuestionamientos no los hacen los que manejan este país, ni tampoco “los de más abajo”, ese está preocupado del bono, de que el estado venga a ayudarme, de la última teleserie turca del momento, veo día a día como el “pueblo” sólo exige sus derechos, es más, he llegado a pensar que se profesa “mi derecho a no tener deberes”.
Creo que todos tenemos derecho a una educación de calidad, ¿Qué todos los colegios sean IN? Imposible, para estar allí no se necesita ser un genio, se necesita las ganas de ser más, de superarse, y eso, eso lamentablemente es difícil de encontrar.

carlos miranda

01 de enero

Es el coegio más antiguo de Chile fundado el 10 de agosto de 1813. De la fusión entre otros del Colegio Carolino de la época.

Pablo

01 de enero

Yo soy egresado de un liceo “emblemático”, di la prueba de admision como cualquiera y espere los resultados como cualquiera y quede seleccionado como entre los muchos que entraron y se como es dura la vida en uno de estos liceos, me levantaba todos los días temprano y mi viaje era de 2 horas hasta 3 horas para ir al liceo; nuestras clases son normales y típicas de cualquier otro liceo… cuando se inicio el tema de la “Reforma educacional” mucha gente se llenaba la boca que los liceos “emblemáticos” tenían privilegios y esas cosas; daban su opinión sin saber nada y como es la vida de un estudiante de un liceo “emblemático”. Mientras que estábamos en los típicos CO.DE.CU’s y Asambleas me preguntaba a mi mismo, ¿Que privilegio tenemos? y mi respuesta es ninguna, es mas, cuando queremos realizar actividades, nosotros mismo tenemos que financiarlas, cada taller extraprogramatico también. Ahora encuentro que hay mas discriminación que un liceo particular pagado le diga a un padre: “Sabe, su hijo no puede seguir estudiando acá porque no ha pagado la mensualidad, es preferible que se cambie a un colegio mas barato o a un municipal (ahi no se paga nada)”
La educación en Chile es muy segregativa y por estas cosas como la Reforma y ahora el tema del Ranking la están matando, quieren desaparecerla. Ojala que un futuro esta educación cambie y no sea una que a niños le ponen etiquetas.

Tomás

02 de enero

No, estás equivocado, por lo menos con mi postura.

También estudié en un colegio “emblemático tradicional municipal”, y sé muy bien las necesidades que afrontan los chiquillos del Instituto, porque también pagué por fotocopias, los baños de mi Liceo estaban malos, los camarines, y un montón de cosas de sentido común que estaban aberrantemente en mal estado.

Mi crítica hacia el Instituto es la que siempre he tenido, en cierto modo simboliza la segregación y la competencia afanosa que se ha engendrado en Chile desde de los años 80′. El IN, convencionalmente, representa en este sentido de la educación, ese bichito neoliberal de competencia y de meritocracia que tiene al país sumergido en la mierda. Recuerda que el apodo que tienen por décadas es “burros”, y no es precisamente por el atributo sexual de dicho animal, sino porque los someten a un estado de estres educacional pensado para la comeptencia.

Vayan a darse una vuelta al IN, por momentos pienso que Michel Foucault se inspiró en la estructura del IN para hablar del panóptico, porque el colegio (al igual que muchos en Chile), es una verdadera cárcel, una multicancha en medio de un edificio plomo, un ovalo, semejante a la ex-penitenciaria

El problema es bastante serio, acá en Chile la gente hoy por hoy se educa para convertirse en un dato de un ranking, no para crear ciudadanos, ni mucho menos hacer país.

Finalmente, no tiene sentido hablar de los presidentes que han estudiado en el IN, recuerda que cual de todos esos presidentes ha sido “más vende patria”. Por otro lado, no hablo desde la envidia ni por el ser “chaquetero”, mi familia eligió que yo no diera la prueba en el IN, y que entrara a otro “emblemático”, porque con mucho prejuicio por parte de mis padres, pensaron más en los valores humanos que en ser una máquina de competición académica que justificara por medio de los méritos, el modelo de esclavos de mierda que tenemos en Chile.

Saludos.

Andres

02 de enero

Que bueno que tengas experiencia con el tema por haber salido de un colegio emblemático, pero harto ignorante el comentario si aun piensas que en el IN solo se generan robots con el simple fin de competir.

El colegio puede ser muy feo, si, parece cárcel, pero que tiene que ver eso con el alumnado?. Que al IN se le resalte en los rankings y se piense que los alumnos son solo un numero es por eso mismo, por que les va bien, pero eso no significa que sean puros ‘burros’. Al final del día las personas tienen que encontrar algún argumento que soporte la idea de entrar a otro colegio que no sea el IN, ya que se morirían si ademas de que a los alumnos del IN les vaya bien, que también sean buenas personas que aporten de verdad a este país., no les cabe en la cabeza que eso pueda ser posible, de allí nace todo este cuento, y eso mi amigo, es envidia.

El Burrito

02 de enero

Estudiar en “un municipal emblematico” no es lo mismo que estudiar en El Instituto Nacional, el no tener una historia de 200 años preparando a ciudadanos chilenos con deseos de ver a la patria surgir, el no sentir ese aire unico que sientes al caminar y saber que alguno de los presidentes de la historia chilena que admiras pudo haber caminado por ese mismo pasillo y que quizas por al lado tuyo pasa un futuro presidente de la nacion, son cosas que si no se viven son dificiles de explicar

por lo demas el instituto no representa color politico ni religioso, es un colegio laico, de hecho me atreveria a decir que es el unico lugar donde he visto Rojos y momios darse la mano y buscar ideales en comun sin ninguna clase de rivalidad

una vez en una clase se nos dijo y aun lo recuerdo “Un colegio no lo hace un edificio, ni los profesores, ni los inspectores, ni quienes limpian. Un colegio lo construyen sus alumnos y el deseo de estos por surgir” el instinto competitivo y el hambre de conocimiento; esa caracteristica necesidad de perfeccionarse dia a dia que la mayoria de los institutanos tenemos, no es algo que se te inculque en el instituto, es algo que tu mismo traes desde mucho antes, al ver a tu familia pasar necesidades y sentir la necesidad de algun dia poder sacarlos de aquel circulo de pobreza, el instituto lo unico que hace si se quiere es decirte “Tu puedes!” y te otorga las herramientas para defenderte en la vida

en fin, cualquier institutano es mas “ciudadano” que el ciudadano promedio, simplemente porque ha vivido la sociedad concentrada en una manzana al frente del paseo ahumada 🙂 y ha podido contrastar su realidad (cualquiera sea esta) con un compañero que vive completamente la opuesta

saludos 🙂

yisus

05 de enero

”Con total desparpajo, se dice que los liceos emblemáticos son “privilegiados”. ¿De qué privilegio se habla?”

el privilegio de tener un presupuesto mayor que otros colegios municipales, con mas alumnos, con menor infraestructura, y sin el mismo nivel educacional… para que mas encima, los cabors csm, se tomen el liceo y hagan paros….esos privilegios que no se merecen

Alejandra Echeverria

05 de enero

Bién así se habla .. Tienes toda la razón ..

Sebastian

06 de enero

Son privilegiados porque seleccionan a los alumnos que de verdad quieren estudiar e intentar hacer algo “productivo” en la vida. Tienen alumnos que están tan motivados en estudiar que participan voluntariamente en Academias de Matemática y hacen completadas o cualquier cosa para financiarla. Seleccionando a personas así de motivadas es mucho más fácil educar. Los otros colegios municipales educan a personas que no les interesa el estudio, que no ven en el colegio algo que les sirva para su vida.
La motivación y el encontrarle sentido al estudio es lo fundamental para un desarrollo del sistema educativo, ¿cuáles serian los resultados de los liceos emblemáticos si no seleccionaran y pueda entrar gente que no le interesa estudiar ni entrar a la universidad? Ahí la cuestión cambia.

Caro

01 de febrero

Y por que debería importar tanto el Instituto nacional o algún otro liceo emblemático? Por que deberia importar si a ellos se les tiene envidia u algún otro sentimiento que no creo que ayude tampoco a mejorar la educación? Por qué cada vez se habla de estos colegios, dejando de lado la REALIDAD mayor de esos colegios que no solo están en Santiago y esos que no sacan 550 NEM, ranking y 850 en algún puntaje nacional?. Por qué debe importar mas sus reclamos sobre el ranking por que necesitan tener 800 tambien en el ranking para entrar a medicina en la mejor universidad?? Por que no enfocarse también y sobre todo, en esos niños que DEJANDO DE LADO ESOS JUICIOS DE VALORACION ANTICIPADOS Y ALEJADOS DE LO REAL, de que son flojos, de que no lo hacen porque no, de que solo es merito y mérito. Pero claro, difícilmente la superación en estos tiempos va a estar completamente desligada al egoísmo y a la soberbia. Que bueno por las personas que pueden entrar a esos liceos porque no imagino que tenían en mente al postular que los pupitres eran de mala calidad, y la ducha fría, lo que tenían en mente era ”resultados” y donde me llevarian esos ”resultados”… Y esos niños que ademas de bañarse con agua ducha y blabla y ademas de eso NO TIENE PROFESORES A VECES EN TODO EL AÑO? Se habla tanto del colegio emblematico que sea como de ellos? Le van a pedir insistenmente a que sus papas cambien y le digan ya niño… Te vamos a meter al IN y listo. Esta bien así? Y lo peor es que mas allá de eso, los propios académicos de no se que y personas que ”saben” del tema, y por ende deben hablar de ellos, siempre apoyan a la selección y bueno… Quien no esta en el IN, es porque es flojo, no tiene méritos, no es suficientemente capaz. O es el instituto nacional u otro municipal emblematico o es todo los colegios de elite de las cual hay que pagar un montón de plata para que esos niños ya no sean flojos. Y si también funcionan las cosas así… cuando todo un ambiente te invita a seguir manteniendo ese estatus. Por favor, seria bueno pensar en darles oportunidades, y herramientas a todos aquellos que no son del IN ni son de colegios con nombre en Inglés. Los análisis apresurados sobre sus aptitudes antes de que tengan un acceso real a la educación sin que sea así, parecen
totalmente invalidos. Es cosa de ver de ”donde vienen” los que entran a las universidades y les va bien en esa porquería de prueba. Claramente el debate se deberían enfoncar en esos niños que por distintas razones no están ni en el IN, ni en un colegio particular privado. Pensar que ellos son flojos y solo por esa razón es profundamente injusto de antemano.

Claudia Pereira

02 de enero

El Instituto nacional es sólo una muestra de alumnos…profesores que y sólo con carácter …vocación al servicio han fortalecido un colegio emblemático de alumnos que con sólo sus convicciones han sacado adelante los mejores resultado aunque el resto de opinantes insiste en bajarnos ya sea por sus notas o por la selección de ingreso…esta apreciación y/o vision es de una madre agradecida y esucadora la cual obsero más que nunca un colegio tiene una rectoría digna de respaldo haciaos miños y digna de respaldo de los padre y viveversa a xq observamos su conormiso y respecto hacia de la comunidad educativa…cuenten con nosotros!!!! SIEMPRE!!!! Y graciactotaltaes por el trabajo silencioso que hacen con amor pir el Instituto Nacional.

Luz Maria Aravena

03 de enero

Excelente reflexión! !..por fin un verdadero institutano que dice lo que realmente sucede..te felicito..por sacar la cara por este gran colegio.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Ética, Consecuencia, Compromiso y Dignidad, ideas que no se pueden perder en la vida que seguramente en este escenario reivindicarían nuestros colegas, pues, los dolores que nos queda son los compañeros ...
+VER MÁS
#Sociedad

Trabajo Social: Pasados Inquietos

Ahora Piñera contará con el 100%% de los votos de Kast y hará laboriosos esfuerzos, utilizando el vocablo humanistas cristianos, para que los escasos votantes de Goic se plieguen a su candidatura.
+VER MÁS
#Política

Guillier versus Piñera : ¿quién será presidente?

Mi apreciación es que estas propuestas caminan hacia una democracia basada en la razón, más que en las mayorías. Caminan hacia un desarrollo territorial de orden mayormente integral, y le conceden a la ...
+VER MÁS
#Política

Mi propuesta pública a Alejandro Guiller

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno