#Educación

El mercado de la educación que vos matasteis

8 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

para terminar con el mercado y sus efectos perversos, habrá que terminar con el subsidio a la demanda, trasladándolo al lado de la provisión. Esto permitirá que los incentivos se enfoquen eficientemente a la mejora de la calidad, la inclusión e integración social de los establecimientos educativos.

El programa de gobierno en educación de la Presidenta Bachelet se ha ido cumpliendo, más allá de las discusiones que implican cambios como los abordados. El concepto central que lo ilustra es instaurar un régimen de derechos sociales garantizados en educación, reemplazando el régimen de mercado. En esta línea se incluyen principalmente, el fin del lucro, la gratuidad universal, el fin del copago y terminar con la selección adversa.  La pregunta es si con estas medidas efectivamente se terminará con el mercado educativo.

La respuesta es que, muy probablemente no, por cuatro principales razones. En primer lugar, el mercado educativo está asociado al subsidio a la demanda, que hace depender los ingresos del establecimiento de las decisiones de compra de la familia. Que la totalidad de las familias sea portadora del voucher, no alterará la lógica de mercado y se mantendrán las externalidades negativas que este genera, aun entre entidades sin fines de lucro.

En segundo lugar, se mantiene una institucionalidad que está diseñada precisamente para regular mercados: la Superintendencia de Educación cuya misión es hacer más simétrico el mercado y  la Agencia de Calidad de la Educación se encarga de entregar señales a proveedores y consumidores respecto de cómo desempeñarse en sus roles.

En tercer lugar, porque para controlar y eliminar la selección adversa se recurre a un sistema centralizado de admisión, que enlaza de modo supuestamente aleatorio a consumidores y proveedores. Este tipo de dispositivos se denomina precisamente “mercados diseñados” y en los distintos lugares donde ha sido aplicado induce conductas y estrategias de captación de demanda y de búsqueda de provisión preferida, que impiden el logro de aleatoriedad y equilibrio esperados.

Finalmente, porque el SIMCE, un instrumento creado para señalizar mercados, sigue siendo un recurso privilegiado en el sistema educativo y cumpliendo el mismo rol.

Es muy probable por tanto, que todo este diseño no tenga los resultados que se propone  en cuanto a las conductas de los agentes; al revés, tanto por ciertas condiciones estructurales, por ejemplo la segregación socioeconómica territorial, como por las conductas de los actores, el sistema educativo chileno seguirá siendo segmentado e inequitativo.

De modo que para terminar con el mercado y sus efectos perversos, habrá que terminar con el subsidio a la demanda, trasladándolo al lado de la provisión y dejar atrás las soluciones tecnoburocráticas que se han diseñado. Esto permitirá que los incentivos se enfoquen eficientemente a la mejora de la calidad, la inclusión e integración social de los establecimientos educativos. Hecho esto, la actual institucionalidad quedará obsoleta. Sin perjuicio de la necesidad de regular y fiscalizar procesos como la admisión y la calidad, habrá que reemplazarla, desechando el control burocrático y creando otra que efectivamente se dedique a fortalecer aquello donde está la educación: el profesor en la escuela y el aula.

TAGS: #Reforma Educacional Educación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

04 de septiembre

Señor, todos los reformistas “anti mercado” prefieren poner a sus hijos en colegios privados donde se lucra, esto ocurre porque así es el mercado, el mercado dice que la educación pública es podrida y los que pueden huyen de ella. Usted no eliminará el mercado imponiendo una educación pública a los que no tienen medios para pagar colegio privado, eso sólo hará mas monopólico e injusto el mercado, pero no lo va a eliminar.

Esta obsesión ideológica absurda y necia contra “el mercado” es contraproducente para una educación pública de calidad. Si no le gusta la presencia de privados en la educación, piense que eso terminará solo si tiene una educación publica de calidad porque todos elegimos la mejor educación para nuestros hijos. Debe crear en el mercado una opción de educación pública de calidad. ¿Cree que un país desarrollado hubiese terminado con el sistema de copago teniendo una educación pública tan deplorable que ni siquiera quienes dicen defenderla pone allí sus hijos?

Lo que haría una país desarrollado en nuestro lugar seria crear esa opción, en lugar de terminar con el copago lo fortaleceria de manera que hayan menos alumnos en la educación pública hasta que el presupuesto permite garantizar calidad. Y en la medida que aumente el presupuesto o se haga mejor uso de éste se irán sumando alumnos al sistema público. Abra un poco la mente.

La absurda campaña por educación pública

Saludos cordiales

06 de septiembre

Jose Luis, obviamente Ud. no se refiere a mi comentario, primero porque no he planteado nada sobre “una única posibilidad de educación, la estatal”, ni tampoco que “no me gusta la presencia de privados en la educación.”
Segundo, porque no planteo nada sobre el sistema de copago, excepto una mención a lo establecido en la ley de inclusión, de avanzar (en la educación subvencionada) hacia la gratuidad.
Tercero, porque tampoco plantea nada sobre cómo debe gestionarse la educación pública ni las causas de su situación actual.
De modo que hay probablemente una confusión suya: o se refiere a lo que escribió otro columnista, o hay un problema de comprensión lectora. Y mientras eso no sae resuelva, no tengo posiblidad alguna de responderle en lo sustancial.

Servallas

05 de septiembre

Es evidente que se pueden gastar litros de tinta intentando argumentar que plantear una única posibilidad de educación, la estatal, es un error, pero este es un problema ideológico y ante ello no hay nada que hacer, lamentablemente no hay posibilidad de diálogo, asumir un credo ideológico es similar a asumir un credo religioso. Un principio que se debería invocar en estos casos es la libertad, supuestamente vivimos en un país libre, en consecuencia deberíamos poder elegir en libertad la educación para nuestros hijos, si hay que pagar, habrá que hacer el esfuerzo (siempre agotador) y hacerlo. La calidad a su vez debería ser materia de agencias privadas y públicas que certifiquen y propongan soluciones para mejorar y alcanzar niveles aceptables, la calidad no es un producto de generalidades, es producto de una gestión eficiente y comprometida de una comunidad, y nunca es un subproducto del dominio estatal sobre la educación, eso es un cuento ideológico, en consecuencia, cuando un organismo de educación estatal alcance un nivel de calidad óptimo no habrá que obligar a la gente a irse a lo público, lo hará por su cuenta porque entenderá que su visión sobre la educación pública ha cambiado, pero hay que ser realistas, hoy eso no ocurre y no hay en el horizonte ni una remota posibilidad que ocurra.

solopol

05 de septiembre

Siempre me llama la atencion la forma como los defensores del actual sistema de educacion o de salud se apropian del concepto “neutralidad”, como si ellos fuesen los evidentes exponentes del equilibrio o de la sensatez y todos tuviesemos que reconocerle ese merito. La adoracion al mercado tambien es una forma de ideologia, probablemente no existe una educacion mas mercantililizada que la chilena, donde la gente se endeude por años para poder estudiar, si eso no es irracional o movido por un fundamentalismo ideologico, no se que es. El centro ciertamente existe, no es un invento, como cree a veces la izquierda que piensa que este es un recurso para pasar “piola” por parte de la derecha. Pero la derecha chilena no es “centro”, no es siquiera centroderecha, la derecha chilena considera al centro como “socialismo”, asi como la izquierda considera al centro como “derecha”. No se por que tanta gente de derecha, cuando se habla de la necesidad de equilibrio o de moderacion, cree que se les esta haciendo un llamado a ellos para que “moderen”, si ellos son parte de este extremismo mental, de este fundamentalismo. Son parte del mismo problema que se esta criticando, y nadie esta haciendo un llamado a ustedes para que impongan la cordura o el buen pensar, no forman parte de eso.

06 de septiembre

Estimado, en esta materia, así como en cualquiera que tenga que ver cómo funciona o debe funcionar la sociedad, no hay forma alguna de no hablar ideológicamente. Todos los seres humanos nos inclinamos hacia algunas ideas políticas y rechazamos otras. Eso es ideología.
Dicho eso, lo que planteo sobre fin del mercado como forma de gestionar un derecho social, cosa que ya he comentado antes, (http://www.elquintopoder.cl/educacion/mercado-y-cuasimercado-en-la-educacion-chilena/)no impide la libertad de elección. Son dos cosas distintas.
En todo caso, respecto del tema de la calidad (que todavía no se define por completo) claramente no estamos de acuerdo: precisamente lo que hace la Agencia de Calidad es “certificar” lo que definen como “calidad”, lo que no tiene que ver directamente con el profesor en el aula, que es la esencia de la educación. Este mismo modelo de “gestión de calidad” ha establecido el Ministerio para desarrollar los planes de mejoramiento educativo. El problema es que este modelo, que forma parte de la lógica empresarial, no funciona ni logra resultados en educación. Se requieren otros caminos.

Servallas

06 de septiembre

Estimado Gio S., Lo que Ud. señala, la posición neutral, o quizás el camino del medio, el camino de los sabios es también mi norte, no crea Ud. que cuando señalo la importancia de la educación privada, en conjunto con la educación pública quiero arropar una educación para el lucro o similar, tampoco para el caso de instituciones que segmentan y estratifican o abren sus puertas a algunos según sus recursos, me refiero a instituciones como La Universidad Austral, La Universidad de Concepción o La Universidad Federico Santa María, es decir organismo de larga data, de excelencia y que van tras finés académicos y son abiertas a cualquier persona. En mi concepción el “centro” no es estático, y sí, claro que existe, pero se forma en medio de fuerzas antagónicas, entre los que siempre quieren cambio y quienes lo frenan por un tiempo, como Ud. debe saber, el cambio es lo único concreto, pero el cambio por el cambio nos puede llevar al desfiladero, entonces una postura de centro reside en reflexionar sobre el cambio, sopesarlo, ver si tiene dirección a alguna parte, es decir que marche, pero que por eso no nos aniquilemos, si no es así, viviríamos en una eterna revolución. Saludos

30 de septiembre

Yo invitaría a pensar en si los efectos perversos los produce el diseño del mercado o si el mercado ha sido diseñado así o interpretado así por la cultura clasista colonial que permanece en Chile. Resulta interesante constatar que lo que el diseño del sistema de escolarización predecía sobre el comportamiento de los “clientes” , que elegirían las “mejores escuelas” en función de sus “resultados académicos”, no se cumple, al menos no en las lógicas de elección de escuelas. Por ejemplo, en esta investigación: http://www.ciae.uchile.cl/index.php?page=view_noticias&langSite=es&id=664

“En el segundo panel, el investigador del Departamento de Sociología de la U. de Chile, Manuel Canales presentó los resultados del estudio enfocados en qué buscan los padres al momento de elegir colegios particulares subvencionados. “En esas conversaciones no se habla de calidad. Se habla de seguridad o miedo, orden obediencia y de una identidad de estrato social”, dijo. Explicó que “quienes eligen colegio particular subvencionado, entienden que la educación de sus hijos presenta un riesgo: el de la mezcla. Distinguen como base de su malla entre colegios que seleccionan y colegios que mezclan y piensan que al municipal llega de todo, todo lo que los colegios rechazan”.

¿Por qué se mantiene el modelo? La respuesta tal vez sea por una cuestión ideológica: favorece la visión clasocéntrica de quienes tienen influencia política.

Miguel, Miembro de Escuelas para La Justicia Social.

17 de octubre

Estimado, da lo mismo el por qué. Lo importante es cómo se cambia. Esto no es un tema solo ideológico, aunque obviamente la crítica nace desde la ideología. Necesitamos modelos concretos y análisis de costos y efectos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Quizás si la primigenia conjunción de mestizos solariegos españoles y pueblo mapuches, allá en el siglo XVII en el espacio físico y cultural del Biobío Maulino, represente una de las primeras expresio ...
+VER MÁS
#Política

La sociedad comunitaria de derechos comunes. Utopía para el presente

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

La falta de votantes es un efecto más de la despolitización neoliberal que se impuso durante 17 años y que sin duda transformó a la sociedad chilena. Y ante esa situación hemos escondido la cabeza. Los ...
+VER MÁS
#Política

Aprendiendo de una vez por todas a ser ciudadanos

Pasamos muchas situaciones difíciles como toda urgencia pública. Pero no volví a sentir que alguien se moría frente a mí, sin poder hacer nada porque a otros les importan más las fotos y los titulares.
+VER MÁS
#Política

Diciembre 2013: Hospital inaugurado sin recursos. Gracias por nada

Popular

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka