#Educación

El faro de luz y la iluminación artificial

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen


¿Cuántos institutanos profesores hay? ¿Cuántos médicos en consultorios? ¿Cuántos arquitectos donan su tiempo a proyectos sociales? ¿Cuántos psicólogos hacen intervención comunitaria? ¿Cuántos ingenieros trabajan en la creación de tecnologías que beneficien a los más vulnerables?

Desde que el rector Zolezzi atribuyó al Instituto Nacional una solapada intención de “pre-universitario de 4 años”, son varios los “institutanos” que defienden su colegio con pasión. También por este medio he leído el caso del Liceo Camilo Henríquez y el error -aparente- de querer hacer camino por medio de la obtención de puntajes nacionales de la PSU.

Peligroso creo que a tanta gente le parezca un tema importante los resultados de la prueba de selección universitaria, como si éstos, fueran el corolario para cualquier institución educacional que quiere destacar por sobre el resto.  Peligroso digo, porque si se precian de ser emblemáticos y apelan a un proyecto de excelencia académica centenaria, podrían ver que la prueba de selección universitaria es un medio y no un fin, por lo tanto, regocijarse por el resultado que otorga la victoria al IN por sobre los más selectos y caros colegios particulares del país con la cantidad de puntajes nacionales (aplastantes 22 en 2014) no debería ser más que un minuto feliz pero fácilmente cuestionable, pues ya sabemos de los resultados de Chile en el concierto internacional de pruebas como Pisa.

Y si las instituciones educacionales están llamadas a ser un faro de luz, me parece que la iluminación artificial nos tiene convertidos en polillas que molestan un rato pero al fin son inofensivas.  Nos quedamos en la discusión sobre la legitimidad de los números PSU sin entrar a verificar qué pasa con esos brillantes jóvenes que ingresaron a las Ues correspondientemente emblemáticas (supongo que optan por las 2 mejor evaluadas).  ¿Cuántos institutanos profesores hay? ¿Cuántos médicos en consultorios? ¿Cuántos arquitectos donan su tiempo a proyectos sociales? ¿Cuántos psicólogos hacen intervención comunitaria? ¿Cuántos ingenieros trabajan en la creación de tecnologías que beneficien a los más vulnerables?  Para mí es más importante saber qué influencia tuvo la formación integral de esos hombres, misma que -supuestamente- iría en beneficio de la sociedad, que quedarme en la discusión de cómo lograron que los jóvenes superaran la barrera de los 800 puntos.

Lo que observo en la calle, en una micro más específicamente es que los adolescentes de liceo emblemático, con número, subvencionados y hasta particulares (no siempre andan en el auto de los padres) no van a cederle el asiento a una embarazada hasta que el chofer reclame “cultura” a grito pelado y esa conducta simple, hace que los puntajes PSU me valgan un comino.

 

 

TAGS: Prueba PSU

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Mariano Moreno Amengual

04 de enero

podría averiguarlo en lugar de andar preguntando porque sí. Quizá nunca tuvo que hacer una columna para saberlo…

04 de enero

Como bien dice usted don Mariano, quizá nunca tuve que hacer una columna porque recibir descortesía gratuita me parece inmerecido. Desde mi punto de vista no pregunté “porque sí”. No perderé más tiempo en explicar. No vale la pena. Gracias de todos modos por leer.

04 de enero

Interesante tu punto de vista, pero creo que la inequidad de la universidad es otra.
Tengo la sensación de que conseguir una buena concentración de notas, una buena PSU y optas a becas para ingresar a estudios superiores no es tema, la desazón que afecta la motivación de logro es más simple.

Un estudiante de regiones, que no tiene plata para ir en colectivo o bus a su liceo y que de no ir a clases, no desayuna, ni almuerza; que ganas tendrá de sacarse la cresta estudiando si sabe que no tendrá como pagar alojamiento, traslado, materiales y alimentación en una capital regional.
En comunas chicas las distancias son breves y los profesores son más afectuosos, no es extraño que lleven a sus alumnos cuando llueve, pero ustedes creen que ese trato de piel se da en ciudades grandes.

Así que la competencia que rebuznó Zolezzi da lo mismo, también nace de la segregación social urbano / rural.

En segundo lugar, el tema de quienes trabajan donde.

Eso es culpa de las universidades, por ejemplo la Pontificia crea excelentes médicos, PERO, los entrena con última tecnología; entonces cuando estos van a hacer el general de zona en comunas rurales, se sienten inválidos. Por su parte la U de Chile crea semidioses, salvo aquellos hijos de médicos especialistas, el resto llega mandando y levantado el queque, sólo porque marco 800.
Quizás la U de Conce y la U de Valpo son las únicas que se salvan, pero no he hablado de Leyes.

El liceo y la universidad son instancias de formación personal, pero el sistema actual y las demandas de la sociedad (citado a un amigo del quinto poder) produce que la oferta venga fallida.

Para generar profesionales sociales hay que cambiar la formación y negociación tras la titulación.
Ser general de zona debe ser una prueba de vocación y competencias, que permite optar al médico sobre cual especialidad hará, mientras el Minsal determina donde (sin derecho a réplicas)

Tu sabias por ejemplo que para un médico o dentista pedir un permiso para hacer un curso cagón, es más fácil que cuando una enfermera o un psicólogo quiere hacer una especialización?
Y adivina a quien le dan viático y a veces, apoyo financiero.

El día que el Ministro de Salud sea un Psicólogo Clínico Cogntivo Conductal o Psicólogo con MBA RRHH, ahí cambia esta atrocidad!

04 de enero

Patrick, gracias por leer. Creo que la formación del ser humano es la que está seriamente afectada por el modelo educativo chileno, para allá iba mi fallida columna. En fin, comprendo tus observaciones y las comparto, sin embargo me quedó dando vueltas lo de tu experiencia como Psicólogo. ¿El colegio de la orden ha tomado esta situación para actuar en consecuencia? Bueno, la verdad es que con lo que pasa en el magisterio, tengo el prejuicio de pensar que los gremios profesionales no son tan efectivos como deberían.
Saludos cordiales.

04 de enero

Me queda 6% de batería así que sere directo (aunque me maten)

EL COLEGIO DE PSICÓLOGOS VALE HONGO!
Lleno de psicoanalistas amantes de su reflejo que creen que el mundo se explica por el tamaño del pene y la cantidad de amamantamiento.

Cuando el directorio sería dirigido por Cognitivos Conductuales escuela Norteamericana

Capaz que tengamos de suche al colegio médico y al Minsal

¿Fui claro? Jajajajaja

cristian

05 de enero

A la misma reflexión llegue el otro día no veo al instituto nacional marcando tendencia en proyectos sociales desarrollando nuevas empresas creativas y ecológicas si no se ven es porque no es la tendencia del instituto salen mas futuros gerentes que solo se insertan an la maquinaria política social y de mercado para seguir conservando un modelo que favorece a unos pocos a costa de muchos
El día que el instituto desarrolle en sus alumnos pensamiento critico y no solo esa lógica competitiva de ser el mejor ese día sera un liceo q marque tendencia disrruptiva mas allá de los puntajes PSU

josé

06 de enero

Estimada a ud. le parece que la discusión desatada por las desafortunadas opiniones del rector Zolezzi, exigen un sinnúmero de cuestionamientos a lo que es el instituto nacional, se pregunta acerca de los tipos de profesionales que se integran al trabajo con vocación social y/o comunitaria, pero olvida que los mismos centros de estudios universitarios deben tener una formación ética y social para con su país, entonces responsabiliza al colegio de esas legítimas acciones. Para su conocimiento cientos de jóvenes de ese establecimiento han sido protagonistas principales de las demandas de igualdad y justicia social en el último decenio, que provienen de todas las comunas mas pobres de la región y ud aquello lo deslegitima. No es el colegio quien destaca los reiterados resultados de las pruebas cada año, son los medios de comunicación que evidencian año tras año de las enormes diferencias que existen en nuestra sociedad. Es cierto, debemos terminar con un sistema de discriminación de una vez por todas, y eso el colegio lo discute constantemente.El establecimiento con los mínimos recursos que el estado provee debe hacer esfuerzos que con gusto le mostraría para que conociera la realidad de esta institución tan objetada por algunos. Si supiera la cantidad de alumnos vulnerables que estudian y las dificultades que tienen para aquello a lo mejor su visión sería otra. se lo digo con el mejor de los ánimos y que como docente lo vivimos día tras día. Estoy de acuerdo con ud, un proceso de formación no debe estar basado tan sólo en resultados estandarizados, hay mucho que hacer en una escuela pero, seguir estigmatizando a un colegio que quiere ser parte de un país más inclusivo, justo y democrático es no entender su realidad y su propuesta.

09 de enero

Don José.

Para comentar sus palabras volví a leer mi columna, buscando la deslegitimación que usted acusa por mi parte de las acciones que cientos de jóvenes Institutanos han liderado en cuanto a justicia social. La verdad es que no veo que haya criticado sus manifestaciones. Simplemente apunté que no debe centrarse la discusión sobre los puntajes, que es un logro cuestionable. Como un colegio bicentenario que se precia de tener una educación de excelencia creo que han errado en responder a las críticas, porque si pudieran comunicar todo lo que hace un ex-alumno, o todos los progresos que se logran en una comunidad determinada, quizás nadie se atrevería a mencionarlos siquiera.

Respecto a que las Ues deberían formar en ética, claro que es cierto, no lo olvido, pero la realidad es que a esas edades, cuesta más que cuando son pequeños porque otra realidad triste de este país es que las escuelas hoy deben “educar” porque en sus hogares muchos niños no aprenden nada bueno. Si debo criticar algo al IN es no haber tenido la capacidad para mostrar a la sociedad lo que es, lo que entrega y lo que proyecta.

Con las posibilidades de internet, de espacios ciudadanos como éste, bastaría con que las instituciones centenarias expusieran sus puntos de vista e hicieran una campaña de información para que no nos quedemos con la sensación que en todos lados el exitismo de los números hizo desaparecer al ser humano integral, fin que con toda seguridad usted persigue como docente y hombre de bien.

Saludos.

07 de enero

Voy a dar mi opinión personal con el mayor respeto que pueda, no quiero ofender a nadie.

Este es un buen artículo. A Viviana Góngora la estoy encontrando cada vez mas inteligente y con el señor rector que alude me pasa todo lo contrario y ese desafortunado comentario lo evidencia: se permite criticar a una institución porque discrimina en el ingreso a ella, claro, la institución de él no tiene que esforzarse en hacerlo porque justamente para eso está la PSU. Sin comentarios.

Voy a graficar mi postura con un escenario extremo para que se entienda: Supongamos logramos que no se discrimine a nadie nunca, no hay selección de alumnos para entrar a ningún colegio o sea en lugar de potenciar al los mejores se les obliga a aprender al mismo ritmo que el que le cuesta mas y aprende mas lento, incluso para ser consecuentes les ponemos a todos un cuatro en las pruebas o sea castigamos al que estudia para un 7 y premiamos al que estudia para un 2, nada de SIMCE y otras discriminaciones, tampoco habrá PSU para entrar a la universidad, etc.. etc..

¿Imaginan que respuesta tendremos para las inquietudes de Viviana y tantas otras mas elementales con esos profesionales que vienen de ese mundo tan lindo y justo que logamos?

Si queremos un Chile que dé mejor respuesta a las necesidades ciudadanas hay que hacer mejores profesionales. En educación mientras filtras mejor (no dije menos o mas sino mejor), descubres y potencias los talentos, que pueden hacer mejor el país.

Saludos

09 de enero

Don José Luis,

Gracias por su calificativo. Fíjese que mi columna iba más intencionada a otro punto, más allá de la discriminación. Lo de los puntajes es un dato importante para ese tema y/o selección o currículum y calidad docente, pero yo consideraba que preocuparse de los 22 puntajes nacionales y no tener información si a la par con los resultados en esa prueba, se podía decir que el Instituto Nacional seguía entregando una formación íntegra, además de los conocimientos específicos en variadas materias era un error.

Permítame comentar que en mi parecer, la palabra “discriminación” ha sido víctima política de la ideología del rencor.

Saludos.

Rodrigo Perex

09 de enero

Hola VIviana como esta respondiendo a su pregunta, soy fonoaudiologo, ex alumno del instituto nacional, y he trabajado ya 10 años en hospitales públicos y en establecimientos educacionales municipales o subvencionados en comunidades de alta vulnerabilidad. Me he encontrado varios ex institutanos que . son profesores, desde básicos hasta universitarios. También he visto la inquietud de insertarse en la comunidad de estudiantes de pregrado ex institutanos. Muchos de mis amigos de la universidad (del nacional, aplicación, Borgoño y amigas del liceo 1 del 7 ) hemos elegido trabajar justamente en consultorios, hogares, hospitales.
Es el antecedente que tenía para aportar.
Un Abrazo

09 de enero

Rodrigo,

Le agradezco su información y creo que como ya dije en un anterior comentario, ante la desinformación lo que único que se puede hacer es dar a conocer lo que se hace, de esa
forma ex-alumnos pueden seguir aportando a la institución que los educó y por supuesto
enriqueciendo el conocimiento de la opinión pública.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis

Esperemos que este estándar ético que han fijado los socialistas y que exige la ciudadanía, no se relativice con el transcurrir del tiempo, sino que más bien se consolide y se haga transversal al sistem ...
+VER MÁS
#Política

Más que un acto… ¿Un Estado de corrupción?

La producción de la serie ha debido recurrir a la imaginación sociológica para configurar en la trama el estudio incipiente del comportamiento humano en los albores del FBI por entender lo inentendible: ...
+VER MÁS
#Cultura

David Fincher: Perspectiva e imaginación sociológica en Mindhunter

Aunque un tal Matteo Renzi ha vuelto a instalar la idea, no es más que el caballito de batalla de políticos desesperados en circunstancias difíciles. A veces los puentes se caen… y eso sucede muchas ve ...
+VER MÁS
#Política

Hay puentes que caen antes de la primera piedra

Popular

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Es bueno cuestionarlo aunque sea en tono sarcástico como lo hago en este texto. Y es urgente hacerlo en días en que el lugar común intenta disfrazar una movida comercial empresarial de algo que necesita ...
+VER MÁS
#Política

Visita del Papa: el nuevo triunfo empresarial

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

La fauna que no tenemos en abundancia en la naturaleza, sí la tenemos en la televisión, y a diferencia de la primera, a esta la cuidamos, veneramos... Y seguimos.
+VER MÁS
#Sociedad

Fauna televisiva chilensis