#Educación

Educación: ¿reproducir un saber o crear un poder?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

"Preguntarse si sirve la educación chilena exige responder a preguntas como: ¿qué queremos con la educación?, ¿qué es eso de educar?, ¿para qué queremos educar?, y, en último término, a la gran pregunta: ¿qué país queremos?"

En 1988 Humberto Maturana afirmaba en medio de un ciclo de conferencias sobre educación que “Preguntarse si sirve la educación chilena exige responder a preguntas como: ¿qué queremos con la educación?, ¿qué es eso de educar?, ¿para qué queremos educar?, y, en último término, a la gran pregunta: ¿qué país queremos?”

Hoy, 26 años después, la pregunta sigue vigente. Quizás se trata de un cuestionamiento siempre vigente, algo inagotable y continua que exige mirar con perspectiva la evolución de las comunidades humanas y renunciar de ese modo a una respuesta correcta y absoluta en virtud de una política de los acuerdos transitorios, cuyo valor se sabe relativo. Tal como la pena de muerte era legal en 1988 y hoy nos parece un asunto distante, las sociedades construyen sus verdades conforme sus discursos y aparato político evolucionan, no en un sentido moral sino cronológico.

Al igual que la pena de muerte, que en tanto pertenece al ámbito de lo penal opera desde el castigo como instrumento de control social -en sentido lato- las cuestiones relativas a la educación también operan como instrumentos de control pero con una profundidad mucho mayor. Mientras lo penal actúa bajo la forma de amenaza, lo educativo actúa in situ interviniendo las condiciones de producción del operar humano, y en ese sentido, es desde el ámbito de lo educativo donde se juega la posibilidad de hacer y responder preguntas como “¿qué país queremos?” o si se quiere, la posibilidad de todo preguntar en general.

La pregunta “¿qué país queremos? abre desde luego muchas posibilidades. Si aceptamos que éstas y otras preguntas surgen desde las opciones abiertas en el ámbito educativo, y valoramos la democracia en su origen, no podemos no incluir en la discusión sobre calidad de la educación la formación de personas en el ámbito del preguntar. Esto no sólo puede encontrar cabida en la inclusión de ramos de filosofía para niños u otros relacionados a las humanidades sino también exige repensar el rol de nuestros docentes y sus modelos de evaluación.

Si acogemos esta perspectiva en la discusión actual sobre educación puede que pongamos en juego no sólo el carácter económico de una reforma (financiamiento) sino uno mucho más importante, que también responde a la pregunta sobre “¿qué país queremos?” esta vez no desde una perspectiva de mercado sino humana, que en vez de reproducir un saber nos enseñe a aceptar y crear distintos modos de convivencia.

 

Referencias:

Maturana. H. (2001). Emociones y Lenguaje en Educación y Política. Santiago: Dolmen, 2001.

TAGS: #Poder #Reforma Educacional

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Desde sus detractores neoliberales acusan la reforma al Código de Aguas de ser profundamente ideológica. Y por cierto que lo es. Lo es señalar que el agua debe contar con una priorización que permita en ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Reforma al Código de Aguas en el congelador: ¿Una nueva claudicación?

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica