Columna en Educación
2
Difunde: Whatsapp

Educación de calidad para pocos ¡muy pocos!

personal

Bordeando los 62 años, aún no he perdido la capacidad de asombro y por supuesto que, al asombrarme, me ha dejado pasmado el reciente anuncio sobre la próxima visita a Chile del Dr. David Rose, neuropsicólogo, promotor y ejecutor del Diseño Universal de Aprendizaje (DUA, en inglés pueden encontrarlo como UDL), modelo educativo que, por decisión del MINEDUC, se implementará a lo largo y ancho del país, en todos los establecimientos escolares, de manera obligatoria, a partir de 2017.


Se burlan de nuestros educadores, siguen siendo el último orejón del balde, el perverso sistema neoliberal impuesto por la dictadura continúa haciendo estragos y cortando el hilo por lo más delgado, los más débiles, los maestros, los educandos y el derecho a educarse en igualdad de condiciones.

Lo que más me ha impactado de esta reciente información es que, como en toda moda educativa (porque como todo y cualquier país subdesarrollado y arribista siempre nos manejamos con modas y compramos modelos educativos foráneos, sin haber efectuado un estudio previo sobre nuestra realidad y necesidades puntuales), los últimos en enterarse son, como siempre, los profesores, quienes no tienen la menor idea de lo que se trata, en qué consiste el método y cómo se trabaja desde esa perspectiva educacional, ¿alguien les comento, siquiera al pasar, sobre el modelo DUA?, ¿qué opina el Magisterio?; sin embargo, como su implementación será una realidad tangente, tendrán que comenzar a aplicar esa propuesta sin saber por dónde empezar. ¿Capacitación? ¿Cursos de perfeccionamiento?, ¿Charlas informativas? ¿Material bibliográfico? ¿Para qué?

Lamentablemente, este anuncio repentino me suena a negocio de unos pocos y les explico mis dudas y aprensión, al Dr. Rose lo trae al país la Corporación Crea+ y Seminarium Certificación, donde el valor de las entradas para ir a escuchar al Dr. Rose en su ponencia tienen un costo de $230.000 para todo público y $220.000 para instituciones, ¿no parece sospechoso? O sea, ya el precio por ingresar es prohibitivo para un docente común y corriente, que no puede darse el lujo de pagar esa suma de dinero por una charla. Entonces, los colegios privados, altamente arancelados, sí podrán hacer buen uso de la conferencia “Inclusión en el aula y Diseño Universal de Aprendizaje”, porque los colegios privados históricos, los de alto arancel, insisto, sí podrán capacitar de manera privada a sus docentes, los otros colegios, los comunes y corrientes, los estatales, cuyo sueldo docente es precario, ¿cómo lo van a hacer?, ¿cómo pretenden las autoridades ejecutar este proyecto si los profesores desconocen esta propuesta educativa?, ¿no se dan cuenta las autoridades educacionales que el salto exponencial no se produce de esta manera discriminatoria? Educarse en condiciones dignas, en calidad, equidad e igualdad de condiciones, sigue siendo en Chile el privilegio para unos pocos ciudadanos que sí pueden desembolsar ese dinero para tal fin. Como bien podrán apreciar, una conferencia sobre inclusión se hace hoy altamente selectiva, discriminatoria y expulsiva.

Les aseguro que no tengo absolutamente nada en contra de la Corporación Crea+ y Seminarium Certificación, porque no los conozco, pero sí tengo un fuerte malestar contra las autoridades educativas que, una vez más, han ignorado a quienes están todos los días en las aulas, frente a curso, tratando de entregar lo mejor sí para “enseñar a aprender”, para  “formar mejores ciudadanos”, para “hacer de nuestros niños y niñas mejores personas”,  pero a ellos no se les ofrece capacitación en servicio, perfeccionamiento gratuito y de calidad, ampliación del conocimiento en concordancia a los cambios y la realidad actual, pues mucho se habla de calidad educativa, pero ¿y la formación en servicio de un docente? Se burlan de nuestros educadores, siguen siendo el último orejón del balde, el perverso sistema neoliberal impuesto por la dictadura continúa haciendo estragos y cortando el hilo por lo más delgado, los más débiles, los maestros, los educandos y el derecho a educarse en igualdad de condiciones.

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores. Somos una  comunidad de expresión ciudadana que estimula el diálogo sobre la base del respeto. Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Rodrigo

30 de Octubre

La educación de calidad para todos no está en la agenda mundial desde la segunda década del s.XX. Gobernar es educar fue solo una idea que no fue implementada correctamente cuando existió la opción. En los 70 se deshizo todo lo avanzado gracias a que la agenda de EEUU se instauró por encima de la nuestra. Hoy todo apunta a masificar la ignorancia y controlar las reacciones de la gente, dividiendo por ideologías, clase, incluso género últimamente. La educación es peligrosa para los que mandan.

Daniel Tilleria Perez

30 de Octubre

Estimado Rodrigo, muchísimas gracias por tu comentario, está bueno que comencemos a exigir a nuestros mandatarios, no somos ganado, tenemos derechos y deberes; por lo tanto, nuestro voto vale y tenemos que hacerlo sentir y conocer sus proyectos, escritos, no de palabra vacía, rubricados. La educación no está en peligro, falta mucho, pero aún es rescatable y se puede corregir el mal camino, la postergación de años, pero debemos poner de relieve todo lo que necesitamos como país, como sociedad organizada y no que se nos den migajas o se sigan aplicando experimentos, algunos lucrativos para los más “vivos”, sin consultar a los directamente involucrados, en este caso, los docentes de todo el país. Son ellos quienes deben conocer a fondo los programas a implementarse y no encontrarse, de la noche a la mañana, con la sorpresa. Deben tener capacitación continua, en servicio, gratuita, porque eso no es gasto, es inversión y va en beneficio de toda la sociedad, pero tenemos que exigir, salir a la calle, denunciar, apoyar las demandas del magisterio, que se sienta en todo momento que conocemos nuestras necesidades educativas como nación que quiere progresar. Hoy es imposible que sigan decidiendo por nosotros un puñado de tecnócratas, que lo único que buscan es que cierren los números: los números deben cerrar con la gente adentro. Tenemos docentes capacitados para iniciar los cambios, pero no los convocan, les imponen proyectos foráneos. Es el momento de rescatar a nuestros cerebros.