#Educación

DFL2: La lucha continúa

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El 6 de enero reciente, la cámara de diputados aprobó, con 75 votos a favor, 15 votos en contra y dos abstenciones, la tramitación del proyecto de ley que modifica las prohibiciones establecidas en el DFL2 (2009). Dichas prohibiciones se encuentran en los Artículos 56 letra e: “la forma de gobierno de la nueva entidad deberá excluir la participación con derecho a voto de los alumnos y de los funcionarios administrativos, tanto en los órganos encargados de la gestión y dirección de ella, como en la elección de las autoridades unipersonales o colegiadas”. Y Artículos 67 letra e) y 75 letra e), que establecen igual limitación a los institutos profesionales y los centros de formación técnica respectivamente.


Necesitamos un ejecutivo empoderado y con voluntad real de servir a las grandes mayorías de Chile, necesitamos parlamentarios que legislen de cara a la ciudadanía y no entre cuatro paredes.

Sin duda, un avance para quienes creemos en la apertura de espacios democráticos para todos y todas quienes somos parte de nuestras comunidades universitarias.

Pero, ¿Es suficiente? Por supuesto que no, y ese ha sido el gran “error” de la opinión pública, al dar por sentado un triunfo que no es tal.  Si bien, ya nadie podría prohibirnos (a estudiantes y trabajadores) participar y hacernos responsables de la dirección y gestión de nuestras instituciones, tampoco nadie garantiza que tengamos un lugar en la planificación y diseño de ellas. Ni siquiera tenemos la garantía de que seremos consultados para tal o cual decisión que importe a toda la comunidad. Llevándolo a un registro numérico: Con el DFL2 de 2009 estábamos en “-1”, luego de la modificación de los artículos ya mencionados quedamos en “0”, y, para poder incidir de manera real en nuestras instituciones necesitamos al menos “1”.

La desconfianza que suscita esta coyuntura se sustenta en dos argumentos:

1) Que tomemos este avance como un  triunfo en sí mismo y dejemos a medio camino (o en cero) una lucha que continúa.

2) Que dependamos de la mera voluntad de nuestras autoridades institucionales para lograr una participación efectiva en la dirección y gestión de nuestras Ues, CFT’s, IP’s.

Respecto al segundo punto, la experiencia nos dice que la organización estudiantil y sindical no gozan del beneplácito de las autoridades universitarias, quienes siempre son parte antagónica en cualquier proceso de negociación colectiva o demanda estudiantil (no digo que está mal o bien, pero viene a dar sustento al punto en cuestión). Vemos también casos de instituciones donde la organización es un mito, toda vez que por medio de contratos y normas internas varias, se les prohíbe a estudiantes y trabajadores organizarse y/o manifestarse de cualquier forma, rayando en la inconstitucionalidad.

Aclarado esto, podemos caer en cuenta que hoy la pelota está dando bote en el área contraria y que todos gritemos un golazo depende de cuánta claridad tengamos en la materia. Necesitamos un ejecutivo empoderado y con voluntad real de servir a las grandes mayorías de Chile, necesitamos parlamentarios que legislen de cara a la ciudadanía y no entre cuatro paredes, necesitamos un movimiento estudiantil y social que siga nutriendo y apoyando las demandas de los sectores desamparados por las normas y leyes.

Que esto sea un triunfo depende de todos y todas quienes estamos por un Chile más justo y democrático.

 

TAGS: #ParticipaciónCiudadana

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
O hai let me wanna-be! pe Trilema - Un blog de Mircea Popescu.

12 de marzo

[…] are seeing this because your blog was recently used as part of a DDOS attack against […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los datos muestran un escandaloso porcentaje de exclusión normalizada. Se pone obstáculos a priori a los participantes que han aprobado el nivel secundario. Ni siquiera se les permite intentarlo.
+VER MÁS
#Educación

Selección Universitaria y datos 2018: exclusión académica estandarizada

En este presente conflicto, el temor pareciera ser una emoción recurrente, especialmente porque ante tal coyuntura hay definiciones económicas para cada espacio geográfico. Esta incertidumbre muestra có ...
+VER MÁS
#Sociedad

Entre el miedo y el orgullo: 110 años de rivalidad portuaria

Curiosamente, la variable clase media parece hacer una buena labor explicando la votación del candidato, pero en una forma justamente contraria a la propuesta por el relato modernizador.
+VER MÁS
#Política

Analizando el relato de la modernización desde los datos

"La iglesia católica no desaparecerá, pero en Chile y el mundo se avanza en una dirección en la que ella seguirá perdiendo influencia, perdiendo fieles y también perdiendo vocaciones sacerdotales. ...
+VER MÁS
#Religión

La coherencia vaticana

Popular

Para una economía relativamente pequeña como la chilena, el tamaño de estos grupos es extraordinariamente mayúsculo.
+VER MÁS
#Economía

Chile y su Concentración Económica

No nos olvidemos que la discriminación en Chile no es un fenómeno exclusivo de chilenos contra inmigrantes, sino que de chilenos contra chilenos, sin miramientos a su nivel ni condición social
+VER MÁS
#Política

Racismo y discriminación, la otra cara de nuestro Chile profundo

Esta forma de adoctrinamiento es contraria al “libre pensamiento”, resultando en personas con las cuales no es posible dialogar ni llegar a acuerdo con ningún tema valórico, ellos sienten que están d ...
+VER MÁS
#Política

Debemos defender el estado laico y la libertad de pensamiento

¿En esta coyuntura, hubo algún interés de los obispos en proteger la integridad del Papa Francisco y evitar que cayera en el error? Desde luego, no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Papa Francisco ¿víctima de una confabulación?