#Educación

¿Cómo redefinir un PEI en la Sociedad del Conocimiento?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“A convivir se aprende, y se aprende en cada espacio en que se comparte la vida con otros. La escuela, como primer escenario en que se vinculan los estudiantes con la sociedad, se transforma en el modelo primario para el aprendizaje de la convivencia, la formación ciudadana y el ejercicio de valores de respeto, tolerancia, pluralismo, paz, comunidad y democracia.

Existen en la red muchos artículos de apoyo para generar un Proyecto Educativo Institucional (PEI) que cumpla con los requerimientos ministeriales, formales y teóricos. Sin embargo, muy pocos apuntan a uno de los focos más importantes: ¿cómo orientamos la educación hacia la Sociedad del Conocimiento en la que estamos insertos?.

Considero que el objetivo general de todo PEI debe ser generar un cambio en la cultura y estructura organizacional de los establecimientos educacionales, transformándolos en Comunidades deAprendizaje, inspirados en los cuatro pilares de la Educación para la Sociedad del Conocimiento

Para efectos de un correcto monitoreo de todas las acciones que se desarrollarán dentro de cualquier PEI, deben definirse variables que puedan ser controladas desde la gestión pedagógica y administrativa del establecimiento. Por lo tanto, se dejarán de lado aquellas variables externas que escapen al control de este equipo. Todo proyecto educativo debería considerar las siguientes variables:

  • Democracia y representatividad
  • Perfeccionamiento Docente
  • Integración TIC a procesos Pedagógicos y Administrativos
  • Gestión de Recursos Humanos
  • Gestión de Recursos Financieros
  • Creación de Redes de Apoyo
  • Creación de sistemas integrados de monitoreo

Nuestro nuevo PEI debe centrarse en asegurar, a través de la educación formal y no formal, el desarrollo de los 4 pilares de la educación para la Sociedad del Conocimiento: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a aprender y aprender a convivir. De esta reformulación se desprende por completo nuestro Plan deSolución.

  • Aprender a Conocer: dada la gran cantidad de información que nos entregan las TIC, es absolutamente necesario que diseñemos más y mejores estrategias para la integración de la tecnología a los procesos pedagógicos y de gestión administrativa. Esto significa que las TIC deben estar reconocidas como herramientas trascendentales para mejorar la eficiencia de estos procesos. Este reconocimiento necesariamente debe estar incluido en el PEI. Para ello, es necesario una profunda investigación acerca de las competencias TIC de todos los funcionarios y funcionarias; para luego implementar programas de nivelación y mejoramiento de estas competencias.
  • Aprender a Hacer: es necesario que nuestro proyecto educativo establezca como una de nuestras misiones estratégicas en el plano pedagógico, la priorización del aprendizaje a través del uso de material concreto y basado en la aplicación de las materias estudiadas en la resolución de problemas de la realidad inmediata de los estudiantes. En este punto cobra protagonismo el uso de metodologías innovadoras y con uso activo de la tecnología como herramienta fundamental.
  • Aprender a Aprender: nuestro nuevo PEI debe definir a la educación como un proceso social. Por lo tanto, docentes, alumnos y apoderados deben comprometerse a ser parte de este proceso. Así, nuestro nuevo Proyecto Educativo Institucional debe tener como pilar fundacional la necesidad de capacitación y actualización constante de sus integrantes (docentes y no docentes). Para ello, el equipo de liderazgo administrativo debe garantizar los recursos y el tiempo para que existan capacitaciones internas y externas, de manera que se adquieran aprendizajes internos y entre pares. Luego de aquello, el equipo de liderazgo pedagógico debe procurar que estos nuevos conocimientos se transfieran al aula de manera eficiente a través de la creación de sistemas control y monitoreo constante.
  • Aprender a Convivir: si bien todos los establecimientos educacionales poseen un reglamento de convivencia escolar, este documento no pasa de ser un código de conductas específicas. Una especie de manual con reglas y castigos. Nuestro nuevo PEI debe considerar una formación valórica desde el plano del autoconocimiento y autocontrol. Valoras UC (2007) señala que “a convivir se aprende, y se aprende en cada espacio en que se comparte la vida con otros. La escuela, como primer escenario en que se vinculan los estudiantes con la sociedad, se transforma en el modelo primario para el aprendizaje de la convivencia, la formación ciudadana y el ejercicio de valores de respeto, tolerancia, pluralismo, paz, comunidad y democracia.” Por lo tanto, nuestro objetivo debe estar más allá del obligar a nuestros estudiantes a conocer un reglamento específico, sino a manejar sus emociones de manera inteligente y con una sólida base valórica.Dentro de las necesidades del aprender a convivir es necesario que nuestro PEI cuente con sistemas de monitoreo de los climas organizacionales y establezca estrategias de intervención en caso de crisis. No se trata de evitar los conflictos, sino de cómo resolverlos de la mejor manera utilizando nuestro mismo marco valórico referencial. Asimismo, deberá poseer nuevos mecanismos de mejoramiento de las condiciones laborales de sus funcionarios como comités de bienestar eficientes, seguros colectivos y sistemas de incentivo a los buenos funcionarios.

En conclusión, conseguir un cambio, centrándonos en la reformulación del PEI, debiera producir los cambios estructurales que nuestra “Unidad Educativa”necesita para generar ventajas competitivas sostenibles en el tiempo.

Tras estos cambios a mediano plazo, nuestra unidad educativa debería convertirse en una “Comunidad Educativa”, integrando de manera correcta a todos sus integrantes y generando más y mejores procesos educativos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

No podemos dejar de recordar el caos que se viví­a no hace mucho tiempo en las calles de Santiago, permanentemente en pugna y con olor a bomba lacrimógena, no bien se hubo disipado el polvo el terremoto.
+VER MÁS
#Política

Cómo ganarle a Piñera