#Educación

Abortando un aborto con más de 3 causales

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

No pretendo entrar en la discusión que mantienen feministas y providas, simplemente porque es absurdo cuestionar la fe que profesan, como la lucha por derechos individuales; dentro de una sociedad madura, somos libres de creer, pensar y expresar, pero con respeto.


La aprobación de las tres causales es una consecuencia directa de la pésima salud pública, que no ofrece un tratamiento oportuno, eficiente y de calidad a todas esas madres y bebés que llegan a este mundo afectados por complicaciones de salud, es decir, el aborto pasa a ser una alternativa para todos esos padres de escasos recursos

Ahora bien, comprendiendo a quienes establecen que todo subyace en la decisión de la madre, me siento obligado a pensar en dos cosas. Qué rol puede tener ese irresponsable portador de semen que no quizo usar preservativo y, no convendría evaluar si la determinación de interrupción resulta de una reflexión informada y responsable o si es sólo una medida impulsiva y desesperada, que dicho sea de paso, es personal.

Quizás por lo ambiguo y subjetivo de esto, prefiero orientar mi reflexión hacia otro aspecto de esta controversial reforma, mi tema se refiere a un antes y un después en Chile.

¿Quién gana con la aprobación de esta ley? Rápidamente diría que los medios de prensa son los grandes beneficiados; reportear la opinión de la dueña de casa del barrio de escasos recursos y continuar con el especialista en maternidad europeo recién contratado en la clínica del barrio alto, pasando claro, por el clero, el legislativo y todas las agrupaciones sociales, permite suscitar gran polémica, que financian nuevas notas y reportajes de sopaipletos y tomates de un kilo.

En segundo lugar gana Edo Caroe, el humorista debe ser uno de los que más contentos con esta discusión, la manga de giles de Valparaíso, que esgrimen fundamentos aberrantes es tan extensa que alcanza para formar un partido (o mantenerlo unido democráticamente); dicha total ausencia de materia gris permite que nazca una rutina para un mago deseoso de más gaviotas o para una cabra chica gritona que celebra los peos.

En tercer lugar sé que ganarán todos esos profesionales de salud que anhelan poder incorporar una nueva prestación a sus servicios, duela a quien le duela, en Chile resolver situaciones de crisis es altamente lucrativo y sin temor a ofender al gremio de galenos de Chile, uno de las reglas de economía más antigua (y probablemente la que mejor conocen) establece que “si el paciente está urgido, paga hasta lo innecesario” por lo que siempre habrán formas de complementar el servicio.

Finalmente podría asegurar aue gana el gobierno, porque toda la cobertura que recibe el cumplimiento de su promesa electoral, desvía la atención de la Araucanía, Educación, Caval y la Reforma Laboral. (Me salió verso, sin mayor esfuerzo)

Lamentablemente, la existencia de ganadores implica el sufrimiento de los perdedores.

La despenalización del aborto, para mí, no es más que una medida paliativa ante la nula educación sexual temprana ofrecida por el estado (ningún gobierno se salva) con los estratos más desposeídos de la sociedad chilena, en español, con todos los estudiantes de Chile de la educación pública municipal.

La aprobación de las tres causales es una consecuencia directa de la pésima salud pública, que no ofrece un tratamiento oportuno, eficiente y de calidad a todas esas madres y bebés que llegan a este mundo afectados por complicaciones de salud, es decir, el aborto pasa a ser una alternativa para todos esos padres de escasos recursos que se aterrorizan al imaginar cuán pesada se pondría la crianza a mediano y largo plazo de un niño que no califica como “sano” o “normal”.

La despenalización del aborto, directa o indirectamente, es un modo de resolver el conjunto de errores de protocolo que ha tenido la pastilla del día después; es decir, como la ciudadanía no sabe dónde, cuándo y a quien pedirlo. (Porque no ha sido bien informada), podrá utilizar una intervención tardía para resolver una relación sexual sin protección.

Ahora bien, respecto a una violación, aunque entiendo y empatizo con las mujeres que no desean y/o que no se sienten dispuestas a engendrar un hijo nacido en una relación de odio y abuso, bastaría que el Minsal (pensara) y creara un protocolo de intervención en crisis, de respuesta inmediata y con profesionales idóneos, para prevenir la fecundación, ahorrando todos esos casos de victimización secundaria que sufre la víctima que acude a urgencias, y debe contar su historia a un paramédico sin preparación, que luego llama a carabineros, quienes deben obligar a la víctima a hablar y revivir todo de nuevo, mientras un auxiliar corre a despertar al general de zona que duerme en la residencia médica.

La realidad tiende a ser muy cruel y por lo mismo, quienes sostienen que el aborto es una herramienta útil, en cierta medida están en lo correcto, es más, coincido con ellos en que es una decisión personal (sea un error o un acierto) e incluso puedo llegar a aceptar que sea un derecho de la mujer, pero dada la desproligidad del diálogo social y parlamentario actual, creo que existe un alto riesgo de que se esté legislando una medida que beneficiará a un muchos abusadores sexuales que ocultos en la noche, violan a sus sobrinas, nietas, hijas o hijastras, y que recién son denunciados cuando la menor asiste a la enseñanza media.

Siento que es necesario pensar más y gritar menos, porque todos quienes trabajamos en salud y educación pública sabemos que sin una adecuada, oportuna y profesional campaña de reeducación temprana, estamos a punto de poner un parche gigante sobre una herida gangrenosa.

Un abrazo a para todos esos trincheristas que siguen practicando un diálogo de sordos.

TAGS: Aborto Terapéutico Educación Sexual

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación con ...
+VER MÁS
#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

Las izquierdas, en general, debieran poner todo el peso de su voluntad para escapar de la permanente exaltación de los elementos contradictorios y abocarse, a la vez, a la formulación de la síntesis que ...
+VER MÁS
#Política

Atomización de la política (o como naufragar eternamente)

Movilizarse hoy en este paro de advertencia, será preferentemente una acción que llevará agua a los molinos de la campaña de engaños y argumentos oportunistas de una derecha neoliberal que lucha por to ...
+VER MÁS
#Política

El paro del sector público y el sentido común

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno