#Educación

¿A quién felicito por el prestigio de un colegio particular?

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este nuevo “pertenecer” ocurre en la medida que uno se ajuste al modelo de negocio imperante, que en la mayor parte de los colegios particulares se compone de dos claves: que los padres puedan pagar la matrícula y que el niño contribuya (con su capital cultural, conducta y esfuerzo) al prestigio de la institución.

 

Estamos dentro de un mundo dirigido por una cultura mercantilista donde la educación es vista como un objeto de consumo. El negocio determina lo que es fin y lo que es medio. En ese contexto los colegios ya no son comunidades en las que el pertenecer viene dado por ser parte de un barrio, de una comunidad, o por profesar una u otra religión. El pertenecer tiene que ver con ajustarse a ciertos estándares del mercado, donde nadie “es parte de”, pero todos podemos “ser parte, si…”.

Este nuevo “pertenecer” ocurre en la medida que uno se ajuste al modelo de negocio imperante, que en la mayor parte de los colegios particulares se compone de dos claves: que los padres puedan pagar la matrícula y que el niño contribuya (con su capital cultural, conducta y esfuerzo) al prestigio de la institución.

Bajo esta lógica, el prestigio de un colegio queda determinado por su capacidad de captar  la mejor clientela (padres que pagan y niños que rinden). Para eso, la apuesta “educativa” no pasa por invertir en mejorar la calidad de la educación, sino en invertir en  publicidad y mecanismos de selección. La lógica base es: sale más barato publicitar el colegio, atraer más gente, seleccionar a los mejores y formar una masa homogénea, que recibirlos a todos y formar cursos diversos, haciéndose cargo de alumnos con problemas, que restan prestigio y son más costosos.

De este modo se consigue tener mejores resultados que otros colegios. Y con mejores resultados, aumentan el prestigio; y con más prestigio, aumentan la demanda; y con más demanda, “mejora” la selección, lo que permite expulsar y reemplazar a cualquier alumno que no se ajuste al estándar, sin poner en riesgo la razón de ser de ese establecimiento: el negocio.

Con este método muchos padres preocupados por la educación de sus hijos se esforzarán para que sus pequeños entren a estos colegios. Una vez dentro, se esforzarán para que se mantengan, y luego se esforzarán para que les vaya bien en la PSU, y así consigan entrar a una prestigiosa universidad. Y para que entren, para que se mantengan, y para que tengan buenos resultados, los padres buscarán todos los apoyos posibles: psicopedagoga, psicólogo, neurólogo, nutricionista, fonoaudiólogo, profesores de distintas áreas, terapeutas florales, preuniversitarios, etc. De este modo lograrán, en la mayoría de los casos, la aceptación del colegio, que sus hijos alcancen sus metas, que el colegio (sin invertir ningún peso) mantenga su prestigio, y que haya más familias que quieran ser parte de estos establecimientos “VIP”.

Posteriormente, en los rankings de colegios, aparecerá este tipo de establecimiento liderando los primeros puestos, superando ampliamente a aquellos otros que recibieron a los alumnos que no tenían los recursos para pagar la matrícula o a quienes recibieron al “niño problema”. Son incapaces de formar a muchos de sus brillantes alumnos, que sólo destacan gracias al esfuerzo realizado por sus padres y el apoyo de especialistas que, recordemos, son pagados por los apoderados.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marisol Dinamarca

27 de junio

Exacto! Simple, asertivo…

jose-luis-silva

28 de junio

Equivocado señor. Lo que sale mas barato es hacerse cargo de un colegio publico financiado por un estado que le entrega dinero segun lo necesitan, o sea mientras mas ineficiente es el colegio recibe mas dinero. Eso es lo que se llama un “incentivo perverso”, lo que atornilla encontra de la eficiencia y la mejor educacion. Por algo el presupuesto en educación aumenta exponencialmente y la educacion que entregan los colegios publcos es cada vez peór.

La forma de revertir un circulo vicioso para transformrlo en uno virtuoso y que ha sido bloqueada por mentes inútiles es otra: entregar el todo el presupuesto a las familias con alumnos que no pueden pagar un colegio particular para que lo puedan hacer. Así los colegios competirian por entregar calidad para ser elegidos por los padres que deben matricular a sus hijos y la oferta de enseñanza se adaptaria a toda la diversidad de alumnos. Asi se asegura la calidad para todos los que ingresen al colegio sin discriminaciónes.

Pero por el bloqueo de ideológias fracasadas de este pais cada vez mas frustrado y totalitario, es imposible terminar con la inutil educación pública generadora de conflictos y discriminaciones. Estamos condenados a undirnos en la porqueria de pais que propone la izquerda acomplejada.

Saludos

27 de junio

Uen articulo. Totalmente de acuerdo

28 de junio

Soy psicologa Infanto-juvenil y tu articulo Felipe, me lleva a recordar muchos de los cuestionamientos que he tenido al desarrollar mi trabajo con los niños. ¿Para quien trabajamos al ayudar a los niños con dificultades en los colegios? ¿Cual es nuestro norte en el trabajo con los niños? ¿El rendimiento?¿el bienestar global del niño? y que sucede cuando ese bienestar se contrapone con lo que nos piden los padres y el colegio. Cuando recién empecé, estos cuestionamientos no me los hacia, pero con los años, las exigencias hacia los niños, las familias son cada vez mas fuertes y en todo tipo de escenarios y realidades. En este sentido, creo que somos todos los actores involucrados, los que debemos observar y cuestionar el mecanismo encubierto y el lugar que ocupamos en este engranaje macabro llamado rendimiento y hacer nuevas propuestas donde el foco central debe ser sin duda, el bienestar de los niños.

29 de junio

Estimado Sr. Silva Larraín
Agradezco su comentario, aun cuando me parece que los temas que usted plantea (calidad de la educación pública y part subvencionada) no son temas de este artículo, por me resulta un tanto ajeno su juicio y también su propuesta.
No obstante, recogiendo sus planteamientos, debo decir que no me parece que la competencia nos pueda llevar muy lejos, no lo hizo en 30 años y tampoco lo hará en 100… Quizás una vez erradicada la selección, el lucro y el copago. Quizás si el Estado se animara a pagar por cada escolar el valor promedio del sistema particular… pero incluso si así fuera la calidad no subiría mucho porque los particulares pagados solo son buenos educando cursos homogéneos con niños que tienen grandes bibliotecas en sus casas, que muchos entran al colegio leyendo, y que si no rinden pueden costear los especialistas que sean necesario para que el niño no se quede atrás, porque de lo contrario lo pueden expulsar. Lo que usted plantea no funcionaría porque los particulares han demostrado no tener buenas respuestas para responder a un mundo diverso integrando al que llega en limusina con el que llega sin desayunar, optando siempre por el que resulta más conveniente: el que mejor paga y rinde más, porque viene con un mayor capital cultural.

Manuel Sandoval H.

30 de junio

Me parece una visión muy acertada de la realidad, como cambiáremos la mentalidad de muchos actores de la Edicacion?? Saludos afectuosos

30 de junio

“el prestigio de un colegio queda determinado por su capacidad de captar la mejor clientela (padres que pagan y niños que rinden)”

Exacto.

Y de ahi que el problema de fondo son los padres.

Los que han creado este desastre educativo que tenemos, los que lo han sostenido y los que ahora lo defienden no son los politicos, no son los que han lucrado con el. Son los padres. Los mismos que a comienzos de los 90’s cayeron en el cuento de “1º en el Simce regional” o “80% de nuestros alumnos ingresan a la universidad”. Ese es el slogan que vemos en cientos de colegios, y los padres han caido en el cuento, sin darse cuenta que nada de eso es cierto, que todo se reduce a lo mismo: cuanto los padres se preocupan por sus hijos.

No habria habido lucro si no hubiera clientes para ello. Padres dispuestos a pagar porque su hijo tenga buenas notas, o que entre a una universidad. Pagan por notas, pagan por la PSU, pagan caro. Y de eso se aprovecharon los inescrupulosos. De padres que creen que pagando su hijito sera alumno de la Catolica.

Eso no lo veo como “preocupacion” de los padres por sus hijos. Un par de horas al dia estudiando con su hijo, escuchandolo, conversando con el, dedicandole tiempo, les ahorraria a los padres miles (incluso millones) de pesos en psicopedagoga, psicólogo, neurólogo, nutricionista, fonoaudiólogo, profesores de distintas áreas, terapeutas florales, preuniversitarios, etc. Pero los padres no pagan por preocupacion, pagan para que otros les solucionen el problema.

30 de junio

Comparto en gran medida lo descrito.
Pero quisiera agregar algo, que es bastante fuerte dentro de este minuto en que se demonizó la educación privada; el que los padres SI quieren esto. ¿porque? Porque ellos tratan de hacer lo mejor para SU hijo, no para la masa en general. ¿es eso repudiable?
Tal como lo describe el autor, los niños traen un capital propio, cultural, conductual y de esfuerzo, que los padres han trabajado, y que no quieren se diluya en un grupo que no ha hecho lo mismo. Entonces, esos niños son un activo para los otros, son ejemplo, y si alguien quiere que le vaya mejor en el aprendizaje, tratará de juntarse con esos niños. Eso, en suma, es una socialización de ese capital que se forjó privadamente en los hogares: mientras unos padres se esforzaron por dar reglas claras, por estudiar con sus hijos después de volver del trabajo, etc, y en otros casos, por diversas circunstancias, no se hizo así, y los niños no tienen respeto con los profesores, no atienden en clase, etc. ¿ES INJUSTO QUE LOS PADRES y FAMIILIAS que si hicieron la pega. En eso se funda la educación privada: en que la inversión de tiempo, esfuerzo, dinero, etc que hacen las familias desde temprana edad, NO sea destruida por la socialización. Si bien hay otros elementos que se ganan, como el contacto con otras realidades, la solidaridad, etc, eso normalmente funciona en sociedades homogeneas, porque sino , la discriminación se empieza a dar adentro de las aulas, donde se separarán los alumnos de mayor capital cultural de los con bajo nivel, etc…
En suma, es trasladar el problema aguas abajo.
Saludos

30 de junio

Estimada Marcela, sin querer restar relevancia al rol de los padres en la crianza, debo decir que me parece injusto tildarlos como el problema de fondo (el problema es multifactorial). Ahora, si situamos el foco en los padres habría que revisar qué medidas o políticas se están realizando para mejorar su participación y compromiso, donde espero que estemos de acuerdo que la selección -de padres- no es el camino para mejorar la calidad del sistema de educación.

30 de junio

Cuando comenzo la reforma educativa a mediados de los 90’s, imitando a la reforma española (una imbecilidad del porte de un buque), la idea era que los padres participaran mas activamente en la educacion de sus hijos. Y muchos colegios, sobre todo particulares subvencionados, tuvieron a los padres opinando… opinando contra el inspector general, contra el profesor, contra el uso del uniforme, de por qué tantas reglas en los colegios, que para que ir a las reuniones de padres y profesores…

Porque asi le paso a un colegio que conozco que comenzo en esa epoca, un colegio donde ademas asistieron hijos de algunos politicos de la Concertacion. ¿Y que ocurrió? Un desastre. Los padres tiraban a sus hijos a las 7:30 de la mañana hasta las 5 de la tarde o incluso hasta las 6 de la tarde (fue uno de los primeros en aplicar la jornada completa). Los profesores tuvieron una sobrecarga de trabajo porque tenian que enfrentarse a niñatos malcriados y a padres groseros, con un menoscabo total de su autoridad, y un largo etc de situaciones… Un desastre total.

Cualquier profesor que haya dictado clases más de 30 años te lo dira: puedes luchar contra el sistema, puedes luchar contra los bajos sueldos o contra la Corporacion Municipal. Pero si varios profesores estan tirando la toalla es por culpa de los padres y de los niñatos porque contra eso no puedes luchar. Se hartaron de que los padres les exijan que crien a sus hijos y se hartaron de los niñatos que hacen su sacrosanta voluntad. Se hartaron de las amenazas de muerte, de ser golpeados y que no se haga nada al respecto, ser ofendidos y no se haga nada al respecto… Estos profesores que han pasado muchas cosas en el sistema ya no dan mas con los alumnos ni con sus padres, varios de los cuales no saben ni en que curso van sus hijos y que nunca se han parado por el colegio para saber como les va.

A mediados de los 90’s muchas mujeres entraron en el mundo laboral porque no hay alternativa, Chile es muy caro para vivir. Asi que los colegios se convirtieron en guarderias. Y se impuso la ley de oferta y demanda: muchos padres estan dispuestos pagar por una guarderia durante mas de 12 años (considerando que hay padres que llevan a sus bebes a guarderias). Y eso es lo que se les esta dando, guarderias. Porque hace mucho que los padres no pagan “por una educacion” de sus hijos. Esos casos son los menos, la mayoria paga porque de 8 de la mañana a 6 de la tarde saben donde estan sus hijos. O fingen que se supone que estan en el colegio, y si no lo estan entonces pueden tirarle la caballeria encima al director o al profesor. O culpar al deficit atencional, los sicologos se han hecho ricos diagnosticando la vulgar malcrianza como “deficit atencional”.

Los padres son el problema de fondo. Tenemos a chicos de 16 años en septimo basico, a más de 400.000 jovenes de entre 14 y 24 años que no terminaron sus estudios, y eso no es por culpa de los profesores (no puedes pedirle a un profesor que sea padre, sicologo, fonoaudiologo, consejero, y ademas que enseñe matematicas), es de los padres. Padres que histericos golpean a profesores si su niñito reprueba, porque es culpa del profesor, no de los padres que tuvieron 9 meses para darse cuenta que su niñito no sabe sumar ni restar. Padres que son la razon por la cual tenemos tanto embarazo adolescente (principal causa de desercion escolar en las niñas) o que menores de edad se pongan a trabajar (principal causa de desercion escolar en los niños).

Hay que hacer reformas de fondo, hacer cambios estructurales enormes en educacion, pero el que va a decidir todo es el cambio mental en los padres. El Estado podra mejorar los edificios, la comida, los planes de estudio pero si al dia siguiente los colegios van a estar rayados, la comida tirada en las paredes y los alumnos no quieren estudiar lo basico, no puede hacer mas. Y los profesores no son magos para cambiar lo que esta fallado desde la casa.

maria paz valenzuela

01 de julio

Totalmente de acuerdo!!!…y no solo quedan afuera los “niños problema” y sus familias, sino todos aquellos que no se ajustan al rebaño homogéneo que la sociedad prefiere…como por ejemplo,los niños inmigrantes (peruanos, bolivianos o gitanos), los que practican otras religiones o pertenecen a otras culturas o etnias (mapuches)…el problema parece ser que “el niños problema” es el diferente…por cualquier razón…

German Valenzuela

03 de julio

Buen articulo, solo agregar que lo que no ha leído la actual reforma es el el profundo individualismo de la sociedad de mercado, marcada a fuego por el miedo. El miedo nos lleva al ostracismo: No quiero saber de tus problemas, tengo suficiente con tratar de surgir.
Quienes tenemos hijos en edad escolar somos hijos de la dictadura, no lo olvidemos.
Somos una sociedad maltratada, de políticos privatizados y de intelectuales maniatados.
Paciencia y a seguir debatiendo.

felipe

04 de julio

Buen punto…
Creo que los analisis que se han hecho acerca de los motivos que tienen los padres para meter a sus hijos en colegios particulares ha sido muy estrecho, ignorando aspectos claves para la comprensión del sistema que tenemos, como es la cultura de “la gente” en oposición a la cultura del pueblo y la decadencia de los espacios publicos, fenomenos que no son casuales y que sustentan el individualismo y la fe ciega en el mercado.

eduardo moyano

07 de julio

Buen artículo Felipe; es el mundo de la Oferta y demanda; ahí es donde debemos encontrar un equilibrio, entre los sistemas educacionales y los “lineamientos” que como país se entregan…

sin duda el tema da para MUCHO y son problemas que vienen de cientos de años…

saludos y sigamos trabajando por jóvenes y niños mejores preparados en forma integral!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica