#Economía

Transgénicos: La privatización de la semilla de la manzana de Adán

12 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si el mito se escribiera hoy, no sería tan simple como sacar una manzana de un árbol y comérsela. Hoy los cultivos modificados genéticamente se plantan en más de 40 millones de hectáreas en los cinco continentes.

Patent Act, Title 35 U.S.C.S. § 101: “Whoever invents or discover any new and useful process, machine, manufacture, or composition of matter, or any new and useful improvement thereof, may obtain a patent therefore, subject to the conditions and requirements of this title”.
 
(Ley de Patentes, Título 35 U.S.C.S. § 101: “Quien invente o descubra un nuevo y útil proceso, maquina, manofactura o composición material, o cualquier nuevo y útil mejoramiento, podrá obtener una patente, sujeta a las condiciones y requerimientos de este título”.)
 
Bajo este vago marco legal es que se teje hoy la mayor amenaza para cada uno de nosotros. Encandilados por la biotecnología y su retorica basada en la sociedad del conocimiento, que con su espíritu positivista entusiasma a cualquiera y como diría nuestro Presidente “eleva los corazones”, creo que no hemos mirado más allá.
 
Examinemos un poquito que pasa con esta cosa de los organismos modificados genéticamente (OMG). Un agricultor que usa las semillas transgénicas se aprovecha de las mejoras, pues consigue la reducción de los costes de preparación del terreno, una mayor resistencia de las plantas a la pobreza de los suelos, al estrés hídrico, a las inundaciones, a las heladas y a las plagas, y el incremento del rendimiento por planta. En consecuencia, el inventor de dicha maravilla merece ser recompensado. 
 
Tanto en los Estados Unidos como en la Unión Europea, las diferentes leyes de patentes permiten que la empresa de biotecnología que creó el transgénico cree un monopolio de explotación de la invención y de los productos que sobre ésta se desarrollen.
 
Por lo tanto, el agricultor que compre las semillas genéticamente modificadas deberá pagar, además del precio de la semilla, un royalty por el uso de la invención. Por otra parte, a la empresa biotecnológica le interesa reforzar dicho monopolio legal derivado de los derechos de propiedad industrial, por lo que desarrolla una estructura contractual que le permita el control en todo momento de la producción y comercialización de los productos de sus semillas modificadas genéticamente, más allá del plazo de duración de la patente. Es por ello que impone a los agricultores contratos en los que pacta la recompra de todo el producto de las semillas, impone el uso de determinados herbicidas, sobre los que también posee derechos monopolísticos, y prohíbe contractualmente que los agricultores guarden semillas para futuras cosechas.
 
En 1980, la Corte Suprema de Estados Unidos admitió la patentabilidad de seres vivos al resolver el caso Chakrabarty. Hoy la protección de la patente alcanza todos los seres vivos fruto de la primera generación y también las de ulteriores generaciones.
 
En América del Sur se produce una paradoja interesante: sus campos son plantados con OMG para la exportación, pero el consumo interno en Perú, Argentina y Chile está prohibido. El 99% de la soja producida en Argentina es Roundup Ready, propiedad de Monsanto, quien pide que los productos de esa soja que llegan a Europa paguen los derechos de propiedad industrial, ya que en Argentina por no contar con la legislación no se pueden hacer efectivos los derechos.
 
Y sin embargo, se siguen llenando hectáreas con semillas genéticamente modificadas, porque se sabe que estas irán depredando la semilla original y más temprano que tarde se sacaran los réditos. Podemos observar hoy que los cultivos orgánicos son un lujo, pero quizás en un mañana no muy lejano ni siquiera lo podamos observar.
 
Las semillas genéticamente modificadas no están hechas de cara al consumidor, usuario o cliente, como le quiera llamar, no tienen modificaciones vitamínico, proteicas o minerales que las beneficien, sino mas bien los objetivos de la manipulación genética son obtener semillas monitoreables, resistentes a herbicidas y desechables.
 
La agricultura no es un buen negocio para ningún Estado porque se desembolsan cantidades enormes de dinero en subsidios, pero Monsanto y Novartis le encontraron el ala rentable y ya es demasiado tarde.
 
El pan será más caro, te engordará, pero no te alimenta, y siéntete afortunado si no mueres por una reacción alérgica.  “Anything under the sun that is made by man” (“Cualquier cosa bajo el sol que es hecha por el hombre”).
————–
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

09 de mayo

Existe abundante y reciente literatura que, por un lado, cuestiona severamente los supuestos “beneficios” que han permitido promover el sistema de patentes y que, por otro, confirman las nefastas consecuencias de su “mal menor”; la concentración de la propiedad, amen de los privilegios que ofrecen los Estados (con todas sus consecuencias, como la escasez artificial y, por lo mismo, manipulación al alza de los precios mas allá del libre mercado).

Ahora bien, “lamentablemente” para la autora, tanto o mas abundante -y concluyente- es la evidencia que respalda a los transgénicos u OGM. Tanto así que organismos multilaterales como la FAO y la OMS, y la mayor parte de la comunidad científica, no sin ciertos matices, han confirmado sus beneficios y, a su vez, rechazado –por su ambigüedad- sus supuestos efectos negativos en la salud humana.

Sin animo de agotar el tema, una parte de las criticas van dirigidas al tema de los monopolios, que no es mas que un privilegio estatal que poco y nada tiene de conexión con el tema de fondo (los supuestos efectos negativos de los OGM).Otra parte va dirigida a una serie de cambios en la biodiversidad que también ocurren con milenenarios y “naturales” métodos ocupados en la agricultura. Por ultimo, las críticas más de fondo, han chocado con la mayor parte de la comunidad científica. Mucho de lo que usted señala, fuera del tema de los monopolio garantizado por el Estado (que en otras áreas gusta bastante al “progresismo”), simplemente, por carecer de un mínimo consenso, ha sido descartado.

09 de mayo

Recuerdo hace un par de años, haber debatido en la universidad sobre el tema de la inocuidad de los GMO, precisamente en una clase de biotecnología vegetal. Muchas veces he hecho el ejercicio de buscar las fuentes usadas por Greenpeace y otros organismos para encontrar evidencia que respalde la postura de estos organismos, que muchas veces argumentan basados en casos clínicos, reacciones alérgicas algunas veces letales, por consumo de GMO. Lo cierto es que mis búsquedas han sido hasta ahora infructuosas. No he podido encontrar buena evidencia que respalde estos eventos dramáticos, fuera de artículos redactados en blogs, o periódicos que no informan debidamente sus fuentes.

Lo cierto es que en mi opinión, la discusión sobre los GMO se ha puesto en el tapete del modo incorrecto, pues la ciudadanía no cuenta con la suficiente información para poder tomar una decisión. Fuera de las posiciones sensacionalistas de ciertas instituciones “verdes” que condenan el la producción y/o consumo de este tipo de alimentos, las instituciones líderes de opinión en el campo, en el caso de nuestro país, mayoritariamente relacionadas a Universidades, y en un par de casos al Estado, o bien han guardado silencio, o bien no se han preocupado de informar debidamente a la población.

El riesgo real en un GMO, en mi opinión, no está en el hecho mismo de comer transgenes, pues diariamente, al comer carne, o verduras, comemos varios miles de genes, que molecularmente no difieren de los que podemos encontrar en un GMO. Tampoco ocurre que nuestros genes, o los genes de los alimentos que comemos pasen de forma espontánea a la flora bacteriana comensal de nuestro tracto digestivo. A pesar que la transferencia lateral de genes es un fenómeno real, en la naturaleza ocurre a una tasa muy baja, lo cual permite que este proceso sea un mecanismo adaptativo a niveles poblacionales, y no una fuente de variacion genética tal que arriesgue la estabilidad de los genomas, y por tanto, la integridad de los organismos vivos a niveles individuales. Mas aún, se sabe que estos fenómenos cobran real importancia en presencia de presiones selectivas, es decir, una “fuerza” ambiental que obligue la adquisicion de un nuevo rasgo para poder sobrevivir (un buen ejemplo de esto, y mucho más peligroso, es lo que ocurre cuando una persona se automedica con antibioticos. Este simple hecho actúa como una fuerte presión selectiva que eventualmente seleccionará dentro de su flora bacteriana, justamente aquellas que se han hecho resistentes a tal o cual antibiótico; lo cual podría ser sumamente detrimental a la hora de un eventual tratamiento contra una infección con dicho antibiótico).

El mayor riesgo de los GMO está en las interacciones imprevisibles que ocurren a nivel metabólico dentro de las células de estos organismos. Generalmente los GMO son organismos que presentan una “ganancia de función”, es decir, presentan por ejemplo, una enzima resistente a la acción de un determinado herbicida, aislada de otro organismo diferente. Fenotípicamente, es decir, el rasgo visible de tal ganancia de función, será que dichas células se harán resistentes a determinado herbicida. Sin embargo, es difícil predecir que sucederá internamente, a nivel de las redes metabólicas del organismo. El enfoque genómico/proteómico tradicional, donde el control de calidad está en que no varíen notablemente los niveles de expresión génica y los niveles proteicos en el GMO versus su control “normal”, con el correr de los años, ha sufrido cuestionamientos desde una visión “metabolómica”, que permanece aún en pañales, dada la dificultad técnica de analizar el contenido metabólico de las células. Si contásemos con huellas digitales detalladas tanto a nivel genómico, proteómico y metabolómico de los organismos de potencial interés para su modificación genética, podríamos tener un control de calidad mucho mas robusto y eficiente sobre los GMO y sus potenciales riesgos.

Por ahora, de acuerdo al estado actual de la tecnología, un científico prudente no debería poner las manos al fuego por los GMO, sino más bien adoptar una actitud escéptica más acorde con el real estado de desarrollo del tema, a niveles más acorde con el desarrollo de tecnologías que intentan mejorar la calidad de vida de los seres humanos.

09 de mayo

La biotecnología es una red de actores, organismos, herramientas y discursos que circulan a través de los aparatos corporativos y emerge con fuerza cuando el capital tocó los límites de la producción industrial y comenzó a entrar en lo que puede llamarse su fase orgánica: una fase en la que el capital hace blanco en las dimensiones reproductoras de la vida cultural y biológica como centro para la intensificación de la producción. Esto es lo que a mí más me preocupa, y desde aquí mi área la economía pretendo aportar e instar a muchos más a que lo hagan.

La experiencia Argentina es decidora en evidencias desastrosas su proceso de “agriculturización” desde los ´70 que llevo a adoptar rápidamente la soja RR por una disminución en los costos de 23 dólares x ha. ( sin mayor rendimiento x ha). Hoy el technology fee aumenta su precio, los mercados europeos por presión de la ciudadanía comienzan a aumentar las restricciones y Argentina se ve atrapada en 12.000.000 hectáreas de monocultivo de soja RR.

La ingeniería genética no es la responsable, sino los intereses creados tras ella. Ustedes los científicos son los mas idóneos para darnos luces a mí y a los lectores que han pasado por aquí cuales serán en 10 años mas las consecuencias en la salud que tendremos todos nosotros, que a diario comemos alimentos transgénicos comprados en el súper-mercado.

Evelina

17 de julio

Me parece que esto somos algo dieenertfs. Yo siempre que voy a un sitio lo asimilo demasiado re1pido, y cuando vuelvo a casa estoy pensando todo el rato en volver, volver, hasta que otra vez la rutina me hace olvidar. No es que no me guste estar en mi casa, aun que nunca he ido fuera en serio’ con casa propia como hiciste tu, entonces no se que pasareda, tendre9 que probar en alguna ocasif3n.

04 de junio

En particular, quisiera hondar la duda de dos aspectos sobre los GMO. El primero es la facilidad con que se comercializan productos que aun no poseen estudios suficientes para avalar su inocuidad, en el sentido que justamente durante los años 80 y 90 en que ocuirrió esta liberación en los mercados de países desarrollados, se hablaba fuertemente de la sociedad del riesgo, pensando especificamente del desconocimiento sobre las interacciones no deseadas por la ingesta u absorción de diferentes químicos liberados al ambiente y las posibles interacciones en el interior de los cuerpos. Vale decir se absorbe por contaminación cantidades no toxicas de químicos, pero no se sabe de como actúan mezcladas en el cuerpo. Efectivamente y hasta según entiendo, no se han considerado estudios sobre la cruzas en el medio ambiente con otras especies no transgenica.

Esto mismo lleva a un segundo punto, y es la transformación de campos no transgenicos en transgenicos, producto de los procesos naturales de reproducción. Lo que implica un cobro de la propiedad intelectual a quienes no lo han solicitado ni requerido el producto transgenico. Finalmente, el simple hecho de permitir patentar los códigos genéticos pone en riesgo y genera un cerco sobre el patrimonio genético de una larga tradición de agricultores que criaron las semillas especias que se cultiva y que dejan a nombre de unos pocos, como es el caso del padre de la ministra Von Baer, quien inscribió a su nombre el código genético de cultivos tradicionales como la quinoa, entre otros. Es justo que se le paguen derechos de propiedad sobre algo que es patrimonio humano, sólo porque se poseen actualmente mejores tecnologías para describir una especie? Efectivamente se está capitalizando algo que en realidad debería estar protegido, no vaya ser que la tecnología permita a futuro poder patentar el aire.

10 de junio

Te felicito Javiera, este es un tema con muchas aristas y muchos intereses, tanto como consecuencias, por lo anterior complicado, de ahí que si no estamos atentos nos perdemos en una nube de humo. Muy claro tu artículo.

En relación a los OGM (e híbridos), y su adopción, es necesario situarlos, como haces en tu comentario, en un territorio concreto y apreciar la manera de relacionarnos con él. Esto trae consecuencias que van más allá de la cualidad deletérea que tenga el producto en el ser humano, que es solamente un plano de la discusión.

Al verlo en terreno se descubre que estamos hablando de un sistema hijo-nieto de la “Revolución Verde” de los 70′: Monocultivo en grandes extensiones de tierra, con un alto “input” de fertilizantes, plaguicidas y maquinaria, en lo principal, consecuentemente con una alta mecanización del trabajo. En la práctica es un paradigma (!).

Así, los que cultivan la soya RR (por ejemplo), son grandes agricultores -pocos agricultores- que utilizan grandes extensiones de suelo, más aún, son grandes conglomerados de inversores internacionales frecuentemente aliados con inversores locales, como es el caso de Argentina y Brasil.

Los otros habitantes del territorio, los pequeños y medianos agricultores -muchos agricultores- (incluidas las comunidades indígenas), no se benefician , porque la manera de producir incluye la adopción del paquete completo, lo cual obviamente no puede ser asumido por todos. De este modo, se establece UN solo modo de producción que, además de uniforme, es excluyente. Excluyente porque facilita el acaparamiento de tierras (por quien tenga el capital), y el consecuente desplazamiento de los campesinos pequeños y medianos que, una vez desprovistos de tierra, pasan a formar parte de los cordones de pobreza en las grandes urbes (si es que no optan por el suicidio, como ocurre en India en una gran magnitud). También se aplica para comunidades indígenas o campesinas a secas, perdiéndose su cultura, generalmente muy adaptada a las condiciones locales… y única; luego, sin su tierra, el hombre muere.

Quizás Javiera. tengas más a mano las cifras de la disminución de tambos en Argentina durante estas últimas décadas, así como la cantidad de dueños… porque de alguna parte deben haber salido esas 12 millones de hectáreas.

Las consecuencias ecológicas del sistema las dejo para otro momento, quería tocar, en realidad sólo rozar (por tiempo e infraestructura), el punto de los impactos sociales y culturales, parte de la “fase orgánica” del capital.

Saludos.

12 de junio

Rodrigo te dejo un link con info fresquita de lo que esta pasando en Argentina
http://www.guardian.co.uk/business/2011/jun/01/global-food-crisis-argentina-grain-tax

13 de junio

Hay un dicho en argentino que refleja muy bien lo que está pasando con el mundo campesino: «Bunge le da al campesino crédito, le vende la semilla y le compra el grano. Y cuando la cosecha está lista, le vende la soga para ahorcarse»

Augustin

17 de julio

Joo, legal ler tudo isso, rs. Eu sou um pouco de tudo: trabalho em casa (pra gahnar dinheiro e pra ne3o gahnar), tenho marido-filho-dois-gatos, gosto de fazer comida e de descobrir truque pro esmalte durar na unha. O espedrito de quem “deixou a segurane7a do seu mundo por amor” (porque eu sou velha e cito Renato Russo) e vai achando aos poucos o seu jeito de fazer as coisas.Ne3o tenho blog mas, olha, qualquer coisa que tu quiser comentar por aqui pode deixar que estarei sufocando o VnF de pitacos. Tanto por ser leitora asseddua que je1 achou muita ajuda nos posts quanto por estar no mesmo lugar que vocea (he1 um pouco mais de tempo) e ter vontade de falar sobre isso.Abrae7o!

16 de junio

Gracias, Javiera.

Guilherme

17 de julio

Sou fiel e ne3o mudo de blog. Ate9 leio e fue7o em outros, mas e9 o VNF? que este1 na minha paigna inicial do iGoogle e que leio sempre que tem atualizae7e3o. mas eu ne3o deixaria barato ne3o, (modo advogadinha chatinha on) concordo com as meninas: divulguem pra gente ir le1 e comentar um milhe3o de vezes ate9 a pessoa fechar o blog. isso e9 uma palhae7ada…. a cara de pau das pessoas continua a me espantar, ne3o sei por quea…. acho que eu ne3o aprendo nunca.bjs, meninas

eva ferraz

31 de agosto

La historia de Adán y Eva no es un mito sino el relato del origen del hombre: su creación personal por parte de Dios.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Ante estos trágicos datos creo que es una prioridad nacional repensar la calidad de la democracia y los mecanismos de participación más allá del voto.
+VER MÁS
#Educación

Ganó la no participación: ¿Baja calidad de la democracia en Chile?

Chile hoy comienza a debatir ideas y sueños que son más transversales de lo que parecen, y a la hora de votar esa oferta también los electores han comenzado a fijar la atención en quien podría hacerl ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Después de la elección ¿existen las derechas e izquierdas?

El futuro gobierno del Presidente Piñera tiene que dar confianza y esperanza a la ciudadanía, porque Chile es de todos y se construye con todos y para todos.
+VER MÁS
#Política

Tiempos mejores para todos y con todos

Que dos mandatarios se traspasen el cargo entre ellos, sin que nadie se sorprenda, habla muy mal de la salud de la democracia. Aunque es legal y legítimo, no deja ser extraño.
+VER MÁS
#Política

BAPI BAPI: la hiperalternancia chilena

Popular

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad

La eclosión de este nuevo candidato metamorfoseado producto final de su desesperación por llegar al poder, más que ser admirable o asombroso, lo ha transformado en el hazmerreír induciendo en él compo ...
+VER MÁS
#Política

Piñera metamorfoseado por Kafka

En la actualidad, con las nuevas técnicas de administración, publicidad y manejo de datos, que crecen exponencialmente, en cuatro años se puede hacer tanto daño, (o tanto bien, según sea el propósito) ...
+VER MÁS
#Política

Lo que el Frente Amplio no ve, y otros tampoco

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco