#Economía

Su santidad, la economía

17 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Un fenómeno curioso al respecto es que, a pesar de que la economía es generalmente categorizada como una ciencia social, su énfasis eminentemente cuantitativo parece otorgarle una “distinción” más propia de las ciencias llamadas “duras”, tales como la química, física o biología. Pareciera ser que la aparición de ciertos signos como “%” y “$”, o el uso de gráficos y tablas de distinta índole, le otorga un carácter sagrado a esta disciplina. Todo esto repercute en la posibilidad de calificar sus conjugaciones e hipótesis como leyes aparentemente inmutables. Al respecto, proposiciones como “si suben los sueldos aumenta el desempleo” se tornan absolutas ignorando –y esto es a lo que quiero llegar- la agencia de los seres humanos encargados de mediar los distintos procesos productivos. Otorga, por así decirlo, una presunta inocencia o inacción a quienes sostienen el poder económico (y finalmente, social).

“No me importa quién compone la ronda si es el dinero el que está en el centro”, escuché decir a un amigo. Y creo que sus palabras simbolizan un punto crucial en las vetas de análisis social que prevalecen actualmente en nuestro país. Y es que basta echar un rápido vistazo a  distintos medios de comunicación para darse cuenta de cuál es el marco comprensivo predominante en Chile: La “ciencia” económica.

Desde hace ya varias décadas, la economía ha logrado posicionarse como el eje rector de las orientaciones de las políticas públicas, y como la fuente de un lenguaje común para conceptualizar estados sociales simbólicos como el desarrollo, la desigualdad y la pobreza. Ha llegado a tal punto, que ni siquiera se cuestiona o rebate su status, sirviendo como foco principal de discusión  para grupos políticamente antagonistas. No es raro toparse con situaciones como las de las últimas semanas, donde el gobierno publica los resultados de la encuesta CASEN y a los pocos días, distintos grupos y personajes públicos critican los resultados argumentando desde el mismo parámetro explicativo (“la metodología es errada”, “hace falta reflexionar sobre la línea de la pobreza”, entre otros argumentos). En resumen, la validez e importancia de las descripciones y análisis hechos desde la “ciencia” económica se dan implícitamente por sentadas.

Un fenómeno curioso al respecto es que, a pesar de que la economía es generalmente categorizada como una ciencia social, su énfasis eminentemente cuantitativo parece otorgarle una “distinción” más propia de las ciencias llamadas “duras”, tales como la química, física o biología. Pareciera ser que la aparición de ciertos signos como “%” y “$”, o el uso de gráficos y tablas de distinta índole, le otorga un carácter sagrado a esta disciplina. Todo esto repercute en la posibilidad de calificar sus conjugaciones e hipótesis como leyes aparentemente inmutables. Al respecto, proposiciones como “si suben los sueldos aumenta el desempleo” se tornan absolutas ignorando –y esto es a lo que quiero llegar- la agencia de los seres humanos encargados de mediar los distintos procesos productivos. Otorga, por así decirlo, una presunta inocencia o inacción a quienes sostienen el poder económico (y finalmente, social).

Y es que la economía, gracias a la fiebre por la parcelación del conocimiento, a la fuerte influencia de los dueños de las fuentes de producción y a las diversas condiciones políticas, ha comenzado a servir como manto para poner el acento en una sola dimensión humana, tapando y oscureciendo a casi todas las demás. De esta manera, las tradiciones explicativas de lo humano derivadas desde la filosofía, la ética, la sociología, la antropología, la psicología, la biología, la educación o la historia, entre muchas otras, han ido perdiendo fuerza en cuanto a su exposición pública, quedando relegadas únicamente al acotado plano comunicacional académico. Sin duda, de expandirse mediáticamente las líneas analíticas de los fenómenos sociales, aquellas premisas introducidas por la economía perderían ostensiblemente su fuerza, dando paso a nuevas formas de comprender la existencia, la vida y las relaciones humanas.

Creo que es hora de enriquecer las explicaciones de aquello que concierne a lo humano. La mirada imperante es deshumanizante, ingenua, y pobre argumentativamente. Peor aún, presta una utilidad significativa a los grupos de poder, en tanto les permite inmovilizar las creencias de la población. Creo que es vital abrir la puerta a los aportes de más disciplinas. Creo que es vital ampliar la visión de ser humano.

——-

Foto: Tax Credits / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Marcelo López

16 de agosto

Qué gratificante es leer que alguien piensa en estos temas que generalmente deambulan en el subsuelo de los medios de comunicacón. La pregunta que te planteo es cómo se da el siguiente paso para que lo humano forme parte de la opinión pública. Saludos

16 de agosto

Muy buena pregunta, Marcelo. Dentro de la respuesta que puedo aventurar, el primer concepto que me imagino es el de “trabajo hormiga”. Esto en el sentido de que la transformación de los marcos imperantes de creencias requiere de un exhaustivo trabajo. Un trabajo que debe desatarse en todos los niveles y medios posibles. En concreto, publicar columnas, generar planificaciones en tu trabajo que sigan directrices -por ahora- alternativas, plantear el tema en las aulas de todos los niveles educativos, en fin, difundir el mensaje. Creo que mucho pasa por el cambio personal, la comunicación, la práctica y su posterior expansión. Eso es todo lo que tenemos, a mi opinión, por ahora.

16 de agosto

Por cierto, el diálogo, la agrupación y organización con profesionales de distintas áreas pudiera ser un potente (pero posible) desafío.

Tomás Torres Yañez

16 de agosto

Que buena reflexión… Me deja si, con la inquietud de la responsabilidad ¿Cuanto es atribuirle a los propios círculos académicos este “monerocentrismo”? Quizás en este tratar de explicar o comprehender el fenómeno humano, y dar visiones luminosas respecto a la sociedad y sus colores, hemos dado pie a un discurso, por un lado individualista y lejano de afecto, y reduccionista y materialista por el otro …Las ciencias, sociales o no (más las primeras) han dado espacio para ser usadas…Saquemos el conocimiento del aula, si mas que mal, sea uno lo que sea, es primero un humano experenciando lo humano.

Fernando Toloza Gálvez

16 de agosto

Perdón el extremismo y los varios eufemismos …

Pero cae como anillo al dedo lo de su santidad. Un puñado de iluminados abolen el paganismo previo, luego fundan un método incuestionable, una “jaula de hierro”.

Voy a contar una historia que ya se ha contado antes… Apoyados en señales y un milagro de recuperación, muestran al Chile del siglo XX una nueva doctrina. La religión emergente manda: servirás al señor tu dinero por sobre toda otra creencia, orientación, interés o estilo de vida; a él trabajaras 180 hrs. mensuales; todo lo venderás, todo lo comprarás con su cara…
Lo primero fue derribar las imágenes de los ídolos paganos: comunismo, universidad, religión, democracia. Después, en 1980, hubo que escribir un testamento que asegurara la permanencia de la nueva fé. Más tarde hubo que crear sacerdocios, y distribuir la tierra entre las tribus, se entregó el agua, se entrego la sal de la tierra y hasta los peces de la mar. Habiendo hecho esto, los iluminados vieron que el pueblo era feliz y se gozaron de su obra por lo que celebraron una farsa para inhibir la rebeldía y apostasía, a la que llamaron transición.

La reificación de un hábito es el proceso social, descrito por Max Weber en los 1800s, en que la repetición de un acto más allá de las condiciones que justificaron su origen fuerzan una rigidizacion de su forma y se vuelve para todos, un fin en lugar de un medio.

Con su santidad economía científica estamos en las mismas, sirvió en su momento, pero hoy se necesitan otros comportamientos sociales. La convivencia debe sustituir los gráficos, el contacto humano debe pesar en la balanza más que un % o un $.

Puede que no se haya dicho nada más allá de lo obvio pero para partir puede ser útil ponerle el cascabel al gato. Y en lo individual no queda otra, para nadar en contra de la corriente, ponerse a bracear; comparte, trabaja menos, desarróllate, disfruta, infórmate, aprende de los otros.

Argumenta en lenguaje de locos: da un abrazo para variar.

17 de agosto

El excesivo positivismo en cuanto a la economía está ligado a ciertas escuelas como la monetarista y la marxista. Pero hay otras escuelas económicas como la austríaca que plantean sendas críticas a la pretensión científica y cuantitativa de la economía, porque en eso se obvia que es una cuestión ligada al ser humano (sus cualidades integrales) y sus relaciones, y que por tanto abarca cuestiones no sólo estadísticas o matemáticas, sino éticas, valóricas, morales, psicológicas, emocionales, etc.
La pretensión positivista que es la hegemónica, ha hecho que creer a muchos economistas que sus cálculos econométricos casi son infalibles, y a otros tantos que en base a cálculos y precisiones estadísticas pueden planificar la sociedad en su conjunto, o por ejemplo, que pueden establecer una teoría objetiva del valor (a la que se opone la teoría del valor subjetivo).
Por eso, no es raro que acá –irónicamente al igual que en la URSS- hayan creado una especie de religión en torno a la economía, aboliendo cualquier idea que se opusiera a las ideas impuestas por los iluminados. Y algo más interesante, al igual que en la URSS, la libertad política fue suprimida en función de los resultados económicos que los genios estimaban según sus cálculos.
Esto último marca una diferencia clara en cuanto a creer que se cuentan con todas las variables como para predecir un fenómeno, como ocurre en las ciencias naturales; y en cuanto a tener presente que como el ser humano es cambiante (a último momento decides no ir al cine, por ejemplo), no se cuenta con todos las variables, porque el comportamiento del ser humano es deliberado, no determinado.
Un monetarista como Friedman calcularía el valor de una vieja máquina de escribir según criterios como la oferta existente del mismo producto, la antigüedad de éste, la existencia de repuestos, etc…el austríaco quizás preguntaría ¿Cuánto vale para ti? Y entonces, quizás la máquina sería invaluable por ser un regalo de mi abuelo.

Saludos y paz

18 de agosto

Me gustó mucho tu aporte, no conozco mucho de las líneas económicas que mencionaste, así que me pondré a investigar. Agradezco tu comentario, saludos.

18 de agosto

La nota disidente pareciera quedar a mi cargo… Me llama la atención encontrar la frase fundamental del artículo escrita en “lenguaje complicado”, tipo bilingüe, esto es: “Al respecto, proposiciones como “si suben los sueldos aumenta el desempleo” se tornan absolutas ignorando la agencia de los seres humanos encargados de mediar los distintos procesos productivos. Otorga, por así decirlo, una presunta inocencia o inacción a quienes sostienen el poder económico (y finalmente, social).” … Tanto así, que casi no me atrevo a preguntar qué significa todo eso, o qué relación tiene lo primero con lo segundo…

Tengo la impresión de que, de cuando en cuando, a algunas personas les da un ataque en contra de lo habitual y ocurre un pataleo que a veces cuesta encontrarle pies y cabezas… En este caso, si nos quejamos de la economía y la sobre abundancia de sus comentarios, ¿no parece esta una ciencia universal que nos aqueja a todos y que si va de mal en peor nos llega a afectar hasta un punto en el que se desarrolla la histeria colectiva?…

No es que la venere, pero, todas las ciencias que atienden la humanidad en sus perspectivas tienen su sitial y su momento, tanto como su lugar y su cómo, su por qué y su para qué, por lo tanto, no sé si la magnificación obedece más bien a una pataleta o a algo semejante, ya que si queremos buscar algo distinto o pensar en ello, todas las clases de ciencias están disponibles, sin haber ninguna restricción para ninguna de ellas, en cuánto al acceso a tal o cuál privilegio.

Tal vez se trate de que de vez en cuando comemos demasiada televisión y de pronto todo nos parece “tan economisista”, pero, la generalidad es distinta. De hecho, llevar al ser humano de un plano más usual o convencional, a uno un poco más atípico y relativo a lo espiritual, por ejemplo, espanta a mucha gente, tanto que evita el tema, por lo tanto, una mente puesta en las cosas del mundo y su realidad captará todo lo relativo a ello, tanto que a vez su vorágine casi terminará por tragárselo, pero, así como no todo lo que brilla es oro, tampoco los seres humanos debemos seguir todas las corrientes que nos imponga una especie de moda aún por más que nos afecte…

Es decir, la economía está ahí y punto, pero, también todo lo demás que le ataña al ser humano se encuentra disponible y así, podemos comprar lo que queramos, ver lo que deseamos, leer lo que preferimos, caminar por donde quisiéramos, sin que nada nos lo impida, más allá de nuestra propia capacidad o interés…

18 de agosto

Hola R.A. Para comenzar, agradezco tu comentario. En ningún caso escribo columnas para propagar una especie de verdad. Todo lo contrario, escribo para esto, para discutir ideas.

Con respecto a lo que escribes, comparto algunos puntos y otros no. En cuanto a tu primer párrafo, a mi criterio, lo expuesto sigue un hilo conductor bastante simple. El hecho de que ciertos principios o leyes formuladas por la economía ignoran (no sé si intencionalmente) la voluntad humana, siendo que opera desde los mismos humanos. Dicho fenómeno daría pie a una “inocencia” de quienes controlan los poderes productivos, en tanto los libera de injerencia (no sé de qué forma simplificarlo más). Para esto, recomiendo leer a Kenneth Gergen.

Con respecto a lo posterior, el tratamiento mediático de la disciplina me parece innegable. Ahora, lo importante, a mi parecer, no es el hecho de que existan otras fuentes con opiniones. diversas. Creo que lo relevante es la DIFUSIÓN en cuanto alcance de las explicaciones. ¿Por qué? Porque la difusión continua y extensa de la información es la que genera creencias en la generalidad de la gente, y la que finalmente posibilita más o menos el campo de acción de la GENERALIDAD de la gente (y no sólo académicos)

Creo que es algo bastante más amplio que un antojo mio. Te dejaré algunos links de importantes medios de información y del propio ministerio de desarrollo social y planificación (porque sí, son los ministerios los que impulsan políticas públicas) y eches un vistazo a lo que ellos consideran dentro de sus análisis.

!Saludos!

http://www.emol.com/noticias/nacional/2012/08/18/556290/pinera-lanza-agenda-de-impulso-social-que-busca-superar-la-extrema-pobreza.html

http://www.latercera.com/noticia/politica/2012/08/674-478203-9-velasco-por-encuesta-casen-los-gobiernos-tienen-la-obligacion-de-ser-claros.shtml

http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen_obj.php

18 de agosto

Es gratificante leer comentarios respetuosos de las ideas contrarias.
Esa es la forma correcta de relacionarnos y forjar una sociedad más inclusiva y justa.
Creo que los cambios- con una gran cuota de perseverancia- son posibles.
” Dos ranas se caen a un gran cubo de leche y empiezan a ahogarse.
Una le dice a la otra: debemos nadar hasta la orilla para poder salvarnos.
Al cabo de un rato, la mas débil exclama: no puedo más, y se ahoga.
La otra sigue agitando poderosamente sus extremidades hasta que la leche se transforma en mantequilla. Al encontrar una base sólida donde apoyarse, de un salto la rana se pone a salvo”
Todo cambio es posible.-

18 de agosto

Hola R.A. Para comenzar, agradezco tu comentario. En ningún caso escribo columnas para propagar una especie de verdad. Todo lo contrario, escribo para esto, para discutir ideas.

Con respecto a lo que escribes, comparto algunos puntos y otros no. En cuanto a tu primer párrafo, a mi criterio, lo expuesto sigue un hilo conductor bastante simple. El hecho de que ciertos principios o leyes formuladas por la economía ignoran (no sé si intencionalmente) la voluntad humana, siendo que opera desde los mismos humanos. Dicho fenómeno daría pie a una “inocencia” de quienes controlan los poderes productivos, en tanto los libera de injerencia (no sé de qué forma simplificarlo más). Para esto, recomiendo leer a Kenneth Gergen.

Con respecto a lo posterior, el tratamiento mediático de la disciplina me parece innegable. Ahora, lo importante, a mi parecer, no es el hecho de que existan otras fuentes con opiniones. diversas. Creo que lo relevante es la DIFUSIÓN en cuanto alcance de las explicaciones. ¿Por qué? Porque la difusión continua y extensa de la información es la que genera creencias en la generalidad de la gente, y la que finalmente posibilita más o menos el campo de acción de la GENERALIDAD de la gente (y no sólo académicos)

Creo que es algo bastante más amplio que un antojo mio. Te dejaré algunos links de importantes medios de información y del propio ministerio de desarrollo social y planificación (porque sí, son los ministerios los que impulsan políticas públicas) y eches un vistazo a lo que ellos consideran dentro de sus análisis.

!Saludos!

http://www.emol.com/noticias/nacional/2012/08/18/556290/pinera-lanza-agenda-de-impulso-social-que-busca-superar-la-extrema-pobreza.html

http://www.latercera.com/noticia/politica/2012/08/674-478203-9-velasco-por-encuesta-casen-los-gobiernos-tienen-la-obligacion-de-ser-claros.shtml

http://observatorio.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/casen_obj.php

Vicente Lopez

18 de agosto

El legado del cristianismo específicamente el vinculado a la iglesia católica ha hecho de este medio “el dinero” el ente diabólico que pervierte al ser humano. Mal que mal Judas vendió a Cristo por “dinero” de ahí que la iglesia de manera piadosa asigno el trato con tan vil medio o sea el prestamo y todo lo relacionado a un pueblo maldito como el judio. De ahí que junto al sexo, al dinero se le asigne el carácter de agente de perversión y degeneración.

¿Sera verdad ello?

O es un hábil prejuicio que se ha inoculado por parte de la santa iglesia a sus fieles incapaces de comprender que la economia, y aun menos el dinero nada tiene que ver con el egoismo de los seres humanos. Los hombres no somos más que animales, y así es como luchamos por hembras, territorio, dinero y el poder todo de manera muy egoísta. Responsabilizar al dinero y a los ricos es una salida muy facilista de aquella condición que es natural en todos los hombres. EL EGOISMO. Antes los católicos culpaban a los judios de la causa de la maldad del mundo, ahora culpamos al dinero y al sistema. ¿Porque no miramos mejor dentro de nosotros mismos?

Vicente Lopez

18 de agosto

Solo existen dos clases sociales “Los que quieren ser pobres” y “los que no quieren serlo”.

“Nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad.” Carl Jung

Vicente Lopez

18 de agosto

El modelo capitalista se viene derrumbando ya desde cuando Marx dijo por allá a fines del silgo XIX su inminente caida, la que se creyó confirmada con la depresión de los años 30, luego confiarian
tanto Hitler, como Stalin el poder acabar con ello destruyendo lo que ellos denominaban democracias decadentes, luego en los años secenta con las rebeliones estudiantiles y así sucesivamente .. Pero al parecer lo único que se derrumbó fue el socialismo marxista el que iba ser su sepulturero. ¿Porque no cae de una vez el capitalismo?
Quizás porque tal tesis no tiene asidero en la realidad, sino que es solo un anhelo muy noble y loable, pero solo eso un sueño. Desde los inicios la humanidad necesita de algo malvado que explique sus desventuras. Primero en su fase más primitivas fueron los demonios, tambien lo fueron sus vecinos con los cuales entraba en guerra. Por un gran periodo lo fueron los judios especialmente para el cristianismo, ahora es el “sistema” y esto junto con el “modelo”. Pero los hombres se engañan al buscar culpables externos. El único culpable es el mismo.
Seamos honestos y veremos que el egoismo forma parte de nuestras pulsiones al igual como lo es el sexo o la necesidad de un territorio, o la preferencia por nuestros hijos que el de otros, como ocurre con cualquier animal dentro de la naturaleza. El socialismo obra desconociendo este impulso, al igual como los religiosos quieren desconocer el sexo, lo cual es simplemente imposible para el ser humano ordinario. El capitalismo sobrevivira salvo que a traves d un proceso evolucionario(no revolucionario), esto permita sacar al hombre de su condición animal. Como diria Paul Johnson para hacer una persona comunista o socialista se requiere de un sistema educativo muy estricto y severo, dentro de una dictadura que limite todas las libertades y aun así tendra pocas posibilidades de éxito, en cambio para hacer capitalista a una persona no se requiere nada, ya que pareciera su disposición natural. Miren el capitalismo como resurge con muchisima ma fuerzas en paises como China,Rusia que en otros lugares del mundo

Mirad y observad y podreís ver; pero tan solo quereís creer.

18 de agosto

Hola Vicente, con respecto a tu comentario, la columna que escribí no apunta en ningún momento a la economía como un mal en sí mismo, si no como una herramienta utilizada de diversas formas por distintos grupos (y las repercusiones de aquello en las significaciones de ello).

!Saludos!

Vicente Lopez

18 de agosto

Yo creo que el problema no es el económico, yo creo que es cultural, y espiritual y eso va por otro carril, que nada tiene que ver con lo económico. La pregunta es independientemente del sistema económico, ¿como hacemos que el hombre salga de la barbarie?

Y no seguir pensando que las causas de los problemas es por la economía, el modelo y el sistema, ya que son problemas que no les incumbe resolver a esa ciencia.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Chile debe aceptar el desafió de ir por sus ventajas comparativas y tomar como propio el ser considerado como el país con más proyección en Energías Renovables (Solar, Eólica, GeoTérmica, Mareomotriz ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

La leña, el cambio climático y la industria forestal

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Porqué no votar?

Mirar los acontecimientos con perspectiva histórica y elucubrar una posible respuesta resulta del todo ejemplar para evitar los juicios y decisiones apuradas, de manera que en la vieja reyerta sobre si apr ...
+VER MÁS
#Política

Kohl o Merkel: la disyuntiva DC después de las elecciones

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

El trabajador, aparte de no leer ni siquiera Condorito en su somnolencia transantiaguina, constata como día a día su patrón ingresa desde paltas del supermercado a autos 0kms.
+VER MÁS
#Política

Saber hacerla