#Economía

Sin remedio o 222 recetas para ser millonario

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Normal
0

21

false
false
false

ES-CL
JA
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

st1:*{behavior:url(#ieooui) }

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) ha condenado a las farmacias Salcobrand y Cruz Verde a pagar cada una 19 millones de dólares por el escándalo que se ha denominado “colusión de precios”, es decir: concertar arbitraria e ilegalmente el alza de cerca de 222 medicamentos. Cabe recordar que en esta artimaña se encontraba también implicada la Cadena FASA, pero al momento en que esta reconoció la colusión –Abril de 2009- llegó a un acuerdo de conciliación con la Fiscalía Nacional Económica (FNE), por lo que solo canceló en su momento la suma de un millón de dólares, resultando con ello eximida de ser acusada en el juicio.

La condena comprende el periodo entre diciembre de 2007 y marzo del 2008, que es al que se refiere la acusación efectuada por la FNE, y  no ha resultado un mal negocio para las cadenas, si consideramos que las ganancias extraordinarias alcanzadas por estas en dicho período se estiman en unos 67 millones de dólares. Planteado de otra manera, la multa representa alrededor de un 3% de las ventas totales anuales de productos farmacéuticos de ambas empresas.

No obstante lo anterior, aun queda pendiente la apelación que los coludidos efectuarán, sin duda, ante la Corte Suprema para revertir la decisión tomada por la TDLC.

¿Cómo comenzó todo este entuerto millonario?…. ¿Cómo un buen negocio pasó a ser un oligopolio multimillonario sin restricciones de ningún tipo?

Cierto día de 1968 el prominente miembro de la comunidad judía santiaguina Don José Codner Chijner decidió com,prar la antigua Farmacia York y, como la botica encontrábase en la mismita esquina de Ahumada con Huérfanos decidió bautizarla con el no muy original nombre de Farmacia Ahumada. Quizás pensó que era un muy buen negocio y en una ubicación inmejorable, pero, mientras observaba a las chicas en psicodélicas minifaldas y miraba a lo lejos los tumultos estudiantiles, ¿habrá pensado que sería un negocio de multimillonarios 40 años después?

Recuerdo los años de infancia, cuando con mi padre concurríamos a la “Farmacia Martínez”, donde éramos atendidos por el mismito Sr. Martínez, quien, aparte de vendernos lo indicado por el médico, nos explicaba para qué servían esos medicamentos, nos entregaba alternativas, algún consejo de salud y de pasadita se coordinaba con mi viejo para ir a tomar unos buenos tragos y jugar una partidita de ajedrez en el hotel de mi tío Fidel esa misma noche.

De hecho, el señor Codner era básicamente como el señor Martínez (con algo más de plata, probablemente) y fue tan solo en 1992 que pudo expandirse hacia Valparaíso. Cuatro años después sería lo inimaginable: el negocio sería ya multimillonario y la expansión abarcaría otros países. Para el señor Codner y su familia no sería cosa del otro mundo ir a jugar golf a Miami en campeonatos organizados por Kaufmann.

¿Qué pasó en aquel tramo de la cadena espacio-tiempo? Para entender la cuestión es necesario pensar en nuestros viejos conocidos Chicago Boys y su cruzada por hacer de todas las actividades humanas un potencial trato destinado a ser negociado en el mesiánico mercado. Así, la educación, los servicios básicos, las pensiones y, por supuesto, la salud se convirtieron por arte de los alambiques del experimento neoliberal en bienes transables. Codner continuaba vendiendo remedios cuando en 1979 el SNS y el MINSAL se reestructuran y descentralizan en 27 Servicios de Salud, reduciendo el financiamiento del Estado a niveles comparables a Burundí, cuestión que se transformó en insostenible con la crisis del 82.

Sin equipamiento, sin infraestructura, sin insumos, sin medicamentos, con condiciones laborales miserables, el sistema de salud hacía agua y a finales de aquellos plomos años la dictadura procede a municipalizar la atención primaria de salud (justamente la más cercana a la población), como guinda de la torta.

Paralelamente, con la reforma al sistema de pensiones y en un casi olvidado articulo de la Ley 3.500, se señalaba que el 7% de los fondos cotizados por los trabajadores podían ser destinados a un sistema de salud privado; he aquí el nacimiento de las Isapres y Chile (como otras veces) se transforma en pionero mundial de la privatización de otro servicio básico.

Hasta ese momento Chile era reconocido por su potente sistema público de salud y la constante reducción de los indicadores de morbilidad y mortalidad (particularmente mortalidad infantil) con la implementación de políticas públicas cuyo origen se remontaba a la mitad de los años 50.

El negocio prometía y los chicos del grupo Penta, entre otros, se apoltronaron en el que para ellos sería el negocio del siglo.

Mientras tanto… ¿que pensaba el señor Codner en la esquina “en que todo pasa”? Con su mirada de negociante veía seguramente con un dejo de envidia como todos los que lo circundaban se llenaban de plata. Pero llegó la democracia pactada y se pondrían las cosas en su lugar. El año 1992, Farmacias Ahumada se decide a salir de la capital (en los 70 tenia 10 locales solo en Santiago), y ya con 44 puntos de venta alista velas hacia Valparaíso (cuna de Guillermo Harding, dueño de Cruz Verde).

Entre el 92 y el 96 se incorporan al negocio del señor Codner los magos del retail y insuflan millones de dólares que la transportan, primero al Perú, creando Boticas FASA. Posteriormente, en 1997, FASA sale a la bolsa y su capital aumenta en US$ 21 millones; los negocios se amplían a los seguros y a la cobertura de medicamentos a empresas. En 1999 se inyectan otros US$49 millones, haciendo su entrada a la historia los viejos amiguetes Solari, Cuneo y adláteres. Luego se sumarán inversiones en Brasil y México, en un vómito de millones de dólares que ya se quisiera Rico Mc Pato.

A la fecha son dos los accionistas mayoritarios de FASA;

1.- Inversiones Gaia (controlada por José Codner Chijner, Presidente Farmacéutico);

2.- Inversiones Falabella (a través de su vicepresidente Juan Cuneo Solari)

Ambos grupos representan un 40% de la totalidad de las acciones, a los que se suman Inversiones Tomalex (Karen Codner Dujovne, Denisse Codner Dujovne) entre un 6 y un 8% de la propiedad e Inversiones JCC (José Codner Chijner, Perla Dujovne Codriansky, Ethel Codner Dujovne, Denise Codner Dujovne y Karen Codner Dujovne), con cerca de un 5% de la propiedad.

Además de estos, la totalidad de las AFP chilenas cuentan con acciones en FASA, e incluyen -entre otros accionistas menores-, al Sr. Sebastian Piñera E., por intermedio de dos sociedades, Bancard Inversiones Ltda. e Inversiones Santa Cecilia S.A. , cada una con menos de 1% de participación en la compañía. (Considerando el valor bursátil de la empresa, en esa época el 1% equivalía a casi US$1 millón 900 mil. Las sociedades de Piñera involucradas en FASA sumaban cerca de US$3 millones 800 mil, unos $2.390.200.000. Aunque dada la estructura societaria de FASA, es probable que sea un tanto menor). [Estos antecedentes están recogidos con anterioridad que el señor Piñera se convirtiera en Presidente de la República de Chile].

Así, al 31 de Diciembre de 2008, FASA contaba con un total de 1.225 farmacias, distribuidas en: México (716), Chile (347) y Perú (162), posicionándose como la cadena número uno en América Latina, atendiendo en términos acumulados durante el 2008 a más de 217 millones de clientes. Dato anexo: el primer trimestre del 2008 FASA-Chile registró utilidades acumuladas por $2.472 millones

La competencia directa del ya multimillonario Farmacéutico Codner ha sido Farmacia Cruz Verde, controlada por la familia Harding (Antiguo Rival en Valparaíso y Viña), a la que luego se sumó un tercer actor, producto de la fusión entre Salco (de las familias Colodro, Weinstein y Bitran), y Brand, de los Selman (Farmacias Salcobrand).

Es en ese momento cuando estalla la ya famosa guerra de precios, que duró hasta abril de 2007, fecha en que Juan Yarur compra Salcobrand por US$174 millone s.Las fechas comienzan a calzar; a finales de septiembre del 2007, seis meses después del ingreso de Empresas Juan Yarur, se firma un acuerdo inicial: Socofar, que hasta ese momento le despachaba los remedios a Cruz Verde, le entregaría todos los genéricos a Salcobrand. Estos medicamentos provenían del Laboratorio Mintlab, que pertenece a Socofar y es uno de los tres más importantes en genéricos.

Gran perdedor en esta operación fue Laboratorio Chile, principal fabricante de genéricos del país. Paralelamente Socofar comienza a comprar medicamentos de marca al laboratorio Medipharm, de propiedad de Salcobrand, lo que habría desplazado a las grandes transnacionales como Pfizer o Grünenthal.

En este contexto, controlando el 92% del mercado nacional, deciden que más vale aunar esfuerzos y hacer el negocio con ribetes galácticos, total ya habían reventado a la mayoría de los Sres. Martínez de las ciudades chilenas.

Así, las cadenas se “coluden” o –sin eufemismos- consolidan un Oligopolio que les permite controlar, manejar y alzar precios a su amaño, llegando incluso a calendarizar las alzas de acuerdo con la estacionalidad de las enfermedades, alzas que en algunos casos alcanzan un 3.000% (no, no sobró un cero) al considerar su precio de costo o los valores de salida (genéricos).

En 2009, a horas que el Fiscal Nacional Económico se viera envuelto en una breve polémica en que algún segundo habría entregado información clave a la campaña de Eduardo Frei, se presenta un requerimiento por colusión contra Salcobrand, Cruz Verde, y Farmacias Ahumada, ello no obstante existían declaraciones ante la comisión de Economía de la Cámara de Diputados relativas a eventuales “acuerdos” de precios ya desde el año 1995.

Ante el escenario de aquel requerimiento FASA es el único miembro del oligopolio que reconoció haberse concertado con sus competidores para subir coordinadamente los precios de más de 220 medicamentos, acordando con la fiscalía el pago de una irrisoria multa un millón de dólares. En esos momentos ninguna de las otras dos cadenas aceptó lo declarado por FASA.

Ahora bien, como el tiempo ya nos ha hecho desconfiados, le dimos una vueltita a la tuerca; quien presenta una primera denuncia a la F.N.E., el día 05 de Marzo de 2009, por el alza de precios de un anticonceptivo es la joven Melissa Hohmann, hija de Claudio Hohmann (ex ministro de Frei), gerente de asuntos corporativos de D & S (cuyo 73% es propiedad de Wall-Mart). Melissa también trabaja en el estudio jurídico de Eduardo Barros, abogado de Nicolás Ibáñez.

Mera casualidad… Conocido es el hecho de que hace un tiempo los controladores supermercadistas han iniciado una política de expansión comprando supermercados locales en ciudades de mediana importancia o bien instalándose en ellas. En dicha política juega un rol importante la ampliación de productos a la venta, tales como los medicamentos sin receta, claro (la venta de genéricos representa un 20% de los ingresos totales de Wall-Mart/ hoy Supermercados Lider y Ekono/ y que en México, por ejemplo, se denominan MediMart ), señalándose que en EE.UU. “se venden con una rebaja de un 20%”.

En toda esta madeja, los ciudadanos son nuevamente la mortadela del sandwich de los grandes grupos, grupos que hoy controlan sin amortiguadores las sanitarias, el negocio eléctrico, la salud, la previsión, entre otros, sin dar cuenta de la principal colusión que operó en Chile; la colusión entre la clase política civil (de izquierdas y derechas), la clase política militar y los grandes conglomerados económicos enriquecidos con las privatizaciones pinochetistas bajo el nombre de “transición a la democracia”.

Por nuestra parte, hoy nos acordamos del Sr. Martínez y su farmacia, de mi Tío Fidel, sus campeonatos de ajedrez y la granadina que me regalaba, de mi padre (quien a pesar de morir hace 7 años aún sigue pagando el tratamiento de su larga enfermedad) y nos acordamos de lo que decía mi abuelita; “enfermo que come no muere” y le hacemos a las yerbas medicinales, antes que alguien termine de patentarlas y tengamos que pagar alguna mensualidad.

———–

Foto: Ceac.cl

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El Congreso del Futuro una oportunidad de promoción. El actual Congreso como las grandes ferias internacionales es una excelente oportunidad para que los concurrentes de diferentes industrias:
+VER MÁS
#Chile 2030

Mirada estratégica al 7° Congreso del Futuro

La estrategia del Banco Mundial siempre ha sido usar datos, estadísticas y rankings para respaldar sus propias ideas y visiones ideológicas: la libertad, pero solo la libertad para hacer negocios. Desde ...
+VER MÁS
#Educación

Más chispeza política: el Banco Mundial, ranking, datos e indicadores

Deberíamos hacernos cargo urgentemente de este problema puesto que la inmigración a nuestro país continúa creciendo, lo más óptimo sería bien ampliar la cantidad de Becas Juan Goméz Millas para extr ...
+VER MÁS
#Educación

Precarias becas e Inmigración

Es posible que alguien que no tenga un conocimiento adecuado de la PSU realice rankings de las escuelas basados en sus puntajes y realice inferencias respecto de su calidad
+VER MÁS
#Educación

La responsabilidad de #DataChile

Popular

el actuar de forma ética está desafiando al ethos autoritario y petulante del Chile tradicional, dominado sin contrapeso por las elites o de quienes pretenden ser elite
+VER MÁS
#Política

La ´compra altruista` y la máquina autopoiética del capitalismo.

Aceptamos nuestras culpas, pedimos perdón y lamentamos el daño que hemos producido a muchos seres humanos inocentes. Sepa usted, Santo Padre, que son muchos los que dentro de las cárceles buscan el cami ...
+VER MÁS
#Justicia

Somos locos y peligrosos, carta de un encarcelado al Papa Francisco

Los establecimientos educativos existen para entregar herramientas que le permitan a los estudiantes poder desarrollarse en el mundo que les tocó vivir para poder mejorar sus oportunidades de tener la mejo ...
+VER MÁS
#Educación

Celulares en colegios y el sillón de Don Otto

Cuando escuchas o vez los noticiarios, o cuando pretendes dimensionar lo que pasa luego de la lectura noticiosa de un diario, las imágenes que dibujas en tu cabeza no hacen justicia con la real dimensión ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chaitén, botas húmedas