#Economía

Por qué las Tecnologías Disruptivas mejoran los sueldos y la equidad

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El capitalismo ha sido el sistema económico más exitoso hasta ahora en la historia de la humanidad, creando riqueza como nunca antes se había creado, gracias a la generación de incentivos para la innovación y el emprendimiento. Donde sin embargo no ha funcionado es en la distribución de la riqueza generada.


… las economías que sigan basándose en las industrias tradicionales, intensivas en trabajo y/o capital financiero, tendrán menor valor de mercado y pagarán menores remuneraciones que las relacionadas con tecnologías disruptivas.

La razón de fondo es que la productividad se genera en la actualidad desde el capital invertido en recursos naturales, en capital industrial y en tecnología. La productividad sin embargo tiene su origen en el capital intelectual. Es lo que hace posible la creación de valor, fruto de la combinación de inteligencia, recursos naturales y recursos de capital previamente existentes. Es la fuente real de innovación y emprendimiento.

Tradicionalmente en el sistema económico capitalista se remunera bien al capital financiero, al capital industrial y a un grupo reducido de personas que aportan capacidad de gestión a las organizaciones que generan valor. Últimamente han surgido, sin embargo, empresas donde el aporte a la creación de valor es fundamentalmente originado por el capital intelectual, mientras que el capital industrial es un commodity y el capital financiero es el resultado (y no el origen) del capital intelectual interactuando con el capital industrial. Empresas como Apple o Google son las mejores exponentes de este nuevo paradigma.

Ambas empresas tienen en común una altísima valoración del talento, que no está concentrado en un grupo reducido de personas, sino que es condición para todos los puestos de trabajo de la organización, independiente del nivel jerárquico que tengan. El paradigma es que todos los equipos de trabajo deben ser “Equipo A”, es decir, lo mejor en talento.

La novedad de este enfoque frente al tradicional es que la productividad que de verdad crea valor es la productividad intelectual generadas por los trabajadores, y que por lo tanto son mejor remunerados. Como resultado, se crean productos y servicios de muy alto valor agregado a precios mucho más bajos que los productos que se reemplaza, generando mayores excedentes del consumidor, junto con utilidades y valoraciones históricas en Bolsa. Es lo que ha sucedido con Apple. El iPhone reemplazó en un solo dispositivo a un celular, más un “personal stereo”, más una cámara de fotos, más un GPS, más un computador, etc. La parte industrial del iPhone – su fabricación – se “comoditizó”. La producción de personal stereos, GPS, cámara de fotos, etc. se “digitizó”, es decir, más que ser lo mismo en formato digital, se transforman en algo distinto en formato digital, que resuelve mejor las necesidades del mercado.

El factor “trabajo” – que se usa fundamentalmente para operar el factor capital, que es el más importante en la actual sociedad capitalista – es reemplazado por el factor “talento” que reemplaza al factor capital como el más importante de la sociedad. Por ello a esta nueva realidad se le denomina “Sociedad del Conocimiento”

Todas las tecnologías disruptivas son intensas en el factor “talento”, como contraposición a los sectores tradicionales de la economía que son intensas en el factor “trabajo”. Cuando el factor importante es “trabajo”, da igual el sujeto desde donde se genera el factor. La remuneración por lo tanto es más baja por dos razones: hay mayor oferta de trabajo, y el valor aportado al producto final es menos relevante. Lo que está demostrando la evidencia empírica es que cuando el factor “trabajo” se reemplaza con el factor “talento”, el valor de lo producido genera un excedente para el consumidor mucho más alto, los productos se valoran mucho más, y las remuneraciones son mayores.

El corolario de esto es obvio: las economías que sigan basándose en las industrias tradicionales, intensivas en trabajo y/o capital financiero, tendrán menor valor de mercado y pagarán menores remuneraciones que las relacionadas con tecnologías disruptivas. Un segundo corolario: las economías que no desarrollen los talentos mediante una educación personalizada y de calidad no podrán aprovechar los beneficios de economías basadas en tecnologías disruptivas. Sus habitantes están condenados a tener peores remuneraciones, y sus sistemas educacionales a ser tercermundistas.

La revolución digital no es un slogan de una campaña publicitaria. Tampoco es algo que solo afectará un sector minoritario de la sociedad. Afectará a toda la infraestructura productiva de las economías, dejando en el sub desarrollo a todas quienes no la tomen en serio. Las economías de América Latina están especialmente vulnerables ante los efectos de la revolución digital. Si no cambian antes de diez o quince años su matriz productiva y su sistema educacional, vienen años muy difíciles.

TAGS: Futuro Internet Tecnologías de la información

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

16 de diciembre

Me voy a dar licencia para discrepar señor Barriga. No creo que esto establezca valores distintos a los factores productivos. LO que ocurre es que todavía vivimos algo del crecimiento explosivo de la industria, solo eso. Cuando la industria automotriz tuvo crecimiento explosivo, que debe haber sido entre los 30 y los 70 mas o menos, también se valoraba mas el talento porque todos los días se encontraba algo nuevo, al que se le ocurrió incorporar los faroles dentro de la carrocería en los 30 hasta el de los asientos reclinables (por decir algo) en los 60, pero prácticamente la única diferencia que tiene un auto de modelo del 1995 al 2015 es que tiene los focos mas “achinados”, ¿es tan talentoso eso?. Que tanta diferencia hay entre el “wasap” y el Hotmail de hace 10 años? ¿Que corre en celulares? ¡¡Pero si todo los que era PC corre en celulares!!. ¿Qué tan revolucionario entonces es el whatsap? Solo el viejo martketing lo hizo, nada mas y con eso volvemos a valorar mas el viejo marketing que la innovación tecnológica misma. Esta revolución digital no cambiará los patrones tradicionales, lo siento señor.

Saludos

16 de diciembre

Fe de errata de mi comantario anterior: quise decir que solo el viejo márketing hizo que le whatsap sea innovación, no el talento del que creó el watsap.

megatroncho

16 de diciembre

Estimado :

buena la columna , me gustó , la encontré real (soy Ing TI) y eso pasa en los trabajos , innovar , ideas rupturistas , rompamos con el paradigma , etc etc etc.

Desafortunadamente faltan varias cosas .

1.-Voluntad política para realmente innovar y “romperla” , por ej . sufragio (presidencial , municipal, parlamentaria) , es decir , q realices el sufragio en tu casa , sin necesidad de hacer filar larguisimas y todo lo q implica (gasto estatal en MM US).
2.- Una cámara cuidadana (parlamento), donde la ciudadania participe y tenga real injerencia en las decisiones de nuestros honorables (de honorables nada).

Estoy de acuerdo con que el que no se encuentre en el mundo Ti , está en desventaja laboral.

Tambien es cierto que las nuevas genraciones son nativos digitales….esa brecha digital en algun momento se reducirá. Ej , niños de 3 a 4 años manejando tablets sin decirles nada— la manejan a la perfección.

Saludos

16 de diciembre

Eso si puede ser, pero lo que usted dice no es lo mismo que dice el artículo. Puse un comentario con mi correo registrado mucho antes que el suyo pero el mio no lo publicaron, en el fundamenté porque yo no veo que se cambien los cimientos de factores productivos por la innovación tecnológica como dice el articulo. Pero sí habrá un cambio cultural importante por las nuevas formas de interacción que permiten estas tecnologías, tal como usted lo dice.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional