Entrada en Economía
3
Difunde: Whatsapp

¿Podrá Hollande dar un giro al declive económico europeo?

A-Tale-of-two-continents
La importancia del programa político de François Hollande, es que pone énfasis justamente en aquello que no tiene el de Angela Merkel: el crecimiento y el empleo. Hollande ha declarado que rechazará la imposición de los planes de austeridad y que velará por el crecimiento y la generación de empleo. Es el liderazgo que Europa necesita para no continuar la caída en el abismo dado que sin crecimiento y sin empleo ninguna economía se reactiva.

El triunfo de François Hollande en las elecciones francesas puede marcar un claro quiebre en las decisiones de política que ha tomado la Unión Europea para enfrentar la crisis. Hasta el momento, la UE no se puede apuntar ningún éxito y todos los indicadores dan cuenta del profundo retroceso que ha vivido la UE en todas sus economías, de los cuales España es sin duda el mejor ejemplo: un desempleo que se acerca al 25% y una recesión lacerante que esta significando un largo estancamiento.

A nivel europeo, las cifras son lapidarias y esta gráfica de The New York Times muestra la clara divergencia que han vivido las economías de Europa y Estados Unidos en los últimos 12 meses.

Mientras en Europa el desempleo se ha elevado, en Estados Unidos ha descendido y no porque exista una contundente recuperación, sino simplemente porque no se han aplicado los planes de austeridad que a nivel europeo han sido la receta obligatoria impuesta por Angela Merkel. Bajo el liderazgo de la canciller alemana, las economías europeas se han derrumbado, faltando solo la caída de Alemania para el cuadro. Y para esto no falta mucho tiempo, dada la continua caída en los índices de producción manufacturera que afectan las exportaciones germanas.

Los planes de austeridad siempre han sido una receta para el fracaso y esto está quedando demostrado con las caídas que hoy viven España, Grecia, Italia, Irlanda y Portugal, países que están de vuelta en la recesión pese a que sus gobiernos dijeron tener siempre la crisis bajo control. Los planes de austeridad aplicados sin misericordia solo han potenciado el derrumbe, arrastrando a estos países a una depresión en toda la regla.

España es el país que ha pasado a encabezar el descarrilamiento económico europeo con la mayor tasa de desempleo en 18 años, un creciente aumento en la morosidad financiera, una prima de riesgo que se eleva a las zonas de peligro y un sistema bancario en quiebra que amenaza con hundir al país con sus necesidades de capital. La austeridad que se aplica en España no ha sido mas que la aplicación de la mejor muestra de crueldad económica, porque lo que con una mano  se recorta en salud y educación sale por la otra a dar liquidez a la banca.

Los planes de austeridad, aplicados a rajatabla en momentos de crisis y caos económico, nunca han ido de la mano del crecimiento y la generación de empleo, sino al revés: han generado más desempleo y mas contracción económica empujando al abismo de la depresión económica. La austeridad económica no fue la receta que funcionó en los años 30 tras la Gran Depresión, y tampoco ha sido la receta que ha funcionado ahora por la contundencia de la recesión que viven diez países. Pensar que los recortes en salud, educación y en empleo pueden generar crecimiento y estabilidad es ingenuo e ilusorio. Es lo contrario a la realidad económica que puso fin a la Gran Depresión de los años 30. Tener a media Europa de regreso en la recesión es la prueba más irrefutable de que la austeridad ha sido una decisión cruel e impuesta en forma deliberada con el afán de provocar sufrimiento y dolor.

Estos planes de austeridad recuerdan fielmente las políticas de shock que sufrió Chile en los años 80. Muchos confunden planes de austeridad con los programas de reingeniería financiera o reingeniería de procesos, que implican toda una reevaluación de costos y procesos para mejorar la rentabilidad de las operaciones. Y esto no se aplica con una simple tijera sino que es producto de un largo estudio que busca incrementar la productividad cuidando el crecimiento y el empleo. En ninguna parte del programa de la señora Merkel han figurado las palabras crecimiento y empleo.

De ahí la importancia del programa político de François Hollande, que pone énfasis justamente en aquello que no tiene el de Angela Merkel: el crecimiento y el empleo. Hollande ha declarado que rechazará la imposición de los planes de austeridad y que velará por el crecimiento y la generación de empleo. Es el liderazgo que Europa necesita para  no continuar la caída en el abismo dado que sin crecimiento y sin empleo ninguna economía se reactiva. La ausencia de crecimiento y empleo lleva a tomar el derrotero de la depresión como tristemente lo demostró América Latina en los años 80, recordada hoy como la década perdida.

Pero el programa de Hollande va más allá y también busca subir los impuestos a los millonarios y aumentar el salario mínimo, cosa que muchos gobiernos suelen ver con malos ojos. También apuesta a la creación de una tasa para las transacciones financieras (la conocida y despreciada tasa Tobin) y poner en marcha los eurobonos. Todas estas medidas siempre han contado con la rotunda negativa de Angela Merkel.

Con las medidas que Hollande propone sin duda que podrá levantar a la economía francesa que hoy vive un serio declive y un profundo desempleo. Pero tendrá que pararse toda la UE en contra de los planes de austeridad y a favor de los planes de crecimiento y empleo para dar un auténtico giro a sus economías. El daño que se ha hecho es demasiado profundo y el nivel de estancamiento es severo. Por eso que la tarea de  reconstrucción puede tardar varios años. Pero tener el objetivo de crecimiento y empleo en el horizonte, ayudará a paliar el enorme dolor que vive Europa. De ahí la iportancia crucial que puede tener el liderazgo de François Hollande, un hombre que ha hecho un largo camino para llegar al Elíseo.

Comentarios

Ordenar comentarios por:
¿Podrá Hollande dar un giro al declive económico europeo? | Desgobierno de Chile

09 de mayo

[…] Fuente: […]

09 de mayo

Holland no puede hacer nada.

Europa necesita con urgencia mercados para sus productos. Tiene demasiados productos, pero ya no tiene compradores. Si se revisa los indices de venta de celulares Nokia se ve que llevan mas de 3 años cuasi congelados, porque el mercado europeo (el principal para Nokia) esta sobresaturado. Y mientras la demanda de productos europeos este congelada o a la baja, lo que pueda o pretenda hacer Holland sera insuficiente. Si nadie compra ¿como se moveran las industrias? Y si las industrias no se mueven ¿como habra empleo? Y sin empleo, no habra gente que compre.

Pero si Europa no se hubiera dedicado a despreciar al mundo, cobrando precios excesivos por sus productos, no estaria ahora en este predicamento. ¿Que necesita Francia? Que aumente la venta de vehiculos, ya que es una de sus mas grandes industrias ¿Quienes compran autos franceses? Solo los franceses, los rusos y algun dictador africano (no es broma, el rey de Swazilandia es fundamental para Roll Royce) ¿Que autos compran los mexicanos, los chilenos, los brasileños? Asiaticos, mas baratos, con repuestos mas baratos, mas kilometros por litro… Si Francia no hubiera dedicado su esfuerzo a ser potencia militar y no estuviera pisoteando a paises como Angola, Côte d’Ivoire y otros, y hubiera visto que el resto del mundo son clientes, imprescindibles clientes, no estaria en la situacion que esta. Francia y Europa se han cerrado los mercados, y ya no tiene vuelta.

Europa no tiene mercados, no tiene recursos naturales, su poblacion es muy vieja (no adulto mayor, sino vieja de mente, con un enfoque del mundo y de la vida muy añejo, rancio, estilo Titanic), y ademas van por el mundo de arrogantes. La verdad, si no fuera porque mucha gente lo esta pasando y lo va a pasar muy mal, lo que pasa en Francia y en Europa seria simplemente lo que se tienen merecido.

11 de mayo

No se trata de “mercados”, sino de “poder de demanda”, que son cosas muy diferentes porque el “mercado” que usted señala se refiere a la teoría de la oferta propugnada por Milton Friedman en los años 70 y a las cuales Chile abrazó en dictadura y luego confirmó en democracia.
Usted está en lo cierto cuando dice que Europa no tiene compradores y eso es porque se privilegió la oferta en una mala interpretación de la Ley de Say, economista del siglo 18 que aseveró que “la oferta crea su demanda”, cosa que era perfectamente cierta cuando el agricultor o ganadero llegaba con su manada de cabras o su carga de lechugas al mercado y con el producto de esa venta podía adquirir tela, trigo o bebida. Aunque a nivel micro puede pensarse que esto sigue igual porque usted con su oferta de trabajo paga las cuentas, va al supermercado y a la feria, paga colegios y universidad, destina una parte de su ingreso a la especulación aunque sea por la via involuntaria de las AFP (el mayor fraude del siglo).
El análisis de Jean Baptiste Say es muy anterior al de Marx y su idea de la plusvalía, en la cual ya no existe el simple productor sino el empresario capitalista que no producirá solo para intercambiar sino también para especular. Este es un punto central de la economía que en la modernidad actual no interesa a nadie. Pero si se trata de comprender a fondo el problema a fondo que existe con la demanda, hay que partir de la base.

Respecto a Nokia, hay que decir que hace años quedó atrasada por no seguir las mismas reglas de Apple. Pero Apple ya está quedando rezagada porque Samsung se ha adelantado y con causas más nobles que la empresa de Steve Jobs. No le doy mucho tiempo a Apple y sé lo que dirán todos en chile, donde se tragan los cuentos de las trasnacionales y por eso que firman un TLC tras otro, aunque el país se hunda por el quiebre de empresas. Apple ha explotado a niños y a gente indefensa y se celebra su triunfo. No le doy una década más a Apple y muchos dirán que fue “por la partida de Steve Jobs”

Respecto al envejecimiento de la población le cuento que Japón tiene la población más vieja del mundo -escribí de esto en europa- y está mucho mejor que los países europeos. En Europa aún no se entiende que -al margen de la crisis- su caída en el crecimiento es también producto de una población que disminuye.

De ahí mi apuesta a que Hollande siente nuevos principios y genere un liderazgo amparado en opciones más realistas. Conozco bien la trayectoria de Hollande y creo que sabrá aprovechar está coyuntura que sufre Europa tras su experiencia de varias décadas en la escena política (recuerde que fue el apadrinado de Miterrand). Y el caos que hoy vive Europa tras el pésimo liderazgo de Angela Merkjel es total. Europa va en caída libre potenciado por las decisiones que tal vez sabe de energía nuclear,. pero que no tiene idea de lo que necesita una sociedad para mantener su equilibrio.