#Economía

La Polar: Escupiendo a la Foquita

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

En el vértigo de hechos ocurridos en la semana que pasó, el martes 13 de junio la ministra Evelyn Matthei alertó sobre la situación que estaban soportando los trabajadores de la multitienda La Polar. Según denunció la titular del Trabajo, la cara visible de la alicaída empresa de la foquita estaba siendo sujeto de insultos, mofas y hasta escupitajos por parte del amable público, por lo que Matthei hizo un sentido llamado al país: “los trabajadores no son culpables, son víctimas”, sentenció.

Terminando la semana, La Polar dio a conocer la madre del cordero: 418.826 fueron las personas sometidas a repactaciones unilaterales por parte de la empresa, con deudas que totalizan 474.822 millones de pesos o poco más de 1.000 millones de dólares. Al menos eso informaron los medios, que poco o nada dijeron del total de clientes de La Polar en mora: 782.983 personas, en una cartera conformada por 1.206.411 inocentes. Es decir, el 64,9% está atrasado en más de treinta días o, por deducción, cayó a Dicom.

La guinda desde el lado financiero la puso la clasificadora de riesgo Fitch Ratings, que bajó el “índice de peligrosidad” de La Polar de BB a C, avizorando en el escenario una posible caída a D, en caso de un “potencial incumplimiento”.

Entonces, ante estos hechos y datos surgen las preguntas. Si los vendedores de La Polar no tienen la responsabilidad –claramente no-, ¿quién sí la tiene? Si las instituciones funcionan en este país, ¿es posible encontrar a quien hizo vista gorda ante los antecedentes? Si la prensa “económica” alabó la gestión de La Polar por tantos años y no detectó esto, ¿dónde y cuándo se gestaron realmente los hechos que llevaron a este fraude? Y finalmente, si alguien aquí perdió, si alguien está siendo escupido o si alguien va a perder a futuro, ¿quién está a punto de ganar en este río revuelto?

Vayamos a guglear. El año 2007, la misma clasificadora de riesgo Fitch Ratings elaboró un informe de riesgo sobre una operación que involucraba al banco BCI, a través de BCI Securitizadora, y a Inmobiliaria S.C.G. S.A. Esta última empresa –La Polar-, aparecía como originador o vendedor de un paquete de deuda y BCI era el banco pagador o comprador.

De acuerdo a ese documento, la venta se basaba “en créditos originados por compras de clientes con la tarjeta de crédito privada (retail) ‘La Polar’”, por la cual se establecían para la operación tasas de interés de entre 2 y 6,5%, con vencimientos entre el 1 de junio de 2012 y el 1 de septiembre de 2015.

¿Recuerda el concepto de “activos contaminados” de las crisis subprime?

Sigamos. Fitch Ratings afianzó la operación aseverando que “no existe ningún efecto sobre la clasificación de riesgo vigente de las respectivas series, de llevarse a cabo la operación anteriormente descrita, estando en cumplimiento adicionalmente con los requisitos que norman la factibilidad de dicha operación”. Es decir, todo bien y procedan con la operación; Fitch Ratings “pone la firma”.

El mismo informe señala que a marzo de 2007, la cartera tenía un saldo insoluto de $58.191.000.000, con 158.123 clientes con deuda. Fitch Ratings también señaló que la posibilidad de default bruto anual era de un 40%. ¡Uf! ¿El cuarenta por ciento de la deuda nunca iba a ser pagada? ¿Se acuerda cuando Argentina entró en default? El escándalo fue mundial, ¿no?

¿Qué pasa cuando usted pide un crédito a la banca y tiene un predictor de riesgo cercano al 40%?: No, no, no, señor, usted es muy riesgoso.

Ahora, no olvide que a partir del viernes pasado –cuatro años de gestión después- son 1.206.411 los deudores de La Polar, quienes deben $736.948.000.000. Todas estas cifras se han multiplicado casi por diez respecto de 2007. Pero, ¿cuál es el riesgo de default ahora? ¿¡Quién tiene intención de pagarle a La Polar ante el escenario actual!?

Sigamos. El monto transado por todas las series de esta cartera de deudores de La Polar, en 2007, fue de $85.740 millones de pesos, por los cuales se realizaría un prepago acelerado de las series de mayor interés si, entre otros motivos, “se produce la quiebra o insolvencia de Inversiones SCG S.A. o de alguna de las empresas pertenecientes al grupo La Polar, o de sus continuadores o sucesores legales”, o si los activos “se viesen afectados física, jurídica o tributariamente, o por decisiones de la autoridad, (…) y que no se pueda proceder al pago del próximo vencimiento de interés o capital”.

¿Es ese el escenario actual? ¡Ups! ‘Toma chocolate; paga lo que debes’, debería estar cantando la securitizadora, pero, tal como un cesante cualquiera en Chile, La Polar está en tal situación que podría responder: ¿y cómo quiere que le pague? ¿imprimo billetes?

Luego, en junio de 2009, otra vez aparece en escena Fitch Ratings, esta vez sacralizando el Vigésimo Segundo Patrimonio Separado (La Polar) de BCI Securitizadora, una operación con un monto total de $65.000.000.000, para bonos serie A y C. Estamos en el mismo año en que el entonces gerente general y posterior presidente del directorio, Pablo Alcalde, era galardonado por La Tercera como el ejecutivo de la década.

En ese informe de mediados de 2009, la clasificadora de riesgo hace un análisis de La Polar, señalando en un tímido párrafo que “se ha observado un aumento en sus niveles de morosidad (de los clientes, por supuesto) producto de la coyuntura económica. Por ello, la entidad (La Polar) ha tomado medidas restrictivas en el otorgamiento (de créditos o aumento de cupos), junto con intensificar su proceso de cobranza (…)”. ¿Eso es lo que conocimos en un reportaje de La Tercera, este domingo, y que se llamaba “normalizar”?

Mmmmm… dos meses más tarde, en agosto, BCI Securitizadora informaba que el paquete de clientes transados era de 301.549 personas, cuya pulcra responsabilidad comercial garantizaba los 65 mil millones de pesos en bonos, a una tasa mensual de cumplimiento del 12%.

Pero no se preocupe, cómpreme el paquetito, que aquí le tengo una nueva ‘negocia’:en caso de quiebra o insolvencia de Inversiones S.C.G. S.A., BCI Securitizadora S.A. cobrará directamente los créditos a los clientes cuyos flujos de pago constituyen el patrimonio separado. Asimismo, dado que todos los mandatos para llenar pagarés han sido cedidos a la securitizadora, esta puede proceder al cobro ejecutivo de los mismos en caso de incumplimiento por parte de los clientes”.

El negocio de los bonos de deuda era fantástico, pos ñato, sobre todo cuando en el informe de 2009 BCI Securitizadora señaló, además, que La Polar tenía 2.7 millones de tarjetas emitidas, de las cuales, “1,8 millones se encuentran activas, es decir, tienen saldo vigente”. ¡Pero qué lucrativo negocio, José Patricio! ¡Tanta gente a la cual cobrar seis veces el valor de un computador!

¿Pero de qué riesgo me habla? ¡No se preocupe! Esta vez, en 2009, junto a Fitch Ratings Chile también ‘le tenemos’ la rúbrica de la clasificadora de riesgo Feller-Rate. ¡Compre!; ¡cómpreme el paquetito! Cinco meses después, en enero de 2010, y siendo ya parte del directorio, Pablo Alcalde estaba vendiendo sus acciones de La Polar.

Pues bien. Si la información de la cartera entregada por los ejecutivos a los directores de La Polar hoy se dice que era falsa, ¿cuáles son los montos reales transados a junio de 2011 por parte de BCI Securitizadora? ¿Un millón de personas? ¿Qué se está transando hoy? ¿Cuáles son los valores actualizados de los paquetes de deuda que se han mencionado aquí?

Así las cosas, si usted era de los que pensaba hasta ahora en esos “pobres clientes y accionistas de La Polar, que pagan el pato por estos empresarios inescrupulosos”, esteeee…

BCI Securitizadora tomó esas deudas de la tienda de la foquita y colocó –sólo incluyo hasta 2009- bonos por $25.000.000.000, $16.500.000.000. $50.000.000.000 y $35.000.000.000. ¡Un pequeño accidente donde una institución privada crea 126 mil 500 millones de pesos, a partir de las deudas de La Polar!

Es decir, por arte de magia esta institución transformó deudas de refrigeradores, “la pilcha” o “el tele”, en ni más ni menos que 270 millones de dólares transables, deudas que fueron colocadas en alguna parte, con cierto interés, y donde lo más probable es que esté involucrado su dinero de la AFP o del fondo mutuo recomendado por su ejecutivo. ¡Con las fantásticas recomendaciones de las clasificadoras quién no va a comprar!

¿Se acordó ya del término “activos contaminados” de la crisis subprime? ¿Qué tendrá que decir el Banco Central de este manejo del dinero?

Le dejo un par de preguntas más. ¿Le gusta el riesgo? ¿Está en el fondo A o B de las AFP’s? Esos son fondos de riesgo mayor, tanto como el riesgo que representaba La Polar. Pregúntele a su asesor financiero dónde están invertidas sus lucas. Según el último informe de Fitch Ratings, del 26 de mayo de este año, -un día después que el directorio decidió contar públicamente este chiste-, el representante de los tenedores de estos bonos es el Banco de Chile.

Así como se viene la cosa a partir de esta semana, yo que usted –en vez de escupir a los trabajadores de La Polar-, compraría oro.

¡Madre de Dios!; ¡Pobre gente de La Polar!

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

22 de junio

El problema es la falta de democracia…

Si tuviéramos democracia y una CÁMARA CIUDADANA DIGITAL donde ejercerla, se podría proponer que los trabajadores de Chile pudieran tener AFP propia y banco de dinero propio, e incluso una TARJETA DE CRÉDITO PROPIA con la que prestar dinero en efectivo a las personas que requieren comprar productos tales como los que vende La Polar para que los comprasen al contado, percibiendo el HOLDING DE EMPRESAS DE LOS TRABAJADORES pequeños intereses por esas compras y no la tiendas de retail cuantiosos intereses por las mismas ventas, con la consideración de que si venden directamente las tiendas de retail utilizando usura, son éstas las que se enriquecen, a la par de que el pueblo se empobrece, y si lo hiciera el holding de empresas de los trabajadores, a través de su simple y económica tarjeta de crédito, los capitales de las tiendas de retail tendrían utilidades moderadas, lo mismo que el holding de los trabajadores, a su vez que el dinero de la gente rendiría para más cosas y se empobrecerían menos, al mismo tiempo que no enriquecerían a los típicos buitres del retail, o de la banca tradicional en algunos casos…

A pesar de todo y de que la llave principal para hacer de Chile un país más justo para su gente está en manos de los dirigentes de los trabajadores y de incluso en no tantos de ellos, sino que en las manos de unos pocos que quizá lean comentarios como este, a pesar de ello, quienes los leen, son tan pajarones que aún no se dan cuenta de lo que digo y cuando me leen sacan la calculadora chica y comienzan a calcular cálculos ininteligibles a la comprensión humana… Qué cómo te llamas, que a quién representas, que cuáles son tus intereses y yo sólo me río del diminuto alcance de sus pobres visiones…

La usura del retail y la banca podrían tener sus días contados si los dirigentes de los trabajadores y los mismos trabajadores que se enteran de lo que digo, pudieran tomar acción basándose en mis pobres palabras…

Qué entretenido es bloggear, porque con apenas unas pocas palabritas sembradas en la tierra adecuada, se podrían generar cambios inmensos…

gkldjgdfjgkldjkl

22 de junio

Administradora general de fondos de Banchile presenta querella criminal contra La Polar

miércoles, 22 de junio de 2011
Economía y Negocios Online

La entidad interpuso la acción ante el Segundo Juzgado de Garantía de Santiago, por el delito de estafa, tras conocer los antecedentes del caso. SANTIAGO.- Banchile Administradora General de Fondos presentó este miércoles una querella criminal por estafa contra quienes resulten responsables como autores, encubridores o cómplices de las irregularidades ocurridas en la multitienda La Polar.

La acción fue interpuesta ante el Segundo Juzgado de Garantía de Santiago, según informó la entidad.

Banchile explicó que la presentación de la querella criminal obedece a los antecedentes que se han hecho públicos, considerando que habría indicios constitutivos del delito de estafa, los que deben ser investigados y perseguidos, en el compromiso de salvaguardar el interés de sus clientes.

La Administradora General de Fondos señaló que fundamenta sus decisiones de inversión en información pública y oficial que las empresas emisoras de valores entregan a los organismos regulatorios y al mercado.

Por lo tanto, agregó que se debe revisar y sancionar a los responsables de esta situación, de manera de fortalecer las medidas que eviten que hechos como éste vuelvan a ocurrir.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional