#Economía

La culpa es del modelo: apuntes para clarificar un lugar común

7 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Se ha convertido en un lugar común, desde hace un tiempo ya, responsabilizar al “modelo” de los grandes males de la sociedad y de la chilena, particularmente.


Si cambiamos el modelo económico sin mutar un ápice el que nos guía en nuestra relación entre seres humanos y con la naturaleza, seguiremos avanzando por la peligrosa senda que hoy transitamos como humanidad.

Si la elite empresarial actúa solo en función del lucro, es culpa del modelo. Si las personas actúan esencialmente pensando en su beneficio individual, es el modelo el responsable. Si la despreocupación por la política cunde y el hacer colectivo no es tema, en el modelo se deben buscar las respuestas.

Lo cierto es que es necesario precisar de qué hablamos cuando apuntamos al modelo. Particularmente en nuestro país, donde se cruzan dos sistemas que, en su combinación, han generado los niveles de inequidad y degradación ambiental que nos tienen campeando, entre los países de la OECD, altos índices de desigualdad.

Durante gran parte del siglo pasado el mundo occidental se dividió ideológicamente en dos modelos políticos, sociales y económicos de divergente cuño.

El capitalista era liderado por Estados Unidos. En este la iniciativa individual era la base, estando los principales medios de producción y transacción en manos de privados. El interés público y colectivo se definía, de esta forma, esencialmente en función del mercado y la acción empresarial.

El otro, el socialista era impulsado desde la Unión Soviética. En este el Estado plenipotenciario decidía gran parte de la vida social y productiva de la población, mediante el control de los medios de producción. Aunque se restringía la iniciativa individual fuera de los marcos preestablecidos, se propendía que a través de la estructura institucional el bien colectivo, es decir, que el de cada uno de los ciudadanos estuviera cautelado.

Entremedio, estaban las social democracias europeas con una mixtura entre ambos, aunque más ladeadas para la óptica capitalista.

Es así como durante décadas se estuvo discutiendo sobre el modelo económico como el gran paradigma para ordenar la sociedad. En ese intertanto se profundizó un modelo que ya venía avanzando desde cientos de años, con la revolución industrial mediante, como un sistema mayor en nuestra acción como especie.

Ese es el modelo de desarrollo, es decir, la forma en que la sociedad se relaciona con la naturaleza en busca el bienestar de sus integrantes. 

En la generalidad (más allá de las acciones individuales, comunitarias o de ciertos movimientos específicos), Estados Unidos y la Unión Soviética compartían el mismo modelo de desarrollo tecno industrial. Impulsaron mega obras faraónicas, interviniendo el ecosistema y transformando el territorio a través de la artificialización de los espacios naturales. Todo esto sustentado en el paradigma del consumo energético a gran escala, lo que es, en la práctica, una carrera desbocada por gastarnos los ahorros de carbono que durante millones de años el planeta depositó en su interior (gas, petróleo, combustibles fósiles en general), situación agravada por el conocimiento actual sobre la catástrofe ambiental y social global que significa el cambio climático.

Si agregamos el sacrificio socioambiental de territorios y comunidades para el progreso definido por el mercado o el Estado –o en términos ecológicos, lo mismo da- el panorama no difiere mucho entre una y otra opción económica. El extractivismo como leit motiv, se realiza bajo la premisa “agotar, agotar, que el mundo se va a acabar”, con la circularidad (e insensatez) que la propia frase encierra.

Está claro que el modelo capitalista in extremis (neoliberal, en el caso chileno), como ocurre con cualquier estructura general, incide en la forma en que vemos la realidad. Una institucionalidad que fomenta el individualismo (en oposición al hacer colectivo y solidario), la mercantilización a todo evento (en contraste con bienes comunes y servicios sociales más allá de su posible monetarización) y la acumulación (que permiten medios de transacción como el dinero), no ayuda en nada a un sentido social y ambiental más responsable.

Sin embargo, para muchos, esa no es hoy por hoy la única opción movilizadora, es decir, la de cambiar el modelo económico. Es importante, por cierto, pero la del sistema de desarrollo es fundamental. Partiendo por definir qué entendemos por este, respetando las decisiones de las comunidades locales (democracia avanzada), buscando la armonía con la naturaleza pensando en las generaciones humanas de hoy y las que vendrán (sustentabilidad ambiental real) y avanzando hacia una ética para la vida (un egocentrismo orientador) de todos los seres y especies.

Porque si cambiamos el modelo económico sin mutar un ápice el que nos guía en nuestra relación entre seres humanos y con la naturaleza, seguiremos avanzando por la peligrosa senda que hoy transitamos como humanidad.

TAGS: #Desigualdad Capitalismo Medio ambiente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de febrero

Los seres humanos cometemos el habitual error de culpar a los modelos y/o instituciones de los males de la sociedad, como si estos se manejaran solos y los seres humanos fuéramos simples robots al servicio de los modelos e ideologías.

Pero no es así, las ideologías, la política, los empresarios, los modelos económicos, etc., son creaciones humanas y son producto de alguna necesidad, es decir, son simples herramientas que serán tan buenas o tan malas según como las usemos. Por ejemplo; un martillo me puede servir para construir una casa, pero también para romperme un dedo, pero ¿es culpa del martillo?.

Desde que inventamos las ciudades y con ellas las clases sociales, los abusos y la esclavitud nos han acompañado siempre, solo cambian las formas, hoy algo más sutiles y este modelo económico no escapa a este uso, que podría ser otro, si las clases dirigentes y élite empresarial tuviera ética y moral y el objetivo de beneficiar a la sociedad en su conjunto.

Saludos

02 de febrero

Exactamente como se comenta: se cree que, si se cambia el “modelo”, la felicidad llegará ipso-facto. Con eso se vende el cambio. La realidad es que los que quieren cambiar el modelo es porque piensan que ganarán algo con ello…o sea, es un neoliberalismo apuntalado por un estatismo temporal; después, a esos mismos, cuando venga el Estado a sacarles una tajada, o a ponerles un impuesto, chillarán y se quejarán que porque el Estado se mete en sus cosas; para que decir si el Estado además entra en la vida privada reglamentando todo, desde el comportamiento, la forma de pensar, etc.
El liberalismo lo que hizo fue reconocer que el ser humano actúa buscando eminentemente su beneficio personal, lo que no ha podido ser desmentido por nadie; solo en base a constructos temporales, se ha buscado mostrar que hay un fondo comunitario en las personas; Pero la realidad es que la gente se agrupa cuando tiene necesidad, y se independiza cuando logra rascarse sola. Esa es la trampa de los socialismos y comunismos: si la gente aumenta su poder, tienden a dejar de ser comunistas.
Pero, respecto al tema central, de como cualquier modelo actúa con su entorno, cabe destacar que lo que no ha habido es una muestra de como un país puede ser igualitario con el mundo: ningún país pone impuestos a sus ciudadanos para igualarse a otros países , y no venden sus recursos naturales al costo, excepto para comprar lealtades políticas.
Quizas volver a la autarquía alimenticia podría bajar el consumo…

02 de febrero

¿Hay conceptos mezclados?

Modelo,
Modelo Económico
Modelo de Desarrollo

En primer lugar yo creo que el modelo es una mezcla de procedimientos o metodologías de orden políticas y económicas.

Los asuntos de moralidad de cómo la gente procede, con bien o mal, consciencia o sin ella, no son parte del modelo. Pueden ser un motor que incline decisiones del modelo, pero, no son el modelo en sí.

Esto, en el fondo, separa las cosas en dos. Lo que es el procedimiento técnico y lo que es el proceder humano. Por favor, se ruega mezclarlos con cautela para no enredar las cosas.

En cuanto al modelo de comportamiento humano que influye en el modelo, se sugieren políticas de desarrollo de buena conducta, humanidad o espiritualidad, pensando en el bien común. Educación del bien colectivo, en resumen.

En cuanto al modelo, mejorarlo es algo que se hace describiendo procedimientos. Primero los actuales y luego los propuestos, evaluando si son mejores o no.

Es decir, es un asunto netamente técnico de manejo de información. Esto quiere decir que usted puede elucubrar mucha teoría sobre el modelo y los modelos, dando su opinión en torno a lo que se relaciona a ellos,

sin embargo,

usted mejorará el modelo cada vez que mejore una parte componente de él, llamada procedimiento o subsistema.

Osea, es a saltitos. Es decir, no podemos llenarnos la boca con “mejoremos el sistema”, sin describir qué parte de él queremos mejorar

02 de febrero

Lo que usted necesita es presentarle EL KIT DE REPARACIÓN DEL MODELO a la Comisión de Reparación del Modelo de la Honorable Cámara de Diputados.

Para ello, la Comisión Ciudadana de Análisis del Modelo, de la Cámara Ciudadana Digital, debe pronunciarse como le sea pertinente.

Para lo mismo, usted debe introducir unas pocas modificaciones a la Constitución, de forma que se democratice el debate y nuestra gobernabilidad actúe bajo principios propios de una democracia, amparando la Cámara Ciudadana y sus debates en la Ley Fundamental.

El por qué de ello es que la Honorable Cámara de Diputados procesa proyectos de Ley y no tiene tiempo para desarrollar la investigación necesaria en otros temas que conllevan asuntos de Ley.

Un ejemplo de ello es el no tratamiento de la legislación que se necesita para mejorar el modelo.

Nada más piense usted en sus aristas, en donde se busque mejorar partes del modelo que conlleven el uso de aguas, las formas de usufructo del cobre y todo lo que su imaginación pueda concebir.

Nota: Si alguna de las entidades, informes o procedimientos que mencioné no existen, procure que si existan para que tenga una metodología (disculpe lo burdo del diseño) para mejorar el sistema, o el modelo, o lo que colectivamente comprendamos que necesita ser mejorado, desde cada idea social o productiva, desde amparar a la viuda o al huérfano, hasta los métodos de explotación y comercialización de cuchuflíes, si ud. quiere…

03 de febrero

La economía es una ciencia inexacta para enfrentar el problema económico: “siempre pocos recursos para la cantidad de necesidades…. “. Uno puede perderse con todas las definiciones con el concepto “Modelo Económico” pero es una representación simplificada para identificar y entender el comportamiento de variables asociadas al tema económico y anticipar el comportamiento de estas variables. Al anticipar el comportamiento de las variables se va haciendo en definitiva una propuesta productiva y por ende social: Ejemplo: si habilitamos a que las personas puedan comprar mas cosas que las que se producen lo único que lograremos es que esas cosas suban de precio permanentemente. Esto es porque así se comportan las personas, el modelo sólo lo advierte, no tiene la culpa.

En cierta forma culpar el modelo es como culpar de la tormenta al modelo meteorológico que la anuncia. No se trata de apegarse al modelo como religión, solo se trata de conocer las consecuencias de no aplicarlo y así tener mas criterio al tomar decisiones.

Saludos

03 de febrero

Una de las mejores lecciones de economía la tuvimos con un gobierno socialista de hace algunas décadas: No logró aprobación del parlamento para financiar sus grandes reformas sociales y aprovechó que tenía autoridad para imprimir papel moneda lo que generó una inflación descontrolada (por eso ahora sólo el banco central tiene autoridad para imprimir billetes según ciertas normas). Para detener la inflación se fijaron los precios por ley, lo cual provocó que las cosas sólo encontraban el valor de mercado fuera de la ley, lo que llamamos “mercado negro” (por eso dejamos ahora que los precios sólo los manda el mercado). Creo que en esta etapa está ahora Venezuela, ahora a ellos les viene la próxima: Para detener el mercado negro el gobierno intentó controlar la distribución a través de tarjetas JAP (junta de abastecimiento y control de precios) para controlar el racionamiento, resultó un intento de algo como redbanc para miembros del partido comunista que provocó más anticuerpos que “comprensión ciudadana”, además se adulteraron millones, fué un desastre. A todo esto el promotor de las JAP era…. ¡¡ EL GENERAL BACHELET!!

En fin. El modelo es resultado de un aprendizaje y no de otras razones turbias que se le atribuyen, sólo es culpable que las cosas se hagan mejor.

Saludos

Servallas

11 de febrero

El problema de confundir utopias, idealizaciones, sentimientos,  con la realidad dura y concreta es lo mismo que hacer rogativas por un enfermo con bronconeumonía, o darle antibióticos.  El caso se da siempre en que la persona no entiende o no puede comprender que la realidad es muy compleja y no basta una disciplina para abarcarla, por ello, no puede ni siquiera entender que es un “modelo” visto desde otros enfoques, por lo tanto las generalizaciones están demás.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroeconómicas en azul, sino también y más que nada se mida en que la distribución del ingreso sea equitativa y alcance a todas/os."

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Una vez que la violencia ha comenzado no va a disminuir, sólo irá incremento, hasta que el miedo nos paralice y nos impida salir de la situación.
+VER MÁS
#Género

Violencia en pareja, que el amor no te mate

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?