#Economía

Comentarios al precio del petróleo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Sin lugar a dudas, uno compara la situación del 2014, y puede corroborar que el precio de la bencina ha disminuido considerablemente; se escuchan frases como “Guerra del petróleo” o “Sobre oferta del oro negro” entre otras premisas, pero antes de poder concluir algo significativo, es aconsejable analizar los precios de los últimos años.


Mi pronóstico, y sustentado en los datos mencionados, es que el precio del petróleo debería bajar, llegar a 42 dólares -por barril- el petróleo americano y 50 dólares el petróleo europeo.

Se puede determinar que el precio del petróleo BRENT -petróleo utilizado como referencia en las bolsas europeas- ha presentado un comportamiento en ocasiones constante, con poca diferencia de precios, y en ocasiones un comportamiento volátil -diferencia alcista o bajista significativa-. La primera diferencia presentada es en el año 1990, cuyo precio se duplicó; en este contexto el alza se debe a la guerra del Golfo y la invasión de Irak.

Por asuntos económicos, la oferta del petróleo se contrae (Irak es un país productor de petróleo). Ante un mantenimiento de la demanda, los precios se alzan; finalizada la guerra del golfo, el precio vuelve a la normalidad -lo que financieramente se cataloga como una “contracción” en el precio-. El precio del petróleo se mantuvo constante hasta una nueva contracción en el año 1999, cuando diversas economías se volvieron productoras y comercializadoras de petróleo, y el aumento de una nueva oferta condujo a una disminución del precio.

No obstante, desde el año 2000 se nota un alza en los precios. Esto se debe a varios elementos: el atentado a las Torres Gemelas y la invasión de Estados Unidos a Irak. Así, el 3 de julio de 2008, el precio alcanzó su valor máximo de US$145 dólares (producto de la crisis SUBPRIME). Luego, por asuntos de la estabilización económica, bajó considerablemente en el año 2009. En el último año, hemos presenciado que el precio ha vuelto a bajar y esto se debe a diversas variables.

Primero, el exceso de oferta por parte de la OPEP. Más del 40% de la producción del “oro negro” y más del 80% de las reservas, pertenecen a la OPEP (Organización de Países exportadores de petróleo). La OPEP es un ente que reúne a los países con mayor producción de petróleo, y por ende, sus decisiones influyen considerablemente en el establecimiento del precio de este commodity. Este ente posee una producción de 30,4 millones (según datos registrados hasta diciembre de 2014), cantidad que los países importadores de petróleo -entre estos, Chile- no demandan la oferta propuesta. Por conclusión, si existe mayor oferta que demanda, el precio de mercado debiese disminuir (y la OPEP no tiene intención de disminuir la cantidad a producir).

Luego, al aumento de producción nacional en Estados Unidos, en reemplazo de compras al extranjero. Estados Unidos posee yacimientos propios; al año 2006, su dependencia de petróleo extranjero era del 61% aproximado; y a la fecha su dependencia es menor al 30%, por lo cual los países exportadores venden menores cantidades que años anteriores.

También, el cambio a otros tipos de energías. Basta con visualizar el entorno contingente, y se puede apreciar nuevas energías (eólica o eléctrica, entre otras); nuevas materias primas (como litio o bario); para concluir que la disminución de la demanda se aprecia ante productos alternativos.

En conclusión, puedo comentar que en estos meses hemos visto alzas en el precio, pero estas no son nada más que pequeñas contracciones o fases de estabilizaciones de la economía. Mi pronóstico, y sustentado en los datos mencionados, es que el precio del petróleo debería bajar, llegar a 42 dólares -por barril- el petróleo americano y 50 dólares el petróleo europeo.

TAGS: Economía Petróleo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

"Lo que se espera en la propuesta política en estas presidenciales, es que tenga muy presente que la nobleza y dignidad de un país no se calcula sólo en el volumen de su PIB, ni en las cifras macroe ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos: ¿a dónde?

La primera vuelta de las elecciones presidenciales desmintieron rotundamente a las encuestas que con un claro sesgo ideológico y serios límites metodológicas instalaron, durante meses, la victoria ineluc ...
+VER MÁS
#Política

El progresismo es mayoría política y electoral

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Para nosotros los psicólogos, cuando la química (no racional) te impide dar tu 100% con un paciente estás obligado a derivarlo a otro, luego, si eres responsable, tienes que analizar porque no toleraste ...
+VER MÁS
#Política

Cero tolerancia al Rincón que mata en mala

Ahora bien, en estas elecciones no da lo mismo quien gobierne los próximos años, lo que está en juego es decidir el país que soñamos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Porque no da lo mismo quien gobierne

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?